Agenda UGF I 10-13 noviembre del 2017

Agenda UGF I 10-13 noviembre del 2017

Suecia – Italia (Viernes 10 de noviembre, 20:45. Friends Arena)

La repesca mundialista de la confederación europea tiene en Solna el que, quizás, sea el enfrentamiento más atractivo. Italia, cuatro veces campeona del Mundo, no se pierde una fase final de la Copa del Mundo desde 1958 y no se concibe éste torneo sin la azzurra. Ventura ha convocado a toda su guardia pretoriana en los que podrían ser, si todo va mal, los dos últimos partidos de Buffon con la Nazionale. Eso es lo que quiere Suecia, ausente en Sudáfrica y Brasil, que intentará sacar un buen resultado con el que poder aguantar la vuelta en San Siro el próximo lunes.

Honduras – Australia (Viernes 10 de noviembre, 23:00. Estadio Olímpico Metropolitano)

Partido de ida de la repesca entre la CONCACAAF y la confederación asiática en San Pedro Sula. El equipo centroamericano busca se tercera participación consecutiva en la fase final del Mundial, lo que sería todo un éxito para el combinado de Jorge Luis Pinto. Tras dejar en el camino a Estados Unidos en el Hexagonal Final ahora buscar tumbar a otro gigante como Australia. Los aussies intentarán su cuarta presencia consecutiva en las estancias finales de la mano del eterno Tim Cahill, presente en todas las ediciones anteriores. Aunque tocado en un tobillo, la estrella australiana ha viajado a Honduras para ayudar en lo que pueda a su selección para lograr un gran resultado cara a vuelta en Sydney del próximo miércoles.

Nueva Zelanda – Perú (Sábado 11 de noviembre, 04:15. Westpac Stadium)

El sábado arranca de madrugada en Weillington con el repechaje entre las confederaciones de Sudámerica y Oceanía. Perú no disputa la fase final del Mundial desde 1982, pero de la mano de Ricardo Gareca ha armado un equipo muy competitivo y difícil de ganar. Sin embargo, el positivo de Paolo Guerrero, su máxima estrella, ha enturbiado el ambiente de optimismo que se vivía en el combinado sudamericano por lo que Farfán, Carrillo, Cueva o Reyna deberán aumentar su protagonismo. Nueva Zelanda busca su tercera presencia mundialista tras España’ 82 y Sudáfrica 2010. Los hombres de Hudson se encomendarán a los goles de Wood, la clase Thomas en el medio y la seguridad defensiva de Winston Reid para llevarse un buen resultado a Lima.

Costa de Marfil – Marruecos (Sábado 11 de noviembre, 18:30. Stade Félix Houphouët-Boigny)

Toda una final es la que se va a disputar en Abidjan por una plaza mundialista. Llegamos a la última jornada en la última ronda de grupos en la confederación africana. Cinco grupos en los que el campeón de cada uno de ellos saca billete para Rusia. En el C Marruecos, líder del grupo con 9 puntos, visita Costa de Marfil, segundo con ocho puntos. Las cuentas son claras, si Costa de Marfil gana irá al Mundial si no, lo hará Marruecos. Los hombres de Hervé Renard con una generación histórica con las Achraf, Benatia, Belhanda, Boufal, Amrabat, Ziyech, Harit, Boussoufa, Fayçal Fajr o El Ahmadi, tienen una oportunidad de oro de regresar a un Mundial 20 años después de su última participación. No lo tendrá nada fácil ante uno de los grandes dominadores del fútbol africano en los últimos años que aún mantiene la calidad de los Aurier, Gervinho, Kalou o Serey Dié a la que Marc Wilmots va añadiendo a los jóvenes Kessié, Gnagnon, Konan, Gbamin, Fofana, Cornet, Pepe o Assalé. Toda la pasión del fútbol africano se va a vivir en su máxima expresión en Abidjan.

Embed from Getty Images

Grecia – Croacia (Domingo 12 de noviembre, 20:45. Stadio Georgios Karaiskakis)

Tanto en Atenas como en Basilea se van a vivir este domingo las primeras resoluciones de las repescas mundialistas. Crocia, que lideró su grupo durante casi toda la fase, vio como en las últimas jornadas Islandia le arrebataba la primera plaza y le abocaba a una dramática repesca ante la siempre correosa Grecia. Sin embargo el 4-1 de la ida les da tranquilidad a los ajedrezados para acudir al infierno griego. Aun así, no deberán descuidarse porque en Atenas todo es posible.

RESTO DE PARTIDOS

Viernes 10/11/2017

13:00 Japón – Brasil

18:00 Sudáfrica – Senegal

20:45 Bélgica – México

20:45 Polonia – Uruguay

21:00 Inglaterra – Alemania

21:00 Francia – País de Gales 
Embed from Getty Images

Sábado 11/11/2017

14:00 Rusia – Argentina

18:30 Túnez – Libia

18:30 RD Congo – Guinea

20:45 Dinamarca – República de Irlanda

21:30 España – Costa Rica

22:00 Corinthians – Avaí

Domingo 12/11/2017

18:00 Suiza – Irlanda del Norte

20:00 Palmeiras – Flamengo

Fuente imagen principal: ORLANDO SIERRA (AFP/Getty Images)

 

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Con apenas 261 kilómetros cuadrados, las islas de Saint-Kitts y Nevis ostentan el título del país más pequeño del continente americano. Poco más de 54 mil personas habitan en su territorio, independizado del Reino Unido hace apenas 34 años e históricamente usado como tierra de esclavos. Las condiciones de la isla no son las ideales para establecer una selección nacional de fútbol de primer nivel, pero para Jacques Passy (Ciudad de México, 1975) esto no ha sido impedimento.

El único técnico mexicano que dirige una selección nacional llegó al banquillo de los Sugar Boyz en 2015, después de una plática con el presidente de la federación de Saint-Kitts donde el click fue inmediato. Alcanzar el puesto 73 en el Ranking FIFA, amistosos en Europa y un reciente torneo en India son ejemplos de lo alcanzado en un país donde el fútbol se convierte en opción para salir de la pobreza.

En una charla a profundidad para Underground Football, Passy, quien también es presidente del Instituto Johan Cruyff en México, da los detalles de cómo ha llevado a Saint-Kitts a dar ese salto, habla de su filosofía como entrenador y comparte algunos detalles más acerca de su experiencia en el mundo del fútbol.

¿Qué lleva a Jacques Passy a elegir la dirección técnica?

