La irrupción de Emmanuel Dennis

La irrupción de Emmanuel Dennis

Está claro que los miembros del staff técnico de la selección de fútbol de Nigeria tienen puesto un ojo cada fin de semana en la liga belga. En la última convocatoria estuvieron William Troost-Ekong (ex KAA Gent) o Wilfried Ndidi (ex Genk), así como Uche Agbo (Standard Liége) o Henry Onyekuru (Anderlecht), y en fechas internacionales anteriores estuvieron Kingsley Madu (Zulte Waregem) o Moses Simon (KAA Gent). Además, futbolistas como Samuel Kalu (KAA Gent) o Dennis (Club Brugge) están en la lista para futuros llamados. Precisamente, Emmanuel Bonaventure Dennis (15.11.1997) es el protagonista de este artículo.

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A la Premier League de Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país. ”Veloz y agresivo. Si me piden describirle en dos palabras utilizo esas dos. Su paso por Ucrania no ha sido del todo fácil. Al llegar, tuvo sus faltas disciplinarias, que le llevaron a entrenar y jugar más de dos meses con el segundo equipo del Zorya Lugansk. Ante la falta de jugadores de ataque, y de gol, volvió al primer equipo. En su vuelta tardo otros dos meses en afianzarse como jugador titular. Muy inquieto, su toma de decisiones fue más que discutible. Aspecto en el que aún debe mejorar mucho. Como finalizador tampoco destacó muchísimo en todo el tiempo que jugo en Ucrania. Marco goles, pero su hiperactividad le cuesta goles cuando encara la portería rival”, explica Abraham Campomar, periodista y analista para la televisión ucraniana, a Underground Football. ”En lo que demostró poder ser un jugador con enorme futuro, ha sido los desmarques y primeras presiones. Ahí sí que es un jugador muy destacable. La espalda de la defensa para el es un pastel en la puerta de un colegio. Pica siempre tirándose a la banda izquierda, para sacar el disparo con la derecha. Su movilidad en punta saca siempre a los centrales de posición. Físicamente es un toro, y cuesta chocar contra él. Le gustó y se gustó jugando con el equipo más estirado. En la asociación no es muy bueno, pero busca apoyos y los da”, añade.

Con su llegada, el Club Brugge esperaba fichar un proyecto de futuro pensando en volver a pelear por el título de liga aquella misma temporada, pero, sobre todo, asentando las bases para ganar de forma repetida en las próximas campañas. Sin embargo, desde el primer momento destacó. Así presentaba Sergiy Serebrennikov, ex futbolista del Club Brugge e internacional por Ucrania, al joven talento nigeriano en su presentación como nuevo fichaje del equipo flamenco: ”Dennis es un jugador con mucho potencial. Hizo un gran progreso en poco tiempo y semanalmente demostró ser uno de los mejores jugadores de la liga. Es un atacante muy rápido que puede romper con una acción individual y que es impredecible. Es ambicioso y ya demostró ser un ganador. Fue muy importante para su equipo en la lucha por un billete europeo. Muchos equipos estaban interesados ​​en él”.

Embed from Getty Images

Especialmente impactantes fueron sus primeros partidos con la camiseta del Club Brugge. Con apenas 19 años se presentaba como el futbolista más desequilibrante de un frente de ataque que ya empezaba a buscar el reemplazo de José Izquierdo. Y parecía haberlo encontrado, aunque en un perfil diferente, en la persona de Dennis.

Marcó un gol en el partido de ida de la previa de Champions League ante el Istanbul Medipol Basaksehir, con un gran disparo desde la frontal. Tres días después hizo doblete en la primera jornada de liga (0-4 vS Lokeren), con dos tantos donde demostró su capacidad para romper a las defensas aprovechando su velocidad y destrozando a los centrales con balones al espacio o a la espalda de los mismos. En la jornada tres marcaría y asistiría, en la jornada cuatro volvería a marcar. Únicamente una lesión, que lo tuvo ausente varias semanas de los terrenos de juego, pudo frenar su meteórico ascenso.

Asentado en el 1-3-4-1-2 de Ivan Leko, Dennis ha demostrado ser un delantero totalmente complementario a sus compañeros. Sobre todo a Wesley Moraes, su acompañante en el frente de ataque. Wesley es un delantero centro al uso, tradicional. Un portento físico que fija a los centrales y abre espacios a Dennis gracias a su lucha sin fin con los hombres que lo marcan. Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba.

Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba

A día de hoy (4.12.2017) las cifras de Dennis (once goles y dos asistencias en 20 partidos) son notables y han generado el interés de numerosos clubes europeos en su fichaje, además del pensamiento generalizado de, porqué no, participar en la próxima Copa del Mundo con Nigeria si mantiene el alto nivel en el equipo que más opciones tiene de levantar el título en la liga belga.

Fuente imagen principal: Belga Photo News.

El chico del kilómetro 130

El chico del kilómetro 130

Di Stéfano casi ficha por el Barça, Raúl empezó su andadura en el Atlético, Xavi e Iniesta no acababan de convencer en Barcelona al principio, Totti rechazó al Milan… La carrera de las grandes leyendas del fútbol, y de sus equipos, siempre tienen una anécdota especial. La carrera de la última leyenda del Dynamo Kiev también la tiene. Y quizás más de una.

