Agenda UGF I 13-15 octubre del 2017

Agenda UGF I 13-15 octubre del 2017

Olympique Lyonnais – AS Mónaco (Viernes 13 de octubre, 20:45. Groupama Stadium)

Duelo de históricos en la Ligue 1. Dos equipos que, a priori, partían como animadores de la liga junto al PSG, pero donde el conjunto local se ha caído en las últimas jornadas. Las bajas veraniegas han marcado a ambos equipos con las salidas de jugadores como Lacazette, Tolisso, Gonalons, Mendy, Bernardo Silva, Mbappé o Bakayoko. El campeón ha sabido manejarse mejor en el mercado y aguanta el pulso al PSG mientras que el Lyon sólo ha ganado 1 de los últimos seis partidos de liga y necesita ya volver a ganar si no se quiere descolgar de la zona europea.

Liverpool FC – Manchester United FC (Sábado 14 de octubre, 13:30. Anfield)

Derbi inglés por excelencia el que enfrenta a los Reds con los Reds Devils, los dos equipos más laureados de las Islas. A esa rivalidad deportiva se le une la rivalidad vecinal, pues ambas ciudades están separadas por apenas 60 km dentro del condado de Lancashire en el Noroeste de Inglaterra. Los hombres de Klopp solo han ganado uno de los últimos cinco partidos de Premier y están fuera de las posiciones europeas y a siete puntos del liderato que ostenta precisamente el United junto a su vecino ciudadano. Los hombres de Mourinho han arrancado como un tiro la temporada con seis victorias y un empate en las siete primeras jornadas de liga, amén de dos victorias en Champions y otra en Copa de la Liga. De todas formas ha tenido un calendario asequible y ésta es la primera salida complicada que tiene y habrá que ver hasta donde están preparados para luchar de verdad por el título.

AS Roma – SSC Napoli (Sábado 14 de octubre, 20:45. Stadio Olímpico)

El líder de la Serie A pone a prueba su liderato en una de las salidas más complicadas. El Nápoles ha arrancado la temporada a velocidad de crucero y cuenta todos sus partidos por victorias en el campeonato local. Sarri ha dado con la tecla y el Nápoles se ha convertido en uno de los equipos más atractivos de ver en toda Europa. No está mucho peor la Roma que tiene un partido menos, pero viene de ganar en San Siro al Milán y, en caso de victoria, está en disposición de igualar al conjunto partenopeo en la cabeza de la tabla. La lucha por el Scudetto está más abierta que nunca y estos dos equipos tienen cosas que decir en esa lucha.

Clube de Regatas Vasco da Gama – Botafogo de Futebol e Regatas (Domingo 15 de octubre, 00:00. Estadio Jornalista Mário Filho (Maracaná)

Clásico Albinegro de Río de Janeiro entre dos equipos históricos pero sin aspiraciones al título y sin riesgo de descenso. Eso sí, los dos tienen sus miras puestas en la clasificación para competiciones continentales. El Botafogo cierra la zona de Copa Libertadores mientras que Vasco de Gama ocupa la décima plaza dentro de la zona de Copa Sudamericana, por lo que sí tienen objetivos alcanzables. Además un derbi siempre es un derbi.

Embed from Getty Images

FC Internazionale Milano – AC Milan (Domingo 15 de octubre, 20:45. Stadio Giuseppe Meazza)

El plato fuerte del fin de semana se juega en el último turno del domingo. Nada más y nada menos que el Derby della Madoninna de la capital lombarda. Los dos gigantes milaneses, insuflados de capital chino, quieren volver a reinar en Italia y para ello se han rascado el bolsillo, sobre todo el Milan, para romper la hegemonía de la Juventus. El Inter sí está respondiendo y está asentado en la parte alta de la clasificación pero el Milan, no. Tras perder de forma clara ante Lazio, Sampdoria y Roma, otra derrota y más ante el eterno rival, dejaría muy tocado a Montella en el banquillo rossonero. El Inter, por su parte, quiere ganar para lanzarse de forma clara a por el Scduetto.

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 13/10/2017

20:30 Stuttgart – FC Köln

Sábado 14/10/2017

13:00 Athletic Club – Sevilla FC

16:15 Getafe CF – Real Madrid CF

18:00 Juventus – SS Lazio

18:00 FK Krasnodar – CSKA Moscú

18:30 Watford – Arsenal

18:30 Borussia Dortmund – RB Leipzig

19:30 Panionios – Olympiakos

20:45 Atlético de Madrid – FC Barcelona

23:05 Vélez Sarsfield – Newell’s Old Boys

Embed from Getty Images

Domingo 15/10/2017

00:00 Cruz Azul – América de México

12:30 Fiorentina – Udinese

15:00 Girondins Burdeos – Nantes

15:30 Bayer Leverkusen – Wolfsburgo

16:30 Sturm Graz – Austria Viena

17:00 Montpellier – OGC Nice

18:00 Sparta Praga – Viktoria Plzen

20:45 Real Betis – Valencia CF

Fuente imagen principal: JEFF PACHOUD (AFP/Getty Images)

De Wembley a Lens, la década cafetera

De Wembley a Lens, la década cafetera

La droga y el narcotráfico viajaban de la mano allá por la década de los 80 en Colombia. El fútbol se veía como una forma eficaz y sencilla para el blanqueo de dinero, compraventa de jugadores, colegiados, partidos, apuestas ilegales y desgraciadamente, muertes. Así nacería el denominado Narcofútbol colombiano.

