Clubes de Erasmus por el mundo

Clubes de Erasmus por el mundo

Ya sea por motivos políticos, de seguridad, de crecimiento o simplemente por comodidad, pero hay muchos equipos alrededor del mundo que juegan en ligas diferentes a las de sus Estados. Desde España hasta Nueva Zelanda hay muchos equipos que se sienten más cómodos jugando fuera de sus fronteras y, aunque muchos han tenido la posibilidad de regresar a sus países de origen, lo han desechado. A pesar de que la FIFA es reacia a que los clubes jueguen lejos de sus Estado, permite algunas excepciones históricas. Vamos a hablar sobre ellas

ESPAÑA

En la década de 1920, en pleno Vall d ‘Aràn, las malas comunicaciones del pueblo con los núcleos más cercanos de la provincia obligaron a Bossòst a estrechar lazos con las regiones francesas adyacentes, un trato que se extendió al fútbol. Las nevadas impedían a los habitantes del pueblo a cruzar el valle. En aquellos años Manuel Hughet, un francés que trabajaba en una de las empresas explotadoras de zinc en la localidad fundó la UE Bossòst y desde entonces juegan en las categorías inferiores del fútbol francés.  A pesar de la construcción del túnel de Vielha y la mejora en las comunicaciones que ya le permitían disputar las competiciones catalanas, el club decidió quedarse en Francia y actualmente compiten en la Excellence del Alto Garona, una categoría equiparable a la tercera división catalana.

En la década de 1920, en pleno Vall d ‘Aràn, las malas comunicaciones del pueblo con los núcleos más cercanos de la provincia obligaron a Bossòst a estrechar lazos con las regiones francesas adyacentes, un trato que se extendió al fútbol

ANDORRA

El FC Andorra es el club más antiguo del Principado. Fundado en 1942, cuando aún no existía una Federación Andorrana de Fútbol, está afiliado a la Real Federación Española de Fútbol. Es por ello que, excepcionalmente y previo consentimiento de la FIFA el Club disputa las ligas españolas, en su caso está en la Primera Catalana, y la Copa del Rey. De hecho, la ley del deporte en España sólo permite a un Estado no español disputar competiciones en el territorio nacional y ese Estado es Andorra. En 1994 se fundó la Federación Andorrana de Fútbol que organiza la Liga Andorrana de Fútbol y la Copa Constitución que dan acceso a sus equipos a las rondas previas de Champions y Europa Legue. Sin embargo el FC Andorra declinó jugar en la liga del Principado y siguió jugando en España.

MÓNACO

Quizás el caso más famoso en el mundo sea el del AS Mónaco. El Principado de Mónaco es un país tan sumamente pequeño que no tiene infraestructura para crear un campeonato propio y por eso se le permite jugar en la liga gala desde 1919, año en el que se apuntó a la Federación de Fútbol de Francia. De hecho, tiene el número de afiliación 91 enmarcándose dentro del grupo más antiguo de la Federación Francesa de Fútbol. El AS Mónaco es el actual campeón de la Ligue 1 francesa.
Embed from Getty Images

INGLATERRA

Un caso muy curioso es The New Saints, campeón de la liga de Gales los seis últimos años, pero que juega sus partidos en territorio inglés aunque su sede social está en País de Gales. Esto es debido a que el equipo proviene de la fusión entre dos ciudades fronterizas  Llansantffraid ym-Mechain (Gales) y Oswestry (Inglaterra) y en su germen jugaba la liga galesa. Además, por razones de proximidad y comodidad el Bishop Castle Town, Trefonen FC y Morda United también compiten en las categorías de fútbol galés a pesar de estar en territorio inglés.

Por el mismo motivo tanto Berwick Rangers como Tweedmouth Rangers ubicadas en la ciudad inglesa de  Berwick-upon-Tweed fronteriza en este caso con Escocia, disputan las competiciones del país vecino desde su fundación.

