Agenda UGF I 13-15 octubre del 2017

Agenda UGF I 13-15 octubre del 2017

Olympique Lyonnais – AS Mónaco (Viernes 13 de octubre, 20:45. Groupama Stadium)

Duelo de históricos en la Ligue 1. Dos equipos que, a priori, partían como animadores de la liga junto al PSG, pero donde el conjunto local se ha caído en las últimas jornadas. Las bajas veraniegas han marcado a ambos equipos con las salidas de jugadores como Lacazette, Tolisso, Gonalons, Mendy, Bernardo Silva, Mbappé o Bakayoko. El campeón ha sabido manejarse mejor en el mercado y aguanta el pulso al PSG mientras que el Lyon sólo ha ganado 1 de los últimos seis partidos de liga y necesita ya volver a ganar si no se quiere descolgar de la zona europea.

Liverpool FC – Manchester United FC (Sábado 14 de octubre, 13:30. Anfield)

Derbi inglés por excelencia el que enfrenta a los Reds con los Reds Devils, los dos equipos más laureados de las Islas. A esa rivalidad deportiva se le une la rivalidad vecinal, pues ambas ciudades están separadas por apenas 60 km dentro del condado de Lancashire en el Noroeste de Inglaterra. Los hombres de Klopp solo han ganado uno de los últimos cinco partidos de Premier y están fuera de las posiciones europeas y a siete puntos del liderato que ostenta precisamente el United junto a su vecino ciudadano. Los hombres de Mourinho han arrancado como un tiro la temporada con seis victorias y un empate en las siete primeras jornadas de liga, amén de dos victorias en Champions y otra en Copa de la Liga. De todas formas ha tenido un calendario asequible y ésta es la primera salida complicada que tiene y habrá que ver hasta donde están preparados para luchar de verdad por el título.

AS Roma – SSC Napoli (Sábado 14 de octubre, 20:45. Stadio Olímpico)

El líder de la Serie A pone a prueba su liderato en una de las salidas más complicadas. El Nápoles ha arrancado la temporada a velocidad de crucero y cuenta todos sus partidos por victorias en el campeonato local. Sarri ha dado con la tecla y el Nápoles se ha convertido en uno de los equipos más atractivos de ver en toda Europa. No está mucho peor la Roma que tiene un partido menos, pero viene de ganar en San Siro al Milán y, en caso de victoria, está en disposición de igualar al conjunto partenopeo en la cabeza de la tabla. La lucha por el Scudetto está más abierta que nunca y estos dos equipos tienen cosas que decir en esa lucha.

Clube de Regatas Vasco da Gama – Botafogo de Futebol e Regatas (Domingo 15 de octubre, 00:00. Estadio Jornalista Mário Filho (Maracaná)

Clásico Albinegro de Río de Janeiro entre dos equipos históricos pero sin aspiraciones al título y sin riesgo de descenso. Eso sí, los dos tienen sus miras puestas en la clasificación para competiciones continentales. El Botafogo cierra la zona de Copa Libertadores mientras que Vasco de Gama ocupa la décima plaza dentro de la zona de Copa Sudamericana, por lo que sí tienen objetivos alcanzables. Además un derbi siempre es un derbi.

Embed from Getty Images

FC Internazionale Milano – AC Milan (Domingo 15 de octubre, 20:45. Stadio Giuseppe Meazza)

El plato fuerte del fin de semana se juega en el último turno del domingo. Nada más y nada menos que el Derby della Madoninna de la capital lombarda. Los dos gigantes milaneses, insuflados de capital chino, quieren volver a reinar en Italia y para ello se han rascado el bolsillo, sobre todo el Milan, para romper la hegemonía de la Juventus. El Inter sí está respondiendo y está asentado en la parte alta de la clasificación pero el Milan, no. Tras perder de forma clara ante Lazio, Sampdoria y Roma, otra derrota y más ante el eterno rival, dejaría muy tocado a Montella en el banquillo rossonero. El Inter, por su parte, quiere ganar para lanzarse de forma clara a por el Scduetto.