Andriy Yarmolenko nació en San Petersburgo hace 28 años. Sus padres pasaron tres años en la ciudad rusa por trabajo. A la vuelta a Chernigov, Andriy ya tenía al balón como su mejor amigo. Sus primeros años comenzaron en el Yunist (Chernigov). Ahí Yarmolenko comenzó a destacar por su conducción del balón y técnica en el pase. Aunque físicamente siempre le costaba contra niños de su edad. Tras destacar en los primeros campeonatos ucranianos en categoría sub-13, el Dynamo Kiev llamó a su puerta. Así comienza una primera etapa en el club de la capital, que casi acaba con su carrera deportiva. Tras un año lleno de obstáculos por sus pobres condiciones físicas en aquella edad, el Dynamo Kiev se desprende de Andriy, comentando que no tiene futuro en el futbol. A la vuelta a casa vivió sus peores días. Por primera vez Andriy se sintió herido e impotente. Ahí, como con cada chico de esas edades, sus padres fueron los que calmaron el estado del chico. Ahí fue cuando Andriy dio su primer paso para convertirse en lo que hoy es, un profesional de cabo a rabo.

Yarmolenko fichó por el Dynamo Kiev para la categoría sub-13, pero tras un año lleno de obstáculos por sus pobres condiciones físicas en aquella edad, el Dynamo Kiev se desprende de Andriy, comentando que no tiene futuro en el futbol

A los 16 años Yarmolenko ya había debutado en el futbol profesional, en las divisiones inferiores del fútbol Ucraniano. Más concretamente en el Desna Chernigov de su ciudad natal. Participó en nueve partidos con su equipo, en los que marcó cuatros goles jugando como delantero centro. Y ahí el Dynamo Kiev volvió a llamar a su puerta. Al empezar un entrenamiento más, el entrenador del Desna convoco a Andriy aparte, para hacerle saber del interés y oferta del Dynamo. La respuesta no podía ser otra. Tenía que volver. Debía demostrar que el chico al que despacharon hace tres años podría convertirse no solo en futbolista profesional, sino también en titular del equipo número uno de Ucrania.

En su primera temporada con contrato profesional en Kiev jugo en el Dynamo-2, el tercer equipo del club capitalino. Dirigido por Yuriy Kalitvintsev desde el banquillo, en la segunda mitad de la temporada consiguió hacerse un hueco en el 11 titular y marcar cuatro goles en 15 partidos. En esa temporada el primer equipo estaba comandado por Anatoliy Demyanenko, el que llegó a comentar: “Me acaban de decir que a 130 km de Kiev nuestros ojeadores han encontrado a un chico, al que ya empiezan a llamar como el futuro Shevchenko”. Desde ese día Yarmolenko paso a ser “el chico del KM 130”, y el futuro descendiente de Shevchenko. En tres años Andriy ya había cumplido su “venganza”. De ser marginado, a ser el futuro del club.

Embed from Getty Images

Pero una promesa debe crecer y realizarse. Y en ese camino Andriy no siempre tuvo las de ganar. Tras jugar su segunda temporada en el Dynamo-2 (22 partidos, cinco goles) y el filial del Dynamo (13 partidos, ocho goles), en la última jornada de Liga 2007-2008, a los 18 años, llegó su debut con el primer equipo. Debut contra el Vorskla Poltava. Disputo ocho minutos y consiguió marcar el gol decisivo en el partido.

La siguiente temporada seguía jugando con el equipo reserva y participando en algunos partidos del primer equipo. Aunque la mejor noticia para Andriy fueron sus tres goles en Copa, disputando cinco partidos. En estos primeros años el juego de Yarmolenko era de ruptura constante. Buscaba siempre las espaldas de los defensas para explotar su potencia. Yuriy Semin daba minutos a la joven promesa y los aficionados ya le esperaban en cada partido. Pero tras la marcha de Semin, llego otro entrenador ruso: Valeriy Gazzaev. El mítico mister que consiguió la Copa de la UEFA 2004 con el CSKA ha sido una de los entrenadores más emblemáticos en la carrera de Andriy Yarmolenko. No solo se hizo con la titularidad, sino también cambió por primera vez su posición. Del centro a la banda. Y ahí, desde la banda izquierda jugando a pie natural comenzó su siguiente Via Cruzis. Al jugar en banda, las rupturas ya no le pertenecían en el equipo, y su aún falta de confianza en su físico no le permitían ir con seguridad contra los rivales. Empezó a fallar goles desde un metro, y sus centros muy pocas veces encontraban rematador. Su confianza, y la de los seguidores empezó a tambalearse. Y su nuevo apodo llego a boca de todos: Roble (en Ucrania se apoda así a los jugadores torpes). Andriy volvía a sentirse herido. Pero esta vez no impotente. Las viejas heridas volvían a florecer, pero el chico ya no tenía trece años. Y sobre todo, tenía a su primer “padre” futbolístico. Gazzaev nunca dudo de la calidad del extremo, y a pesar de todas las dudas y críticas el joven ucraniano siguió siendo titular y participo en 37 partidos marcando siete goles.

Gazzaev nunca dudo de la calidad del extremo, y a pesar de todas las dudas y críticas el joven ucraniano siguió siendo titular y participo en 37 partidos marcando siete goles

En esa temporada, Andriy venció a todos sus miedos. Acabó la temporada driblando y superando rivales en velocidad. Asistiendo y marcando. Y jugando los últimos partidos en banda derecha, donde haría carrera y se convertiría en el jugador emblema del club. Luzhniy, Semin (otra vez), Blokhin, Rebrov, Kalitvintsev… Nadie de ellos volvió a dudar del diez. Capitán, líder y jugador franquicia. Consiguió Ligas, Copas, trofeos al MVP de la UPL, y llevó al club a octavos de Champions. Todo eso jugando acostado a la banda derecha, desde donde partía para realizar un fuera-dentro mortal. Potencia y precisión son las palabras que mejor describen a un crack en lo técnico, pero sobre todo en lo táctico para sus entrenadores.

