El despertar del fútbol femenino en México

El despertar del fútbol femenino en México

El fútbol femenil (o femenino) en México ha tenido una historia de altibajos. En los setenta, cuando se disputaron los dos primeros mundiales femeniles (no oficiales), el tricolor obtuvo un tercer lugar, en 1970, y un subcampeonato, en 1971, frente a un récord de asistencia en el Estadio Azteca, sede del torneo. A pesar de ello la emoción se dispersó pronto y la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) relegó a las mujeres. Sin una liga profesional, su participación en el fútbol estaba limitada a dos opciones: ligas amateur, donde a veces buscaban un espacio entre los equipos masculinos, o, si tenían manera, salir al extranjero a buscar oportunidades. De ahí, a la expectativa de ser consideradas para representar a la selección femenil.

En los setenta, cuando se disputaron los dos primeros mundiales femeniles, el tricolor obtuvo un tercer lugar, en 1970, y un subcampeonato, en 1971, frente a un récord de asistencia en el Estadio Azteca, sede del torneo

Por eso, el anuncio de la creación de la Liga MX Femenil, en diciembre de 2016, representó un punto nuevo para el fútbol en México: por primera vez en la historia se abriría un circuito profesional para las mujeres futbolistas del país, que a lo largo del tiempo han demostrado su calidad a nivel nacional e internacional. 16 de los 18 equipos de la liga varonil accedieron a participar, creando un equipo femenil que estaría compuesto al menos de 21 mujeres, todas mexicanas. Cuatro de las jugadoras debían ser menores de 17 años y el resto menores de 23, con excepción de dos de categoría libre. A inicios del 2017 se llevó a cabo la Copa Femenil MX como preámbulo del torneo de liga, con 12 equipos participantes. La liga logró generar suficiente interés en la afición, que respondió bien al primer torneo, en parte gracias a la difusión que cada uno de los clubes dio a sus equipos femeniles, y a la transmisión por televisión de varios de los partidos.

Para el Clausura 2018, que finalizó hace días, la liga se afianzó más en el gusto de los aficionados. La final, que enfrentó a Monterrey contra Tigres en una repetición del derby regiomontano ocurrido en la final del torneo varonil, rompió el récord de asistencia para un partido de clubes, con 51,211 aficionados en el Estadio BBVA Bancomer. Al tiempo que en México la Liga MX Femenil crece poco a poco, en Europa las jugadoras mexicanas destacan por sus éxitos. Aunque no son las únicas representantes, Charlyn Corral y Kenti Robles en España, y Stephany Mayor en Islandia, dejan ver que el fútbol femenil mexicano tiene potencial para aspirar a ser potencia.

Embed from Getty Images

Charlyn Corral se acostumbró a jugar en su infancia con equipos masculinos, aprovechando que su padre era entrenador de equipos amateur. Su talento llamó la atención de federativos que la acercaron a la Selección Nacional, con la que debutó apenas a los 13 años; sin embargo, la falta de oportunidades en su país y una oferta de la Universidad de Louisville, en Estados Unidos, la llevaron a emigrar. Tras ser diagnosticada con síndrome compartimental, una enfermedad neuromuscular que le provocaba intensos dolores, Charlyn llegó a pensar en el retiro. La operación para sanar la dolencia la alejó por varios meses del balón, pero el regreso marcó para ella un punto de inflexión en su carrera.

“Gracias a la operación me convertí en jugadora profesional. Me ayudó mi mentalidad. Antes era niña tímida, pero el futbol me ayudó a sacar el carácter que no pensé que tenía”, compartía a la Revista Proceso a principios de este año. Después del trago amargo le llegó la oportunidad de jugar en Europa, con el Merilappi United de Finlandia, en su primera experiencia profesional. Con solo ocho partidos en el Merilappi, Corral se vio frente a una nueva oportunidad para jugar en Europa: el Levante UD de la Liga Femenina Iberdrola buscaba sus servicios. La mexicana accedió a fichar por el equipo valenciano, al que llegó sin mucha expectativa; a pesar de tener experiencia en cinco mundiales, tres sub-20 y dos de selección mayor, su paso en el fútbol femenil profesional era mínimo. El inicio fue difícil para Corral, pero una vez que se adaptó se volvió imparable. 22 goles en su primera temporada la ubicaron en el segundo puesto de la pelea por el Pichichi y 20 tantos en la segunda campaña la mantuvieron en el top 4 de goleadoras en la Liga Iberdrola. La tercera fue la vencida para Charlyn, que consiguió el Pichichi, primero en la historia para una mexicana, en la temporada 2017-18 tras marcar 24 goles.

Mientras Corral se convertía en la mejor goleadora en la historia del Levante UD femenil, Kenti Robles era pieza clave para el bicampeonato del Atlético de Madrid

Mientras Corral se convertía en la mejor goleadora en la historia del Levante UD femenil, Kenti Robles era pieza clave para el bicampeonato del Atlético de Madrid. Con 11 años jugando en España, Robles es una de las mexicanas con más experiencia y títulos en el Viejo Continente. Kenti debutó con 18 años en el Espanyol, tras pasar cuatro años en cantera, obteniendo un título de la Copa de la Reina; en 2011 fue fichada por el Barcelona, con el que logró un tricampeonato de liga y el bicampeonato de la Copa. En 2015 volvió al Espanyol, pero su paso fue breve tras llegar a un acuerdo con el Atlético de Madrid.

Embed from Getty Images

Con las colchoneras, Robles obtuvo el título de liga en las temporadas 2016-17 y 2017-18; en esta última disputó 2.326 minutos en 27 partidos, convirtiéndose en titular indiscutible en la lateral derecha. Javier Villacampa, entrenador del Atleti, previo a un partido de Champions femenil, era claro respecto a Robles: “No tengo inconveniente en decirlo, es la mejor lateral de la Liga”.

En Islandia, Stephany Mayor se ha erigido como la estrella del Þór/KA de la primera división de aquel país, donde comparte vestidor con Blanca Sierra y Natalia Gómez Junco. La delantera, que llegó para la temporada 2017, resultó fundamental para que su equipo se coronara en septiembre del año pasado por segunda vez en su historia. Mayor se convirtió en la goleadora del Þór/KA, con un gol suyo ayudando a definir el título en la última jornada; reconocida como la mejor jugadora del 2017, en abril de este año fue clave para los triunfos en la Copa de la Liga y la Supercopa islandesa.