Yo desde muy temprano me di cuenta que veía el fútbol con unos ojos muy distintos. Desde los once años exploraba con distintas áreas del fútbol. Alrededor de los 16-17 años, en la escuela donde estudié la preparatoria había unos torneos, resulta ser que el equipo no tenía entrenador y les empecé a hacer algunos comentarios a la gente de mi generación que jugaba y resultó ser que fueron muy atinados. Y de un día al otro me convertí en entrenador de mi colegio, de ahí se trasladó a dirigir fútbol rápido, fútbol 7, a los 22, 23 años ya estaba encaminada mi carrera a ser entrenador profesional, pero fue muy casual, algo que se fue gestando de forma muy natural, no había estudiado una carrera de entrenador, no tenía experiencia, tenía ojos de entrenador. Pero me salió muy bien y de ahí partió todo. Fue un click inmediato.

Con poca experiencia dirigiendo a nivel profesional das el salto a una selección, a Saint-Kitts, ¿qué te lleva a aceptar la oferta, sabiendo que es una selección caribeña, con un nivel limitado en distintos aspectos, que compite poco… ¿qué te convence de su proyecto?

Es verdad que no tenía muchos partidos dirigidos en el ámbito profesional. Lo que sí tenía eran 14 años dirigiendo el Instituto Johan Cruyff en México, muchos años como consultor, un proyecto profesional en Ecuador en 2012, en segunda división, experiencia también con Dorados de Sinaloa. Cuando a mí me ofrecen la selección nacional de Saint-Kitts, no cabe duda que hubo un entendimiento absoluto entre que yo era la persona indicada para dirigir Saint-Kitts y Nevis, y Saint-Kitts y Nevis era el proyecto indicado para que yo dirigiera.

¿Por qué razón? Porque Saint Kitts requería un técnico que le diera todo lo que tenía. Y por otro lado, a mí me ofertaba todo lo que yo necesitaba para poder innovar, experimentar, probar muchas cosas a mí mismo. Me daba la autoridad para controlar completamente el 100% de la parte deportiva de la selección, tenía la autoridad de nombrar lo que yo quisiera como yo quisiera, fui a implementar una filosofía de juego y había un gran talento. Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país. Entonces fue una oferta muy buena en todo sentido, y además el ritmo de dirigir a una selección nacional se presta muy bien a mi ritmo de vida. Se dio todo perfectamente bien.

“Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país”

Llegas al fútbol caribeño, que en otras épocas era visto como un fútbol amateur, y en el que ha habido un claro salto de calidad en los últimos años, para ti que conoces la situación de primera mano, ¿cuáles han sido los motivos de esta mejoría?

Lo primero que te quiero decir es que en selecciones nacionales es más fácil cerrar la brecha entre selecciones grandes y selecciones chicas. Si tú mañana enfrentas al PSG contra el mejor club de Luxemburgo ¿cómo crees que quede?, ¿te gusta 15-0? Esas distancias normalmente en el fútbol de selecciones nacionales no existen. Han dejado de existir porque las selecciones compiten en términos generales bajo igualdad de circunstancias, en cuestiones de tiempo. Todas las selecciones trabajan en condiciones muy similares; entonces, aunque hay más talento en un lugar que en otro, no hay tantas ventajas competitivas como cuando tú comparas clubes.

Ahora, de cualquier manera el Caribe sí ha dado un salto de calidad que se basa predominantemente en tres razones. La primera razón es que hay entrenadores más capacitados dirigiendo a las selecciones. Te puedo nombrar al menos 10 selecciones caribeñas que han traído técnicos de carácter internacional, y sí hace diferencia por el profesionalismo que se le da a cada uno de los proyectos. Diría que un porcentaje arriba del 60% se debe a eso. El segundo tema es que la FIFA empezó a equilibrar mucho el dinero que se le mandaba a la federación, a partir de la gestión de Gianni Infantino. Esto ya iguala un poco las circunstancias, porque antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar. Y en tercer lugar, no cabe duda que hay una gama muy importante de jugadores caribeños que han salido del Caribe y le han dado un plus a las distintas selecciones. Estados Unidos se ha vuelto un lugar importante para que jugadores de diferentes selecciones tengan lugar en la MLS; diferentes ligas europeas tienen muchos jugadores del Caribe, y además muchos jugadores nacidos en Europa que tienen origen en las distintas islas caribeñas han decidido jugar para el Caribe.

¿Cómo es la infraestructura, en cuánto a estadios y facilidades de entrenamiento, y la infraestructura de la liga en Saint Kitts?

Muy mala la infraestructura. Un estadio bonito pero muy chico, que le caben 5, 6 mil personas. No hay otro lugar para entrenar mas que el mismo estadio. Hay otras canchas pero muy lejos, en las afueras de la capital (Basseterre). Poco material para entrenar, pelotas no tan nuevas. Lo normal que esperas de un país que no tiene los fondos para trabajar como en el primer mundo futbolístico. Actualmente se está construyendo un centro de alto rendimiento, en un nivel más reducido, con apoyo de la FIFA. La liga es de un nivel alto en agresividad y competencia, de un nivel bajo en táctica.

“Antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar”

¿Cómo repercute el nivel de la liga y la infraestructura a nivel selección?

Tengo que manejarlo. Sí repercute mucho. Repercute en que los jugadores no tienen la capacidad de ser bien entrenados en equipos locales, repercute en que cuando llegan a la selección a veces tenemos que hacer cosas con los jugadores locales que normalmente no harías en una selección, como enseñar fundamentos del juego. He tratado de cambiar muchas cosas, en algunas he tenido éxito, en otras no. Hay algunos aspectos que dependen de mí, pero hay otras cosas que no, entonces hay niveles de exigencia que puedo tener, pero tampoco puedo excederme y llegar a un punto donde diga yo “o me tienes esto o me voy”, porque me voy a terminar yendo y amargando.

¿Cómo influye la parte cultural en tu manera de dirigir al equipo?

Parte del ADN “negativo” de la cultura, parecido al caso de México, es que están mucho más cómodos en la zona de confort que en probar nuevos horizontes. Esto he tratado de cambiarlo. El jugador de Saint Kitts cuando yo llegué, lo sacabas a una gira internacional y no estaba cómodo. Hay algunos aspectos culturales que están en la sangre. Por ejemplo, quitar la alegría en el juego sería verdaderamente estúpido si lo hago. Lo que tengo que hacer es añadir a la propia cultura algunos aspectos que ya son de mi cosecha que hacen que el equipo sea más completo.

