Milinkovic-Savic, sangre española para la perla serbia

Milinkovic-Savic, sangre española para la perla serbia

Los aficionados de Ourense, Almería o Lleida puede que recuerden a un espigado mediapunta llamado Nikola Milinkovic que jugó para sus equipos en los años 90 del siglo pasado. Nikola formaba parte del histórico UE Lleida de Mané que ganó en el Camp Nou, aunque no pudo evitar el descenso. Nikola estaba casado con Milana Savic, jugadora de baloncesto. De su relación, nacieron en tierras leridanas y ourensanas dos vástagos, Sergej y Vanja.

Como era de esperar, los niños salieron deportistas y hoy Sergej Milinkovic-Savic es uno de los jugadores con mayor futuro de Europa. Por su parte, Vanja pelea por hacerse un hueco en la portería del Torino.

Sergej, como Bojan Krkic, nació en Lleida, pero escogió otro camino diferente, siempre tuvo claro que iba a jugar con Serbia a pesar de tener la doble nacionalidad

Sergej, como Bojan Krkic, nació en Lleida pero escogió otro camino diferente, siempre tuvo claro que iba a jugar con Serbia a pesar de tener la doble nacionalidad. Campeón de Europa sub-19 en 2013 y del mundo sub-20 en 2015 junto a su hermano Vanja, donde fue elegido Balón de Bronce del torneo. La pujanza de esa generación en general y de Sergej en particular es la que le costó el puesto de seleccionador a Slavoljub Muslin, incapaz de encontrar hueco a los jóvenes valores serbios en la selección absoluta, a pesar de clasificar a Serbia para el Mundial. Su sustituto, Mladen Krstajic, no dudó ni un minuto y dio galones al fenomenal centrocampista de la Lazio, eje sobre el que debe girar el futuro del combinado plavi.

Embed from Getty Images

Milinkovic-Savic se formó en la cantera de la Vojvodina de Novi Sad, con la que debutó en la temporada 2013/14 de la Super Liga Serbia con tan solo 18 años. Nueve meses después la Vojvodina se alzaba con el título de Copa y Sergej ya era titular indiscutible. Por aquel entonces, el mítico Mateja Kezman, presidente del club, vio el potencial del chico y lo reclutó para su incipiente carrera como agente. Hoy es su valor más preciado.

Lo tiene casi todo para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, no tiene puntos débiles. Físicamente es perfecto: es rápido, corre mucho, entre 12 y 14 kilómetros por partido, es fortísimo, cabecea fenomenal, dispara bien con derecha y con izquierda y, a pesar de ser alto, tiene una técnica increíble. Hace cosas increíbles, reservadas para jugadores bajitos

Lo disfrutaron poco en Novi Sad pues tras el año de su debut dio el salto al KRC Genk belga como paso previo a la élite. Tras un año siendo fundamental en Flandes, firmó por la Lazio, donde ha explotado de forma definitiva en sus tres temporadas en la Serie A. Simone Inzaghi ha sabido encontrar el sitio perfecto en el interior derecho de su 3-5-2, para potenciar las virtudes del jugador. Y es que tal y como detalla el propio Mateja Kezman, Sergej lo tiene todo para triunfar:  “Lo tiene casi todo para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, no tiene puntos débiles. Físicamente es perfecto: es rápido, corre mucho, entre 12 y 14 kilómetros por partido, es fortísimo, cabecea fenomenal, dispara bien con derecha y con izquierda y, a pesar de ser alto, tiene una técnica increíble. Hace cosas increíbles, reservadas para jugadores bajitos”.

Hablamos de un centrocampista moderno, box to box, con un físico imponente debido a 1,91 metros de estatura, pero muy coordinado. Pasa, corta, regatea, bate lineas, cabecea, maneja ambas piernas, abarca mucho campo y tiene gol. No son pocos los que asemejan su juego al de Ibrahimovic. El equipo lacial tiene una joya y lo sabe, y por ello está tasando al jugando en valores muy altos, conocedor del interés de los clubes mas grande de Europa por el jugador, pero es cuestión de tiempo que Sergej Milinkovic-Savic abandone Roma en busca de retos muchos mayores.

Fuente imagen principal: Agencias.

Los hermanos que hicieron soñar a Dinamarca

Los hermanos que hicieron soñar a Dinamarca

El fútbol en Dinamarca no se puede entender sin los hermanos Laudrup. La importancia de Michael y Brian para que los escandinavos dieran un salto de calidad a nivel internacional es innegable; hijos de Finn Laudrup, seleccionado danés en la década de los Setenta, dieron muestras de su talento desde que debutaron en el Brondby IF.

Michael Laudrup, el mayor de los dos, tuvo una carrera prolífica en clubes europeos. Formó parte del dream team del Barcelona a principios de los Noventa, previo paso por la Lazio y la Juventus en Italia; tras jugar con el club blaugrana fichó por el Real Madrid y tras dos temporadas con los merengues llegó al Vissel Kobe japonés, para finalmente retirarse vistiendo la camiseta del Ajax.