De acuerdo a la FIFA, más de dos millones de mujeres juegan al fútbol en México. Actualmente hay poco más de once mil niñas registradas ante la Federación Mexicana de Fútbol (FMF). Aunque aún hay retos grandes, como los bajos salarios o la falta de patrocinadores, la creación de la Liga MX femenil y las destacadas participaciones de las mexicanas en Europa son motivo de esperanza para el crecimiento del fútbol femenil mexicano.

Fuente imagen principal: Posta.mx.

David contra Goliat

David contra Goliat

Resulta obvio escribirlo pero en el deporte los grupos que triunfan son los que más talento reúnen. Al principio de los tiempos, cuando el profesionalismo en el fútbol era una quimera, el talento disponible se limitaba a lo próximo, lo cercano y ahí acababa todo. No había manera ni de imaginar cómo de diferente sería todo si en lugar de depender del fallón portero del barrio, contaras entre los tuyos con el espigado arquero del pueblo vecino. Si nacías acá, jugabas acá. Esas eran las reglas. El talento, por tanto, se convertía en algo relativo, dejaba de ser un valor absoluto para depender exclusivamente del nivel de los que te rodeaban. Hoy, sin embargo, ese paradigma ha sido volteado una y otra vez y el resultado, dirán muchos, ha sido muy positivo para el fútbol

¿Qué hubiera sido del Real Madrid sin Di Stefano? ¿Cambió la historia del Nápoles con la llegada de Maradona? ¿Cuántos ingleses hay en la plantilla del Manchester City campeón de la Premier League? El fútbol es un fenómeno global, un lenguaje universal que vertebra culturalmente buena parte de este mundo, y que como tal, abrazó la ausencia de fronteras antes que nadie. El fútbol está abierto al talento extranjero y por tanto ya no basta con ser gallego para jugar en el Celta de Vigo.

Las fronteras en el fútbol hace mucho tiempo que se eliminaron. El mercado del fútbol es global

Por todo ello, resulta de sentido común que los equipos, en la medida de sus posibilidades económicas, recurran por igual al jugador de casa y al que viene de lejos. El talento sí es ahora un valor absoluto, existe el jugador objetivamente bueno, y auto limitarse fingiendo fronteras donde no las hay, escapa a cualquier razonamiento sosegado. Si bien, siendo esta una realidad de difícil contestación, resulta llamativo que a pesar de todo hoy día haya quien renuncie deliberadamente a este derecho y todavía se aferre al jugador de la tierra. No son muchos los equipos profesionales abanderados de esta filosofía, pero sea por romanticismo o por singularidad, éstos merecen un sitio preferente en el corazón de los que aman este deporte.

Embed from Getty Images

Athletic Club de Bilbao, Chivas de Guadalajara y El Nacional de Ecuador constituyen hoy la última reserva del anacronismo en el fútbol. Sus filosofías basadas en el jugador doméstico constituyen un contrasentido en un mundo en el que los bienes, las personas (si su valor económico es suficiente) y la información viajan constantemente de un continente a otro sin restricciones aparentes. ¿Qué mueve a estos clubs a auto limitarse geográficamente? ¿Qué les lleva a renunciar a competir en plena igualdad con el resto de equipos? Cada uno de ellos tiene sus motivos pero en todos se percibe una constante, el orgullo por lo propio y el fuerte enraizamiento del club en la comunidad local.

En pleno siglo XXI todavía hay equipos que sacrifican competitividad a cambio de jugar únicamente con jugadores nacionales

El Athletic Club de Bilbao, “un caso único en el fútbol mundial” tal como lo definió el diario L’Equipe en los años 60, constituye la versión más reduccionista y quizás más pura del fútbol doméstico. Desde 1911 sus filas se han nutrido exclusivamente de jugadores nacidos o formados futbolísticamente en el País Vasco (español y francés) y Navarra. Motivado inicialmente por exigencias federativas y perpetuado hoy como seña de identidad del club rojiblanco, la política del Athletic Club de Bilbao hace que únicamente cuente con un mercado potencial, incluyendo a la totalidad de la población, ligeramente superior a los tres millones de personas. A pesar de esos escasos mimbres, el conjunto vasco tiene el honor de ser junto a Real Madrid y FC Barcelona uno de los tres equipos que siempre ha estado en la primera división del fútbol español. Asimismo, a pesar de la sequía de títulos de los últimos treinta años (con anterioridad sumó 24 Copas del Rey y 8 Ligas), en 2015 se alzó con la Supercopa de España. Los leones, tal y como se les conoce cariñosamente, abrazan con entusiasmo y con éxito su llamada filosofía de cantera en la Liga española, uno de los entornos competitivos más complicados del panorama futbolístico mundial.

El Club Deportivo Guadalajara, más conocido como las Chivas de Guadalajara, es el segundo equipo más laureado del fútbol mexicano donde compite de tú a tú con su archirrival Club América. Contar exclusivamente con jugadores mexicanos, sólo pueden jugar en las Chivas aquellos profesionales nacidos y seleccionables por México, es su principal característica y dota al equipo rojiblanco (comparte colores con el Athletic Club de Bilbao) de una personalidad única. Este hecho, y lógicamente los numerosos títulos acumulados, le convierten sin duda en el equipo favorito de los aficionados mexicanos quienes, además, siempre han visto a los de Guadalajara en primera división. Las últimas décadas no fueron exitosas para las Chivas de Guadalajara pero el curso pasado la suerte pareció cambiar para el llamado “rebaño sagrado” con la obtención del título del Clausura de 2017. En 2018, a pesar del bajo rendimiento en el torneo doméstico, los de Guadalajara se acaban de alzar con la Liga de Campeones de la Concacaf donde han vencido a Toronto FC, considerado el mejor equipo de la historia de la Major League Soccer. El equipo de Guadalajara compite en un entorno muy exigente ya que el reglamento de la liga mexicana permite a los equipos incluir en sus convocatorias hasta un total de 9 jugadores extranjeros.