Embed from Getty Images

Andriy Yarmolenko siempre fue importante en todas las fases del juego del Dynamo Kiev. En salida, en ataque posicional y en transición ofensiva. Hasta la defensa posicional dependía del posicionamiento de Andriy. Es un jugador que ha demostrado saber organizar el juego como pocos, participando desde el costado derecho en el Dynamo de Rebrov bajaba hacia mitad de campo para combinar con Rybalka o Sydorchuk. Y esa faceta es la que más puede abrir en su nueva etapa en Europa: la pausa y la organización.

Yarmolenko ha demostrado ser un jugador más creativo de lo esperado. De tal modo que en los últimos partidos de Rebrov, el diez jugó prácticamente de interior derecho, con mucha responsabilidad en medio campo. El mayor ejemplo, el partido de la jornada 23 de la temporada pasada contra el Oleksandriya. En el 1-4 Andriy fue el juego en sí, y muchos lo vemos como su siguiente paso.

Yarmolenko ha demostrado ser un jugador más creativo de lo esperado. En los últimos partidos de Rebrov, el diez jugó prácticamente de interior derecho, con mucha responsabilidad en medio campo

Hoy en día, en el Borussia Dortmund, sus movimientos diagonales cubriendo las arrancadas de Aubameyang ya dan resultado y goles. Bosz sabe que tiene un diamante en su mano. Un diamante diferente al resto, ya que su edad supera los 27, pero sus ganas de crecer y seguir demostrando a todos que puede ser aún mejor siguen intactas.

Yarmolenko ha llegado a uno de sus grandes retos. Y seguro que sabe cómo superarlo. La técnica, la pausa y el desborde siempre le acompañarán.

Fuente imagen principal: JANEK SKARZYNSKI (AFP/Getty Images)

El Lobo

El Lobo

Aunque para los más jóvenes puede resultar un desconocido, este genio de la estrategia es uno de los más ilustres y reconocidos personajes en la historia del fútbol del Este. Unas líneas dedicadas a un pionero, a alguien que revolucionó el fútbol soviético. No con sus goles, ni sus centros, aunque podría haberse dado el caso, sino desde fuera del rectángulo de juego. No puede ser otro que el gran Valeri Lobanovsky. Pero como toda historia es mejor empezarla por el principio. Pocos meses antes de estallar la Segunda Guerra Mundial en la Unión Soviética, más concretamente en Kiev, nacía quién a la postre resultaría decisivo para el devenir del fútbol en aquella zona de Europa. Un niño de nombre Valeri que desde pronto descubrió que su vida estaba en torno a un balón.

Aquel chico creció, y desde el extremo izquierdo llegó a debutar con el club de su ciudad, el Dinamo de Kiev, donde pasaría seis temporadas consiguiendo una Liga y una Copa soviética. También pasó por el otro equipo referencia en Ucrania, el Shakhtar Donetsk. Aunque puso fin a su carrera como futbolista con tan solo 29 años de edad, nos dejó unos números bastante sorprendentes, llegando a anotar 78 goles y siendo internacional por la URSS en dos ocasiones.

Valeri Lobanovsky llegó a debutar con el Dinamo de Kiev y cosechó una Liga y una Copa soviética

Como todo fuera de serie, fue capaz de eclipsar sus propias gestas, aquellas de jugador que como entrenador pronto quedaron olvidadas. Al poco de finalizar su carrera en los terrenos de juego le llegó la oportunidad de dirigir al Dnipro, donde permaneció cuatro años hasta dar el salto al club con el que todos le recordamos, el de sus amores. Los de Kiev volvían a llamar a la puerta del Lobo para que les hiciese campeones tras tres temporadas de sequía. Pues bien, al primer año doblete, Liga y Copa soviéticas en la temporada de 1974. No contento con este hito, la temporada siguiente fue a la conquista europea, se alzó con la Recopa de Europa, convirtiéndose en el primer equipo soviético que se hacía con un título en el Viejo Continente. Título que refrendó con la Supercopa de Europa. Pero si todo esto supiese a poco, en 1986 repitió consecución de trofeo con una nueva Recopa.

Sus éxitos no se quedan solo en logros a nivel doméstico y europeo, Lobanovsky dirigió al combinado soviético en varias etapas, logrando la medalla de bronce en la olimpiada del 76 o cayendo en Octavos en el Mundial de México. Aunque, sin duda, el mayor triunfo se logró en la Eurocopa del 88, en Alemania Federal con en un ambiente hostil durante todo el campeonato, los de Lobanovsky se hicieron con un puesto en la final de Munich, pero no pudieron con Rijkaard, Gullit, Van Basten, Koeman… los de Rinus Michels se imponían por 0-2 y el trofeo volaba con los tulipanes.