Michael Laudrup tuvo una carrera prolífica. Jugó en clubes como el Barcelona, la Lazio, la Juventus o el Real Madrid

El menor de los Laudrup también jugó en clubes de renombre a nivel europeo. Bayern Munich, Fiorentina, AC Milan y Chelsea fueron algunos de los equipos donde participó, aunque fue en el Glasgow Rangers escocés donde vivió algunos de sus mejores momentos. Siguiendo los pasos de su hermano mayor, Brian culminó su carrera en el Ajax. Jugando como mediocampista ofensivo, Michael ganó rápido reconocimiento gracias a la calidad que demostraba con su visión de juego y sus pases milimétricos. Brian, por su parte, se desempeñaba como delantero y destacó por su velocidad y técnica.

Embed from Getty Images

La década de los Ochenta representó una transformación del fútbol danés a nivel de selecciones. Hasta ese momento Dinamarca solo había participado en un torneo internacional, la Eurocopa 1964; el regreso a la competición continental se dio en 1984 y con ello la convocatoria de Michael Laudrup apenas a sus 19 años. El mayor de los Laudrup también fue considerado para la primera participación danesa en un Mundial. México 86 fue el escenario; Dinamarca calificó como primer lugar de grupo, con Michael en gran forma, pero cayó en octavos de final al ser goleada por España.

Por curiosidades del destino, Brian debutó también a los 18 años con la selección danesa, en 1987. Cinco años después disputó su primer torneo internacional, la Eurocopa 1992, donde Dinamarca hizo historia al coronarse tras llegar como reemplazo de Yugoslavia; a pesar de no marcar, Brian Laudrup fue uno de los jugadores más destacados del cuadro escandinavo. Tuvieron que pasar 12 años para que Dinamarca volviera a una Copa del Mundo. Los daneses terminaron como primer lugar de su sector en la eliminatoria; sus rivales en Francia 98 serían el anfitrión, Sudáfrica y Arabia Saudita.

Por curiosidades del destino, Brian debutó también a los 18 años con la selección danesa, en 1987. Cinco años después disputó su primer torneo internacional, la Eurocopa 1992, donde Dinamarca hizo historia al coronarse tras llegar como reemplazo de Yugoslavia

Michael Laudrup estaba cerca del retiro, pero no dudó en aceptar la convocatoria para participar en el Mundial. Su hermano Brian también fue convocado: por primera vez los hermanos Laudrup compartirían vestidor en un torneo internacional con la selección danesa. La fase de grupos terminó con Dinamarca en segundo lugar del sector, aunque el desempeño dejó algunas dudas. Victoria por la mínima ante los árabes, empate a un gol contra los africanos y derrota 2-1 frente al anfitrión. Un gol de Michael ante Francia y una asistencia de Brian fueron el saldo para los Laudrup tras tres partidos.

Embed from Getty Images

En octavos el rival sería Nigeria. Las expectativas no eran altas para los daneses, pero de los botines de los hermanos Laudrup llegó la explosión. Apenas al minuto tres cayó el 1-0 por conducto de Moller, a pase de Michael Laudrup tras un control magistral; diez minutos después Brian aprovechó un rechace del arquero rival para ampliar la ventaja. Otra asistencia maravillosa del mayor de los Laudrup permitió a Ebbe Sand marcar al 60 y Thomas Helveg incrementó la cuenta al 76; Babangida descontó por los nigerianos para el 4-1 definitivo.

Brasil sería la siguiente prueba para los escandinavos. La presencia danesa en octavos ya era de por sí histórica, y ante ellos se presentaba la posibilidad de dar otra sorpresa. Contra todo pronóstico, Dinamarca tomó ventaja al inicio del juego por conducto de Jorgensen. Los brasileños se mostraban desconcertados por el mazazo inicial y los daneses soñaban con el triunfo. El cuadro sudamericano se sobrepuso pronto y remontó antes del descanso, en parte gracias a un Rivaldo que jugaba a su mejor nivel. A cinco minutos de iniciado el complemento, Brian Laudrup empató el partido y dio esperanza de nueva cuenta a Dinamarca, misma que Rivaldo se encargó de terminar al 60’ con el 3-2 final. El partido ante Brasil representó el fin de la carrera del mayor de los Laudrup.

Brasil sería la siguiente prueba para los escandinavos. La presencia danesa en octavos ya era de por sí histórica, y ante ellos se presentaba la posibilidad de dar otra sorpresa

El Mundial de Francia 1998 se convirtió en un recuerdo muy preciado para el fútbol danés, al alcanzar su mejor resultado en un Mundial hasta la fecha. La posibilidad de ver jugar juntos a Michael y Brian en selección cumplió el sueño de muchos, que disfrutaron la calidad de dos históricos. Cerca de concretar su clasificación a la siguiente ronda de Rusia 2018, los seleccionados daneses buscarán emular el recuerdo de los hermanos Laudrup.