Embed from Getty Images

El Nacional de Ecuador representa en el país andino un concepto parejo al de las Chivas de Guadalajara en México pero con un matiz nacionalista quizá más acentuado. El equipo rojo, fundado en 1964, únicamente cuenta con jugadores ecuatorianos estando esta característica directamente relacionada con su vinculación con las fuerzas armadas del país. El patrocinio por parte de esta institución y el hecho de que sus socios sean miembros activos o retirados de las fuerzas armadas dota al conjunto de una personalidad especial. El Nacional de Ecuador es el tercer conjunto con más títulos en el fútbol nacional, el único bi-tri (campeón de forma consecutiva tres veces en dos periodos diferentes), y en términos de afición es el cuarto club más querido en Ecuador. El carácter “puro criollo” es una máxima inquebrantable del club de Quito pero esta temporada, de forma totalmente involuntaria, éste vio quebrada su tradición tras admitir uno de sus jugadores, Rinson López, que era colombiano y no ecuatoriano como afirmaba su pasaporte. La expulsión del jugador fue fulminante pero la mancha en el expediente del Club Deportivo El Nacional siempre estará presente.

Contra toda expectativa, los 3 equipos que renuncian a jugar con extranjeros han resultado campeones en los últimos años

A lo largo de los años también otros equipos abrazaron planteamientos de vuelta al jugador doméstico, si bien, su apuesta no tuvo la misma continuidad. Real Sociedad de San Sebastián (España), Deportivo Saprissa (Costa Rica), Steaua de Bucarest (Rumanía), Real Sociedad de Tocoa (Honduras) y Malavan FC (Irán) son igualmente exponentes de una lucha por la vuelta a los orígenes que, a pesar de no consolidarse, sí muestra que el romanticismo lucha por hacerse hueco en el fútbol actual. Se trata de una opción limitante y que lleva a una lucha desigual, es cierto, pero, como escribió mejor que nadie el periodista Jon Uriarte refiriéndose al Athletic Club de Bilbao, se trata de una opción, la de elegir ser David cuando todos quieren ser Goliat, que posiblemente permite vencer menos pero ganar más.

Los cachirules, la vergüenza del fútbol mexicano

Los cachirules, la vergüenza del fútbol mexicano

La astucia y la picardía, para bien o para mal, son características de la forma de ser del mexicano. A través de ellas, logramos sacar ventaja en escenarios de la vida diaria donde de otra forma no conseguiríamos lo que buscamos. Aspiramos a obtener beneficios saltando alguna que otra regla, y confiamos en que gozaremos los resultados sin que se den cuenta de las trampas realizadas.

La selección mexicana se ha convertido, en años recientes, en uno de los equipos más constantes en cuanto a calificar a la Copa del Mundo se refiere. Para dar con la última ocasión en la que el Tricolor no participó en una justa mundial, hay que ir hasta 1990, cuando la participación en el torneo disputado en Italia se vio evitada por uno de los escándalos más grandes en la historia del balompié mexicano, producto de esa tendencia a desafiar los reglamentos y jugársela a no ser descubiertos.

La selección mexicana se ha convertido, en años recientes, en uno de los equipos más constantes en cuanto a calificar a la Copa del Mundo se refiere

El escenario inicial del escándalo fue Guatemala. La fecha, abril de 1988. El país centroamericano sería sede del Premundial sub-20 de la CONCACAF, con miras al mundial de la categoría a disputarse el año entrante en Arabia Saudita. México, tras albergar la Copa del Mundo de 1986, sentía la necesidad de posicionarse como una selección fuerte en todas las categorías, por lo que llegaba a Guatemala con la firme intención de llevarse el título.

Sin embargo, los resultados pasaron a segundo plano en el transcurso de la competición. Una columna sin firma del diario Ovaciones dio a conocer irregularidades en las fechas de nacimiento de cuatro jugadores registrados en la sub-20. Antonio Moreno, periodista mexicano detrás de la publicación, salió días después a profundizar la nota inicial: el anuario del Fútbol Mexicano 1987, regalado a la prensa por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), mostraba las fechas reales de nacimiento de cuatro jugadores, las cuales diferían de las enviadas a la CONCACAF para el registro de los convocados.

Mientras el balón rodaba en Guatemala, Aurelio Rivera, Gerardo Jiménez, José de la Fuente y José Luis Mata se convertían en los cuatro nombres más repetidos por la prensa deportiva en México. Rafael del Castillo Ruiz, presidente de la FMF, y Francisco Avilán, director de la selección juvenil, acaparaban también los titulares que buscaban responsables de lo ocurrido. La movilización no era para menos: Joao Havelange, mandamás de la FIFA en ese entonces, advirtió meses antes de sanciones a las selecciones que inscribieran a jugadores que superaran la edad permitida, práctica común en los torneos de categorías inferiores.

Embed from Getty Images

A pesar de las posibles repercusiones, las investigaciones periodísticas sacaron a la luz más evidencias. Antonio Moreno fue el primero en exhibir en Ovaciones el acta de nacimiento de uno de los involucrados, José Luis Mata; José Ramón Fernández, periodista de la cadena Imevisión, donde también trabajaba Moreno, develó las actas de Gerardo Jiménez y José de la Fuente; y finalmente, en el diario La Jornada dieron a conocer el documento real de Aurelio Rivera.

El polémico caso es conocido hasta la fecha como Los cachirules, término que tiene dos supuestos significados: el primero, referente a un personaje de la televisión mexicana de nombre Cachirulo, que se hacía pasar por alguien de menor edad a la del actor; el segundo, proveniente de la palabra cachirul, usada en el siglo XX para referirse a cosas de dudosa calidad y que después se usaría en los campos de fútbol amateur para identificar a jugadores que participaban sin tener un registro válido.

Rafael Castillo fue señalado como la mente detrás de Los cachirules. “¿Por qué México no puede ser mañoso en este tipo de actitudes cuando otros países lo hacen como algo normal?” fue una de las declaraciones que soltó, una mezcla de impotencia y enojo, más por saberse descubierto primero que otros, que por las repercusiones venideras. De acuerdo a Miguel Ángel Ramírez, periodista de Ovaciones que participó en la investigación, los miembros de la federación tenían tan claro el fraude realizado, que instruían a los jugadores a aprenderse bien la fecha de nacimiento falsa, “por si venía gente de la FIFA a preguntarles”.

Para algunos, lo publicado por la prensa tenía como motivación un duelo de intereses: Televisa, la cadena televisiva más importante de México, acaparaba a la selección y el golpeteo respondía a la intención de Imevisión para competir por los derechos de transmisión

Para algunos, lo publicado por la prensa tenía como motivación un duelo de intereses: Televisa, la cadena televisiva más importante de México, acaparaba a la selección y el golpeteo respondía a la intención de Imevisión para competir por los derechos de transmisión; para otros, la polémica surgió de parte de Joaquín Soria, mexicano que presidía la CONCACAF, y que veía en Del Castillo un rival que podía derrocarlo del puesto.