Has tenido la oportunidad de disputar amistosos en Europa, una victoria contra Andorra, juegos contra Armenia, Estonia, Georgia. ¿Cómo fue la experiencia de llevar por primera vez a Saint Kitts a competir a ese nivel?

Muy satisfactoria la primera experiencia, cuando fuimos por vez primera en 2015. Jugamos en noviembre de 2015 y te puedo decir que fue un día memorable, un momento memorable porque independientemente de que ganamos el partido, lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope.

“Lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope”

Y en el plantel, ¿cómo repercute en ellos la experiencia de salir y jugar en Europa?

Repercute sobre todo en el plano mental, ellos siempre se entendieron como jugadores locales; después de ese viaje a Andorra y Estonia dejaron de entenderse como jugadores locales, comenzaron a entenderse como jugadores que podían aspirar a dejar una zona de comodidad. Entonces mentalmente es un cambio dramático para ellos, dramático en cómo percibían sus propias aspiraciones.

Disputan un torneo histórico en agosto. Experiencia en India, primer rival asiático, primer rival africano. ¿Cuál es el saldo que deja para ti y para los jugadores?

Buenísimo, porque abrimos puertas internacionales como nunca se había hecho. A partir de la India han pasado dos cosas: uno, estamos teniendo una cantidad muy significativa de federaciones que nos están invitando a partidos amistosos, a intercambios, a experiencias, a muchas cosas más. Y dos, llama poderosamente la atención al haber empatado con selecciones africanas, contra selecciones asiáticas en Asia. India venía de nueve partidos consecutivos ganados y le rompimos una buena racha, a partir de ahí hay muchos jugadores de Saint Kitts que están llamando la atención en India, lo que es muy atractivo. En forma total es un saldo muy positivo porque Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe, es una selección internacional que puede ser invitada a cualquier parte del mundo, y que va a competir, entonces creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales.

Hay varios jugadores con potencial, varios que están en divisiones inferiores, sobre todo en Inglaterra, ¿qué falta para que un jugador de Saint Kitts dé un salto de calidad para competir en un nivel más alto?

Hay dos aspectos. Uno, que haya una mejor preparación en casa, en las bases generales que tienen los jugadores respecto a cómo entrenan, respecto a los conceptos… como se trabaja en los equipos de Saint Kitts es de una manera muy rudimentaria. No existen fuerzas básicas, los jugadores juegan en el barrio, en canchas locales, a veces sin medidas reglamentarias, y son scouteados por equipos de la división más alta y son contratados. Entonces no hay una enseñanza inferior, es necesario crear estructuras más sólidas en los equipos. Y dos, el tema mental es un tema complicado porque el jugador de Saint Kitts, como el ciudadano de Saint Kitts, es una persona muy arraigada a su país, en ese espacio es donde siente su zona de confort. Hay que hacer un trabajo mental muy severo, pero además tienes que tener jugadores con mayores conceptos básicos.

“Creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales”

En tu forma de dirigir, ¿qué aspectos son primordiales en un proyecto para convencer a tus jugadores?

El primer aspecto que considero fundamental es que el entrenador tiene que tener injerencia en prácticamente todos los elementos y todas las instancias del proyecto. Yo creo que el éxito de un proyecto radica en un entrenador que tenga la capacidad de cuidar hasta el más mínimo detalle de la totalidad del proyecto y es por eso que creo mucho en el modelo del manager inglés. En segundo lugar el cuerpo técnico tiene un lugar preponderante. Una de las cosas más significativas que tiene un proyecto de fútbol es cómo gestiona un cuerpo técnico el DT y en esa gestión hay una muy buena parte del éxito.

Tercero, el profundo conocimiento de tus jugadores. El conocer los aspectos mentales, familiares, psicológicos, laborales, encontrar dónde tiene déficits, dónde tiene problemas, dónde tiene áreas de oportunidad. Es decir, conocer al jugador mucho más allá de lo que normalmente un entrenador conoce a un jugador. Y número cuatro, la fortaleza del entrenador en la parte estratégica y táctica. Tiene que haber un grado de especialidad muy alto en el entrenador. Hoy en día plantear un partido va mucho más allá de una formación o un sistema de juego. Representa tener en consideración múltiples escenarios, múltiples variables durante el partido. En la medida que puedas controlar esas variables y te especialices en planteamientos, reajustes, ajustes de partido, vas a tener una ventaja competitiva.

¿Qué opinión te merece el estado actual del periodismo deportivo en México?

Me parece que hay dos aspectos del periodismo deportivo actual que no concuerdo con ellos y que me parecen de bajo nivel. El primero radica en la falta de capacidad de investigación y la falta de cultura táctico-futbolera que tiene el periodismo actual. El periodista que cubre la fuente de fútbol tiene que conocer más de fútbol, hablar de fútbol, tener la capacidad de preguntarle a un técnico por qué cambió la formación a la mitad del partido, darte cuenta qué sucedió. Hay un periodismo muy barato, que trae respuestas muy baratas. Esto causa a su vez un problema: genera una afición inculta. Entonces la prensa tiene un rol muy importante, que es la educación al aficionado. El aficionado no se va a educar de los clubes, el aficionado sigue el radio, la tele, las redes sociales, los periódicos, de ahí obtiene conocimiento futbolístico el aficionado.

En segundo lugar me parece que hay un segmento del periodismo deportivo mexicano que vive del entretenimiento. Creo que ya está muy mal entendido que el aficionado mexicano lo que busca es entretenimiento en los programas deportivos; hay un parteaguas en los medios de comunicación donde las televisoras empiezan a darle un énfasis a comediantes, a hablar de la ciudad, a hablar de las peleas, de todo el desmadre que hay alrededor del fútbol. Y tenemos unos 20 años de un periodismo que privilegia todo lo que está alrededor del debate futbolero. Yo sostengo que hay espacio para ambas partes, aficionados que les interesa cada uno de estas partes.

Como presidente del Instituto Johan Cruyff en México, pudiste compartir con Johan, ¿cómo fue tu relación con él?

A partir de que traigo el instituto a México en 2002, y hasta su muerte, la relación con él fue maravillosa. Fue simplemente extraordinaria, todas las veces que lo vi, para mí fue un maestro de vida. A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá. Es la persona más completa en la historia del fútbol mundial, así de fácil.

“A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá”

¿Como planes a futuro, dónde te ves? ¿Está dentro de tus planes buscar un puesto directivo, alguna oportunidad en selección, alguna DT en México?