Fuente imagen principal: Agencias.

Polonia 1974 o una selección para la historia

Polonia 1974 o una selección para la historia

El Mundial de 1974 celebrado en Alemania Occidental (República Federal de Alemania) dejó momentos históricos y recuerdos que perduran hasta los días más actuales. Como es lógico, el partido más recordado es la final, donde la anfitriona y posterior vencedora del Mundial se enfrentó a la Holanda de Cruyff. Un partido por todo lo alto entre dos grandes potencias futbolísticas. Pero más allá del aprecio por estos dos combinados que brillaron en Europa, el Mundial de de 1974 dejó a una selección histórica en la memoria del fútbol: Polonia.

Era la segunda participación de Polonia en un evento de tal magnitud como un Mundial y los objetivos que terminaron alcanzando no coincidían ni mucho menos con los que presuponían que conseguirían

Los antecedentes de la selección polaca no invitaban a pensar que darían la sorpresa en un escenario como lo era el Mundial de 1974. Era la segunda participación de Polonia en un evento de tal magnitud y los objetivos que terminaron alcanzando no coincidían ni mucho menos con los que presuponían que conseguirían. Y para mayor desconfianza, Wodzimierz Lubanski, estrella de la selección y delantero del Gornik que más tarde pasaría por Bélgica y Francia, se lesionó para viajar a Alemania y se perdió la Copa del Mundo. La cosa no quedó ahí y es que en la fase de grupos, Polonia quedó encasillada en el Grupo 4, junto a Argentina, Italia y Haití, por lo que los presagios indicaban que Polonia lucharía por el tercer lugar de la honra con Haití, dejando paso a dos grandes selecciones como lo eran la Argentina de Mario Kempes y la Italia de Gianni Rivera. Esto chocaba notablemente con la Polonia de… Faltaba un referente que liderada aquel combinado formado por 22 jugadores de la liga polaca.

Pues bien, Polonia se abrió paso ante Argentina, Italia y Haití para acabar la primera fase como líder. Venció por 3-2 a la albiceleste en el primer partido dando un golpe sobre la mesa, arrolló a Haití en la segunda jornada por 0-7, demostrando su contundencia, y volvió a ganar en el último choque ante Italia, dejando fuera del Mundial a la selección transalpina. Un pleno de victorias que hacían ver las orejas al lobo.

Embed from Getty Images

Por entonces, el formato del Mundial estipulaba que los dos primeros clasificados accediesen a otra fase de grupos donde, por partido único, el primero de cada grupo se clasificaba para la gran final y los segundos se disputaban el tercer y cuarto puesto. El camino hasta el partido clave de Polonia fue muy convincente ya que no tenía un grupo nada sencillo. Un 0-1 ante Suecia y un 2-1 ante Yugoslavia en las dos primeras jornadas de la fase final ponían a Polonia como rival directo de Alemania Federal para acceder a la final. Y en la última jornada, ambos combinados se vieron las caras. A dicha altura de la competición, a nadie le hubiera sorprendido que la revelación del Mundial venciese a la anfitriona y lograse un puesto en la final. Pero un gol de Gerd Müller en el minuto 76 dejó a Polonia sin el merecido premio de disputar una final histórica.

Estos hechos no se explican sin los componentes de aquella selección. El artífice de este gran combinado fue Kazimierz Górski. El seleccionador polaco ideó un fútbol brillante y vistoso que acaparó la atención del resto desde la primera fase. El esquema que se dibujó en el campo fue un 4-3-3, poco común en aquella época y aún más en una selección sin tanta tradición futbolística.

La defensa empezaba de la portería. Con Jan Tomaszewski de cancerbero, Polonia solo recibió cinco goles en aquel Mundial entre las dos fases. También fueron muy importantes Jerzy Gorgon y Wladyslaw Zmuda, la pareja habitual de centrales. Mostraron un sobrio nivel, contundente y físicamente difíciles de superar.

La joya de esta selección se basada en la linea de tres cuartos. Con nombres propios que tomaron los roles de estrellas y lideraron a Polonia a base de calidad y velocidad

Aunque la joya de esta selección se basada en la linea de tres cuartos. Con nombres propios que tomaron los roles de estrellas y lideraron a Polonia a base de calidad y velocidad. Robert Gadocha y Grzegorz Lato eran los encargados de las bandas, izquierda y derecha respectivamente, en la parte ofensiva. Gadocha otorgaba a Polonia mucha profundidad y verticalidad en el carril zurdo mientras que Lato brillaba por otras grandes cualidades. Cierto es que Lato era un jugador muy rápido, pero su olfato goleador, el trabajo sin balón y su capacidad técnica de dar un plus a Polonia lo convirtieron en la gran figura de aquella selección. Acabó el Mundial como máximo goleador del torneo con 7 goles.