Embed from Getty Images

Con el respaldo periodístico a la mano, las federaciones de Guatemala y Estados Unidos presentaron en mayo de 1988 una queja ante la FIFA. El organismo rector del fútbol investigó y confirmó la trampa realizada por la FMF, y decidió suspender por dos años a la selección sub-20, quitándoles la posibilidad de asistir al mundial en Arabia Saudita, tras haber finalizado como segundo lugar del cuadrangular final del Premundial guatemalteco.

La astucia y picardía mencionadas al inicio del texto vuelven a aparecer en este escenario del escándalo. La sanción estaba definida y no era tan dolorosa, pero Rafael del Castillo decidió tentar a su suerte; sabía que la presencia de Guillermo Cañedo, cercano a Havelange y cercano a Televisa, podía inclinar la balanza a su favor, eliminar la suspensión y borrar la pequeña travesura que implicaba la falsificación de documentos oficiales

Confiado, el presidente de la FMF emprendió el viaje a Suiza con una comitiva. En los cuarteles de la FIFA se llevó a cabo la discusión debida y el resultado fue contundente: el castigo no solo se mantenía, sino que se extendía a todas las categorías. Esto traducido implicaba tres golpes durísimos: adiós Arabia Saudita 1989, adiós Juegos Olímpicos de Seúl 1988, adiós Copa del Mundo de Italia 90.

El castigo se extendió a todas las categorías. Esto traducido implicaba tres golpes durísimos: adiós Arabia Saudita 1989, adiós Juegos Olímpicos de Seúl 1988, adiós Copa del Mundo de Italia 90

Las sanciones individuales se limitaron a la suspensión de algunos miembros de la FMF a ocupar puestos de la CONCACAF. Aunque no recibieron algún castigo, los cuatro jugadores señalados vieron su carrera trastocada. Aurelio Rivera fue el que tuvo más éxito en el fútbol mexicano, aunque la marca de Los cachirules no dejó de seguirlo. El Coreano pasó dos años en la cárcel producto del atropello a dos ciclistas cuando conducía en estado de ebriedad; en entrevista al diario Excelsior, afirmó que le resultó peor el escarnio sufrido producto de Los cachirules, que el par de años encarcelado, ya que el primer castigo lo pagó sin tener nada qué ver.

Gerardo Shaggy Jiménez es claro en las repercusiones que trajo todo el escándalo: “Nunca me sobrepuse a esa palabra. Es algo que te estigmatiza para siempre, nos cambió la vida, porque la gente piensa que eres un tramposo para todo. Hasta para comprar en la tienda te miraban feo. La Federación nos partió la vida en dos”. Tanto él como José Luis Mata tuvieron una carrera modesta en el fútbol, como jugadores y directores técnicos, mientras que José Luis de la Fuente se alejó por completo de las canchas.

Aficionados y futbolistas sufrieron una gran decepción al quedarse sin posibilidad de participar en la justa más importante del balompié; los culpables al final lograron salirse con la suya, ya que nunca hubo un castigo directo. Con Hugo Sánchez en su mejor momento, una generación que igualó en 1986 el mejor resultado obtenido en un Mundial, y un grupo de jugadores que destacarían a nivel selección a finales de los 80’s y posteriormente en 1994, el caso de Los cachirules es quizá el ‘¿qué hubiera pasado?’ más grande en la historia del fútbol mexicano.

Fuente imagen principal: Televisa.

España y Asturias, históricos del fútbol mexicano

España y Asturias, históricos del fútbol mexicano

El fútbol llegó a México a finales del siglo XIX. Como en gran parte del mundo, su arribo a tierras mexicanas se dio gracias a migrantes británicos, que se organizaron para fundar los primeros clubes deportivos. En la primera década del siglo XX el balompié ganó relevancia en la Ciudad de México y pronto expandió su influencia en zonas del centro y occidente del país, gestándose las primeras ligas del país.

La influencia española, presente en casi cada aspecto de la vida diaria del mexicano, no tardó en aparecer en el fútbol. En 1912 un grupo de cinco migrantes españoles fundaron el Club España en la Ciudad de México; Francisco Arias, Ramón Lanza, Francisco Gómez Alonso, Pedro Bargay y Rafael Hernández fueron los encargados de dar vida al nuevo equipo, con poco presupuesto, pero con la firme intención de convertirlo en motivo de orgullo para la comunidad española en México.

En 1912 un grupo de cinco migrantes españoles fundaron el Club España en la Ciudad de México; Francisco Arias, Ramón Lanza, Francisco Gómez Alonso, Pedro Bargay y Rafael Hernández fueron los encargados de dar vida al nuevo equipo

A través de un sistema de socios, el equipo hispanista comenzó a recabar fondos para el desarrollo de sus instalaciones. Su ingreso a la Liga Mexicana se dio casi de inmediato tras ser fundados, y un año después de su ingreso lograron ganar su primer título, al que le siguieron otros tres de forma consecutiva. Rápidamente el Club España ganó adeptos en la Ciudad de México y se convirtió en uno de los equipos más populares de la liga. Con tan solo siete años de existencia, el Club España acumulaba cinco títulos de la Liga Mexicana y tres de la Copa Tower; en las canchas encontraba poca resistencia de los rivales y en las tribunas los asistentes crecían en número torneo tras torneo. Como prueba de su éxito recibió en 1919 el título de ‘Real’ por conducto del Rey Alfonso XIII, dos años antes que el Real Madrid.

El cuadro albinegro dio pie a que otras comunidades del país ibérico asentadas en México crearan sus propios representativos. El Asturias, el C.D. Euzkadi, el C.F. Aurrerá, el Centro Deportivo Español, el Club Cataluña y el Iberia de Córdoba Sporting Club fueron algunos de los clubes que participaron en la Liga Mexicana antes de su profesionalización en 1943; con excepción del Asturias, que por momentos desafió el poderío hispanista, todos los demás conjuntos tuvieron poco éxito en el fútbol mexicano.