Me veo en dos caminos. Uno es creciendo mi carrera de entrenador en selecciones de mayor envergadura, potencialmente en clubes, pero hoy mi mente está en selecciones nacionales. Mi sueño en el fútbol no es otro más que la selección nacional mexicana, pero la vida hay que llevarla con realidades. Eso es un sueño que no está al alcance hasta que no haya una selección intermedia entre Saint Kitts. Al mismo tiempo, mi carrera como consultor de proyectos de fútbol va caminando, entonces hay una dualidad en mi futuro dentro del fútbol, que tiene como prioridad la parte de entrenador, pero tiene como una segunda prioridad la consultoría.

A poco más de dos años de que llegas a la DT de Saint Kitts, ¿cómo valoras la experiencia? ¿cuál ha sido el saldo? Principales retos y futuros.

La experiencia la valoro como la experiencia más poderosa futbolísticamente en mi vida. Te puedo decir que el éxito te lo resumo en que nos mudamos de nivel en el contexto internacional. Hay selecciones en el mundo de nivel A, B, C, D, E. Cuando llegué Saint Kitts estaba en el E, hoy la veo en un D+ y eso es un éxito significativo. El reto sería trasladar todo lo que hemos logrado en llegar a un torneo de carácter internacional, háblese de una Copa Oro o un Hexagonal Final, ese sería el reto subsecuente para Saint Kitts

¿Ves factible Qatar 2022 o crees que el horizonte está hacia 2026?

Está hacia 2026 pero yo no voy a ser el técnico de Saint Kitts en ese momento. Pero si Saint Kitts sigue con esta estructura, filosofía y camino, va a estar en 2026.

Entrevista realizada vía telefónica en dos partes, el 7 y 11 de septiembre.

Fuente imagen principal: Twitter Jacques Passy.

Benjamín Mora: “En Malasia me acerqué a mi sueño”

Benjamín Mora: “En Malasia me acerqué a mi sueño”

Benjamín Mora es un técnico mexicano que vive una experiencia en un fútbol verdaderamente underground. Mora forma parte del cuerpo técnico del Johor Darul Ta’zim, equipo de la Superliga de Malasia que consiguió su tetracampeonato hace algunas semanas, a tres fechas de que el torneo finalice. Con 39 años, Benjamín comenzó su carrera en el fútbol mexicano y tras varias oportunidades en diferentes puestos dejó su país natal para emprender una aventura exótica, la cual compartió a detalle con Underground Football.

Actualmente vives una experiencia que pocos pueden presumir, ¿cómo es el inicio de tu camino en el fútbol?

Definitivamente ha sido una experiencia única, la verdad que no me la esperaba. Mi carrera la inicié en Xoloitzcuintles (‘Xolos’ de Tijuana), desde lo profesional hasta lo académico, aquí en Tijuana (al momento de la entrevista Benjamín se encontraba en Tijuana) estudié la carrera de director técnico. Cuando voy para Malasia estaba trabajando en Cafetaleros de Tapachula, era auxiliar ahí de Carlos de los Cobos. Yo ya había sido asistente en otras dos ocasiones, con Wilson Graniolatti en el Atlante, en el 2013, y en el 2012 había sido asistente de Carlos de los Cobos también, con Gallos Blancos de Querétaro, ahí fue donde yo empiezo.

En el 2014, después de Atlante, me voy a otra faceta a Dorados, como director de fuerzas básicas. Estoy ahí un año, pero pues no era lo mío, la verdad que yo siempre había soñado con dirigir, y tomé la decisión de dirigir lo que fuese ¿No? Más allá de pedir un ascenso, una primera, lo que sea, yo les dije: “¿Sabes qué? Yo ya voy a dirigir, aunque empiece desde abajo”. Entonces me sale una oportunidad con Guerreros del Atlético Chiapas (Segunda división). Estoy dos torneos, exactamente un año, y es ahí cuando tengo la oportunidad en Tapachula, que era de los mismos dueños y del mismo estado.

¿De qué manera das el salto a un país tan exótico futbolísticamente hablando?

Tengo una relación, desde el 2012, con una persona que se llama Martín Hugo Prest, que es un agente, un promotor de futbolistas y de entrenadores. Él hace cuatro años acababa de llegar a Malasia, porque conectó con el dueño del club, entonces me quiso recomendar jugadores para poderlos meter tanto a Atlante como a Querétaro, formamos una relación muy buena y nos seguimos las carreras, hasta que un día me dice: “¿Sabes qué?, tienes un día para tomar una decisión, estamos buscando un director técnico para el ascenso de acá, para el equipo B, si te interesa hay tanto dinero y estas son la condiciones, tienes el día de hoy para decidirlo.” Hablé con la familia… no sabía ni dónde estaba Malasia, ni dónde estaba Johor, no lo ubicaba en el mapa, ignorantemente, pues nunca me había preocupado por el sureste de Asia. Ahí fue cuando empecé a ver las posibilidades, la ciudad, el equipo y tomé la decisión.

”No sabía ni dónde estaba Malasia, ni dónde estaba Johor, no lo ubicaba en el mapa, ignorantemente, pues nunca me había preocupado por el sureste de Asia. Ahí fue cuando empecé a ver las posibilidades, la ciudad, el equipo y tomé la decisión”

Embed from Getty Images

¿Cómo ha sido tu experiencia al mando del Johor DT?

Gracias a Dios llevo dos años allá, el primer año lo hice con el equipo de ascenso (Johor DT II), en el cual tuve muy buenos resultados, llegamos al segundo lugar de la tabla general. De ahí, el entrenador de primera división empezó a tener algunas circunstancias, lo echan y me suben con un día de anticipación para jugar el ‘Charity Shield’ que era el Campeón de Campeones, que coincidía, está planeado así, como el primer partido de liga.

En la Champions League, en fase de clasificación (play-offs) en mi gestión pasamos a la segunda ronda de forma histórica, eliminamos al Bangkok United de Tailandia y en la siguiente ronda nos toca el Gamba Osaka de Japón, un equipo muy fuerte, muy poderoso. Lo hicimos muy bien, fuimos a jugar a Osaka a siete grados bajo cero, nosotros acostumbrados a jugar en Malasia a 39, 40 grados, costó mucho trabajo en el aspecto físico, pero al final con la cara en alto defendimos el prestigio y el orgullo del equipo, se jugó bastante bien fútbol, perdimos 3-0. De ahí te mandan a la AFC Cup (equivalente a Europa League, que el JDT ganó en 2015, siendo el único equipo malayo en lograrlo), pasamos fase de grupos, pasamos cuartos de final y perdimos en la semifinal, Para esto paralelamente estábamos jugando el torneo de copa local, FA Cup, y ahí también perdemos en cuartos de final.