Embed from Getty Images

Andrzej Szarmach era el referente en ataque. Demostró su facilidad para hacer goles y destacó como un hombre de área. Hizo cinco tantos en el Mundial y se destapó como el futbolista referencia de Górski, por delante de Władysław Żmuda, quien acabó el torneo siendo nombrado como mejor jugador joven. Y como enganche entre el centro del campo y la delantera, actuando de interior y mediapunta según si Górski apostaba por un 4-3-3 o un 4-4-2, se encontraba Kazimierz Deyna, un elegante y fino futbolista dotado de un gran disparo desde fuera del área. Era quien aportaba la creación y el sentido del juego a Polonia.

La selección polaca puso el fútbol en Alemania Occidental durante aquel Mundial. Pese a que no salieron victoriosos, dieron una verdadera lección de este deporte. La resolución de Polonia en el Mundial fue el tercer puesto al vencer a Brasil por 0-1 con gol de Lato. Un final que pudo ser mejor y privó al fútbol de ver un apasionante duelo entre Holanda y Polonia, dos selecciones que proclamaban el balón por doquier. En aquel Mundial, Polonia hizo historia y se convirtió en referencia para las generaciones venideras. Nada es imposible en este mundo.

Fuente imagen principal: Blog Soccernostalgia.

Guía Mundial 2018 I Underground Football

Guía Mundial 2018 I Underground Football

La primera portada de Underground Football fue en noviembre de 2012 y estaba protagonizada por Siphiwe Tshabalala. En ella, el extremo sudafricano celebraba el primer gol de la historia en un Mundial celebrado en tierras africanas. Aquello ocurrió en el Mundial de 2010 y es una de las mil historias que se han sucedido a través de las historias de los Mundiales.

Tras Corea y Japón, Alemania, Sudáfrica y Brasil, en el quinto Mundial del Siglo XXI viajamos hasta Rusia. Será un torneo apasionante, seguro, pues nos encontramos candidatos al cetro mundial por doquier.
Por un lado Brasil, pentacampeona, que lleva 16 años sin levantar el título. Gracias a Tite llegan en uno los mejores momentos de los últimos años y Neymar lidera sobre el césped una camada de nuevos jugadores jóvenes llamados a llevar a Brasil a las cotas más altas.

Desde un poco más al sur llega la Argentina de Messi, necesitada de que Lionel se ponga la capa de héroe y obre un milagro en busca del único título que le queda por ganar al astro del FC Barcelona. Al otro lado del charco, en Europa, esperan a las potencias sudamericanas múltiples rivales. Por supuesto Alemania, el vigente campeón y un equipo siempre a tener en cuenta. Han mantenido la línea de Löw y su fiabilidad es su mejor arma. Además, los equipos ibéricos llegan en pleno apogeo con una Portugal campeona de Europa y una España que estrena seleccionador en una gran cita.

Más al norte, Francia acude al Mundial tras la decepción sufrida en su propia Eurocopa e Inglaterra y Bélgica querrán sorprender al mundo desde el Grupo G, donde comparten plaza.
Además, echaremos de menos, y mucho, a dos selecciones históricas. Italia, que sufrió el cruel desenlace de un proceso que llegaba a su fin, y Holanda, que está volviendo a nacer.

Sin duda, nos espera una Copa del Mundo preciosa. Como todas las Copa del Mundo.

¿CÓMO DISFRUTAR DE LA GUÍA DE LA COPA DEL MUNDO 2018 DE UNDERGROUND FOOTBALL?

Formato online (vía Issuu)

Formato en PDF

CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR

Gonzalo Zamorano: ”Los islandeses se están tomando muy en serio el fútbol”

Gonzalo Zamorano: ”Los islandeses se están tomando muy en serio el fútbol”

Gonzalo Zamorano León (11/06/1995, Madrid) descuelga el teléfono en su casa de Ólafsvík, al oeste de Islandia. Tras pasar por clubes madrileños como el Atlético de Pinto, el Trival Valderas, el Leganés o el Pozuelo, ahora vive una etapa diferente. Con temperaturas realmente frías y bajo la nieva, Gonzalo Zamorano golea ahora en Islandia. En la previa del Arsenal – Atlético de Madrid charla con Underground Football para hablar largo y tendido sobre su experiencia en el fútbol islandés.

*La entrevista se realizó el jueves 26 de abril de 2018.

¿Qué tal por Islandia?

La verdad es que muy bien. Estos primeros dos meses de la temporada muy bien, pese al frío. La pretemporada ha ido bien, mejor de lo que me esperaba. Hicimos buen torneo de pretemporada, que es mezcla de equipos de Primera y Segunda División, y, personalmente, en cinco partidos hice seis goles. Así que muy bien.