El Asturias, el C.D. Euzkadi, el C.F. Aurrerá, el Centro Deportivo Español, el Club Cataluña y el Iberia de Córdoba Sporting Club fueron algunos de los clubes que participaron en la Liga Mexicana antes de su profesionalización en 1943

El caso del conjunto asturiano llama la atención porque representó el primer obstáculo para el dominio del Club España. Fundado en 1918 por tres jugadores que dejaron las filas hispanistas, el Asturias fue rechazado en su intento por ingresar a la Liga Mexicana, en parte por presión del España; ante esta decisión sus fundadores, José Menéndez, Ángel Díaz y Antonio Martínez, crearon la Liga Nacional, en la que participaron cinco equipos y el Asturias, y donde se dejó la entrada gratuita al público con el fin de ganar partidarios. La decisión hizo mella en la Liga Mexicana, que al poco tiempo decidió aceptar al Asturias como nuevo miembro, no sin antes enfrentar a tres de los equipos participantes en el torneo, incluyendo al Pachuca, campeón en ese momento. Los españoles triunfaron en los tres compromisos y con ello se dio la aprobación de su ingreso en el ahora llamado Campeonato de Primera Fuerza, o Liga Mayor, lo que llevó también a que se disolviera la Liga Nacional.

Con la entrada del Asturias se originó un clásico entre españoles. Los nuevos miembros de la liga obtuvieron su primer título en el torneo 1922-23 y tres Copas Eliminatoria de forma consecutiva, aunque después de eso entraron en una sequía. Por su parte, el España continuó cosechando títulos, donde destaca, irónicamente, su triunfo frente al Asturias en el Torneo Centenario, disputado en 1921 como parte de los festejos por el 100 aniversario de la culminación de la Independencia de México.

Entre los nombres destacados que vistieron los colores del España se encuentran Gaspar Rubio, El Mago, jugador que destacó en las filas del Real Madrid; el vasco Isidro Lángara, quien marcó 105 goles y obtuvo dos títulos de goleo en tres temporadas con la camiseta albinegra; Luis Pirata Fuente, primer futbolista mexicano que jugó en Europa, con el Racing de Santander; José Manuel Moreno, el Charro, considerado uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol argentino, además de Horacio Casarín, Raúl Cárdenas y Antonio La Tota Carbajal, considerados leyendas del fútbol mexicano.

En 1943 se oficializó la Primera División de México, formalizando una liga que ya tenía tintes de profesional. El primero torneo profesional, en la campaña 1943-1944, finalizó con un empate en puntos entre el España y el Asturias

Los años pasaron y el España continúo como rival a vencer, aunque la irrupción de nuevos equipos amenazaron su reinado. En 1943 se oficializó la Primera División de México, formalizando una liga que ya tenía tintes de profesional. El primero torneo profesional, en la campaña 1943-1944, finalizó con un empate en puntos entre el España y el Asturias, por lo que se llevó a cabo un duelo para definir al campeón. En partido único, el Asturias triunfó 4-1, coronándose como el primer campeón del fútbol mexicano en su etapa profesional. La profesionalización vio un incremento en el número de equipos, pero también disminuyó el apoyo hacia los cuadros de origen español. Para 1950, el España y el Asturias tomaron la decisión de abandonar la liga bajo el pretexto de problemas económicos, aunque José Luis Lamadrid, jugador del cuadro hispanista, confesó que el trasfondo de su salida tenía tintes políticos, después de disputar un par de duelos amistosos con una selección alternativa española, y en medio de una tensión diplomática ente el pronunciamiento mexicano en contra del régimen franquista.

La gente lanzó cojines en el estadio ahora llamado Azul, uno le pegó a (Horacio) Casarín y hubo molestia de ambas partes. Había una cena por parte de la colonia española a la que el general Núñez prohibió al equipo mexicano asistir. Fue el pretexto para que un representante del General Franco solicitara la retirada de los equipos Asturias y España del futbol mexicano”, compartió Lamadrid en entrevista para el diario Excélsior acerca del motivo que originó la salida de dos clubes icónicos.

El saldo final para el club España fue de catorce títulos del liga y cuatro copas mexicanas, incluyendo una liga y una copa en el periodo considerado profesional, lo que lo convierte en el club más ganador en la historia del fútbol azteca. El Asturias, por su parte, obtuvo tres campeonatos de liga y ocho de copa. Ambas instituciones derivaron en centros sociales, culturales y deportivos que hoy en día prevalecen, bajo el nombre de Club España y Centro Asturiano de México, respectivamente. Aunque para ellos el fútbol profesional es algo del pasado, ambos clubes atesoran en sus instalaciones los recuerdos de aquellas épocas donde fueron pieza clave para lo que hoy comprende el fútbol mexicano.

Fuente imagen principal: Futbolnostalgia.com.

Agenda UGF I 10-13 noviembre del 2017

Agenda UGF I 10-13 noviembre del 2017

Suecia – Italia (Viernes 10 de noviembre, 20:45. Friends Arena)

La repesca mundialista de la confederación europea tiene en Solna el que, quizás, sea el enfrentamiento más atractivo. Italia, cuatro veces campeona del Mundo, no se pierde una fase final de la Copa del Mundo desde 1958 y no se concibe éste torneo sin la azzurra. Ventura ha convocado a toda su guardia pretoriana en los que podrían ser, si todo va mal, los dos últimos partidos de Buffon con la Nazionale. Eso es lo que quiere Suecia, ausente en Sudáfrica y Brasil, que intentará sacar un buen resultado con el que poder aguantar la vuelta en San Siro el próximo lunes.

Honduras – Australia (Viernes 10 de noviembre, 23:00. Estadio Olímpico Metropolitano)

Partido de ida de la repesca entre la CONCACAAF y la confederación asiática en San Pedro Sula. El equipo centroamericano busca se tercera participación consecutiva en la fase final del Mundial, lo que sería todo un éxito para el combinado de Jorge Luis Pinto. Tras dejar en el camino a Estados Unidos en el Hexagonal Final ahora buscar tumbar a otro gigante como Australia. Los aussies intentarán su cuarta presencia consecutiva en las estancias finales de la mano del eterno Tim Cahill, presente en todas las ediciones anteriores. Aunque tocado en un tobillo, la estrella australiana ha viajado a Honduras para ayudar en lo que pueda a su selección para lograr un gran resultado cara a vuelta en Sydney del próximo miércoles.