LIECHTENSTEIN

Liechtenstein es la única federación admitida por la UEFA que no tiene liga propia debido a su diminuto tamaño, por ello todos sus equipos disputan las distintas categorías del fútbol suizo. El más representativo de todos es el FC Vaduz, que la temporada pasada estuvo en la Super Liga suiza aunque descendió a Challenge League donde se encuentra actualmente. Estos equipos no pueden disputar competición europea por la vía del fútbol suizo aunque lo mereciesen deportivamente ni les contaría el título aunque lo ganasen, por lo que su única opción de disputar competiciones europeas, en este caso la Europa League, es a través de la Copa de Liechtenstein.

Liechtenstein es la única federación admitida por la UEFA que no tiene liga propia debido a su diminuto tamaño, por ello todos sus equipos disputan las distintas categorías del fútbol suizo. El más representativo de todos es el FC Vaduz, que la temporada pasada estuvo en la Super Liga

PAÍS DE GALES

El país británico no tuvo liga propia hasta 1992 y de ahí que muchos clubes disputaran las competiciones inglesas por razones de proximidad. Entre ellos los dos más famosos, Swansea City y Cardiff City que militado de forma simultánea en Premier League. Además son los dos únicos clubes no ingleses en lograr títulos en Inglaterra, la FA Cup de 1927 para el Cardiff y la Copa de la Liga de  2013 para el Swansea. Con la puesta en marcha de la Welsh Premier League ambos rechazaron la invitación para participar en ella por razones económicas y de competitividad y en 1996 dejaron de participar también en la Welsh Cup. Pero ellos no son los únicos galeses en Inglaterra ya que Colwyn Bay, Merthyr County, Wrexham y Newport County también renunciaron a disputar la liga de su país pero en su caso por razones de proximidad geográfica con las categorías inferiores de fútbol inglés.

AUSTRIA, ALEMANIA E ITALIA

En Los Alpes, la otra gran cadena montañosa de Europa, se da un caso parecido al de Bossòst en Los Pirineos, pero más drástica, puesto que para la zona de Kleinwalsertal, donde se ubica el SV Kleinwalsertal, la única vía de salida del Valle es por Alemania ya que no tiene ningún tipo de comunicación con Austria, su país. Como es evidente el Club disputa el campeonato alemán.

La localidad de Büsingen am Hochrhein es una isla alemana en Suiza. Completamente rodeada por territorio suizo, la localidad se encuentra a menos de tres kilómetros de la frontera con el resto del país, pero los límites del término municipal (siete kilómetros cuadrados de superficie) están todavía más cerca, a setecientos metros de la frontera. En ese entorno, el FC Büsingen es el único equipo adscrito a la Federación Alemana de Fútbol que disputa los torneos fuera del territorio germano, en este caso en Suiza. Un caso idéntico es el AP Campionense Calcio, situado en un enclave italiano en terreno suizo que también está enrolado en las categorías inferiores del país helvético.

IRLANDA DEL NORTE

El Derry City es un caso muy particular pues ha sido campeón en dos países, Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Originario del país norirlandés juega en la República por motivos de seguridad, afectado de lleno por los Troubles, conflicto étnico en Irlanda del Norte durante la segunda mitad del siglo XX. Enfrentó por un lado a los Unionistas, de religión protestante (mayoritaria en el país) y partidarios de permanecer en el Reino Unido y por otro lado a los republicanos, de religión católica y partidarios de la independencia o de la integración en la República de Irlanda, mayoritariamente de religión católica. Fue una batalla durísima, que duró 30 años,  con muchos muertos puesto que ambos bandos recurrieron a las armas. En medio de todo ello el Derry City FC, fundado en 1928 compitió en la liga de Irlanda del Norte hasta 1972. El club, católico, tuvo que dejar de jugar en Brandywell debido a los problemas de inseguridad generados por los enfrentamientos y se trasladó a Coleraine. La temporada siguiente las fuerzas de seguridad norirlandesas no les permitieron volver a a Drandywell y la la Federación de Belfast, de religión protestante, expulsó al equipo por lo que tuvieron que pedir su inscripción en la Federación de la República de Irlanda donde juega desde esa fecha habiendo logrado 17 titulos.
Embed from Getty Images