Desde 1987 y hasta 1990, Francisco Pacho Maturana sería el encargado de dirigir los años más brillantes de Nacional de Medellín; Liga, Copa y Libertadores. Desde entonces su nombre se asociaría a la selección colombiana, aquel enorme plantel que hizo las delicias de un país y alejó en muchos casos a la población de la pobreza y la delincuencia en la que estaban inmersos. Al menos, el balón sirvió como vía de escape, quizás momentánea en algún caso; en otros fue algo más, una salida, otra forma de vida desconocida. Colombia, fútbol….

“Estábamos en la época de la violencia y la agresividad, era un país que vivía unos gravísimos problemas sociales que evidentemente no podían ser ajenos al balón. El narcotráfico toca a todo, es un pulpo. Sin embargo ahí estaba el fútbol, ¿es una isla? No. Pero llegado el momento citaba a los 22 jugadores, sacaba mi lista y la entregaba a la Federación. Ellos, un grupo que quiere a su país, era nuestro país y con el fútbol lo íbamos a defender” – Pacho’ Maturana.

En boca del propio técnico, hasta entonces el fútbol en Colombia no existía. Pero todo cambiaría. La primera decisión del profesor Maturana sería la de incorporar a un chico de las inferiores de Nacional, Andrés Escobar. Con él comienza nuestra historia un año más tarde.

Wembley sería testigo de un gol que no daría un título, ni siquiera significaba la victoria en un partido oficial, sin embargo ese día, aquel 24 de mayo de 1988 en tierras inglesas y en un escenario único, el que para muchos ha sido el mejor defensa en la historia de la selección de Colombia, el joven Andrés Escobar, con apenas un año sobre los campos profesionales, remataría un córner provocado por Reyes y Valderrama, sacado por Alexis García. Ponía las tablas en el marcador.  Aquel empate, aquel gol, no suponía otra cosa que hacer que Colombia creyese en ese deporte, en unos jugadores que llevarían a su país a participar en un Mundial 28 años después.
Embed from Getty Images

Para lograr el billete a Italia, Colombia sufrió. No fue hasta la repesca (por aquel entonces frente a un equipo europeo) en Israel donde firmaría su viaje al mayor escenario del fútbol de selecciones. Argentina, Uruguay y Brasil se clasificaron de forma directa, por su parte los colombianos en botas del Palomo Usuriaga ganarían al combinado europeo en Barranquilla, con dicha victoria y el empate sin goles en Ramat Gan, los de Sudamérica eran equipo mundialista. Aquel campeonato de 1990 significó la vuelta de la selección cafetera al panorama del balón.

En tierras transalpinas Colombia logró la que hasta el momento es la mejor posición en un Mundial de fútbol, lograron avanzar hasta octavos de final donde caerían en manos de la Camerún liderada por el gran Roger Milla

En tierras transalpinas Colombia logró la que hasta el momento es la mejor posición en un Mundial de fútbol, lograron avanzar hasta octavos de final donde caerían en manos de la Camerún liderada por el gran Roger Milla. Pero aquella eliminatoria que aún es historia vino precedida de un gol que sigue en la mente del buen aficionado al balón. Corrían los últimos minutos del partido frente a Alemania, a la postre campeona del Mundo, y el resultado no se había movido, a dos del final y pese al dominio sudamericano, Littbarski anotó para el conjunto europeo. Cuando todo parecía perdido y rozaba la eliminación, en la agonía del partido, en un minuto 92 inolvidable, Freddy Rincón pasaría a los textos del deporte colombiano. Empataba la contienda, nada pudo hacer Illgner… Colombia era historia y el país explotó. Gracias Dios mío, Viva Colombia” gritó el narrador cafetero William Vinasco, quién minutos antes exclamó tras el tanto alemán: “No hay derecho, no nos lo merecíamos”. Esa tarde el fútbol fue justo con Colombia.

Cuatro años más tarde y en E.E.U.U, quien acogería por primera vez un Mundial de fútbol, la selección de Maturana volvería a estar presente. Pese a las expectativas enormes de aquel combinado, incluso llegó a salir en muchas apuestas como campeón, Colombia no daría la talla, no pasaría la primera fase en un grupo donde eran los grandes favoritos. Tal vez ese enorme listón con el que viajó el conjunto desde tierras colombianas fue uno de los causantes de aquel terrible desenlace. El resto viene ahora.