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 13/10/2017

20:30 Stuttgart – FC Köln

Sábado 14/10/2017

13:00 Athletic Club – Sevilla FC

16:15 Getafe CF – Real Madrid CF

18:00 Juventus – SS Lazio

18:00 FK Krasnodar – CSKA Moscú

18:30 Watford – Arsenal

18:30 Borussia Dortmund – RB Leipzig

19:30 Panionios – Olympiakos

20:45 Atlético de Madrid – FC Barcelona

23:05 Vélez Sarsfield – Newell’s Old Boys

Embed from Getty Images

Domingo 15/10/2017

00:00 Cruz Azul – América de México

12:30 Fiorentina – Udinese

15:00 Girondins Burdeos – Nantes

15:30 Bayer Leverkusen – Wolfsburgo

16:30 Sturm Graz – Austria Viena

17:00 Montpellier – OGC Nice

18:00 Sparta Praga – Viktoria Plzen

20:45 Real Betis – Valencia CF

Fuente imagen principal: JEFF PACHOUD (AFP/Getty Images)

Los rusos no saben hablar inglés

Los rusos no saben hablar inglés

Los rusos no saben hablar inglés. Los mayores de treinta y cinco, criados bajo el paraguas del telón de acero, nunca pensaron más allá de la capital del mundo oriental. Ni siquiera en Moscú, donde un servidor ha venido a vivir sin entender ni papa de ruso y ya se encuentra sepultado bajo una montaña de papeleo en cirílico. Papeleo inútil, como el de los planos del Ekaterimburgo Arena, sede del Mundial que no cumplía el aforo mínimo requerido por la FIFA y se ha visto obligado a construir una grada por fuera del estadio. La FIFA, doctorada en chapuzas mundialistas, quiso hacer pasar el empaste por genialidad. El ruso medio desprende dejadez por los cuatro costados. Ya saben, lo que funciona no hay que tocarlo. Y si se estropea, se pone un parche y se sale del paso. Pan para hoy y hambre para mañana.

Algo similar ocurre con la selección. El dinero de los oligarcas rusos ha permitido –salvo contadas excepciones- retener a los mejores futbolistas del país durante los últimos quince años. Y los mejores han sido los mismos durante mucho tiempo. Los Akinfeev, Berezutski o Ignashevich de turno han prestado sus servicios hasta bien entrada la treintena. Incluso el propio Akinfeev, en uno de esos fenómenos inexplicables que nos regala el fútbol, sigue siendo el titular de la selección.

La nueva Rusia de Cherchesov juega como si los campos todavía fueran de barro, pero al menos tiene la ilusión de un proyecto que acaba de nacer, algo que no pasaba desde hace más de una década en el fútbol ruso y que tampoco cabe subestimar

Sin embargo, hay ligeras esperanzas de cambio. Apenas son pequeñas vibraciones, puesto que la nueva Rusia de Stanislav Cherchesov no ha reinventado el juego de posición, ni se despliega a la contra como el Madrid de Mourinho. De la victoria por 4-2 frente a Corea del Sur solo trascenderá el debut de los nacionalizados Mario Fernandes y Konstantin Rausch con Rusia y la actuación estelar del coreano Kim Joo-Young, que se metió dos goles en propia en apenas dos minutos. La Sbornaya, como se llama al equipo nacional, ni juega bien ni juega vistoso. Excesivamente directo, demasiado músculo para tan poco talento. La nueva Rusia de Cherchesov juega como si los campos todavía fueran de barro, pero al menos tiene la ilusión de un proyecto que acaba de nacer, algo que no pasaba desde hace más de una década en el fútbol ruso y que tampoco cabe subestimar.

Los nacionalizados Rausch y Fernandes debutaron con la selección rusa (Foto: Nahuel Miranda, Underground Football. Todos los derechos reservados)

Los nacionalizados Rausch y Fernandes debutaron con la selección rusa (Foto: Nahuel Miranda, Underground Football. Todos los derechos reservados)

En la juventud se aprecia esa rebeldía contra el poder establecido y un espíritu cosmopolita impropio de sus mayores. El pasado sábado, en el cumpleaños de Vladimir Putin, los jóvenes se echaron a la calle para protestar por un sistema ineficaz que tiene arrestado al líder de la oposición, Alexei Navalny, por organizar protestas contra el gobierno. Un sistema a veces absurdo, que reparte mucho más papeleo que riqueza y da una sensación de inmovilismo que me resulta tremendamente familiar.