FINLANDIA

En pleno mar Báltico aparecen las islas finlandesas de Aland de etnia y habla mayoritariamente suecas.  No se sienten finlandeses y para jugar al fútbol tampoco y es por ello que los dos equipos de las islas, el Lemlands IF y su vecino Hammarlands juegan en el sistema de ligas del fútbol sueco.

SAN MARINO

En Italia también encontramos un caso de un equipo de un país pequeño que juega en el Calcio italiano. Se trata del San Marino Calcio, representante del pequeño país europeo San Marino y que compite en la Lega Pro Prima Divisione, que corresponde a la Tercera División de España. El club fue fundado en 1960 y es el único equipo de fútbol profesional de la república de San Marino.

BRUNEI

El Duli Pengiran Muda Mahkota Football Club, más conocido como DPMM FC, es el equipo de la Casa Real de Brunei y tiene el honor de haber participado ya en la liga de tres estados distintos. Fundado en el año 2000, en sus primeros años formaron parte de la Brunei Premier League, la cual ganaron en 2 ocasiones además de un título de Copa y dos Supercopas. En 2005 decidieron jugar la Super Liga de Malasia hasta que al término de la temporada 2007/2008 fueron obligados a abandonarla al dejar de pertenecer a la Asociación de Fútbol Amateur de Brunei. Dado que desde 2004 ya disputaban la Copa de Singapur, en 2009 se integraron también en la Liga de ese estado en la que siguen jugando.

NUEVA ZELANDA

El Welligton Phoenix FC sea quizás el caso más particular de todos, ya que el equipo de la capital de Nueva Zelanda es el único club en el mundo que forma parte de un liga que no es de la confederación a la que pertenece la Federación de su país. Y es que la Nueva Zelanda pertenece a la Confederación de Oceanía, sin embargo la australiana, que es donde juega, forma parte de la Confederación Asiática desde 2006. El Welligton Pheonix juega en la A-League de Asutralia desde su fundación en el año 2007. A pesar de contar con una liga en su país,  la ISPS Handa Premiership, ésta es semiprofesional y para tener un equipo completamente profesional la única opción es participar en el campeonato australiano.

El Welligton Phoenix FC sea quizás el caso más particular de todos, ya que el equipo de la capital de Nueva Zelanda es el único club en el mundo que forma parte de un liga que no es de la confederación a la que pertenece la Federación de su país

CANADÁ

Tres equipos canadienses, Vancouver Whitecaps, Toronto FC y Montreal Impact disputan la Major League Soccer de Estado Unidos. A pesar de que Canadá cuenta con liga propia, estos tres conjuntos aprovechando que la MLS stá bajo el régimen de ambas Federaciones, decidieron participar el campeonato norteamericano al tener mayor proyección internacional y más competitividad.

Existen otros conflictos territoriales que aún no están formalmente resueltos, casos como Crimea en Ucrania, Transnitria en Moldavia, la República Turca del Norte de Chipre o la disputa de Nagorno-Qarabag entre Azerbayán y Armenia que hace que algunos clubes no tengan muy claro en que Estado juegan según seas de un bando u otro.

Fuente imagen principal: Getty Images.

Guillermo Amor: “Trabajar en el fútbol base del Barça es una de las mejores cosas que me han pasado”

Guillermo Amor: “Trabajar en el fútbol base del Barça es una de las mejores cosas que me han pasado”

El fútbol español está de moda y no sólo por sus equipos que dominan las competiciones europeas, ni por los jugadores que cada vez mas destacan en las diferentes ligas internacionales sino también por sus entrenadores, algunos de los cuales pasan por ser de lo mas reputados. En ese camino se encuentra Guillermo Amor, mito del barcelonismo, y con el que hemos tenido el placer de charlar sobre sus inicios en el mundo de los banquillos en la lejana Australia. Allí se coronó campeón la temporada pasada y en ésta sigue acumulando vivencias y experiencia de cara a un prometedor futuro.