Antes de conocer que Suiza, Rumanía y el anfitrión Estados Unidos serían los rivales, Colombia paseó su bandera por el continente sudamericano y con él, aquel juego que cautivó al fútbol, aquella magia que hacía sonreír al mundo del esférico, un plantel a recordar, quizás el mejor de la historia del país, esa generación que hizo soñar a un pueblo en la que los problemas asolaban por todos sus rincones. Una vez más el deporte separó las dificultades cotidianas y unió a jóvenes y veteranos.

Embed from Getty Images

A las órdenes del Profe estaban Higuita, Leonel Álvarez, Córdoba, Mondragón, Lozano, De Avila, Adolfo Valencia, Aristizabal, Luis Carlos Perea, Barrabás Gómez, Mendoza, René Valenciano, Herrera, Valderrama, Asprilla, Andrés Escobar Freddy Rincón, entre otros. Una plantilla que no sólo logró la clasificación a tierras americanas sino que además lo hizo de manera espectacular.

Por siempre será recordada la victoria ante Argentina en Buenos Aires por cinco goles a cero que terminó con el público argentino ovacionando a los jugadores cafeteros y convenciendo a Maradona para regresar a defender la diez argentina para la repesca frente Australia. Era el 5 de septiembre de 1993 y tras dicha goleada, Colombia certificaba el pase al Mundial y su candidatura al mismo. Repito, con Alemania, Italia, Brasil o la propia Argentina, tal vez un techo demasiado alto.

Ya en el primer encuentro del grupo A, Colombia sufrió un duro traspiés del que no se levantaría. Rumanía con Hagi y Raducioiu a la cabeza doblegaron por tres tanto a uno a la selección de Maturana. Tras esta derrota debían jugar frente a los anfitriones un partido que se consideró en Colombia a vida o muerte. La sombra de los narcotraficantes y las amenazas a gran parte de la plantilla y el cuerpo técnico fue una cruel invitada a la concentración del combinado colombiano. Aquel partido con una tensión externa  imposible de doblegar supuso el final de Andrés Escobar, el jefe de la zaga, el capitán que acababa de firmar por el Milan y quien intentando despejar un centro se introdujo el esférico en su marco. La victoria ante Suiza el último partido fue insuficiente, Colombia regresaba a casa y el pánico volvió. Escobar fue asesinado con seis disparos en el pecho, murió rumbo al hospital y con él la ilusión de muchos, el ídolo de otros y la sensación de que nada había cambiado. El hombre que lo inició todo en Wembley, que hizo que muchos colombianos se enganchasen a la vida se despedía cruelmente de la misma. Con Andrés empecé a escribir estas líneas, su gol ante Inglaterra significó la ilusión por el fútbol de un país, su autogol en 1994 cerraría todo de un portazo.

Escobar fue asesinado con seis disparos en el pecho, murió rumbo al hospital y con él la ilusión de muchos, el ídolo de otros y la sensación de que nada había cambiado.

Cuatro años más tarde, Colombia volvió a caer en la primera fase de un Mundial, esta vez en Francia, en Lens. Y de nuevo en un grupo con Rumanía, con Túnez, la última selección a la que los sudamericanos vencieron en un campeonato del Mundo y quien si no, Inglaterra, con quienes se despedirían en 1998, diez años después del gol de Andrés Escobar en Wembley. Cruel sentencia y un final poco acorde a la historia de un equipo, una selección que mantuvo al pueblo con ganas de vivir. Lo que el fútbol unió nadie debió separarlo nunca. Una década a recordar, aquella década cafetera.

Fuente imagen principal: Shaun Botterill (ALLSPORT)

*Alineación de Colombia en el encuentro de Copa del Mundo 1994 ante Estados Unidos.

Alario y el crecimiento sostenido

Alario y el crecimiento sostenido

Es martes por la tarde. Lucas Alario merienda en soledad minutos antes de abordar la concentración previa a las semifinales de la Copa Libertadores 2015. Marcelo Gallardo, el entrenador de River Plate, se acerca y le cuestiona cómo se siente para ser titular al día siguiente. El delantero acaba de llegar al club proveniente de Colón, y no titubea ni un instante al responder que está preparado para afrontar una fase decisiva. El parate (compás de espera, palabra que se suele usar en Argentina) al que se vio obligado la competencia, por la realización de la Copa América de Chile, ha significado que algunos jugadores abandonen el barco y el club deba salir a buscar nuevos nombres en el mercado de pases.

Uno de ellos fue el de Alario, que reemplazó al colombiano Teófilo Gutiérrez. Pasadas más de 24 horas de la charla con el director técnico, el atacante responderá con creces, siendo clave en los dos goles y brindando una asistencia. Ya en la vuelta, su gol sobre el arquero significa el pasaje a los partidos cumbres, esos que el equipo argentino no alcanzaba desde hacía 19 años. A tan solo dos meses de haber firmado contrato, ya se avizoraba su intención de insertarse en la historia, algo que quedaría de manifiesto con su cabezazo a la red en la noche lluviosa que definió el título en el Monumental.