Lo más probable es que las cosas sigan igual en el corto plazo. Putin seguirá en el poder tras las próximas elecciones de marzo, Rusia no pasará de los grupos en su Mundial y yo seguiré encontrándome rusos que no hablan inglés

Lo más probable es que las cosas sigan igual en el corto plazo. Putin seguirá en el poder tras las próximas elecciones de marzo, Rusia no pasará de los grupos en su Mundial y yo seguiré encontrándome rusos que no hablan inglés. Pero qué bien se queda uno cuando lo intenta con la ilusión del que empieza de cero.

Fuente imagen principal: Nahuel Miranda, Underground Football. Todos los derechos reservados.

Cada martes, en Desde Rusia con Balón, una historia de fútbol ruso y todo lo que le rodea.

Soldados de Mirko

Soldados de Mirko

La historia del fútbol podría ser narrada por sus celebraciones. El deporte rey, desde el principio de los tiempos, ha ido coleccionando festejos de todas las formas y colores. Apasionados, desmedidos, acrobáticos o sentimentales. Muchas de ellas, semana tras semana, dan la vuelta al mundo por los actores que las componen. Aunque al margen de todas ellas, una preserva su lugar indeleble al paso de los años. Aquella en la que Vucinic, cada vez que introducía el balón en la portería, corría extasiado con los pantalones fuera de su sitio.

Mirko Vucinic pudo ser todo aquello que no fue. El caso del futbolista yugoslavo (1983, Niksic), de pasaporte y selección montenegrina, se corresponde con uno de esos tantos episodios donde calidad y constancia se soltaron muy pronto de la mano. Embajador de aquello que hoy en día conocemos como el delantero moderno, Vucinic puede presumir de ser uno de los mejores jugadores de los que presumió el Calcio. A pesar de su técnica y currículo, debió conformarse, sin embargo, con degustar la cúspide de su trayecto con la yema de los dedos.

Vucinic, una vez alcanzó la élite, lo tuvo absolutamente todo para dejar allí ensartada su propia bandera. De carrera esbelta, más ávida que lenta, siempre se caracterizó por su pericia en el manejo del esférico. Una calidad que, de hecho, no pasó desapercibida por el mismísimo Antonio Conte, quien decidió entregarse a sus formas para llevarlo a la Juventus en el año 2011. Esas que, como ha quedado descrito, llevaban al bueno de Mirko a despojarse de los pantalones en cada gol anotado y agitarlos, brazo en alto, por encima de su propia cabeza.

Mirko Vucinic levantó tres títulos de la Serie A, dos Copas de Italia y tres Supercopas nacionales

No es de extrañar, de hecho, que la Juventus de aquella época recibiese con los brazos abiertos un comportamiento tan excéntrico. Quizás, de haber sido en otro momento y no sacudiéndose aún el polvo de la caída a los infiernos, habría resultado chocante el imaginar a un loco zarandeando en calzoncillos la solemnidad que siempre ha acompañado al ilustre traje blanquinegro. Pero llegó, y la conjeturable estrategia de la Juventus pronto dio sus frutos: no solo recuperó visibilidad exterior sino que, a la postre, allanó el ciclo del que hoy presume.

Conte decidió explotar su movilidad ofensiva y Vucinic respondió de la mejor manera posible. No tanto por su faceta goleadora, donde consiguió 25 goles (nada desdeñables) en tres temporadas, sino por lo que ofrecía al colectivo: Si no nos sacrificamos todos, no iremos demasiado lejos. Mi verdadero rol es el de delantero, es cierto. Pero en Roma ya he jugado como extremo. Y, sinceramente, no creo que exista otro extremo que marque tantos goles como yo (10). ¿Que son pocos? Ponedme como punta y hablamos, reconoció a su llegada.