¿Cuál fue la razón para la llegada de Ulises Morais al banquillo del JDT? 

Regresamos de la pausa (mayo-junio), dirigí tres partidos más y a mí se me suscitó una experiencia diferente porque mi título de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) tardó en reconocerlo la Confederación Asiática de Fútbol (CAF), entonces el príncipe (Tunku Ismail Idris), dueño del club, y el director deportivo optaron por poner otra imagen de director técnico para que no tuviera problemas el equipo. En ese momento me dicen que me tengo que hacer a un lado, vino un portugués, Ulises Morais, y trabajamos en conjunto, los entrenamientos, la planeación. El equipo se reforzó además con dos tipos muy importantes, Natxo Insa, que venía de obtener el ascenso con el Levante, y Mohammed Ghaddar, un libanés, goleador de la primera ronda del torneo. El equipo funcionó de la misma manera, con un poquito más de poder. Se dirigió cinco partidos más y la diferencia ya era suficiente para que ya no nos alcanzara el segundo lugar.

¿Qué tanta es la influencia del príncipe en el equipo?

El príncipe es hijo del sultán, que es quien manda en el estado de Johor. Entonces el príncipe es el dueño del equipo, el presidente del equipo, es un tipazo, 33 años tiene y me llevo muy bien con él. La verdad que gracias a él el equipo está donde está, le ha invertido muchísimo dinero, tiempo, esfuerzo, mercadotecnia, redes sociales. Yo creo que él es el primer artífice de que el equipo esté donde esté, ha sido un buen líder y es un cabrón que tiene como prioridad la pasión por el fútbol y ganar, es un ganador nato.

”El príncipe es hijo del sultán, que es quien manda en el estado de Johor. Entonces el príncipe es el dueño del equipo, el presidente del equipo (…) La verdad que gracias a él el equipo está donde está, le ha invertido muchísimo dinero, tiempo, esfuerzo, mercadotecnia, redes sociales”

Embed from Getty Images

Hablando tácticamente, ¿cómo es el estilo de juego en Malasia?

El futbolista malayo tiene la tendencia a obedecer instrucciones. No es tan ‘genio’, ni tan ‘pícaro’… hay algunas excepciones, pero en general son mecánicos. Ellos obedecen a un sistema y los entrenadores son de un sistema tradicional, aprendieron la vieja escuela de un sistema tradicional, seguro, conservador, un 4-4-2, 4-4-1-1, una línea de 5 en algunos equipos, pero sin mucha variante táctica, Lo que hacen es tirar la pelota larga, buscar el error, la segunda jugada, jugar por las bandas, tirar centros. Contratan centros delanteros muy altos, contratan contenciones muy rudos y contratan centrales muy altos y fuertes. Esos son los extranjeros, la columna vertebral siempre.

”El futbolista malayo tiene la tendencia a obedecer instrucciones. No es tan ‘genio’, ni tan ‘pícaro’… hay algunas excepciones, pero en general son mecánicos”

Llegas a un fútbol completamente distinto al que estabas acostumbrado, ¿cuál fue el estilo táctico que adoptas para el equipo?

Con mucho esfuerzo cambiamos el estilo de juego del equipo porque el equipo jugaba un 4-4-2 muy tradicional, muy defensivo, y el príncipe quería que el equipo tuviera la pelota, que jugara un poquito más vistoso. Y creo que esa fue la diferencia, hacer las variantes tácticas y planteamientos tácticos adecuados para que pudiéramos para tener éxito. En Malasia la diferencia que hice fue en lo táctico y en los métodos de entrenamiento, opté por usar un 4-3-3, así jugamos casi todo el torneo, saliendo desde atrás el portero, con variantes, con la pelota dominada. Ahí se hizo la diferencia, con base en esos movimientos específicos que descontrolaban a los rivales.

¿Qué opinión tienes del jugador malayo? ¿Cuál es su principal impedimento para llegar a la élite? 

De hecho, nunca ha salido ningún jugador de Malasia, más que uno a Indonesia que ha sido el referente de la selección nacional, que se llama Safee Sali, el número 10 de la selección. Ningún otro jugador ha salido de la liga de Malasia, ¿por qué? Porque el jugador malayo está muy conectado a lo que es su familia, el desprenderse para buscar un sueño que no corresponde a sus deseos, es decir, ellos no desean ser los mejores del mundo. Hay sus excepciones, que les encantaría salir, pero cuando tienen una opción de sacrificar algo o esforzarse, no lo hacen. Están cómodos en sus equipos, van de equipo en equipo, se rolan entre los mejores equipos, van a selección nacional, juegan partidos internacionales, ganan buen dinero y la vida allá es muy barata y muy cómoda.

Tomando en cuenta esto que mencionas, ¿cuál es el objetivo a alcanzar por parte de la Federación, tanto para la Superliga como para la selección malaya?

La Federación está buscando posicionar la liga un poquito más arriba de lo que está en el ranking FIFA, está exigiendo mejores contrataciones, mejor infraestructura de los clubes, métodos de entrenamiento, asociaciones con otros clubes, por ejemplo, nosotros teníamos antes al Borussia Dortmund cerca, teníamos al Valencia. Y como selección, es complicado. No es de mucho interés que la selección clasifique a un mundial inmediatamente, sabemos que va a tardar. De interés inmediato es que los clubes tengan canteras importantes, que empiecen a generar jugadores que puedan llegar en unos 10, 15, 20 años a darle posibilidades a la selección. Pero si no hay cantera, no hay infraestructura en los clubes, ¿la selección de dónde se va a surtir?

Embed from Getty Images

Respecto a la afición, ¿cómo es la pasión por el fútbol en Malasia? ¿Cómo se viven los partidos dentro del estadio?

Espectacular. Tenemos una porra (grupo de animación) increíble, un respeto por el espectáculo, no se vende alcohol en los estadios. Se llenan la mayoría de los estadios, no ves equipos que no tengan afición. Se identifican mucho con sus colores. Los estadios son grandes, son viejos, pero son grandes la mayoría, 20 mil, 30 mil personas. La afición extraordinaria, entregadísima, a mí me han tratado súper bien siendo extranjero, se han identificado con mi pasión. La verdad que la afición de 10 puntos, muy respetuosa… no saben mucho de fútbol, es decir, el conocimiento de fútbol táctico no es tanto. Ellos están influenciados por la liga inglesa, lo que les gusta es la pelota larga, la lucha, la pelea y los centros y todo ese tipo de cosas.