También estuvimos diez días en Pinatar Arena, en Murcia. Fuimos a entrenar y la verdad es que nos ha venido muy bien. Nos ayuda a desconectar, tener una mejor climatología… Así que genial.

¿Cómo es Ólafsvík? Porque de Islandia -en muchos casos- solo conocemos Reikiavik, la capital. Ólafsvík es un pueblecito de apenas 1.000 personas. 

Es cierto que Reikiavik es la ciudad más conocida de Islandia. Olafvsik es un pueblo pequeño que está relativamente cerca de la capital, a dos horas en coche. Parece lejos pero no lo es. Por ejemplo, la segunda ciudad más grande, que es Akureyri, está a unas cinco o seis horas de la capital.

En nuestro caso, sí es un pueblo pequeño pero muy acogedor. Tiene buenas instalaciones, ahora están cambiando el césped –natural por artificial-, que es algo que están haciendo muchos equipos aquí en Islandia, porque obviamente es mejor debido al clima. Aquí nos conocemos todos y, la verdad, es que me gusta mucho. Es muy, muy acogedor.

”Ólafsvík es un pueblo pequeño pero muy acogedor. Aquí nos conocemos todos y, la verdad, es que me gusta mucho”

Y… ¿Hace tanto frío como parece?

Sí, sí. Ahora mismo, por ejemplo, está nevando. Estamos a cero grados y hace frío, aunque el principal problema, más que los grados, es la sensación térmica. El verano es mucho mejor. También es verdad, que yo le comento mucho a la gente que tengo la sensación de que aquí el sol calienta mucho más que en España. Si hace diez grados pero cae el sol, parece que hay 18 grados.

Embed from Getty Images

¿Y cómo llevas el asunto de la luz? 

Uff… En invierno se tienen muy pocas horas de luz pero ahora empieza lo contrario. Suele amanecer sobre las cinco de la mañana y anochece a las once de la noche. Pero conforme se vaya acercando el verano las horas de luz son en torno a 21 o 22 horas al día. Dormimos con la persiana cerrada o con antifaces, no hay más.

¿Cómo son tus vecinos islandeses?

Son gente muy, muy trabajadora. Prácticamente el 90-95% de la gente apta para trabajar, trabaja. Hay muy poco paro. Más que nada porque hay trabajo para todo el mundo y todo el mundo quiere trabajar. Es una sociedad muy trabajadora y eso, si lo extrapolamos al fútbol, es una de las bases de su éxito. La selección nacional está ahí gracias a su trabajo, gracias al conjunto. Más allá de Sigurdsson no tiene individualidades que destaquen. Es un bloque trabajador.

”Los islandeses son gente muy trabajadora. Prácticamente el 90-95% de la gente apta para trabajar, trabaja. Hay muy poco paro. Más que nada porque hay trabajo para todo el mundo y todo el mundo quiere trabajar”

Y oye, la información que yo tengo es que el nivel de vida allí es bastante alto… No es barato salir a tomar una cerveza, por ejemplo.

Es un nivel de vida alto, sí, pero va en comparación a los sueldos, que son muy altos. Por ejemplo, aquí vas al supermercado y no existe la marca blanca. Aquí únicamente hay productos de primera calidad. Otro ejemplo es que en un bar una cerveza te puede costar diez euros. Y te hablo de un bar de Olafsvik, en Reyjkavic es más caro todavía. Pero también es cierto que los sueldos son más altos. Un pescador, por ejemplo, gana dos millones de coronas al mes, que son unos 17.000 euros. Es una locura. Es cierto que es un trabajo que produce mucho dinero, que ellos trabajan muchas horas, pero te habla del nivel de vida que hay aquí.

Embed from Getty Images

Pero… ¿Cómo acaba en Islandia un futbolista que ha pasado por el Atlético Pinto, Trival Valderas, Leganés B o Pozuelo? De hecho, incluso hiciste la pretemporada con el primer equipo del Leganés hace un par de temporadas, ¿no?

Bueno, la verdad es que al firmar con el Leganés todo iba muy bien. Hice incluso la pretemporada con el equipo pero no tuve las oportunidades que creía que merecía. Fue entonces cuando decidí irme al Pozuelo. Allí termine de conocer a Álvaro Montejo, que ya lo conocía de vista y es otro jugador que ahora está también en Islandia, y me surgió la oportunidad de venir aquí a otro equipo en el que él ya había estado. Y me lo tomé como una buena oportunidad para cambiar de aires, que era algo que quería hacer, y para crecer futbolísticamente en este país. Por suerte tuve buena temporada el año pasado y esta temporada he subido una categoría. La idea es subir a Primera el año que viene.

¿Cómo te convencieron de que Islandia era una buena idea?