A tan solo dos meses de haber firmado contrato con River Plate, ya se avizoraba su intención de insertarse en la historia

Llegaron goles decisivos en Recopa, final de Copa Argentina -hat-trick-, fases decisivas de eliminatorias directas y hasta en semifinal de Mundial de Clubes. Incluso, muchos de sus tantos significaron aperturas de marcador. Además de añadir trofeos a su palmarés, sus dos años en River finalizaron con una escalofriante suma de 41 goles en 81 partidos. A Alario no le pesan las situaciones límites, esas en las que parece no haber un mañana. Con múltiples registros, anotó goles de cualquier clase y nunca evidenció que le costara la adaptación a un club grande.

Embed from Getty Images

En Colón de Santa Fe, una institución por entonces apremiada por los desmanejos económicos y el descenso, ya había dado muestras de su capacidad de decir presente en los momentos de mayor zozobra. Un gol suyo valió un desempate para no bajar a segunda división en el que no se pudieron imponer, aunque luego su anotación de penal en un partido trascendental otorgó a los sabaleros el retorno a la élite. Solo habían transcurrido seis meses entre la desazón y la vuelta a Primera. Si dentro del fútbol argentino y sudamericano demostró que puede imponerse en situaciones límite, no fue diferente su debut en Bayer Leverkusen, puesto que convirtió y brindó un pase gol.

Fue César Luis Menotti, el entrenador campeón del mundo con Argentina en 1978, quien lo recomendó a la dirigencia de River cuando Gutiérrez había dejado un hueco difícil de llenar con su salida antes de dos partidos vitales

Fue César Luis Menotti, el entrenador campeón del mundo con Argentina en 1978, quien lo recomendó a la dirigencia de River cuando Gutiérrez había dejado un hueco difícil de llenar con su salida antes de dos partidos vitales. La directiva trasladó el nombre a los integrantes del cuerpo técnico, y estos respondieron que Alario era un jugador que ya seguían con anterioridad. Pese a que la operación estuvo a punto de caerse por un problema en la rodilla detectado en la revisión médica, la firmeza del delantero fue clave para permanecer en Buenos Aires y establecer la rúbrica en su contrato.

Alario tuvo un crecimiento imponente en su físico con el correr de los años, y su calidad técnica fue evolucionando a medida que competía. Tiene un perfil muy similar a Robert Lewandowski, por la plasticidad y finura de sus movimientos, la adaptación al juego colectivo y la capacidad de crear oportunidades de gol en cualquier contexto. El argentino sale a bandas para crear espacios, pivotea acertadamente al asociarse con los centrocampistas y se desplaza en el área con mucho criterio para desmarcarse. Con el tiempo, mejoró sus apariciones en el primer palo, atacando el balón. Marcelo (Gallardo) y sus ayudantes me inculcaron esto de ir al anticipo y es una herramienta más que me sirve para seguir agregándole cosas a mi juego. Si uno viene en carrera, puede sacar ventaja. Si te quedás parado a esperar la pelota, el defensor te desestabiliza al mínimo toque y estás fuera de carrera. Ir en busca del balón es una ventaja más del delantero hacia el defensor”, señaló en una entrevista con la revista El Gráfico.

Embed from Getty Images

El nivel de sus controles es top, y en conducción puede optar por la gambeta más allá de su físico espigado. Animal competitivo, no deja de agregarle cosas a su juego y, en más de una oportunidad, ha señalado que nunca es tarde para sumar virtudes. Es un centro delantero que de ninguna manera se limita al gol y a aportar al equipo por la diferencia en el marcador, sino que va más allá y se inmiscuye en el accionar de sus compañeros. Tal ha sido su crecimiento que Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli lo citaron en sus períodos en el seleccionado y dejaron en claro que es una pieza elemental del futuro albiceleste; el primero lo citó para Eliminatorias y lo hizo de jugar de carrilero tras la expulsión de Paulo Dybala, el segundo lo llevó a una gira asiática en la que convirtió ante Singapur.

Lo extraño de su carrera es que se decantó tarde por el fútbol. Fue a los 12 años que optó por comenzar a jugar en San Lorenzo de Tostado, un club chico del interior argentino que hoy vive también su propia revolución. Es que a los 17 años, tras una prueba en Newell’s en la que no avanzó, Alario fue transferido a Colón por 200.000 pesos. Pero lo que determina el futuro de la pequeña institución que vendió a su promisorio futbolista es que se quedó con un 20% de lo que fuera a entrarle a Colón en una futura venta al exterior. Y los rojinegros, que se habían quedado con poco menos de la mitad de la ficha del jugador, lograron aumentar considerablemente sus dividendos tras el millonario salto del futbolista a la Bundesliga.