Primer año como técnico y primer título de Liga. ¿No se puede pedir más, no?  

La verdad es que muy contentos por lo conseguido, por como fue la temporada y por la satisfacción de la gente. ­

Desde luego para tu club, es un título especial pues es el primero en la Gran Final

Fue muy especial para todos nosotros, para los aficionados del Adelaide y para toda la gente de South Australia.

[pullquote]Ganar la A-League fue muy especial para todos nosotros, para los aficionados del Adelaide y para toda la gente de South Australia[/pullquote]

Desde que dejaste el fútbol, siempre habías estado más ligado a los despachos y al fútbol base siendo máximo responsable del fútbol base del FC Barcelona y director de la Ciudad deportiva azulgrana en dos etapas. ¿La vena de entrenador te ha ido entrando poco a poco o lo tenías claro desde el principio?

Creo que son etapas en la vida. Trabajar en el fútbol base del Barça es una de las mejores cosas que me han pasado y ahora estoy mas de lleno en el fútbol profesional.

En agosto de 2014, tu amigo Josep Gombau te invita a Australia para ver aquel fútbol y tras un mes te nombran Director Técnico del Adelaide United FC. ¿Tanto te sedujo el proyecto para irte tan lejos?

Fui a Australia por la amistad que tenía con Josep. Me dio la oportunidad de estar con ellos en el día a día y poder hacer campo. Creo que me fue muy bien. Luego, con el tiempo me ofrecieron el cargo de Technical Director. Cuando Josep se fue, es cuando me ofrecieron ser entrenador.

Como bien dices, un año más tarde Gombau renuncia por asuntos personales y te nombran a ti entrenador del equipo. ¿Lo esperabas o te pilló por sorpresa?

Todo fue un proceso. A Josep le parecía bien que me quedara y a mí me hacia ilusión. De hecho, él apostó por mí.

Quizá por ello os costó arrancar, pues la primera victoria no llegó hasta la jornada 9. ¿Te costó adaptarte a tu nuevo rol?

Costó un poquito pero había confianza porque estábamos jugando bastante bien pero los resultados no llegaban.

Pero al final te nombraron mejor entrenador de la A-League.

Creo que el hecho de acabar tan bien la temporada y conseguir buenos resultados me ayudaron.

Háblanos de la A-League. ¿Cómo es a nivel de calidad, organizativo, de seguimiento, de afluencia en los estadios?

Puede que sea un campeonato desconocido para algunos pero el nivel de jugadores y de equipos es bueno. Es una liga dura e igualada en la que cualquier equipo te puede ganar. Los campos son fantásticos y la organización es muy buena. La liga esta creciendo y cada vez hay mas fans. Los últimos duelos entre los equipos de Melbourne y Sydney han llevado entre 50.000 y 60.000 aficionados.

[pullquote]La A-League es una liga dura e igualada en la que cualquier equipo te puede ganar[/pullquote]

¿Se nota que está por detrás del rugby y el fútbol australiano?

Del fútbol australiano seguro. Haciendo la comparativa, nosotros tenemos 9.000 socios y de los dos equipos de fútbol australiano en Adelaide, cada uno tiene alrededor de 50.000 socios.

¿Cómo crees que afecta a los clubes aussies el calendario nacional de cara a rendir en la AFC Champions League, donde apenas tienen protagonismo mas allá del título del Western Sydney en 2014 y el subcampeonato del propio Adelaide en 2008?