Embed from Getty Images

Tras probar suerte con selecciones de menor repercusión futbolística como Emiratos Árabes y Kuwait, volvía al club de su vida. El Dinamo le esperaba con los brazos abiertos y Lobanovsky recompensaría sumando al palmarés de Kiev cinco títulos de Liga ucraniana consecutivos, así como tres Copas también de manera continuada. Era la época de una estrella emergente, Andriy Shevchenko, el brazo ejecutor del Lobo sobre el terreno de juego y quienes juntos a punto estuvieron de llevar a su plantel a la final de la Liga de Campeones en 1999. El Bayern se cruzó en el camino de los de Kiev privándolos de escribir en mayúsculas una historia que probablemente lo merecía.

El Dinamo de Kiev de Lobanovsky y Shevchenko se quedó a un paso de la final de Liga de Campeones de 1999

La última etapa de Valeri en los banquillos fue como seleccionador nacional de su país, aunque fue cesado del cargo al caer en la repesca que daba acceso al Mundial de Corea frente a Alemania. Mundial que no llegó a ver, ya que la muerte le alcanzó apenas un mes antes de la cita asiática tras un delicado estado de salud. Al poco de morir, como suele pasar, llegaron los reconocimientos. Se le nombró ‘héroe de Ucrania’, la mayor condecoración que puede recibir un ciudadano individual de manos del gobierno nacional. Por si fuera poco, hoy el terreno de juego del Dinamo de Kiev es el Estadio Lobanovsky Dynamo. Pero Shevchenko supo cómo hacerle ganar el título que se dejó en el tintero, y es que la Champions de 2003 conquistada en Milan voló hacía Ucrania brindando a su persona la soñada Copa de Europa al monumento dedicado a la memoria de ‘su padre futbolístico’, lo mismo haría después con el Balón de Oro. El gran legado del Lobo, el fútbol del Este debe dar gracias. Valeri Lobanovsky.

Fuente imagen principal: Gary M Prior (Allsport)

Guía Champions League 2017/18

Guía Champions League 2017/18

Guía Underground Football de la Champions League 2017/18 from Irati Prat del Pozo on Vimeo.

La Guía de la Champions League 2017/18 de Underground Football es un concienzudo trabajo llevado a cabo por el equipo de la página web durante tres meses. En total, la guía contiene 168 páginas que rebosan puro fútbol… Con artículo de opinión, previas, jugadores a seguir, análisis de los grupos y, por supuesto, análisis exhaustivo de los 32 equipos participantes.

Para llevar a cabo este proyecto hemos contado con la inestimable ayuda de una serie de amigos del mundo del periodismo y expertos en fútbol internacional. Este es el equipo que ha participado en la elaboración de la Guía de la Champions League 2017/18.

DIRECCIÓN, EDICIÓN Y DISEÑO

  • Dirección y edición: Irati Prat I @IratiPrat
  • Portada principal y portada de cada grupo: Christian Díez I @christiandiez

ARTÍCULOS

  • Real Madrid: Manu Mañero I @m_manero
  • Wenger: Jorge Ulloa I @redjor
  • 10 futbolistas a seguir en la Champions League 2017/18: Miguel Sanz I @MiguelSanz_
  • Análisis de grupos: Juanvi Safont I Geoftbol

INFORMES

  • Benfica: Juanvi Safont I Geoftbol
  • Manchester United: Miguel Quintana I @migquintana
  • Basilea: Fernando Campelo I @niibets
  • CSKA de Moscú: Iván López I @Ivan8Lopez
  • Bayern Múnich: Bruno Alemany I @brunoalemany
  • PSG: José Antonio Rosa I @JoseAntonioRosa
  • Anderlecht: Irati Prat I @IratiPrat
  • Celtic: Fernando Alcalá I @FAlcalaZamora
  • Chelsea: Abel Rojas I @abelrojast
  • Atlético de Madrid: Alejandro Arroyo I @arroyer
  • AS Roma: Adrián Blanco I @AdrianBlanco_
  • Qarabag: Rubén Sellés I @ruben_selles
  • Juventus: Mónica Fernández I @Pinturicchia13
  • Barcelona: Albert Morén I @eumd
  • Olympiacos: Manuel Troncoso I @FutbolDelEgeo
  • Sporting CP: Guillermo González I @guillegc___
  • Spartak de Moscú: Nahuel Miranda I @nmdear
  • Sevilla: Carlos Pérez I @CarlosPerezED
  • Liverpool: Carlos Rojas I @RojasRuin
  • Maribor: Guillermo Valverde I @willy_sagnol
  • Shakhtar Donetsk: Abraham Campomar I @Brahm777
  • Manchester City: Fernando Evangelio I @ferevangelio
  • Napoli: Nacho Pérez I @NachoPerh
  • Feyenoord: Iván Cordovilla I @cordovillaivan
  • AS Monaco: Tomàs Martínez I @TomasMartinez23
  • Porto: Miguel L Pereira I @Miguel_LPereira
  • Besiktas: Xabi Esnaola I @xabiesnaola
  • RB Leipzig: Shark Gutiérrez I @SharkGutierrez
  • Real Madrid: Alberto Egea I @esttoper
  • Borussia Dortmund: Jaume Naveira I @JaumeNaveira
  • Tottenham Hotspur: Paco López I @pacolopez2992
  • APOEL: Emilio Lorenzo I @Scout5Continen

Hemos tenido el placer de contar con periodistas de renombre, analistas especializados en las ligas de cada equipo en cuestión, ojeadores e incluso con Rubén Sellés, miembro del staff técnico del Qarabag.

Pero… ¿Qué contendrá la Guía de la Champions League 2017/18? ¿Cómo serán los informes?