¿Qué tan difícil fue la adaptación al estilo de vida malasio?

Hubo algunas problemáticas para dirigir allá por el tema del idioma, por el tema de la cultura, el tema de las costumbres, el tema de la religión que es importantísima allá, para ellos es algo increíblemente influenciable en sus vidas cotidianas. La pausa del Ramadán, son 45 días que ellos hacen ayuno, de 7 a 7, de repente hay unos días que entrenamos hasta las 10 de la noche, de 10 a 12. La comida es completamente distinta, el tema del profesionalismo y la alimentación, los cuidados, es otra cosa de lo que vivimos en México y a lo cual yo me tuve que adaptar. Cometí algunos errores en exigirles algunas cosas que no debía porque pues mi ignorancia en el tema, después aprendí y la verdad que me fue muy bien. Yo considero que ha sido uno de los retos más fuertes que he tenido en mi vida.

”La comida es completamente distinta, el tema del profesionalismo y la alimentación, los cuidados, es otra cosa de lo que vivimos en México y a lo cual yo me tuve que adaptar. Cometí algunos errores en exigirles algunas cosas que no debía porque pues mi ignorancia en el tema, después aprendí y la verdad que me fue muy bien”

Hace unos meses tuviste la oportunidad de estar con el Atlético de Madrid de cerca…

Exactamente, me mandaron en noviembre del año pasado. Tuve la oportunidad de que me mandara el príncipe a capacitarme al Atlético de Madrid, tuve algunas entrevistas con el profesor Ortega, con el ‘Cholo’ no alcancé a tener entrevista. Lo que sí hice fue observar los entrenamientos durante 30 días, estuve un mes en Madrid, viendo los entrenamientos y los partidos. Estuve observando, aprendiendo, capacitándome. Muy bonita experiencia y regresando de Madrid fue cuando me dan el primer equipo.

Embed from Getty Images

Volviendo un poco al tema del fútbol mexicano, ¿para ti cuál es el principal problema en la falta de oportunidades a técnicos jóvenes en la Liga MX?

La verdad es que me da mucha pena que en México no se valore lo que llegamos a hacer la gente que quiere una oportunidad, porque es más fácil traer a un argentino, que a lo mejor no ha ganado tampoco nada, que darle la oportunidad a un mexicano que se va al continente asiático con una maletita, con su esposa y su hija, para ver si puede hacerla, y es campeón de la liga. Todavía después dicen “no, es que Malasia no es buen fútbol”, siempre hay un pretexto para decir que los extranjeros son mejores opciones. Yo considero que por tradición el fútbol de Sudamérica… son lugares donde les crees en el fútbol, donde está por descontado que saben de fútbol. Entonces por costumbre el directivo voltea hacia allá primero, porque tiene menos que perder. Es más justificable que le vaya mal a un argentino, a un brasileño.

”La verdad es que me da mucha pena que en México no se valore lo que llegamos a hacer la gente que quiere una oportunidad, porque es más fácil traer a un argentino, que a lo mejor no ha ganado tampoco nada, que darle la oportunidad a un mexicano que se va al continente asiático con una maletita, con su esposa y su hija, para ver si puede hacerla, y es campeón de la liga”

¿Influye la falta de experiencia en el medio para que no le den oportunidad a nuevos técnicos?

¿Dónde está la experiencia del entrenador? La experiencia no está en la edad, está en los minutos entrenados, en los partidos dirigidos y en los años trabajados como entrenador. Yo llevo 10 años trabajando como entrenador. Sí, acabo de cumplir 38, de acuerdo, estoy joven. Pero si tú me dices que a un jugador que se está retirando ahorita, no sé, 36-37 años, le dan un primer equipo, pues no tiene experiencia. Y sí, la ventaja de ellos es que tienen el nombre. No es lo mismo que Hugo Sánchez dirija un equipo a que lo dirija Benjamín Mora, de entrada porque el impacto es mayor porque es Hugo. Y con todos los méritos, es mi ídolo. Pero ya en el día a día, en la planeación, en la estructura, en la estrategia del partido, en las variantes tácticas… ‘ay, cabrón’, entonces ahí ya es distinto.

Desde tu perspectiva, ¿qué falta en la preparación de los directores técnicos en México?

Para mí se necesita probablemente tener muchísimo más cursos, o talleres, diferentes opciones para que uno vaya acrecentando esa capacidad y esa habilidad para dirigir y conocer los métodos nuevos, las actualizaciones, no sé, de la misma FMF o de sus clubes. Y sí, pienso que entre más preparados estemos, más oportunidad tenemos. Sí se necesita echarle muchas ganas en el sentido de la preparación, pero creo que hoy los jóvenes técnicos que están surgiendo, están mucho mejor preparados que los técnicos experimentados a nuestra edad.

Embed from Getty Images

Considerando lo difícil que puede ser dejar la comodidad de tu país, a tu familia, tu hogar para irte al extranjero ¿Ha pasado por tu cabeza dejar Malasia y volver a México?

Son sacrificios muy grandes, dolorosos, pero a la vez remunerables, en la cuestión económica, en la cuestión deportiva… me decían “¿por qué tan lejos? ¿Por qué te fuiste tan lejos de México?”, y yo digo, “estoy lejos de México, pero estoy más cerca de mi sueño acá.” En Malasia me acerqué a mi sueño, viví mi sueño, en México era un auxiliar más, el que iba a ir a casi rogar una oportunidad. No me urge regresar a México, tampoco me voy a morir si no regreso, pero siempre está la cosita de querer estar allá. Va a llegar la oportunidad, vamos a seguir trabajando, a seguirnos preparando, y si ya tuvimos éxito, no veo por qué no podamos tenerlo otra vez.

¿Cuál es tu objetivo a corto plazo? ¿Seguir en Malasia, capacitarte o esperar alguna oferta en México?

Depende, yo tengo la primera opción escuchar al príncipe y a mi equipo, que me ofrezca una renovación. De ahí si surge alguna opción en México, pues también las escucharía. Yo busco crecer deportivamente, si la renovación me conviene, está en buenos términos para las dos partes… primero, mi equipo, donde estoy, que es lo más importante, y después ver si existe una posibilidad en México. A mí me encantaría en algún momento regresar, pero regresar a un proyecto serio. Algo interesante, algo que pueda haber futuro, que te dejen ‘chambear’, porque si no te dejan trabajar es la misma historia. Me gustaría prepararme también. Tengo muchas cosas bonitas acá, pero el deseo de regresar a México, de hacer una diferencia, de mostrar que los mexicanos también podemos, está todavía latente y es cada vez está más fuerte.