Embed from Getty Images

Vucinic fue uno de los principales responsables de traer de vuelta el sistema de los tres centrales, dos carrileros, tres centrocampistas y una pareja de atacantes, siendo él una de estas dos últimas vacantes, que poco a poco ha ido extrapolando (de nuevo) en toda Europa. Aunque antes, eso sí, hubo tiempo para probar con otras fórmulas: “Con Conte es la primera vez que juego en un sistema 4-2-4. Siempre he jugado con dos o tres puntas, pero ahora es cierto que tendremos una solución más. El fútbol de Conte es muy claro: debes correr mucho, sobre todo hacia arriba. Correr, correr y correr para ayudar al equipo. Caracterizado por un potente disparo, Vucinic, en cambio, siempre quedará para el recuerdo como uno delantero de extrema movilidad, tanto para jugar por fuera como por dentro y potenciar así la llegada en segunda línea de los interiores que tanto destacaron en la Juventus de aquellos tiempos.

Había sido Pantaleo Corvino, en cambio, quien hizo aterrizar a Vucinic en Italia. El actual director deportivo de la Fiorentina, uno de los mejores cazatalentos del Calcio y que por aquel entonces prestaba sus servicios al Lecce, se fijó en un chico de apenas 17 años, procedente del FK Sutjeska de Montenegro, que venía de marcar cuatro goles en diez partidos: “En estas tierras siempre he pescado bien. A Mirko lo descubrí en el Sutijeska cuando no era más que un niño. Tenía 15 años cuando le vi, y había venido a Cerdeña para jugar un torneo alevín. Debo decir que jamás he tenido una red de ojeadores, siempre he creído en mis contactos de confianza. De hecho, fue un amigo mío, Bruno Contu, quien me apuntó cuatro chicos del equipo por los que no pagué más de 400.00 euros de aquel entonces”, reconoció Corvino.

La Roma desembolsó 19 millones de euros en el año 2006 por Vucinic. Cuatro millones más de los que pagó la Juventus por el montenegrino en 2011

Desde entonces y antes de aterrizar en Arabia, Vucinic desarrolló su carrera gracias a otras muchas más cosas que su acierto de cara a puerta. Fue en el Lecce, precisamente, donde alcanzó su mejor registro goleador jugando en Europa (22 tantos en 31 partidos). Una temporada en la que consiguió endosar un hat-trick a la Lazio y que, al poco tiempo, no por casualidad, despertó el interés de la Roma, quien desembolsó en torno a unos 19 millones de euros. Cuatro ‘kilos’ más de los que después pagaría la Juventus por el traspaso de su ficha.

Vucinic, como allá por donde pasa, dejó también huella en la capital. “A diferencia de Roma, en Turín puedes andar tranquilamente por la calle. No había tantas radios como en la capital. En Roma se sentía mucho más la presión. Recuerdo muchas conversaciones con mis compañeros diciendo qué había escuchado de quién cada uno. Era inevitable, incluso, ir escuchando qué decían de nosotros de camino al campo. Los aficionados de la Roma son así: dos partidos buenos para llevarte a las estrellas, pero haces algo mal… y la cosa cambia”.

Luciano Spalletti, uno de sus técnicos en la Roma, decidió situarle en un costado con motivo de no alterar el espacio natural de un tal Francesco Totti como punta. Y la reconversión, en lo que a números se refiere, no le sentó nada mal al de Montenegro: anotó 65 goles en cinco temporadas, a pesar de las diversas lesiones que debió ir esquivando a lo largo de estos años. Y para el recuerdo de esta época quedará su cabezazo en el Santiago Bernabéu, durante la temporada 2007/08, que apeó al Real Madrid en los octavos de final de la Champions League. Aunque entonces, cabe destacar, se conformó con agitar los brazos sin un destape explícito.

A punto estuvo de fichar por el Inter, en un intercambio con Freddy Guarín. Pero la operación no llegó a buen puerto y Conte, ya con Carlos Tévez y Fernando Llorente en el equipo, dejó de contar con sus servicios. Vucinic emigró al Al Jazira de Arabia. Una etapa que concluyó el año pasado, víctima de las lesiones, a sus 34 años recién cumplidos. Un futbolista que, sin levantar mucho ruido, completó 45 partidos como internacional por Montenegro y, a pesar de que la ordinaria retentiva lo encarne desde unos slips blancos, fue, en cambio, uno de los principales culpables de erigir a la Juventus que hoy en día conocemos. Larga vida al soldado de Niksic.