Nueva Zelanda – Perú (Sábado 11 de noviembre, 04:15. Westpac Stadium)

El sábado arranca de madrugada en Weillington con el repechaje entre las confederaciones de Sudámerica y Oceanía. Perú no disputa la fase final del Mundial desde 1982, pero de la mano de Ricardo Gareca ha armado un equipo muy competitivo y difícil de ganar. Sin embargo, el positivo de Paolo Guerrero, su máxima estrella, ha enturbiado el ambiente de optimismo que se vivía en el combinado sudamericano por lo que Farfán, Carrillo, Cueva o Reyna deberán aumentar su protagonismo. Nueva Zelanda busca su tercera presencia mundialista tras España’ 82 y Sudáfrica 2010. Los hombres de Hudson se encomendarán a los goles de Wood, la clase Thomas en el medio y la seguridad defensiva de Winston Reid para llevarse un buen resultado a Lima.

Costa de Marfil – Marruecos (Sábado 11 de noviembre, 18:30. Stade Félix Houphouët-Boigny)

Toda una final es la que se va a disputar en Abidjan por una plaza mundialista. Llegamos a la última jornada en la última ronda de grupos en la confederación africana. Cinco grupos en los que el campeón de cada uno de ellos saca billete para Rusia. En el C Marruecos, líder del grupo con 9 puntos, visita Costa de Marfil, segundo con ocho puntos. Las cuentas son claras, si Costa de Marfil gana irá al Mundial si no, lo hará Marruecos. Los hombres de Hervé Renard con una generación histórica con las Achraf, Benatia, Belhanda, Boufal, Amrabat, Ziyech, Harit, Boussoufa, Fayçal Fajr o El Ahmadi, tienen una oportunidad de oro de regresar a un Mundial 20 años después de su última participación. No lo tendrá nada fácil ante uno de los grandes dominadores del fútbol africano en los últimos años que aún mantiene la calidad de los Aurier, Gervinho, Kalou o Serey Dié a la que Marc Wilmots va añadiendo a los jóvenes Kessié, Gnagnon, Konan, Gbamin, Fofana, Cornet, Pepe o Assalé. Toda la pasión del fútbol africano se va a vivir en su máxima expresión en Abidjan.

Embed from Getty Images

Grecia – Croacia (Domingo 12 de noviembre, 20:45. Stadio Georgios Karaiskakis)

Tanto en Atenas como en Basilea se van a vivir este domingo las primeras resoluciones de las repescas mundialistas. Crocia, que lideró su grupo durante casi toda la fase, vio como en las últimas jornadas Islandia le arrebataba la primera plaza y le abocaba a una dramática repesca ante la siempre correosa Grecia. Sin embargo el 4-1 de la ida les da tranquilidad a los ajedrezados para acudir al infierno griego. Aun así, no deberán descuidarse porque en Atenas todo es posible.

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 10/11/2017

13:00 Japón – Brasil

18:00 Sudáfrica – Senegal

20:45 Bélgica – México

20:45 Polonia – Uruguay

21:00 Inglaterra – Alemania

21:00 Francia – País de Gales 
Embed from Getty Images

Sábado 11/11/2017

14:00 Rusia – Argentina

18:30 Túnez – Libia

18:30 RD Congo – Guinea

20:45 Dinamarca – República de Irlanda

21:30 España – Costa Rica

22:00 Corinthians – Avaí

Domingo 12/11/2017

18:00 Suiza – Irlanda del Norte

20:00 Palmeiras – Flamengo

Fuente imagen principal: ORLANDO SIERRA (AFP/Getty Images)

 

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Con apenas 261 kilómetros cuadrados, las islas de Saint-Kitts y Nevis ostentan el título del país más pequeño del continente americano. Poco más de 54 mil personas habitan en su territorio, independizado del Reino Unido hace apenas 34 años e históricamente usado como tierra de esclavos. Las condiciones de la isla no son las ideales para establecer una selección nacional de fútbol de primer nivel, pero para Jacques Passy (Ciudad de México, 1975) esto no ha sido impedimento.

El único técnico mexicano que dirige una selección nacional llegó al banquillo de los Sugar Boyz en 2015, después de una plática con el presidente de la federación de Saint-Kitts donde el click fue inmediato. Alcanzar el puesto 73 en el Ranking FIFA, amistosos en Europa y un reciente torneo en India son ejemplos de lo alcanzado en un país donde el fútbol se convierte en opción para salir de la pobreza.

En una charla a profundidad para Underground Football, Passy, quien también es presidente del Instituto Johan Cruyff en México, da los detalles de cómo ha llevado a Saint-Kitts a dar ese salto, habla de su filosofía como entrenador y comparte algunos detalles más acerca de su experiencia en el mundo del fútbol.

¿Qué lleva a Jacques Passy a elegir la dirección técnica?

Yo desde muy temprano me di cuenta que veía el fútbol con unos ojos muy distintos. Desde los once años exploraba con distintas áreas del fútbol. Alrededor de los 16-17 años, en la escuela donde estudié la preparatoria había unos torneos, resulta ser que el equipo no tenía entrenador y les empecé a hacer algunos comentarios a la gente de mi generación que jugaba y resultó ser que fueron muy atinados. Y de un día al otro me convertí en entrenador de mi colegio, de ahí se trasladó a dirigir fútbol rápido, fútbol 7, a los 22, 23 años ya estaba encaminada mi carrera a ser entrenador profesional, pero fue muy casual, algo que se fue gestando de forma muy natural, no había estudiado una carrera de entrenador, no tenía experiencia, tenía ojos de entrenador. Pero me salió muy bien y de ahí partió todo. Fue un click inmediato.

Con poca experiencia dirigiendo a nivel profesional das el salto a una selección, a Saint-Kitts, ¿qué te lleva a aceptar la oferta, sabiendo que es una selección caribeña, con un nivel limitado en distintos aspectos, que compite poco… ¿qué te convence de su proyecto?

Es verdad que no tenía muchos partidos dirigidos en el ámbito profesional. Lo que sí tenía eran 14 años dirigiendo el Instituto Johan Cruyff en México, muchos años como consultor, un proyecto profesional en Ecuador en 2012, en segunda división, experiencia también con Dorados de Sinaloa. Cuando a mí me ofrecen la selección nacional de Saint-Kitts, no cabe duda que hubo un entendimiento absoluto entre que yo era la persona indicada para dirigir Saint-Kitts y Nevis, y Saint-Kitts y Nevis era el proyecto indicado para que yo dirigiera.