Lo extraño de su carrera es que se decantó tarde por el fútbol. Fue a los 12 años que optó por comenzar a jugar en San Lorenzo de Tostado, un club chico del interior argentino que hoy vive también su propia revolución

Actualmente, a la entidad tostadense ingresarán cerca de 20 millones de pesos (unos 984.000 euros al cambio). Tiempo atrás, con la plata obtenida habían arreglado campo de juego y vestuarios, ahora mismo la iririsoria suma obliga a pensar con racionalidad los pasos a seguir en un lugar que subsiste con venta de pollos, sorteos u organización de bailes.

Tostado el la segunda ciudad del delantero, el sitio donde nació porque en Cuatro Bocas, el lugar en el que vivió su infancia, no había maternidad. De hecho, su madre debió viajar 40 kilómetros y salir de la provincia para dar a luz. Cuatro Bocas es un pequeño pueblo de no más de 300 habitantes, y allí Lucas jugaba descalzo en el campo porque pensaba que de esa manera tenía más velocidad para escaparse de sus rivales. Al no haber colegio secundario, su familia se trasladó nuevamente a Tostado, y el chico deleitó por su calidad en el vóley dentro de torneos interescolares. Ulteriormente, especificó que ese deporte le dio mayor capacidad de salto. Frente a su casa se encontraba el estadio Juan Francisco Chiapello, ese que lo cobijó y le dio inicio en el fútbol, en la intimidante liga ceresina en la que jugaba con rivales de mayor edad.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Bongarts/Getty Images)

Agenda UGF I 29-1 septiembre-octubre del 2017

Agenda UGF I 29-1 septiembre-octubre del 2017

Hamburger SV – SV Werder Bremen (Sábado 30 de septiembre, 18:30. Volksparkstadion)

Nueva edición del Nordderby entre los dos clubes más populares del norte de Alemania. Partido de enorme rivalidad entre dos equipos en horas bajas. El Hamburgo, que ha rozado el descenso por primera vez en su historia en las tres últimas temporadas, arrancó bien la temporada con dos victorias en las dos primeras jornadas pero ha perdido los cuatro partidos siguientes y ya bordea la zona de promoción. El Werder, por su parte, aún no conoce la victoria en las 6 primeras jornadas de Bundesliga y está en zona de descenso con tan sólo tres empates. Un triunfo ante el vecino cargaría de moral a cualquiera de los dos equipos.

Chelsea FC – Manchester City FC (Sábado 30 de septiembre, 18:30. Stamford Bridge)

Quizás sea el partido más interesante de todo el fin de semana en el mundo del fútbol. El campeón de la Premier contra el líder, Conte frente a Guardiola. Probablemente los dos máximos favoritos para el título inglés. El Chelsea llega a tope de moral tras su exhibición en el Metropolitano y su buena marcha liguera mientras que el City llega al Bridge con un saldo de 16-0 en sus tres últimos partidos de Premier y siete triunfos consecutivos en todas las competiciones. Morata, Hazard, De Bryune, Silva, Agüero, Fàbregas, Gabriel Jesús…el cartel es maravilloso.

FK Sutjeska Niksic – FK Buducnost Podgorica (Domingo 1 de octubre, 15:00. Stadion Kraj Bistrice)

Montenegro se está posicionando cada vez más en el panorama futbolístico, sobre todo por la selección que liderada por Savic y Jovetic está completando una gran fase de clasificación para el Mundial de Rusia. En el plano local está fin de semana se disputa el derbi nacional entre los equipos representativos de las dos ciudades más grandes del país; Niksic y Podgorica. El líder recibe al campeón y segundo clasificado separados solo por un punto en un partido que paraliza el pequeño país balcánico.

AC Milan – AS Roma (Domingo 1 de octubre, 18:00. Stadio Giuseppe Meazza)

Partido grande en la capital de Lombardía entre dos de los mejores equipos de la Serie A. El Milan de Montella, tras el gran desembolso realizado este verano, no acaba de arrancar como se esperaba y las claras derrotas ante Lazio y Sampdoria les han bajado un poco de la nube y necesitan un triunfo de prestigio para asentar el poyecto. La Roma sí está cosechando mejores resultados, no tanto el juego, y llega a San Siro con cuatro victorias seguidas y con la ilusión de clasificarse en un grupo durísimo en Champions que se le ha puesto con el viento a favor. Empatados a puntos, pero la Roma con un partido menos, necesitan ganar para no descolgarse de la Juve y Napoles, que con su ritmo infernal de puntos no permiten errores.