Fuente imagen principal: ANDREJ ISAKOVIC (AFP/Getty Images)

Amin Younes, el regate de Ámsterdam

Amin Younes, el regate de Ámsterdam

Cuando Amin Younes llegó al Ajax en el verano de 2015 era prácticamente un desconocido. Un chico que en su día despuntó en el primer equipo del Borussia Mönchengladbach, llegando a debutar en Bundesliga con solo 18 años. Ahora llegaba de una temporada muy irregular en la categoría de plata del fútbol germano, en la que solo fue titular en siete partidos de liga.

Mientras, en el ArenA, una nueva promesa estaba saliendo a la luz. Se trataba de Ricardo Kishna, puro talento en bruto. Su eléctrica conducción y regate entraba por los ojos de cualquier aficionado y su aportación en 20 de los goles ajacied de la temporada, repartidos en 7 tantos y 13 asistencias, de cualquier base de datos. Quizá esto mismo, ser tan diferencial en Eredivisie, le hacía tener los días contados en los Países Bajos. Dos semanas después de la llegada del alemán, Kishna fichó por la Lazio.

Un desconocido de la segunda alemana tenía que hacer olvidar a la última perla de la cantera

Le esperaba un escenario complicado y, como cabría esperar, necesitó tiempo para adaptarse. No tanto para encontrar su hueco en el once, ya que con la primera oportunidad que le brindó Frank de Boer ante el Celtic se lo ganó, pero sí para encontrar su juego. Nadie discutía su titularidad pero sí dejaba algo frío al espectador. Y entonces llegó De Klassieker, con casi 20 puntos por encima del Feyenoord pero con la obligación de ganar para al rival histórico no despegarse del PSV, que había conseguido la primera plaza tras dos jornadas consecutivas del Ajax pinchando.

A pesar de la mala racha con la que llegaba el Feyenoord, encadenando cinco partidos consecutivos perdiendo, el partido no podía dar más respeto. Y el respeto se transformó en miedo cuando Toornstra cruzó desde la frontal un disparo al que no llegó Cillessen. El minuto 13 era uno demasiado temprano para que las cosas se torciesen. Entonces apareció Younes, como el héroe que el partido necesitaba. Tiró una pared con Klaassen para superar a Karsdorp, con un recorte sobre la línea de fondo sentó al goleador visitante, regateó a Botteghin al borde del área pequeña y ajustó su disparo tanto al palo que por poco no se sale de la portería paralelo a la línea de gol.

Embed from Getty Images

En la segunda parte, solo tuvo que soltarle el balón en la frontal a Bazoer para que él hiciese lo suyo. A partir de entonces, estuvo seis semanas consecutivas asistiendo. Pero los números eran lo de menos. Con un mediapunta como Klaassen, del cual se podrían destacar mil cualidades pero ninguna sería la de la verticalidad y la visión de juego, Younes aportaba esa chispa que hacía encender la llama de los goles. El hombre que rompía el molde, que desplazaba contrarios y generaba espacios. Por supuesto que no todos los goles pasaban por él, pero gran parte se debía a las fiestas que montaba en su banda izquierda.

Y esta luz que se le encendió a principios de 2016 no se le ha vuelto a apagar, aunque haya titilado algunas veces. Se ha convertido en un hombre de referencia en la Eredivisie y pronto lo será de Europa. La temporada pasada ya destacó en Europa League y en la Copa Confederaciones, una actuación la de Rusia que le ha permitido estar en las dos listas definitivas que ha dado Joachim Löw a partir de entonces.

Desde mediados de su primera temporada en el Ajax, se ha convertido en un jugador diferencial

Es obvio que no tiene un 100% de éxito en el regate, pero quién lo tiene. Es un jugador que no para de intentarlo, la mayor parte del partido se lo pasa encarando rivales con ese tren inferior que caracteriza su conducción, tan similar a la de Eden Hazard. No engaña a nadie y aporta la seguridad de que no se esconderá en momentos complicados por el miedo a fallar. Su falta de gol es lo que asusta, de eso no cabe ninguna duda.