¿Por qué razón? Porque Saint Kitts requería un técnico que le diera todo lo que tenía. Y por otro lado, a mí me ofertaba todo lo que yo necesitaba para poder innovar, experimentar, probar muchas cosas a mí mismo. Me daba la autoridad para controlar completamente el 100% de la parte deportiva de la selección, tenía la autoridad de nombrar lo que yo quisiera como yo quisiera, fui a implementar una filosofía de juego y había un gran talento. Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país. Entonces fue una oferta muy buena en todo sentido, y además el ritmo de dirigir a una selección nacional se presta muy bien a mi ritmo de vida. Se dio todo perfectamente bien.

“Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país”

Llegas al fútbol caribeño, que en otras épocas era visto como un fútbol amateur, y en el que ha habido un claro salto de calidad en los últimos años, para ti que conoces la situación de primera mano, ¿cuáles han sido los motivos de esta mejoría?

Lo primero que te quiero decir es que en selecciones nacionales es más fácil cerrar la brecha entre selecciones grandes y selecciones chicas. Si tú mañana enfrentas al PSG contra el mejor club de Luxemburgo ¿cómo crees que quede?, ¿te gusta 15-0? Esas distancias normalmente en el fútbol de selecciones nacionales no existen. Han dejado de existir porque las selecciones compiten en términos generales bajo igualdad de circunstancias, en cuestiones de tiempo. Todas las selecciones trabajan en condiciones muy similares; entonces, aunque hay más talento en un lugar que en otro, no hay tantas ventajas competitivas como cuando tú comparas clubes.

Ahora, de cualquier manera el Caribe sí ha dado un salto de calidad que se basa predominantemente en tres razones. La primera razón es que hay entrenadores más capacitados dirigiendo a las selecciones. Te puedo nombrar al menos 10 selecciones caribeñas que han traído técnicos de carácter internacional, y sí hace diferencia por el profesionalismo que se le da a cada uno de los proyectos. Diría que un porcentaje arriba del 60% se debe a eso. El segundo tema es que la FIFA empezó a equilibrar mucho el dinero que se le mandaba a la federación, a partir de la gestión de Gianni Infantino. Esto ya iguala un poco las circunstancias, porque antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar. Y en tercer lugar, no cabe duda que hay una gama muy importante de jugadores caribeños que han salido del Caribe y le han dado un plus a las distintas selecciones. Estados Unidos se ha vuelto un lugar importante para que jugadores de diferentes selecciones tengan lugar en la MLS; diferentes ligas europeas tienen muchos jugadores del Caribe, y además muchos jugadores nacidos en Europa que tienen origen en las distintas islas caribeñas han decidido jugar para el Caribe.

¿Cómo es la infraestructura, en cuánto a estadios y facilidades de entrenamiento, y la infraestructura de la liga en Saint Kitts?

Muy mala la infraestructura. Un estadio bonito pero muy chico, que le caben 5, 6 mil personas. No hay otro lugar para entrenar mas que el mismo estadio. Hay otras canchas pero muy lejos, en las afueras de la capital (Basseterre). Poco material para entrenar, pelotas no tan nuevas. Lo normal que esperas de un país que no tiene los fondos para trabajar como en el primer mundo futbolístico. Actualmente se está construyendo un centro de alto rendimiento, en un nivel más reducido, con apoyo de la FIFA. La liga es de un nivel alto en agresividad y competencia, de un nivel bajo en táctica.

“Antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar”

¿Cómo repercute el nivel de la liga y la infraestructura a nivel selección?

Tengo que manejarlo. Sí repercute mucho. Repercute en que los jugadores no tienen la capacidad de ser bien entrenados en equipos locales, repercute en que cuando llegan a la selección a veces tenemos que hacer cosas con los jugadores locales que normalmente no harías en una selección, como enseñar fundamentos del juego. He tratado de cambiar muchas cosas, en algunas he tenido éxito, en otras no. Hay algunos aspectos que dependen de mí, pero hay otras cosas que no, entonces hay niveles de exigencia que puedo tener, pero tampoco puedo excederme y llegar a un punto donde diga yo “o me tienes esto o me voy”, porque me voy a terminar yendo y amargando.

¿Cómo influye la parte cultural en tu manera de dirigir al equipo?

Parte del ADN “negativo” de la cultura, parecido al caso de México, es que están mucho más cómodos en la zona de confort que en probar nuevos horizontes. Esto he tratado de cambiarlo. El jugador de Saint Kitts cuando yo llegué, lo sacabas a una gira internacional y no estaba cómodo. Hay algunos aspectos culturales que están en la sangre. Por ejemplo, quitar la alegría en el juego sería verdaderamente estúpido si lo hago. Lo que tengo que hacer es añadir a la propia cultura algunos aspectos que ya son de mi cosecha que hacen que el equipo sea más completo.

Has tenido la oportunidad de disputar amistosos en Europa, una victoria contra Andorra, juegos contra Armenia, Estonia, Georgia. ¿Cómo fue la experiencia de llevar por primera vez a Saint Kitts a competir a ese nivel?

Muy satisfactoria la primera experiencia, cuando fuimos por vez primera en 2015. Jugamos en noviembre de 2015 y te puedo decir que fue un día memorable, un momento memorable porque independientemente de que ganamos el partido, lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope.

“Lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope”

Y en el plantel, ¿cómo repercute en ellos la experiencia de salir y jugar en Europa?

Repercute sobre todo en el plano mental, ellos siempre se entendieron como jugadores locales; después de ese viaje a Andorra y Estonia dejaron de entenderse como jugadores locales, comenzaron a entenderse como jugadores que podían aspirar a dejar una zona de comodidad. Entonces mentalmente es un cambio dramático para ellos, dramático en cómo percibían sus propias aspiraciones.

Disputan un torneo histórico en agosto. Experiencia en India, primer rival asiático, primer rival africano. ¿Cuál es el saldo que deja para ti y para los jugadores?

Buenísimo, porque abrimos puertas internacionales como nunca se había hecho. A partir de la India han pasado dos cosas: uno, estamos teniendo una cantidad muy significativa de federaciones que nos están invitando a partidos amistosos, a intercambios, a experiencias, a muchas cosas más. Y dos, llama poderosamente la atención al haber empatado con selecciones africanas, contra selecciones asiáticas en Asia. India venía de nueve partidos consecutivos ganados y le rompimos una buena racha, a partir de ahí hay muchos jugadores de Saint Kitts que están llamando la atención en India, lo que es muy atractivo. En forma total es un saldo muy positivo porque Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe, es una selección internacional que puede ser invitada a cualquier parte del mundo, y que va a competir, entonces creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales.