Álvaro Montejo ya había estado allí y me lo vendió como lo que es: una gran oportunidad. Había estado temporada y media en ese equipo (Huggin) y había estado muy cómodo. Además, las condiciones eran buenas. Yo me lo tomé como una etapa para madurar, convertirme en mejor futbolista y mejor persona, y la verdad es que estoy muy contento. Es algo que puedo recomendar a muchos jugadores que estén en una situación de descontento en Segunda División B o Tercera. Salir de España, de tu zona de confort, es algo que yo recomiendo a todo el mundo para que pueda seguir creciendo.

”Venir a Islandia es algo que puedo recomendar a muchos jugadores que estén en una situación de descontento en Segunda División B o Tercera. Salir de España, de tu zona de confort, es algo que yo recomiendo a todo el mundo para que pueda seguir creciendo”

Pero… ¿Te hubieras ido a Islandia si no hubiera hecho la pedazo de Eurocopa que hizo?

Puede ser que sí, puede ser que no. No lo sé, la verdad. Si me hubieran dicho de irme a Noruega, que no hizo el papel de Islandia en la Eurocopa, seguramente también lo había hecho. Era lo que necesitaba, ¿no? Cambiar de aires. Yo no venía a vivir la experiencia y retirarme, como hacen algunos jugadores veteranos que se marchan a China o estos países. Yo venía aquí a competir y hacerme mejor futbolista.

Tú que has pasado por clubes de Tercera División… ¿Qué diferencia encuentras entre la estructura del fútbol modesto español y el fútbol islandés?

Bueno, la diferencia está en los sueldos. Aquí son muchos mejores. Evidentemente no ganas millones, pero aquí si puedes vivir de ello, cosa que en Tercera División o Segunda B de España es muy difícil. Aquí si estás viviendo del fútbol. Es cierto que ellos saben que viven de los extranjeros. El fútbol islandés vive de nosotros, los españoles, de africanos que vienen… Porque ellos no tienen el nivel todavía porque no son suficientes. Para que te hagas una idea, es que Islandia tiene la misma población que Móstoles. Pero ellos lo saben y ellos lo cuidan bien.

Por ejemplo, si un jugador no cobra se sanciona al club con puntos o con descensos. Por eso aquí no sueles tener problema. Por ejemplo, a nosotros nos pagan la casa, la comida, el coche… Las comodidades son muy buenas si las comparamos con las divisiones que me mencionabas de España. Evidentemente hay campos en Segunda B o Tercera que no hay aquí. Pero es que aquí no hay gente. No van a construir un gran estadio porque es imposible que lo llenen. En Olafsvik viene más del 50% de la población de la localidad pero serán unas 600 personas. Entonces, bueno, es diferente…

Embed from Getty Images

¿Y los jugadores islandeses se dedican profesionalmente al fútbol?

No, no. En Primera División, por ejemplo, hay muchos jugadores que trabajan al mismo tiempo. A nosotros, el club nos ha ofrecido trabajar para ganar más dinero. Porque aquí hay trabajo, ya sea por parte del club o por parte de la ciudad. El entrenador no quiere que trabajemos jornada completa porque tendríamos problemas para rendir pero si podríamos trabajar un horario más reducido.

Y en el caso de los jugadores locales lo suelen combinar. No a tiempo completo, como te comentaba, pero sobre todo aprovechan la duración de la temporada, que es corta. Ellos trabajan de septiembre a abril y de abril a agosto paran para la temporada. Suelen compaginarlo bien.

”En Primera División, por ejemplo, hay muchos jugadores que trabajan al mismo tiempo. A nosotros, el club nos ha ofrecido trabajar para ganar más dinero”

¿Cómo fue tu fase de adaptación al fútbol islandés? Hay muchos futbolistas que lo pasan mal al cambiar de país.

Sí, es verdad que hay muchos jugadores que les cuesta adaptarse. Y es entendible. Pero en mi caso no me ha afectado, la verdad. Si hace frío, pues hace frío. Me pongo un abrigo y a entrenar. Si hace calor, pues hace calor. Es obvio que estás aquí solo y tienes días mejores y días peores, pero está claro que nadie me tiene aquí obligado, apuntándome con una pistola. Yo estoy aquí porque quiero. Me he adaptado bien y estoy muy cómodo.

Ahora, está claro que se nota el frío. A veces puede resultar complicado jugar. Yo me acuerdo que cuando vine en enero para conocer a la gente y empezar la adaptación, recuerdo que jugamos un partido, estaba nevando y notabas la garganta muy seca… Pero es cierto que estaríamos a -10º o así. Un frío horrible. Llevabas noventa minutos corriendo y estabas congelado. Pero lo que te comentaba, más allá de eso la adaptación ha ido bien y estoy muy contento.

Y… Tenéis mucho tiempo libre los jugadores extranjeros en Islandia por lo que me has comentado alguna vez. ¿Qué hacéis para que el día a día no sea monótono?