La Serie A ya le ha tanteado en alguna ocasión, y a este ritmo de progresión, con 24 años, el próximo mes de julio será un objetivo de mercado claro para muchos clubes Champions.

Pincha aquí para leer todos los artículos de Jong Talent.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images Europe

Agenda UGF I 29-1 septiembre-octubre del 2017

Agenda UGF I 29-1 septiembre-octubre del 2017

Hamburger SV – SV Werder Bremen (Sábado 30 de septiembre, 18:30. Volksparkstadion)

Nueva edición del Nordderby entre los dos clubes más populares del norte de Alemania. Partido de enorme rivalidad entre dos equipos en horas bajas. El Hamburgo, que ha rozado el descenso por primera vez en su historia en las tres últimas temporadas, arrancó bien la temporada con dos victorias en las dos primeras jornadas pero ha perdido los cuatro partidos siguientes y ya bordea la zona de promoción. El Werder, por su parte, aún no conoce la victoria en las 6 primeras jornadas de Bundesliga y está en zona de descenso con tan sólo tres empates. Un triunfo ante el vecino cargaría de moral a cualquiera de los dos equipos.

Chelsea FC – Manchester City FC (Sábado 30 de septiembre, 18:30. Stamford Bridge)

Quizás sea el partido más interesante de todo el fin de semana en el mundo del fútbol. El campeón de la Premier contra el líder, Conte frente a Guardiola. Probablemente los dos máximos favoritos para el título inglés. El Chelsea llega a tope de moral tras su exhibición en el Metropolitano y su buena marcha liguera mientras que el City llega al Bridge con un saldo de 16-0 en sus tres últimos partidos de Premier y siete triunfos consecutivos en todas las competiciones. Morata, Hazard, De Bryune, Silva, Agüero, Fàbregas, Gabriel Jesús…el cartel es maravilloso.

FK Sutjeska Niksic – FK Buducnost Podgorica (Domingo 1 de octubre, 15:00. Stadion Kraj Bistrice)

Montenegro se está posicionando cada vez más en el panorama futbolístico, sobre todo por la selección que liderada por Savic y Jovetic está completando una gran fase de clasificación para el Mundial de Rusia. En el plano local está fin de semana se disputa el derbi nacional entre los equipos representativos de las dos ciudades más grandes del país; Niksic y Podgorica. El líder recibe al campeón y segundo clasificado separados solo por un punto en un partido que paraliza el pequeño país balcánico.

AC Milan – AS Roma (Domingo 1 de octubre, 18:00. Stadio Giuseppe Meazza)

Partido grande en la capital de Lombardía entre dos de los mejores equipos de la Serie A. El Milan de Montella, tras el gran desembolso realizado este verano, no acaba de arrancar como se esperaba y las claras derrotas ante Lazio y Sampdoria les han bajado un poco de la nube y necesitan un triunfo de prestigio para asentar el poyecto. La Roma sí está cosechando mejores resultados, no tanto el juego, y llega a San Siro con cuatro victorias seguidas y con la ilusión de clasificarse en un grupo durísimo en Champions que se le ha puesto con el viento a favor. Empatados a puntos, pero la Roma con un partido menos, necesitan ganar para no descolgarse de la Juve y Napoles, que con su ritmo infernal de puntos no permiten errores.

Embed from Getty Images

RSC Anderlecht – Royal Standard Liège (Domingo 1 de octubre, 18:00. Stade Constant Vanden Stock)

Nueva entrega del Clásico belga, sin ninguna duda el partido de mayor rivalidad en el país centroeuropeo. Rivalidad que trasciende el ámbito deportivo y se lleva el terreno político, geográfico e histórico. Y es que el Standard es el equipo más representativo de Valonia, tradicionalmente francófona, y además está ligado a la clase obrera y trabajadora. mientras que el Anderlecht, club más laureado de Bélgica, aunque está radicado en la región de Bruselas-Capital siempre ha estado considerada una metrópoli burguesa y centro económico europeo. Es una lucha contra el poder de Bruselas contra el proletariado valón. Deportivamente no andan bien, especialmente el Anderlecht, hundido en la séptima plaza de la clasificación y con una andadura por la Champions bastante pobre. El Standard, que no gana la liga desde 2009, desgraciadamente ya está más acostumbrado a pulular por la mitad de la tabla. Pero da igual como llegue cada uno, este partido es un título en sí mismo. 