Necesitas tener una buena plantilla en cuanto a jugadores y número para afrontar los partidos entre semana después de largos viajes. Es cierto que a algunos equipos les cuesta llevar las dos competiciones adelante.

¿La eliminación en tercer ronda previa ante el Shandong Luneng es una espinita clavada?

Fue una pena porque estuvimos muy cerca. Nos sirvió para seguir creciendo como equipo.

¿Cómo afecta a los equipos australianos los largos desplazamientos al continente asiático?

Aquí no es como en Europa, donde se juegan muchos partidos entre semana aunque sí pueden afectar al rendimiento del equipo los largos viajes y el poco tiempo para recuperarse debido a la falta de costumbre.

Y el club ¿Cómo está organizado? ¿Hay fútbol base o tiene equipos vinculados?

Hay unos propietarios, de los cuales uno es el Presidente, un CEO y un Director Deportivo. Nosotros como Staff somos 5 personas y hacemos el día a día del primer equipo. Hay un filial (youth team) y un tercer equipo (16-19 años). Las categorías más inferiores están vinculadas a la federación de South Australia u otros clubes.

[pullquote]Es importante que un equipo sepa que hacer en cada momento,  estar bien posicionados, tener el balón e intentar llevar la iniciativa[/pullquote]

Háblanos del Amor entrenador. ¿Cómo te gusta que jueguen tus equipos?

Es importante que un equipo sepa que hacer en cada momento, estar bien posicionados, tener el balón e intentar llevar la iniciativa. Tener una mentalidad ganadora y competir bien creo que son fundamentales.

¿Y cómo es el día a día de un entrenador profesional?

Levantarse e ir al entrenamiento con el tiempo suficiente para que todo este bien organizado. Reuniones, vídeos, entrenamiento. Después del entrenamiento seguimos preparando y analizando todo.

Has trabajado a las órdenes de Cruyff, Van Gaal o Mourinho. ¿Cuál te ha influido más?

Naturalmente Johan, ya que estuve 8 años con él.

Óscar García, Sergi, Ferrer, Koeman, Laudrup y, por supuesto Pep Guardiola estuviste a las órdenes de Cruyff y ahora sois técnicos. Tanto os marcó el holandés?

A todos nos ha marcado futbolísticamente. Vivimos grandes momentos y disfrutamos mucho entrenando y jugando.

Tú compartiste vestuario y centro del campo con Guardiola durante muchos años. ¿Ya se le veía madera de entrenador?

A medida que pasaba el tiempo se iba viendo más claro.

¿Crees que es el mejor ahora mismo?

Sí.

Y ahora tienes a otro Guardiola a tus órdenes, en este caso el delantero Sergi Guardiola que junto a Isaías  y Sergio Cirio forman el núcleo español en el Adelaide. ¿Como se ha adaptado?

Muy bien. Está con muchas ganas y trabajando al máximo.

¿Como se sufre más, en el campo o entrenando?

El fútbol nunca debe ser un sufrimiento, pero mantener la calma en un banquillo no es fácil.

¿Debió ser duro no poder jugar la final de Wembley, no?

El equipo siempre está por encima de todo, es lo más importante. Teníamos un objetivo y lo conseguimos. Y con eso me quedo, con el recuerdo de una gran victoria.

Planes de futuro. Esperas asentarte en Australia o tu intención es regresar a España o Europa. Supongo que el Barça siempre estará en tu mente aunque, a día de hoy, parece difícil alcanzar ese banquillo, ¿no?

Ahora mismo solo pienso en el día a día y en hacer una buena temporada. Y sobre todo, disfrutar mucho de la profesión.