Por las mañanas solemos ir al gimnasio o a la piscina. Entrenamos sobre las cinco, llegas a las instalaciones donde comes y te relajas antes de la hora del entrenamiento. Luego te vas a casa y hasta el día siguiente. Está bien, la verdad. Yo estoy contento con el día a día, no se me hacen pesados.

¿Y qué ligas europeas se siguen desde allí?

Aquí lo que más se ve es la Premier League, aunque es cierto que también se sigue mucho el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Por ejemplo, hoy hemos quedado para ver el Arsenal – Atlético de Madrid unos compañeros de equipo, que es cierto que aquí muchos son del Arsenal también. Pero la verdad es que aquí se sigue mucho, mucho fútbol. Y encima que ahora viene el Mundial con Islandia en su primera participación.

Embed from Getty Images

¿Y qué tal ha sido la experiencia de vivir la fase de clasificación para la Copa del Mundo in situ?

Sí, sí. Se para el país. Para ellos se para el mundo cuando juega la selección. Antes del deporte rey aquí era el balonmano pero ahora es el fútbol. Y se nota. Si están trabajando piden permiso, el empresario, su jefe, les da permiso para ver los partidos. La verdad es que están muy cerca de la selección, se crea muy buen ambiente, un ambiente muy cercano con la gente.

Desde el extranjero se habla mucho de la preparación y evolución del fútbol islandés en los últimos años. La formación de los entrenadores, la creación de campos de entrenamiento donde entrenar aún cuando hace frío, formar a las categorías inferiores desde muy jóvenes… En primera persona, ¿cómo es ese proceso?

Es cierto que se están tomando muy en serio el fútbol. Van a por todas. El fútbol aquí está creciendo a pasos agigantados. Es cierto que les falta que un equipo islandés llegue a competición europea, aunque creo que este año lo podrían conseguir. Hay un equipo islandés que juega previa de Champions League y dos que juegan previa de Europa League. Y entrar en fase de grupos de una gran competición europea sería algo increíble.

Y, en este tema, a mi algo que me gusta mucho es la igualdad que hay entre fútbol masculino y femenino. Ambos están creciendo mucho porque le dan la misma importancia a los dos. Tanto a salarios, como a infraestructuras están equiparados. Y eso es algo que llama mucho la atención, o que me llama a mi porque en España no hay esa igualdad.

”A mi algo que me gusta mucho es la igualdad que hay entre fútbol masculino y femenino. Ambos están creciendo mucho porque le dan la misma importancia a los dos. Tanto a salarios, como a infraestructuras están equiparados”

Pero bueno, hablemos de ti… Tu primer equipo en Islandia es el Huggin. Magnífica temporada en la Tercera División islandesa la que firmas.

La verdad es que fue fantástica. Me adapté muy bien y siempre estaré muy agradecido a ellos, porque me han tratado muy bien. Acabamos cuartos al final y tuvimos mala suerte por temas de lesiones pero estuvimos ahí, cerca del ascenso. En lo particular, fue una temporada muy buena. Hice 16 goles en 22 partidos, me nombraron segundo mejor jugador de la liga, fui el segundo mejor jugador… En lo individual fue muy bueno.

Y entre Huggin y Vikingur, juegas en el CD Él Alamo de Tercera División de Madrid. Explícame esto.

Cuando acabé la temporada con el Huggin yo sabía que iba a tener ofertas e iba a volver a Islandia para jugar en una categoría superior. Lo que hice fue hablar con el CD El Álamo, que estaba en Tercera, es mi pueblo, donde me he criado, aunque mis padres son de Almadén. Y justo, fue una buena oportunidad para no parar y no perder la forma. Estuve muy agosto y me vino genial. Ellos sabían que iba a volver a Islandia y me dieron permiso para hacerlo. No hubo nunca ningún problema.

¿Y cómo llega el interés del Vikingur?

Es un equipo que, aunque es muy pequeño el pueblo, el año pasado estaba en Primera, el anterior también. Bajó con un poco de mala suerte pero es un buen equipo. Y ellos contactaron conmigo por Facebook tras pedir referencias mías al Huggin… Las condiciones eran buenas, me gustaron. Quizás tenía mejores ofertas pero en lo deportivo está era buena, la mejor. Y yo me quería guiar más por lo deportivo que por lo económico. Y así fue.

Embed from Getty Images

Y ahora en Segunda División. Has empezado goleando en Copa de la Liga. A unos días de empezar la temporada también en Liga, ¿cuál es el objetivo que os marcáis en el club? ¿Y personalmente?

En primer lugar, hay que dejar claro que la Copa de la Liga es un torneo amistoso donde cada equipo inscribe sus jugadores antes de empezarlo. No puede jugar cualquiera pese a que sea un torneo de pretemporada. Y, como decías, la verdad es que ha ido bien. Ahora, empezamos en nada la liga, ya empezamos la Copa tras ganar 0-5. Así que oficialmente hemos empezado.