Embed from Getty Images

RSC Anderlecht – Royal Standard Liège (Domingo 1 de octubre, 18:00. Stade Constant Vanden Stock)

Nueva entrega del Clásico belga, sin ninguna duda el partido de mayor rivalidad en el país centroeuropeo. Rivalidad que trasciende el ámbito deportivo y se lleva el terreno político, geográfico e histórico. Y es que el Standard es el equipo más representativo de Valonia, tradicionalmente francófona, y además está ligado a la clase obrera y trabajadora. mientras que el Anderlecht, club más laureado de Bélgica, aunque está radicado en la región de Bruselas-Capital siempre ha estado considerada una metrópoli burguesa y centro económico europeo. Es una lucha contra el poder de Bruselas contra el proletariado valón. Deportivamente no andan bien, especialmente el Anderlecht, hundido en la séptima plaza de la clasificación y con una andadura por la Champions bastante pobre. El Standard, que no gana la liga desde 2009, desgraciadamente ya está más acostumbrado a pulular por la mitad de la tabla. Pero da igual como llegue cada uno, este partido es un título en sí mismo. 

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 29/09/2017

19:00 USM Alger – Wydad Casablanca

20:30 Schalke 04- Bayer Leverkusen

20:45 AS Mónaco – Montpellier

Sábado 30/09/2017

13:30 Huddersfield Town – Tottenham Hotspur

15:30 FC Augsburg – Borussia Dortmund

16:15 Sevilla FC – Málaga CF

17:00 PSG – Girondins Burdeos

17:00 Pyunik Ereván – Ararat Ereván

18:30 Chelsea – Manchester City

19:00 Grasshopper – FC Basel

20:00 Dukla Praga – Sparta Praga

20:45 CD Leganés – Atlético de Madrid

00:00 Palmeiras – Santos

Embed from Getty Images

Domingo 01/10/2017

12:30 AZ Alkmaar – Feyenoord

14:30 Heerenveen – Ajax

15:30 Hertha Berlín – FC Bayern München

15:30 Lokomotiv Moscú – Dinamo Moscú

16:15 FC Barcelona – Las Palmas

17:30 Newcastle – Liverpool

18:30 Valencia CF – Athletic Club

19:30 Etoile du Sahel – Al Ahly

20:45 Atalanta – Juventus

20:45 Real Madrid – RCD Espanyol

21:00 OGC Nice – Olympique Marsella

21:00 Cruzeiro – Corinthians

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Getty Images)

Agenda UGF I 22-24 septiembre del 2017

Agenda UGF I 22-24 septiembre del 2017

Glasgow Rangers FC – Celtic FC (Sábado 23 de septiembre, 13:00. Ibrox Stadium)

Nueva edición del Old Firm, una de las rivalidades más furibundas que trascienden más allá del ámbito deportivo. Desde su regreso a la élite, el equipo protestante no ha sido capaz de vencer a su vecino católico, que además domina con mano de hierro la competición con seis títulos consecutivos. Si quiere parar esa racha, el Rangers debe empezar por ganar en su casa.

Fenerbahçe SK – Besiktas JK (Sábado 23 de septiembre, 18:30. Sükrü Saracoğlu)

Partido clave para el Fener, que recibe al líder y campeón de las dos últimas Ligas turcas con la necesidad imperiosa de ganar para no descolgarse definitivamente de la lucha por el título a las primeras de cambio. Octavo en la tabla y a cinco puntos del Besiktas, los hombres de Kocaman están obligadísimos a llevarse el Derby del Bósforo si quieren seguir en la pelea. Oportunidad de oro para el Besiktas de quitarse de encima a un rival directo.

Juventus FC – Torino FC (Sábado 23 de septiembre, 20:45. Allianz Stadium)

22 años lleva el Torino sin ganar a domicilio el Derby della Mole, clásico por excelencia de la capital piamontesa. Y puede que no haya estado tan cerca de su rival como este año. Y es que, aunque el equipo bianconero lidera la tabla con pleno de victorias, no es menos cierto que se está mostrando más vulnerable y le cuesta mucho más ganar. El Torino, también invicto en el arranque liguero, llega en un buen momento con Belotti en plena forma. Cada año se ve estrechando la brecha entre los dos.

Sao Paulo FC – SC Corinthians (Domingo 24 de septiembre, 16:00. Estádio Cícero Pompeu de Toledo (Morumbí)

Desigual Clásico Majestuoso, como lo denominó el periodista Thomaz Mazzoni,  de la capital paulista. El Corinthians, líder destacado de Brasileirao, va lanzado  a por su segundo título en tres años mientras que Sao Paulo está en puestos de descenso, bordeando la tragedia. A Dorival Junior y sus chicos se les va acabando el tiempo y necesitan ir ganando ya para salir de la quema.

Embed from Getty Images

FC Steaua Bucarest – FC Dinamo Bucarest (Domingo 24 de septiembre, 19:30. Arena Nationala)

Nueva entrega del Marele Derby, la madre de todos los partidos en Rumanía. Hablamos de uno de los encuentros más calientes del fútbol europeo, da igual como lleguen los equipos. Y la verdad es que no llegan muy bien, sobre todo el Dinamo, anclado en mitad tabla y sin llevarse el título desde hace una década. Steaua, que ha perdido hasta el nombre del Club en los juzgados, ha dejado de ser el gran dominador del fútbol rumano y, aunque sigue peleando por el título, ni es el campeón ni lidera la clasificación. Así que este partido se presenta como una tabla de salvación para ambos equipos.