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 29/09/2017

19:00 USM Alger – Wydad Casablanca

20:30 Schalke 04- Bayer Leverkusen

20:45 AS Mónaco – Montpellier

Sábado 30/09/2017

13:30 Huddersfield Town – Tottenham Hotspur

15:30 FC Augsburg – Borussia Dortmund

16:15 Sevilla FC – Málaga CF

17:00 PSG – Girondins Burdeos

17:00 Pyunik Ereván – Ararat Ereván

18:30 Chelsea – Manchester City

19:00 Grasshopper – FC Basel

20:00 Dukla Praga – Sparta Praga

20:45 CD Leganés – Atlético de Madrid

00:00 Palmeiras – Santos

Embed from Getty Images

Domingo 01/10/2017

12:30 AZ Alkmaar – Feyenoord

14:30 Heerenveen – Ajax

15:30 Hertha Berlín – FC Bayern München

15:30 Lokomotiv Moscú – Dinamo Moscú

16:15 FC Barcelona – Las Palmas

17:30 Newcastle – Liverpool

18:30 Valencia CF – Athletic Club

19:30 Etoile du Sahel – Al Ahly

20:45 Atalanta – Juventus

20:45 Real Madrid – RCD Espanyol

21:00 OGC Nice – Olympique Marsella

21:00 Cruzeiro – Corinthians

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Getty Images)

El futuro es de Wesley Moraes

El futuro es de Wesley Moraes

Si os gusta el baloncesto os sonará el nombre de Fab Melo. Formado en la universidad de Syracuse (4,9 ppp y 3.8 rpp en sus dos temporadas universitarias), el brasileño fue drafteado en el puesto 22 del Draft de 2012 por Boston Celtics. Únicamente jugó seis partidos con el equipo estadounidense en la NBA. No tuvo más experiencias en la mejor liga de baloncesto del mundo, ningún equipo confió en él. Hace unos meses, en febrero de 2017, fue encontrado muerto en su casa de Juiz de Fora, su localidad natal, la misma donde nació Wesley Moraes, nuestro protagonista.

Wesley Moraes (26 de noviembre de 1996, Juiz de Fora) nació en Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais, a 1.100 kilómetros del club en el que despuntó: el Itabuna Sporte Clube. Allí, desde el vecino estado de Bahía, dio el salto a Europa, al Trencin eslovaco.

Debutó en partido oficial con el que era el vigente campeón de la liga de Eslovaquia en fase previa de Champions League, segunda ronda ante el Steaua de Bucarest de Nicolae Stanciu o Alexandru Chipciu, con los que hoy convive en la Jupiler Pro League de Bélgica. Entró en el 59’, justo a tiempo para ver los dos goles del equipo rumano. 0-2 en el partido de ida, tenían pie y medio fuera de la Champions League 2015/16. Una semana después, tras volver a tener minutos, sin ser titular, en el estreno en liga local, fue de inicio en el partido de vuelta en tierras rumanas. Los eslovacos ganaron 2-3 con doblete del brasileño, quedándose a las puertas de la clasificación pero cayendo eliminados con dignidad. Fue la primera experiencia con el gol para Wesley en tierras europeas.

Wesley Moraes abandonó el Trencin rumbo Bélgica tras 19 partidos, con un balance de 8 goles y 5 asistencias

19 partidos después, en el mercado invernal, Wesley abandonaba Eslovaquia rumbo al Club Brugge. Su balance en el Trencin era bastante positivo y su fútbol entraba de lleno por los ojos de los ojeadores del club flamenco: 8 goles y 5 asistencias en 22 partidos. No estaba nada mal para un futbolista que tenía mucho por pulir, pero un gran fondo físico, técnico y, sobre todo, goleador que ya se apreciaba en sus primeros partidos.