Hay varios jugadores con potencial, varios que están en divisiones inferiores, sobre todo en Inglaterra, ¿qué falta para que un jugador de Saint Kitts dé un salto de calidad para competir en un nivel más alto?

Hay dos aspectos. Uno, que haya una mejor preparación en casa, en las bases generales que tienen los jugadores respecto a cómo entrenan, respecto a los conceptos… como se trabaja en los equipos de Saint Kitts es de una manera muy rudimentaria. No existen fuerzas básicas, los jugadores juegan en el barrio, en canchas locales, a veces sin medidas reglamentarias, y son scouteados por equipos de la división más alta y son contratados. Entonces no hay una enseñanza inferior, es necesario crear estructuras más sólidas en los equipos. Y dos, el tema mental es un tema complicado porque el jugador de Saint Kitts, como el ciudadano de Saint Kitts, es una persona muy arraigada a su país, en ese espacio es donde siente su zona de confort. Hay que hacer un trabajo mental muy severo, pero además tienes que tener jugadores con mayores conceptos básicos.

“Creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales”

En tu forma de dirigir, ¿qué aspectos son primordiales en un proyecto para convencer a tus jugadores?

El primer aspecto que considero fundamental es que el entrenador tiene que tener injerencia en prácticamente todos los elementos y todas las instancias del proyecto. Yo creo que el éxito de un proyecto radica en un entrenador que tenga la capacidad de cuidar hasta el más mínimo detalle de la totalidad del proyecto y es por eso que creo mucho en el modelo del manager inglés. En segundo lugar el cuerpo técnico tiene un lugar preponderante. Una de las cosas más significativas que tiene un proyecto de fútbol es cómo gestiona un cuerpo técnico el DT y en esa gestión hay una muy buena parte del éxito.

Tercero, el profundo conocimiento de tus jugadores. El conocer los aspectos mentales, familiares, psicológicos, laborales, encontrar dónde tiene déficits, dónde tiene problemas, dónde tiene áreas de oportunidad. Es decir, conocer al jugador mucho más allá de lo que normalmente un entrenador conoce a un jugador. Y número cuatro, la fortaleza del entrenador en la parte estratégica y táctica. Tiene que haber un grado de especialidad muy alto en el entrenador. Hoy en día plantear un partido va mucho más allá de una formación o un sistema de juego. Representa tener en consideración múltiples escenarios, múltiples variables durante el partido. En la medida que puedas controlar esas variables y te especialices en planteamientos, reajustes, ajustes de partido, vas a tener una ventaja competitiva.

¿Qué opinión te merece el estado actual del periodismo deportivo en México?

Me parece que hay dos aspectos del periodismo deportivo actual que no concuerdo con ellos y que me parecen de bajo nivel. El primero radica en la falta de capacidad de investigación y la falta de cultura táctico-futbolera que tiene el periodismo actual. El periodista que cubre la fuente de fútbol tiene que conocer más de fútbol, hablar de fútbol, tener la capacidad de preguntarle a un técnico por qué cambió la formación a la mitad del partido, darte cuenta qué sucedió. Hay un periodismo muy barato, que trae respuestas muy baratas. Esto causa a su vez un problema: genera una afición inculta. Entonces la prensa tiene un rol muy importante, que es la educación al aficionado. El aficionado no se va a educar de los clubes, el aficionado sigue el radio, la tele, las redes sociales, los periódicos, de ahí obtiene conocimiento futbolístico el aficionado.

En segundo lugar me parece que hay un segmento del periodismo deportivo mexicano que vive del entretenimiento. Creo que ya está muy mal entendido que el aficionado mexicano lo que busca es entretenimiento en los programas deportivos; hay un parteaguas en los medios de comunicación donde las televisoras empiezan a darle un énfasis a comediantes, a hablar de la ciudad, a hablar de las peleas, de todo el desmadre que hay alrededor del fútbol. Y tenemos unos 20 años de un periodismo que privilegia todo lo que está alrededor del debate futbolero. Yo sostengo que hay espacio para ambas partes, aficionados que les interesa cada uno de estas partes.

Como presidente del Instituto Johan Cruyff en México, pudiste compartir con Johan, ¿cómo fue tu relación con él?

A partir de que traigo el instituto a México en 2002, y hasta su muerte, la relación con él fue maravillosa. Fue simplemente extraordinaria, todas las veces que lo vi, para mí fue un maestro de vida. A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá. Es la persona más completa en la historia del fútbol mundial, así de fácil.

“A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá”

¿Como planes a futuro, dónde te ves? ¿Está dentro de tus planes buscar un puesto directivo, alguna oportunidad en selección, alguna DT en México?

Me veo en dos caminos. Uno es creciendo mi carrera de entrenador en selecciones de mayor envergadura, potencialmente en clubes, pero hoy mi mente está en selecciones nacionales. Mi sueño en el fútbol no es otro más que la selección nacional mexicana, pero la vida hay que llevarla con realidades. Eso es un sueño que no está al alcance hasta que no haya una selección intermedia entre Saint Kitts. Al mismo tiempo, mi carrera como consultor de proyectos de fútbol va caminando, entonces hay una dualidad en mi futuro dentro del fútbol, que tiene como prioridad la parte de entrenador, pero tiene como una segunda prioridad la consultoría.

A poco más de dos años de que llegas a la DT de Saint Kitts, ¿cómo valoras la experiencia? ¿cuál ha sido el saldo? Principales retos y futuros.

La experiencia la valoro como la experiencia más poderosa futbolísticamente en mi vida. Te puedo decir que el éxito te lo resumo en que nos mudamos de nivel en el contexto internacional. Hay selecciones en el mundo de nivel A, B, C, D, E. Cuando llegué Saint Kitts estaba en el E, hoy la veo en un D+ y eso es un éxito significativo. El reto sería trasladar todo lo que hemos logrado en llegar a un torneo de carácter internacional, háblese de una Copa Oro o un Hexagonal Final, ese sería el reto subsecuente para Saint Kitts

¿Ves factible Qatar 2022 o crees que el horizonte está hacia 2026?

Está hacia 2026 pero yo no voy a ser el técnico de Saint Kitts en ese momento. Pero si Saint Kitts sigue con esta estructura, filosofía y camino, va a estar en 2026.

Entrevista realizada vía telefónica en dos partes, el 7 y 11 de septiembre.

Fuente imagen principal: Twitter Jacques Passy.