Entrevista realizada vía telefónica el 17 de agosto de 2017.

Fuente imagen principal: Goal.

Toros Neza, cuando el barrio llegó a la cima

Toros Neza, cuando el barrio llegó a la cima

Envuelto en polémicas, el fútbol mexicano ha navegado los últimos meses entre turbulencias. Huelga de árbitros, lesiones de jugadores, violencia en las tribunas, sanciones que ponen en duda la credibilidad de los órganos rectores del balompié nacional y una legión extranjera que incrementa a pesar de las críticas. Un torneo donde el fútbol, principal protagonista, se ha visto opacado.

[pullquote]Conocido también como Ciudad Neza o Neza, alberga más de 1.100.000 habitantes en tan solo 63 km2 (tamaño similar al de San Marino)[/pullquote]

El contexto actual es un pretexto perfecto para recordar a un equipo que hace 20 años irrumpía en las canchas del país para brindar alegría y espectáculo a los aficionados de cualquier equipo. Dentro del terreno de juego, Toros Neza dio muestras de la picardía y colorido que caracterizan el folclor mexicano, y su recuerdo perdura en la mente de los fanáticos que aun añoran su fútbol.

Ciudad Nezahualcóyotl se ubica en el Estado de México, que prácticamente rodea a la Ciudad de México, capital del país. Conocido también como Ciudad Neza o Neza, alberga más de 1 millón 100 mil habitantes en tan solo 63 km2 (tamaño similar al de San Marino), lo que lo convierte en uno de los estados más densamente poblados a nivel nacional. Además de esto, Neza sufre problemas como la violencia, la carencia de servicios públicos. y una situación económica difícil para gran parte de su población. Frente a este panorama, el fútbol ha sido una válvula de escape para sus habitantes. Germán Aréchiga, cronista oficial del municipio, lo define de manera simple: “Cuando éramos niños tenías que ser bueno para tres cosas: jugar fútbol, bailar y entrarle al ‘trompo’ (pelea)”. A pesar de ello, los equipos en Ciudad Neza navegaban en las divisiones inferiores sin nada que su afición pudiera destacar.

No fue hasta la fundación de los Toros de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl (UTN), en mayo de 1991, que el destino cambiaría para el balompié de Neza. Tras dos temporadas en segunda división, los Toros de la UTN lograrían el ascenso en la campaña 1992-93. A partir de la temporada 1993-94 habría fútbol de primera división por primera vez en Neza, y el equipo sería renombrado como Toros Neza; no obstante, por problemas de seguridad en el Estadio de la UTN, donde disputaban sus partidos, tuvieron que trasladarse al estado de Hidalgo para disputar esa campaña.

[pullquote]A partir de la temporada 1993-94 habría fútbol de primera división por primera vez en Neza, y el equipo sería renombrado como Toros Neza[/pullquote]

El equipo regresó a Neza para el torneo 94-95 y poco a poco la directiva conformó un plantel competitivo, comandado por Antonio ‘Turco’ Mohamed, mediocampista argentino que se convertiría en ídolo de Neza. El objetivo principal era eludir el descenso, pero los ‘astados’ pronto demostraron que eran un equipo que no se achicaba. Su estadio, también conocido como Estadio Neza 86, sede mundialista en el Mundial de México ’86, pronto se convirtió en una fortaleza gracias a la fuerte presión que ejercía la afición en las tribunas.

El fútbol mexicano cambió su estructura y tras la temporada 1995-96 se dejaron de disputar torneos largos. Con el inicio del torneo Invierno 96 llegó Enrique Meza a la dirección de Toros Neza. Para el ‘Ojitos’, hoy un histórico del fútbol mexicano, los rojiblancos eran apenas su tercer equipo como entrenador; sin embargo, fue este equipo el que terminó por catapultarlo. Al plantel se sumaron jugadores de gran calidad. Extranjeros como Mohamed, Rodrigo ‘Pony’ Ruiz, Germán Arangio o Federico Lussenhoff complementaban a nacionales como Pablo Larios, Miguel Herrera, Javier Saveedra o Memo Vázquez. La tarea lucía complicada para Meza: manejar un vestidor explosivo, hacer que el equipo jugara bien y complacer a una afición exigente. A pesar de ello, lo logró.

“Era un equipo alegre, bromista, juguetón. Los veía jugar todo México”, declaraba en entrevista Meza para el programa Adrenalina. “O te ganaban 5-0, o le ganaban 4-0. Era un equipo espectacular”, aseguraba otro aficionado. Toros Neza poco a poco comenzó a ganarse el respeto del público, local o visitante. Los jugadores eran fieles a su estilo y se dedicaban a disfrutar el fútbol. El resultado pasaba a segundo término.

El Invierno 96 llegó a su fin y los de Neza consiguieron su primer pase a la liguilla por la vía del Repechaje. El ambiente en la ciudad era de completa algarabía. A las afueras del Neza 86 corrían ríos de gente con pelucas y caras pintadas. Para disputar la fase final, los jugadores sorprendieron al teñirse el pelo de colores, motivados por Mohamed. Sin embargo, ni el buen ambiente ni el buen fútbol bastaron y el equipo cayó eliminado en semifinales.

La ilusión se mantuvo intacta para el torneo Verano 1997. Toros Neza mantendría el reconocimiento de propios y extraños, al terminar como tercer lugar general. Su estilo de juego explosivo se reflejaba en las estadísticas: su ofensiva se ubicó como la mejor del torneo, con 40 goles anotados, mientras que su defensiva fue una de las tres más goleadas, con 32 tantos recibidos.

Durante este periodo se vivió uno de los momentos más sui géneris de la historia de Toros Neza, y probablemente, del fútbol mexicano. La selección de Jamaica enfrentaría a México dentro de la eliminatoria para Francia ’98, y como parte de su preparación disputarían un duelo amistoso contra el conjunto de Neza. El partido no tenía el aval de la FIFA ni de la Federación Mexicana de Fútbol. La sede: un campo amateur, con los aficionados que acudieron a presenciar el encuentro parados a un lado de la línea de banda. De amistoso no tuvo nada aquel encuentro. La intensidad de las entradas poco a poco aumentó de intensidad, ante la nula capacidad del árbitro para manejar las acciones. Una artera barrida sobre Germán Arangio fue el detonador. El argentino rápido se levantó y soltó un golpe a su agresor, que no tardó en responder.