Embed from Getty Images

‘’Para nosotros, como club, esta es otra transacción interesante en el mercado belga. Moses Simon, Leon Bailey… y Wesley puede seguir sus pasos. En el AS Trencin creemos que será tan bueno como estos dos jugadores. Aunque todavía necesita ganar experiencia, Brujas sabe muy bien por qué eligió esta transferencia”, declaró el director general del Trencin, Róbert Rybníček, tras su venta. Y era cierto, Moses Simon había fichado por el KAA Gent en 2015 a cambio de 650.000 euros; Leon Bailey en el mismo periodo de traspasos por una cantidad algo superior. Ambos rindieron de forma increíble desde el primer momento. Wesley únicamente debía crecer. Evolucionar como futbolista. ¿El montante por el que se cerró el traspaso? Un millón de euros. ‘’Wesley era un jugador completamente desconocido hace siete meses. Hoy en día puede difundir el nombre de nuestro club por el fútbol europeo. Es un ejemplo para todos los futbolistas de nuestro país. Todo el mundo tiene la oportunidad de aparecer y encontrar un lugar en la liga superior’’, añadía Rybníček.

Contrato por tres temporadas y media (hasta 2020) y minutos desde el primer momento. Debutó el 19 de febrero en Jupiler Pro League ante el Westerlo, saltando al campo con 4-0 en el marcador al minuto 75. Tuvo tiempo para anotar el primero de sus 13 goles (hasta la fecha, 24.09.2017) como futbolista del Club Brugge.

Hasta la fecha (24.09.2017), Wesley Moraes ha anotado 13 goles con el Club Brugge

Desde su fichaje, y aunque ha tenido que competir con delanteros de mucho nivel como Abdoulay Diaby o Jelle Vossen, ha ido escalando en la plantilla y gozando cada vez de más minutos, primero con Michel Preud’homme y ahora con Ivan Leko, con el que es titular. Esto comentaba Preud’homme en su presentación como futbolista del equipo belga: “Wesley es un atacante rápido que también puede jugar de espaldas a portería. Es un jugador joven con mucho potencial, que ha demostrado ser útil cuando es necesario para su equipo. Ya tenemos varios buenos delanteros en nuestro equipo, pero con Wesley tenemos un perfil que aún no teníamos”.

Y acertaba el legendario portero y entrenador belga. Wesley (1,90m de altura y 90 kg de peso) se ha caracterizado por una imponente zancada, siendo uno de los futbolistas de la liga belga que mejor ataca el espacio y la espalda del defensa. Es imparable si caza a su marcador despistado en la transición defensiva. Además, como comentaba Preud’homme, su físico le permite ser un futbolista muy útil en el juego de espaldas al área rival, siendo referencia para los centrocampistas de su equipo y permitiendo que el ataque pivote en torno a él.

Embed from Getty Images

Si desgajamos su juego, y sus goles, podemos afirmar que hemos visto a Wesley manejar prácticamente todas las facetas del juego. Sin ser el futbolista más técnico de la liga, no es patoso pese a su altura y suele caer a banda para iniciar contragolpes o conducciones con muchos metros por delante, siendo en muchas ocasiones él la única referencia ofensiva. Cargando solo contra el mundo, vaya. Por añadido, su altura le permite manejar el juego aéreo a la perfección y es una pesadilla para los defensas. Y además, no son pocos los goles que ha marcado al rechace durante su etapa en Bélgica, estando siempre en el momento y lugar adecuado.

Por el contrario, su carácter dentro del terreno de juego es un aspecto a pulir. Demasiado competitivo, en múltiples ocasiones ha perdido los estribos ante la insistencia defensiva de los rivales. Tras una expulsión vS Anderlecht, Preud’homme comentó esto en rueda de prensa: “Tenía el corazón roto. Tras el partido, Wesley estaba llorando en mi hombro. Yo no he visto la acción, pero él me dijo que era correcta la decisión del árbitro. Él es muy bueno, pero todavía es muy joven, sigue siendo un niño, tiene que aprender a no responder después de la provocación”.

Con la titularidad en el bolsillo y únicamente 20 años cumplidos, el futuro de Wesley Moraes pinta espectacular. La 2017/18 debe ser, sin duda, la de su confirmación como referencia ofensiva en el Club Brugge y en la liga belga.

Fuente imagen principal: Belga Photo News.