Cada análisis constará de un texto principal donde se tratará el contexto, historia, expectativas… Del equipo en cuestión. Además, incorporamos infografías con datos sobre el equipo en competiciones europeas: Máximo goleador, palmarés, últimas temporadas… Además, analizaremos al jugador clave y su influencia en el juego; al entrenador y presentaremos el once ideal del equipo en Champions League. Por último, colocamos la plantilla inscrita por el club en fase de grupos con una breve descripción de cada jugador.

Tendremos hasta un especial Europa League. Será un dossier de seis páginas con nuestras ‘apuestas’ y los jugadores a seguir para la 2017/18 en dicha competición.

¿CÓMO COMPRAR LA GUÍA?

Únicamente hay que acceder a la tienda y añadir al carrito la Guía de la Champions League 2017/18, el único producto que hay disponible.

CLICK AQUÍ PARA ACCEDER A LA TIENDA DE UNDERGROUND FOOTBALL

COMPRAR LA GUÍA DESDE FUERA DE ESPAÑA 

Estamos experimentando un problema con las IP de fuera de España. Para comprarla si resides fuera de España, mándanos un correo a info@undergroundfootball.com indicándonoslo.

MÉTODOS DE PAGO

El pago (2 euros) se podrá efectuar por PayPal o transferencia bancaria. Desde Underground Football recomendamos PayPal porque nos llega la confirmación al instante y, de ese modo, la adquisición de la Guía será prácticamente inmediata también. En el caso de la transferencia bancaria la confirmación desde el banco nos llega en 24h o 48h a no ser que la entidad sea la misma que la de nuestra cuenta: Bankia.

Si queréis agilizar el pago al hacerlo por transferencia bancaria, podéis mandarnos una copia del comprobante de pago a info@undergroundfootball.com.

¿CÓMO LA RECIBIRÉ?

Al instante de recibir la confirmación de pago, el equipo de Underground Football se pondrá en contacto con el comprador para el envío de la guía en formato PDF. Le llegará a su correo por lo que rogamos se llene correctamente el formulario con datos que se pide a la hora de realizar la compra.

Sin embargo, el horario de compra y envío es limitado por incompatibilidad del equipo de Underground Football. 

  • El lunes 11 de septiembre y el martes 12 de septiembre se entregará de 10:00 a 00:00 hora peninsular.
  • A partir del 13 de septiembre, se entregará en vuestro correo entre las 10:00 y las 20:00, hora peninsular.

*Fe de erratas: Rogamos que los lectores que encuentren alguna errata nos la hagan llegar a info@undergroundfootball.com. Será corregida y se le enviará al correo electrónico una nuevo PDF con la Guía de la Champions League 2017/18 corregida.

Darío Drudi: “Soy un privilegiado por haber trabajado con Marcelino”

Darío Drudi: “Soy un privilegiado por haber trabajado con Marcelino”

Todos los entrenadores suelen hablar en plural cuando se refieren a su trabajo al frente de un equipo. Tratan de ésta manera de reconocer el trabajo de todo un grupo de personas que le ayudan en la sombra, analizando rivales, preparando entrenamientos, en definitiva formando parte del staff técnico que requiere un equipo de alto nivel. El Villarreal no es una excepción y gran parte del mérito de la excelente trayectoria del Submarino Amarillo se debe a Darío Drudi, uno de los ayudantes más próximos a Marcelino.

El técnico argentino formaba parte del núcleo de confianza de Marcelino dentro del departamento de análisis de rivales y conoce de primera mano el funcionamiento de un club élite. Darío ha emprendido éste verano una nueva aventura, nada menos que en Ucrania, para hacerse cargo de la Academia del Zirka de Kirovogrado y del equipo sub 21. Una experiencia que lejos de asustarle le motiva y le ilusiona.

Muy amablemente atendió la llamado de Underground Football y pudimos charlar con un apasionado del fútbol que nos contó sus duros inicios, su pasado en el Villarreal y de su presente y futuro en Ucrania. Toda una delicia nuestra conversación con él.

¿Cómo y porque llega Darío Drudi desde Argentina a Gandía a los 15 años?

Después del “Corralito” en Argentina, la situación en el país era insostenible. Mis padres creyeron que si no salíamos de Argentina, ni mi hermana ni yo tendríamos posibilidades de desarrollarnos ni personal ni profesionalmente en un futuro. Me lo propusieron y no lo dudé ni un segundo. Primero viajó mi padre y cuando pudo ahorrar un dinero para que viajáramos nosotros, 6 meses después que él, en septiembre de 2002 llegamos a Gandía. Fue una situación muy difícil, pero te sirve para recordar siempre de dónde vienes.

”Siempre tuve claro que para llegar a la élite sin haber sido futbolista tenía que “destacar” en muchas otras cosas. Empecé a disfrutar del camino porque desde el momento en el que tomé la decisión supe que llegaría a conseguir cosas que en ese momento parecían imposibles”, explica Darío

Compaginas durante unos años entrenar al benjamín y jugar con el juvenil, pero a los 20 años decides dedicarte en exclusiva al mundo de los banquillos. ¿Es totalmente vocacional?