Fuente imagen principal: Robert Cianflone (Getty Images)

Tim Cahill y el verano que pudo cambiarlo todo

Tim Cahill y el verano que pudo cambiarlo todo

Tim Cahill tenía 14 años y una abuela enferma en Samoa. Corría el verano de 1994 y el chaval, de padre inglés y madre samoana, ya despuntaba en las ligas locales de su Sídney natal. La Federación Samoana de Fútbol estuvo muy avispada y, aprovechando que de niño vivió allí durante 3 años, le invitó a participar en el Campeonato sub 20 de Oceanía. Tim pensó que era una buena manera de visitar a su abuela y accedió. “Me preguntaron si me gustaría participar, a pesar de que sólo tenía 14 años y era un torneo sub 20. Yo lo vi como una oportunidad para ir de vacaciones y visitar a mi abuela enferma. Tenía la posibilidad de volver a verla ya que los samoanos se hacían cargo de todos mis gastos de viaje, alojamiento y manutención. Lo menos que podía hacer era jugar para ellos. Además era un sub 20 y nunca pensé que jugaría”. Pues sí, jugó, y lo hizo junto a su hermano mayor Sean, que era portero. Debutó en la derrota por 3-0 ante Nueva Zelanda, entrando desde el banquillo, desde donde también entró en otro idéntico marcador ante Vanuatu. Cahill no representó nunca más a Samoa, pero esa decisión tomada con el corazón pudo costarle muy cara.

Cahill es el primer y máximo goleador de Australia en los Mundiales. También es el primer australiano en marcar en una Copa de Asia.

Aunque sus hermanos también jugaban al fútbol, incluso el menor, Chris Cahill, llegó a ser capitán de Samoa, su familia se dedicaba principalmente al rugby. En especial sus primos y sobrinos, jugadores profesionales del que es deporte nacional junto al fútbol australiano. Nada puede competir con los Wallabies en la mayor isla del mundo y sexto país en superficie del globo. Por ello en 1997 pide a sus padres que le dejen ir a probar suerte a Inglaterra, a perseguir su sueño. Y ese sueño empezó a tomar forma en el Millwall. En sus siete temporadas en el sur de Londres, Cahill se convirtió en toda una leyenda, su gol en la semifinal de la FA Cup de 2004 ante el Sunderland es historia del club. El Millwall llegaba por primera vez en su historia a la final del torneo más antiguo del mundo (y se aseguraba, de paso, participar en la Copa de la UEFA), pero Cristiano Ronaldo y Van Nistelrooy les bajaron de la nube. Esa final fue el último partido de Cahill con The Lions, pues fue traspasado al Everton el verano de 2004 tras una dura pugna de los toffees con el Crystal Palace. Nada que un pago a sus agentes no pudiera solucionar.

Sin embargo, la lucha de Cahill comenzó dos años antes. La República de Irlanda se había clasificado para disputar la Fase Final de la Copa del Mundo de 2002 que se iba a celebrar en Corea del Sur y Japón y Mick McCarthy, seleccionador irlandés y ex técnico de Cahill en el Millwall, pensó en el todocampista australiano, de abuelos irlandeses, para redondear a su selección. Y ahí reapareció su verano samoano de 1994, pues la FIFA no permitía cambiar de selección a ningún jugador que ya hubiera disputado encuentros en las categorías inferiores con otro país. Quién sabe cómo hubiera acabado aquella tanda de penaltis contra España en octavos de final si Cahill hubiera estado en el terreno de juego.