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 22/09/2017

20:30 FC Bayern München – Wolfsburgo

20:45 Lille – As Mónaco

Sábado 23/09/2017

13:00 Atlético de Madrid – Sevilla

15:00 Roma – Udinese

15:30 Dinamo Moscú – CSKA Moscú

16:15 Alavés – Real Madrid

17:00 Montpellier – PSG

18:00 SPAL – Napoli

18:00 AEL Limassol – Apollon Limassol

18:30 Borussia M’Gladbach – Borussia Dortmund

18:30 Leicester City –Liverpool

Embed from Getty Images

19:00 FC Basel – FC Zürich

20:45 Girona – FC Barcelona

23:05 Vélez Sarsfield – Boca Juniors

Domingo 24/09/2017

12:30 Sampdoria – AC Milan

16:30 Botev Plovdiv –Lokomotiv Plovdiv

16:30 RB Salzburg – Austria Viena

18:00 Sporting Charleroi – Club Brugge

18:00 FC Krasnodar – Zenit

19:30 AEK Atenas – Olympiacos

20:45 Fiorentina – Atalanta

20:45 Real Sociedad – Valencia

Fuente imagen principal: Michael Steele (Getty Images)

Heinze y Argentinos Juniors, contra la corriente

Heinze y Argentinos Juniors, contra la corriente

Una bandera en la tribuna lo alentaba a seguir en el club. “Quedate a cambiar el fútbol”. Días antes, luego de consumar el ascenso a la élite del fútbol argentino cuatro fechas antes del final, Gabriel Heinze había expresado palabras similares. “Voy a luchar para cambiarlo, a trabajar para que haya más gente honesta y se dejen de buscar beneficios propios”. Con un impulso renovador y que va a contramano del rumbo poco organizado del fútbol argentino, el hombre dio identidad a Argentinos Juniors, un conjunto histórico que había caído a segunda división el año anterior. Y en una sola temporada, creó un equipo que se llevó el certamen sin discusión alguna.

Torció las duras críticas iniciales por muchos elogios, dado que arrasó en una categoría siempre equilibrada con un estilo que recuerda las bases del club y sus equipos históricos. Sin embargo, tras el ascenso, decidió no continuar dirigiendo al equipo que tenía como ambición imponer sus ideas en un campeonato que le obligaría a levantar la vara. Como si se encontrase creando cada día un escudo de protección, nunca se dejó llevar por los halagos múltiples a su trabajo. Se preparó para cuando le tocara perder. “Me putearon tanto, y nunca me quebraron. ¿Por qué debería creerles ahora los elogios?”, manifestó al diario La Nación.

Gabriel Heinze torció las duras críticas iniciales por muchos elogios, dado que arrasó en una categoría siempre equilibrada con un estilo que recuerda las bases del club y sus equipos históricos.

Su escaso currículum como entrenador fue lo que apuntaló las dudas de los aficionados. Heinze había dirigido un puñado de partidos en Primera División al mando de Godoy Cruz, con mayoría de derrotas y las polémicas en torno a si tenía o no título de entrenador. Debió ver varios partidos desde un palco, alejado de la línea de cal. Ya en la segunda categoría y con rótulo de DT, fue uno de los artífices principales del renacimiento, en un club que a día de hoy continúa siendo de los que más deben a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Cristian Malaspina, presidente de la entidad, vio al equipo caer a B Nacional durante el primer semestre de gestión -sucedió a Luis Segura, quien había gobernado al club durante 14 años y tomó el lugar de Julio Grondona en AFA tras su fallecimiento-; las finanzas cayeron sobremanera, pero decidió confiar en un nuevo cuerpo técnico y no realizó grandes gastos.

Embed from Getty Images

Heinze siempre se ha mostrado arisco frente a la prensa. En más de un año, casi no concedió entrevistas a medios de comunicación y sólo habló en conferencias de prensa. Incluso, en muchas de ellas, su carácter fuerte terminó derivando en una discusión de la que pronto salió disculpándose. Poco se supo de su vida personal, habiéndose dedicado exclusivamente al fútbol en una campaña que pareció interminable. En la vida interna del club, su palabra fue muy valorada y cambió muchos aspectos, como la alimentación, el lugar de entrenamiento y la logística, pero los roces con la dirigencia lo fueron deteriorando. Después de recibir ofertas para dirigir en equipos grandes de Argentina y hasta en Europa, es hora de ver qué será de su futuro.

Heinze siempre se ha mostrado arisco frente a la prensa. En más de un año, casi no concedió entrevistas a medios de comunicación y sólo habló en conferencias de prensa.