100%. Yo quería ser jugador, de hecho lo intenté hasta en Italia donde estuve casi 2 años. Empecé a tener problemas de isquios y de cadera, no era capaz de jugar con regularidad y no era feliz. Lo único que me llenaba era entrenar a niños, ver como progresaban día a día ellos y yo. A los 20 años llegué a un punto en el que decidí dejar de jugar y dedicarme a ser entrenador. La única opción que tenía era trabajar de algo alternativo por las mañanas para ganar dinero y pagarme los cursos de entrenador mientras que por las tardes entrenaba a mi equipo y echaba una mano al resto de equipos de la cantera. Quería (y lo sigo haciendo) aprender de todo, de todos y a todas horas. Empezó como un hobbie y se fue convirtiendo en adictivo. Siempre tuve claro que para llegar a la élite sin haber sido futbolista tenía que “destacar” en muchas otras cosas. Empecé a disfrutar del camino porque desde el momento en el que tomé la decisión supe que llegaría a conseguir cosas que en ese momento parecían imposibles.

Tres años después ganas la Liga con el Infantil A del Ciudad de Gandía siendo el equipo menos goleado y te llama el Villarreal para hacerte incorporarte al Villarreal  C. ¿Te esperabas algo así?

Sabía que tendría la posibilidad de fichar en el Villarreal si hacía un buen año con el Ciudad. Lo que no me esperaba era con 24 años estar trabajando en un Club TOP, en el segundo filial y al lado de Julio Velázquez, Luis Arnau, Pere Marti.

Tú has vivido desde dentro la cantera del Villarreal, dirigiendo a varios equipos de las categorías inferiores. ¿Cómo describirías el trabajo que está haciendo el Club?

La “Marca Villarreal” es el resultado del trabajo duro, con coherencia, sentido común y ambición. Es un club modelo. Tu sabes quién manda, quien se responsabiliza de cada parcela, cómo funcionan las cosas dentro y sobretodo es una familia, ahí da igual quien es del primer equipo o del benjamín. A nivel deportivo fue un ejemplo claro de como “volver a empezar” sabiendo que era lo que no funcionaba tras el año del descenso a Segunda. Se mantuvo la apuesta por la cantera y, después de diciembre, reforzaron el primer equipo para lograr el objetivo de volver a Primera y dieron con la tecla. La base está dirigida por gente de primer nivel, Directores, entrenadores, psicólogos, educadores, todos suman, todos se ayudan, todos aportan.El Villarreal es un lugar en el que se premia el aprendizaje constante y el trabajo por el bien común.

En esas categorías has trabajado a los órdenes de Lluís Planagumà y Julio Velázquez ¿Qué destacarías de cada uno? ¿Cómo han influido en tu aprendizaje?

Lluís me enseñó el camino de cómo hacerte entrenador habiendo empezado desde abajo, trabajando con niños pequeños e ir creciendo a la par. Me aconsejó, me ayudó y fue parte muy importante en mi aprendizaje. Julio fue la primera persona que me enseñó lo que era el fútbol de élite y la profesión de entrenador, una persona dedicada en cuerpo y alma a su trabajo, capaz de almacenar, procesar y ejecutar información a un nivel superlativo, además de conocer el juego al detalle y de estar siempre actualizado en todas las competencias que requiere esta profesión. Además, él apostó por mí con 25 años y sin experiencia en la élite como responsable del análisis de rivales del primer equipo. Julio es un espejo en el que mirarme, marcó mi carrera y le estaré eternamente agradecido.

”Julio Velázquez fue la primera persona que me enseñó lo que era el fútbol de élite y la profesión de entrenador, una persona dedicada en cuerpo y alma a su trabajo”.

Fue precisamente Julio Velázquez el que te subió con él al primer equipo, pero la cosa no funcionó y Julio no pudo terminar la temporada. ¿Es quizá tu peor experiencia hasta la fecha?

En su momento fue un mal trago muy grande, me costó mucho asimilarlo. No fue la peor porque siempre hay aprendizaje en este tipo de situaciones. Con el paso del tiempo vas entendiendo que esto funciona así, que los ciclos en el futbol en su mayoría son cortos, que hay que buscar el lado bueno, corregir lo que se hace mal y mejorar a diario lo que se hace bien. Hoy el Villarreal es un club de primer nivel y Julio es un entrenador asentado en primera división. Si bien por distintos caminos, todas las partes han salido beneficiadas.

Sin embargo llega Marcelino y el equipo asciende. Los últimos años has trabajado a las órdenes del técnico asturiano, siendo el responsable del departamento de análisis táctico del Primer Equipo. ¿Cuáles eras tus funciones?

Las mismas que tenía con Julio pero desde la perspectiva de Marcelino. Él trajo 3 vías claras a las cuales nos tuvimos que adaptar: La manera de jugar, la manera de entrenar y la manera de analizar. Junto a Rubén Uría e Isma Fernández nos formaron al resto de componentes del cuerpo técnico. Recuerdo el proceso de asimilar todos los conceptos como uno de los retos más difíciles de mi carrera. Había que detectar hasta el más mínimo detalle de los comportamientos tácticos del rival. Habían jugadas que, a priori, no pasaba nada y Marce veía 7 cosas. Fue duro pero me hizo crecer a pasos agigantados.

Háblanos de Marcelino, uno de los técnicos de moda.

Yo creo que Marce no es una moda, es un entrenador asentado, con trayectoria, con logros, con método, y le queda mucha cuerda para seguir dejando huella en los clubes. Marce exige a todos, va al detalle, tiene 10 oídos, 20 ojos y mucho olfato. Te obliga a estar atento, activo, a no relajarte, te hace superar el límite de tus posibilidades y predica con el ejemplo. Futbolísticamente tiene una idea clara, un sello y una manera propia de hacérselo llegar al jugador. Sus equipos pueden jugar peor o mejor, pero cuando ves al Villarreal sabes lo que vas a ver, la propuesta, la intención. Soy un privilegiado por haber trabajado con él.