En cuanto a objetivos, el club se ha marcado llegar lo más lejos posible en Copa y volver a Primera División. Para eso está hecha la plantilla y si las lesiones no lo permiten quizás podamos quedar primeros o segundos, que son los que suben.

”En cuanto a objetivos, el club se ha marcado llegar lo más lejos posible en Copa y volver a Primera División. Para eso está hecha la plantilla y si las lesiones no lo permiten quizás podamos quedar primeros o segundos, que son los que suben”


Por último… ¿Hay intención de volver al fútbol español o se está bien fuera?

De momento la intención, aunque suene a tópico, es ir temporada a temporada. Yo sé que se está hablando de mi en el país, que hay varios equipos siguiéndome, y esto me lo ha dicho mi entrenador. Así que quiero afianzarme en el país. Es cierto que me gustaría volver a España pero únicamente para dedicarme a esto. Porque mi objetivo es vivir de esto y para eso estoy cada día trabajando.

Así que lo te comentaba. El objetivo del club es ascender y el mío, en lo personal, me he marcado la meta de anotar 20 goles. Así que aquí queda apuntado.

Fuente imagen principal: Facebook Gonzalo Zamorano.

Caleta-Car, siguiente producto de la factoría Red Bull

Caleta-Car, siguiente producto de la factoría Red Bull

El universo Red Bull es una fábrica constante de talento joven, ya sea en Austria, Alemania, Estados Unidos, Ghana o Brasil. Con una excelsa red mundial de ojeadores van captando desde edades muy tempranas a futbolistas con potencial y les van puliendo poco a poco, sin prisas y sin presión para que desarrollen todo su talento. Sin ir más lejos, el Red Bull Salzburg es al actual campeón de la UEFA Youth League, la Champions juvenil.

En ese contexto ha crecido Duje Caleta-Car, el magnífico central croata del Red Bull Salzbug. El FC Liefering, equipo satélite del RB Salzurg, lo captó en 2014 del FC Pasching de Tercera Divisón de Austria a donde llegó del HNK Sibenik de su ciudad natal. En el HNK llegó a debutar en Segunda División croata con tan sólo 16 años.

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa

En la misma temporada de su llegada, ya debutó en Bundesliga con el primer equipo, pero fue la temporada 15/16, de la mano de Óscar García, cuando se asienta en el RB Salzburg disputando 31 partidos de liga enteros. Su magnífico rendimiento le llevó a renovar su contrato hasta el año 2020, pero todo el mundo sabe que no estará en Austria hasta esa fecha.

Con la salida de Upamecano en dirección Leipzig en el mercado invernal de la temporada pasada, Duje pasó a ser desde entonces el jefe de la defensa y es pieza indispensable para Marco Rose en la excelente campaña del RB Salzbug, camino de su quinto doblete nacional consecutivo. Pero sin duda, donde han dado un salto es en Europa, plantándose en cuartos de final de la Europa League tras deshacerse de forma brillante de la Real Sociedad y el Borussia Dortmund y sin perder ni un solo encuentro. Caleta-Car sólo se perdido 5 partidos en todas las competiciones, tres de ellos por sanción, lo que habla a las claras de fortaleza física.

Embed from Getty Images

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa. Hablamos de un central muy alto (1,92 m), que juega en un equipo de toque, ofensivo, con laterales de largo recorrido que muchas veces dejan a los dos centrales como únicos defensores, sobre todo en los partidos de casa. Ahí asume grandes responsabilidades que maneja bien, debido a su inteligencia y comprensión del juego. Además, su envergadura le permite dominar el juego aéreo, en las dos áreas, aunque por el contra, le resta agilidad y sufre ante delanteros rápidos y móviles. Como Gerard, sabe sacar el balón jugado desde atrás con una alta eficacia en el pase y, aunque es diestro, sabe manejar ambos perfiles.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán, de hecho, para mucha gente fue una sorpresa que no se uniera en el pasado mercado estival a los Naby Keita, Ilsanker, Upamecano o Sabitzer que ya han recorrido ese camino.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán

Antes de todo eso, en la mente de Caleta-Car está el mundial de Rusia. A sus 21 años ha recorrido todas las categorías inferiores de la selección ajedrezada, pero aún no se ha debutado con la absoluta aunque sí fue convocado en octubre de 2015 para los partidos de clasificación de la Euro 2016 ante Bulgaria y Malta. Una Euro a la que se quedó a las puertas de acudir ya que estuvo en la preselección de 26 jugadores de la que se cayó a última hora junto a Halilovic y Livakovic. Aunque Zlatko Dalic tiene el equipo bastante definido, Caleta-Car sueña con meterse en la lista definitiva por delante de Jedvaj o Matej Mitrovic toda vez que Lovren, Vida y Corluka parecen fijos. Si no es en Rusia, será en Qatar, porque Duje Caleta-Car está llamado a marcar una época en su selección

Fuente imagen principal:  Stuart Franklin (Bongarts/Getty Images)