De todas maneras, hay una razón esencial que parece haber empujado al ex-defensor de la Selección Argentina y equipos como Real Madrid o Manchester United a decir adiós. Dice no disfrutar de los partidos, observando el juego con mucho nerviosismo y sin descansar incluso cuando el resultado está sellado. En un torneo que tuvo 46 fechas, el recorrido quita energías. Siempre marca algún aspecto a corregir, y su equipo nunca cambió el guión a pesar de que no podía obtener su propósito. Para muestra, el encuentro en el que consiguió el ascenso, convirtiendo en el último minuto después de dominar con su fluido trato de balón.

Argentinos Juniors se llevó el certamen de punta a punta y, promediando la segunda rueda de competencia, no había dudas de que volvería a Primera División. De hecho, logró el ascenso cuatro partidos antes del cierre del torneo, y el título al encuentro siguiente. Sometió a varios rivales mediante un ataque organizado que nacía de su virtuoso arquero Federico Lanzillota (se lesionó de gravedad en la rodilla a fin de curso), juntándose mediante el pase y creando infinidad de oportunidades de gol. El juego iniciaba en campo propio, contaba con jugadores de salida muy prolija en mediocampo, y arriba comenzaba un concierto de intercambio de posiciones y de asociaciones. Dentro de un esquema 4-3-3, los interiores se turnaban con el mediocentro para posicionarse cerca de los zagueros y ser primer pase. Ya en campo rival, el equipo creaba muchas líneas de toque para progresar, y los extremos caían hacia dentro para dejar el carril a los laterales. No fueron pocas las veces en que se observó a un extremo en posición de interior, mientras uno de ellos se descolgaba hacia el área.

La inmejorable temporada del Bicho de barrio La Paternal ha tenido varios nombres propios, pero ninguno con la personalidad de Esteban Rolón, un volante central que ya firmó contrato con el Málaga sin haber pisado la primera división argentina. Su salida desde atrás y desplazamientos en largo son virtudes que reflejó en cada partido y sirvieron de base para la ideología colectiva. No obstante, su injerencia en el equipo ha estado más allá: combinando con compañeros, ha llegado a crear paredes que lo dejaron de cara al arco en el área adversaria. Su juego tiene la impronta de otros futbolistas que también salieron de Argentinos e hicieron historia, como Sergio Batista, Esteban Cambiasso, Fernando Redondo o Lucas Biglia. Facundo Barboza e Iván Colman, quienes fueron casi siempre sus laderos en el mediocampo, también exhibieron una categoría para el pase y una precisión por encima de la media. Cualquiera de los volantes podía aparecer en situación de peligro cerca del portero rival.

Embed from Getty Images

Pese a que el conjunto sufrió la temprana lesión de Fabricio Lenci, el goleador que había colaborado a salir de un primer tramo de campaña no alentador, tuvo en Francisco Fydriszewski y Braian Romero a sus mejores armas. Romero acabó siendo el mayor anotador del equipo, convirtió los dos goles que aseguraron el primer puesto en la tabla, y fue clave por sus constantes desmarques y diagonales. Fydriszewski, quien fuera compañero de su entrenador en Newell’s, colaboró con una cuota goleadora imponente durante la época de torneo en que el equipo sacó mayor diferencia a sus perseguidores.

Si River Plate o Independiente debieron sufrir hasta las últimas consecuencias para registrar su retorno al primer escalón del fútbol argentino, no fue el caso de Argentinos Juniors. Sin grandes erogaciones a partir de las considerables deudas que tal vez intente saldar con la venta de algún gran nombre que dejó su campaña, y con muchos jugadores jóvenes en el plantel. De ese modo, eliminó dos clichés de la categoría: que se necesitan jugadores de amplia trayectoria y experiencia en el Ascenso, y que no se puede ofrecer una idea de juego que vaya a contramano de la frecuente fricción.

Si River Plate o Independiente debieron sufrir hasta las últimas consecuencias para registrar su retorno al primer escalón del fútbol argentino, no fue el caso de Argentinos Juniors.

Las tribunas del estadio Diego Armando Maradona deliraron con un equipo que hizo recordar a aquellas escuadras históricas que llevaron al club a la cima de América y a disputar la Intercontinental ante la Juventus (igualó y cayó en penales en 1985). Siempre se ha identificado a la institución por su prolífica cantera y los nombres particulares que dio históricamente al universo futbolístico. Maradona jugó desde los 15 años a los 20 en el lugar que desde 2003 lleva su nombre, y al club se lo ha llamado el Semillero del Mundo. Juan Román Riquelme, otro hombre de las bases juveniles, había retornado al club para lograr el último ascenso. Esta vez, sin nombres fulgurantes y con jugadores de los que se seguirá hablando, vuelve al lugar al que siempre perteneció. Heinze, que incluso ha albergado a diferentes jugadores en su hogar para inculcarles un mejor hábito alimentario y enseñarles a ser mejores profesionales, fue el gran artífice del logro. E incluso en la conferencia posterior, dejó que sus colaboradores fueran aplaudidos y se alejó de la gran escena.

Fuente imagen principal: Asociación Atlética Argentinos Juniors.