Has vivido el éxito de la temporada amarilla desde dentro, aunque quedó la espinita del partido de Anfield. ¿Qué pasó? ¿Pudo la presión del estadio?

Depende desde el punto en el que lo mires. Futbolísticamente nos superaron, se metieron en la eliminatoria en 6 minutos y nosotros no fuimos capaces de dar continuidad a todo lo sabíamos que había que hacer para ganar el partido. Tuvimos opciones hasta la expulsión de Víctor Ruiz pero a partir de ese momento supimos que sería inviable. Anfield ayudó y mucho, no sé hasta qué punto puede influenciar  el ambiente, pero lo que vi ese día es inexplicable, cada disputa ganada, cada córner, cada falta se celebraba como un gol. Jugar la final era un sueño para todos nosotros, pero como ya te dije antes, tenemos que sacar conclusiones, corregir errores, cada uno por si nos toca, en el club en el que estemos, vivir algo similar.

Y como es Darío Drudi como entrenador ¿Cuáles son tus pilares?

Soy el resultado de cómo me criaron de pequeño, de todos los valores que me inculcaron mis padres, de todas las dificultades que pasamos y de todas las experiencias que vivimos. No hay muchas diferencias entre el “yo” persona y el “yo” entrenador. Entiendo el fútbol como la vida misma, vivo a mil revoluciones por segundo porque no se cuánto va a durar ni mi carrera ni mi vida. Tengo un “reto” continuo contra el tiempo que es la única cosa que no te da tregua, no te espera, el reloj siempre corre, por eso trato de aprovechar el momento, de disfrutar del camino, intentando aprender constantemente y dando el 200% en cada cosa que hago. No tengo ni capacidad ni talento para hacer muchas cosas, por eso decidí hace años obsesionarme con pocas cosas. Ser un entrenador de primer nivel y ser buena persona, tratar de ayudar, de dejar huella, de ser alguien con la quien valga la pena estar. A veces no lo consigo pero la intención y la obsesión por conseguirlo siempre está conmigo.

Y de repente, te llama el Zirka Kirovohrad para hacerte cargo del equipo sub-21 y ser el director de su cantera. ¿Cómo te llega el ofrecimiento?

Llega a través de una persona de mi entorno más cercano, por lo que la decisión final no fue casi ni meditada. Fue todo muy rápido, me presentaron el proyecto los 3 directivos más importantes del club y cuando me hablaban percibía que para ellos era algo más que importante. Me hicieron sentir que sería la persona que guiara este proceso e hicieron todo lo posible para que llegáramos a un acuerdo. En Villarreal entendía que ya había cumplido un ciclo de 5 años maravillosos y que era el momento de dar el paso para seguir creciendo.

”Si trabajo para ser el mejor del mundo no me puedo quedar detrás de un ordenador, tengo que salir al campo, convencer a un grupo de jugadores, ayudarlos a crecer, mejorar día a día”.

¿Conocías algo del Zirka? ¿Que te lleva a cambiar un club de élite como el Villarreal por otro recién ascendido a la Premier League de Ucrania?

No tenía referencias hasta que me llamaron y empecé a ver partidos del primer equipo. Motivos, muchos. El reto, vivir en otro país, otro idioma, otra cultura, otro fútbol, otra gente, es una fuente inagotable de aprendizaje. Por otro lado el tema deportivo, si trabajo para ser el mejor del mundo no me puedo quedar detrás de un ordenador, tengo que salir al campo, convencer a un grupo de jugadores, ayudarlos a crecer, mejorar día a día. Y por otro lado la Academia, trabajar con entrenadores que no tienen acceso a la formación como en España, que vienen de una escuela muy diferente a la nuestra y que llevan muchos años en una dinámica que hay que modificar y mejorar. Me pareció divertido, que será duro pero que la recompensa será grande. No tuve dudas.

¿Cuáles son los objetivos del club a medio/plazo?

El club tiene 2 objetivos claros. Asentar al primer equipo en la Premier y, en lo que me compete, formar jugadores para el primer equipo o bien para exportar al extranjero. El prototipo del jugador ucraniano es de un poderío físico importante, disciplinado dentro del campo y muy talentoso. Ahora habrá que aportarle mucho trabajo y regularidad.

¿Y los tuyos? ¿Esperas asentarte en Ucrania o es un paso previo a retos mayores?

El primero es superar con creces las expectativas de la gente que apostó por mí al traerme y hacer del Zirka un equipo respetado en Ucrania, el segundo es aprender, el tercero es mejorar como entrenador a pasos agigantados a diario, el cuarto, como siempre, es intentar ganarme la oportunidad de formar parte de proyectos cada vez más ambiciosos. Para esto, mucho mucho mucho trabajo, vivir a mil revoluciones y tener claro que el reloj no da tregua.

Ya estás instalado en  Kirovogrado, ¿qué destacarías de la ciudad?

Muy poco. Entramos al club junto con Javi Benavent (un preparador físico español de primer nivel que está conmigo en este reto) a las 8 de la mañana y estamos saliendo a las 10 y media de la noche. Desayunamos, comemos y cenamos en el restaurante del Club, solo vamos a casa a dormir, así que de la ciudad, poco.

¿Y del Club? ¿Que diferencias existen con respecto a España?