Pero los planes del jugador iban por otro lado. Tras varios años de apelaciones, por fin en 2004 la FIFA cambió la normativa y él no dudó, jugaría para Australia. Podía elegir también entre Inglaterra, Irlanda y Samoa pero es y se siente australiano. Aún en activo, ya es un mito aussie y es considerado por todos como el mejor jugador oceánico, de la historia. Ha jugado los últimos tres Mundiales, marcando en los tres (hecho del que sólo pueden presumir Van Persie, Robben, Klose y Dempsey), siendo además el primer y máximo goleador de su selección en las fases finales de la Copa del Mundo con cinco goles (especialmente brillante el que logró ante Holanda en Brasil 2014).Los socceroos hicieron historia en 2006 al pasar por primera vez la fase de grupos pero en octavos de final, Italia, futura campeona, le mostró toda la crudeza del fútbol. Aquel 26 de junio en el Fritz Walter Satadion de Kaisersaultern, el árbitro español Medina Cantalejo había decretado tres minutos de descuento ante una Italia con diez desde el minuto 50 por expulsión de Materazzi, quién si no. El 0-0 inicial parecía inamovible y Australia acariciaba la prórroga ante un rival superior pero en inferioridad numérica, pero a falta de diez segundos Fabio Grosso se internó en al área y tras recortar a Lucas Neill, éste se fue al suelo y tocó ligerísimamente al fenomenal lateral azzurro quien exageró la caída. Medina Cantalejo señalo penalti, Totti no falló y el resto es historiaAquella selección de los Viduka, Kewell, Schwarzer, Chipperfield, Grella o Emerton dirigida por Hiddink rozó el milagro pero Italia tiene unos sueños todavía más altos. Tras la derrota en la final de la FA Cup con el Millwall, éste era el segundo varapalo para Cahill, pero no sería el último.

Cahill tuvo el honor de ser el primer australiano en conseguir un gol en la máxima competición del continente asiático.

Aquel Mundial fue el último en el que Australia representaba a la Confederación Oceánica pues, a partir de la finalización del mismo, comenzó a competir en la Confederación Asiática y tan sólo un año más tarde ya estaba disputando la Copa de Asia. Cahill, siempre Cahill, tuvo el honor de ser también el primer australiano en conseguir un gol en la máxima competición del continente asiático. La toma de contacto con Asia se quedó en la tanda de penaltis de cuartos de final ante Japón. Cuatro años más tarde, ya con más conocimiento de sus rivales, Australia se plantó en la final de la Copa de Asia de 2011 en Doha y otra vez Japón se cruzó en su camino con un gol de Tadanari Lee en el minuto 110. Australia perdía la oportunidad de ser la primera selección en ganar en dos Confederaciones diferentes y Cahill vivía en sus carnes su tercer varapalo.

Pero como no hay mal que por bien no venga, el destino tenía guardada a Cahill una despedida a su altura. En la que posiblemente fue su última gran final como internacional, Australia se coronó campeón de Asia en casa (1-2 en la prórroga sobre Corea del Sur) y jugando en la ciudad natal de Tim. Aquel chaval que se fue a Inglaterra para ser profesional coronó una carrera de ensueño. Y no se quedó ahí, hoy día sigue goleando con la elástica nacional. Sendos ejemplos son los tres goles que le marcó a Bangladés el 17 de noviembre de 2015 o el doblete cosechado ante Jordania en marzo de este año, ambos en partidos clasificatorios para el Mundial de Rusia 2018.

Defendió los colores del New York Red Bull en la Gran Manzana mientras se preparaba para una vida lejos de los focos. Como él mismo comenta “quiero trabajar con niños y ayudar a desarrollarlos, mostrarles el camino correcto, la moral y la actitud para convertirse en jugadores de fútbol. Australia tiene una gran riqueza cultural, pero me gustaría potenciar el estilo indígena por su competitividad, su agilidad y su habilidad. Siento que con el entrenamiento adecuado podemos encontrar más superestrellas que puedan ayudar a hacer de Australia una potencia aún mayor”. Y para ello lleva desde al año 2009 construyendo academias de fútbol por todo el país. Ahora, con 36 años y en busca de los 37, Tim Cahill agota sus últimas gotas de fútbol en Melbourne, más cerca de su Sidney natal.

Tim Cahill, toda una leyenda en su país, se convirtió en 2006 en el primer y, hasta le fecha, único jugador de la Confederación Asiática en entrar en la lista de los 50 candidatos al Balón de Oro. Sin embargo, toda esa grandeza se pudo ver truncada por aquel maravilloso verano adolescente de 1994. Cosas del fútbol… o del destino.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Getty Images)