Las mayores diferencias son de mentalidad. No es cómodo que venga gente de fuera, te quiera cambiar hábitos y te haga trabajar a mil marchas más de las que estás acostumbrado. En un plazo corto de tiempo tenemos que llegar a puntos en común y empezar a darle regularidad y continuidad al proyecto. El hecho de haber apostado por nosotros te da indicios de la voluntad de querer cambiar y mejorar lo que hay, pero cuesta. Estamos en ello…

Y hablando de fútbol despedimos a Darío no sin antes desearle toda la suerte del mundo en su nuevo proyecto.

P.D: Esta entrevista no hubiera sido posible sin la colaboración de Adrián Godoy, amigo común y hacia él va todo mi agradecimiento y gratitud.

Fuente imagen principal: Villarreal FC.

Kovalenko ya está aquí

Kovalenko ya está aquí

Hace dos temporadas la UEFA puso en marcha una competición maravillosa, una competición en la que los mejores juveniles de Europa se pudieran enfrentar entre sí, una competición en la que poder descubrir talento joven y seguir su evolución, una competición llamada UEFA Youth League. Si la primera edición en 2014 se la llevó el Barça de Munir ante el Benfica de Gonçalo Guedes, la segunda coronó al Chelsea de Solanke, Charly Musonda Jr, Loftus-Cheek o Christensen. Sin embargo, fue un suplente del subcampeón el que llamó la atención. Hablamos de Viktor Kovalenko, el excelente mediapunta del Shakthar Donetsk que deslumbró a Europa saliendo desde el banquillo en las semifinales ante el Anderlecht en Nyon. Cuando su equipo estaba contra las cuerdas, apareció con dos goles y una asistencia en apenas 15 minutos para llevar al conjunto ucranio a la final. En ella, pese a que volvió a anotar otro tanto, sucumbiría ante el Chelsea.

A Kovalenko se le quedaba pequeña la categoría y lo demostró un mes más tarde en el Mundial sub-20 de Nueva Zelanda coronándose como máximo goleador con cinco tantos en cuatro partidos. Y sin ser delantero, confirmando así una de sus muchas virtudes, su llegada al área por el carril central desde donde asegura un buen número de goles y asistencias.

Kovalenko es sin ninguna duda el mayor talento joven de su país y fue incluido por la Gazzetta dello Sport en su lista de los cincuenta mejores sub-20 del mundo. Y lo es por su combinación de calidad y despliegue físico pues aunque no se trata de un box to box moderno, tampoco se le puede asociar a un diez clásico de fina técnica pero despreocupado de tareas defensivas. Viktor no se desconecta cuando pierde el balón y se muestra muy intenso a la hora de recuperarlo, además entiende el juego, protege muy bien el balón y concede pocas pérdidas, lo que le ha valido para jugar en doble pivote en algunas ocasiones. Sin embargo, su posición ideal es de enganche por detrás de un delantero, donde le da fluidez al juego ya que le gusta jugar a pocos toques y puede aprovechar también su excelente golpeo de balón tanto si está en juego como en jugadas de estrategia.

Viktor no se desconecta cuando pierde el balón y se muestra muy intenso a la hora de recuperarlo, además entiende el juego, protege muy bien el balón y concede pocas pérdidas, lo que le ha valido para jugar en doble pivote en algunas ocasiones. Sin embargo, su posición ideal es de enganche por detrás de un delantero, donde le da fluidez al juego ya que le gusta jugar a pocos toques y puede aprovechar también su excelente golpeo de balón tanto si está en juego como en jugadas de estrategia.

Mircea Lucescu sabía que tenía un diamante y no quería cortarle las alas, por eso dejó salir en el mercado invernal a Alex Teixeira rumbo a China, porque sabía que tenía el puesto cubierto con un jugador de máxima proyección. Esa evolución se ve claramente reflejada en los minutos de Kovalenko tras la marcha del brasileño. Aunque debutó la temporada pasada, no ha sido hasta esta campaña cuando se ha asentado definitivamente en el primer equipo. Tuvo apariciones en Champions donde, salvo el encuentro ante el Madrid en Lviv, disputó todos los partidos, eso sí, entrando al campo siempre en el último cuarto de hora. Sin embargo, con la eliminación y posterior salida de Teixeira, Lucescu le dio los galones de mando y Kovalenko ha respondido. Tan sólo se ha perdido seis minutos entre las tres eliminatorias de Europa League que ha disputado su equipo y ha comandado al Shakthar hasta las semifinales con dos goles y dos asistencias, las últimas ante el Sporting de Braga en la vuelta de los cuartos de final.

Mircea Lucescu sabía que tenía un diamante y no quería cortarle las alas, por eso dejó salir en el mercado invernal a Alex Teixeira rumbo a China.

Internacional en todas las categorías inferiores de su país, hizo su debut con la absoluta en el pasado parón de selecciones del mes de marzo, donde participó en las dos victorias de Ucrania por la mínima ante Chipre y Gales. Si sigue con este nivel, Mykahylo Fomenko lo tendrá que tener en cuenta para la Eurocopa de Francia.

Por el momento, su próxima parada será Sevilla donde a buen seguro Unai Emery y Monchi ya le tienen anotado en rojo como uno de los mayores peligros o como un futuro refuerzo, cada uno en su línea de trabajo. Mas pronto que tarde, Kovalenko saldrá de Donetsk pero antes quiere dejar huella en el equipo que lo vio nacer y nada mejor que levantando la segunda Europa League de la historia del club ucraniano.

Fuente imagen principal: CRISTINA QUICLER (AFP/Getty Images)