En un instante los equipos pasaron a convertirse en pandillas. Los jugadores de Neza hicieron honor a los habitantes de la ciudad, al demostrar su gallardía para enfrentar el pleito. Piedras, palos, sillas y hasta botellas de cristal se usaron para golpear o amedrentar al rival. Tras 10 minutos de intercambio, René Simoes, técnico de los jamaiquinos, ordenó la retirada de sus muchachos. Quedaba claro que Toros Neza jugaba y peleaba para su tribuna.

[pullquote]En un instante los equipos pasaron a convertirse en pandillas. Los jugadores de Neza hicieron honor a los habitantes de la ciudad, al demostrar su gallardía para enfrentar el pleito[/pullquote]

El conjunto de Ciudad Nezahualcóyotl consiguió de nueva cuenta el pase a la liguilla. La esperanza otra vez motivaba a los habitantes de la pequeña ciudad a alentar con todo a su equipo. Los ‘astados’ superaron los cuartos de final y la semifinal con algo de dificultad, para llegar al duelo decisivo frente a Chivas. La ida, en Neza, terminó en empate a uno. La vuelta, en Guadalajara, vio el fin del sueño: 6-1 y Chivas campeón. “Veníamos de una temporada extraordinaria. Y después, cuando viene la aplastante derrota, bueno, salimos tan… con esa amargura (…) veía a muchos jugadores llorar”, recordaba Meza sobre aquella fatídica tarde. A esa derrota se sumó una más, la de la Copa México 96/97. La debacle comenzó a partir de ahí.

El éxodo de estrellas comenzó con la salida de Mohamed en 1998. Ni la llegada de Bebeto en 1999, con más pena que gloria, sirvió para enderezar el rumbo. En el 2000, Toros Neza no pudo eludir el descenso. Pasó dos años en la división de ascenso, para desaparecer en 2002. Los intentos posteriores de revivir la franquicia fracasaron. La ilusión del fútbol en Meza terminó tan rápido como llegó.

[pullquote]“Ningún equipo puede hacer lo que hizo este, sino es con el apoyo siempre de una afición brava, conocedora, sufrida también, pero muy alentadora, como la que nos tocó a nosotros”[/pullquote]

El sentir de los habitantes de Neza era claro: “se acabó esa fiesta, ese contagio de emoción… el arrastrar multitudes”. Otro se desahogaba: “Para todo el pueblo de Neza es muy triste no tener fútbol”. El ‘Ojitos’ Meza también era sincero: “Ningún equipo puede hacer lo que hizo este, sino es con el apoyo siempre de una afición brava, conocedora, sufrida también, pero muy alentadora, como la que nos tocó a nosotros”.

Han pasado 20 años y el fútbol mexicano no ha vuelto a ver un fenómeno igual. Equipos y jugadores han generado reconocimiento a nivel nacional después de ellos, pero ninguno ha logrado unir tantos aficionados como lo hizo Toros Neza. El origen y contexto del club es sin duda uno de los factores determinantes: su esencia recaía en ser un equipo de pueblo, con jugadores cercanos a la gente que vivían el deporte con la misma pasión que un aficionado. Su corta existencia permitió rememorar la importancia de la alegría y el desparpajo dentro del terreno de juego. La fiesta en la cancha duró poco, pero sirvió para recordar que en el barrio es donde el fútbol se disfruta con mayor sinceridad.

Fuente imagen principal: sopitas.com

La plantilla de Toros Neza, antes de un partido.

Extranjeros en la Liga MX: Mitos y realidades

Extranjeros en la Liga MX: Mitos y realidades

La Liga MX ha adquirido reconocimiento en los últimos años como una de las mejores ligas del continente americano. Tanto el nivel deportivo como el poderío económico le han brindado elogios a una competición que busca modernizarse de forma constante en todos los aspectos, para ofrecer a los aficionados un espectáculo cada vez más atractivo. Motivado por lo anterior, los extranjeros se han convertido en pieza clave para el desarrollo de la liga. Torneo tras torneo los equipos anuncian fichajes de jugadores provenientes del exterior, con el objetivo de que aporten en la búsqueda por el título, aunque en muchas ocasiones tengan un paso efímero en territorio azteca.

[pullquote]Hasta el Apertura 2014 el límite de extranjeros en México era de cinco por equipo[/pullquote]

Hasta el Apertura 2014 el límite de extranjeros en México era de cinco por equipo, considerando que los jugadores nacionalizados podían contar como mexicanos solo tras disputar diez torneos consecutivos en el país. Para el inicio del mencionado torneo, la regulación se modificó y se permitió que los nacionalizados fueran considerados como mexicanos sin importar la cantidad de torneos disputados, lo que disparó de manera considerable su número. 

No obstante, para el Apertura 2016 se tomó una decisión que generó polémica. La Regla 10/8, a implementarse a partir de dicho torneo, eliminaba el límite de jugadores extranjeros, estableciendo como único requisito que, de los 18 jugadores convocados por el club, “al menos 8 deben haber sido registrados en el fútbol mexicano antes de cumplir los 18 años y participado en un torneo que organice la FMF.” Simplificada, la regla 10/8 considera como futbolistas formados en México a aquellos que fueran registrados antes de los 18 años, teniendo la nacionalidad mexicana, y que disputaran un torneo organizado por la Federación Mexicana de Fútbol (FMF). Los futbolistas no formados son aquellos cuyo registro en México ocurrió después de los 19 años de edad, mientras que los futbolistas con doble nacionalidad, mexico-americana, son tomados en cuenta como nacionales si su primer registro en la FMF fue antes de cumplir los 19 años.

Clubes de la Liga MX con más extranjeros en plantel. Elaboración propia.

Las críticas no se hicieron esperar respecto a la nueva reglamentación. Juan Carlos Osorio, actual técnico de la selección mexicana, aceptó que la regla 10/8 provocaba dificultades en su tarea de visoria de posibles convocados, ya que en ocasiones los jugadores a seguir no tenían participación. Fabián Estay, ex jugador chileno de destacada participación en el fútbol mexicano, afirmó que ahora las contrataciones eran más por negocio, lo que impedía la proyección de las fuerzas básicas. Carlos Hermosillo y Gonzalo Pineda expresaron su descontento, el primero en declaraciones para el diario deportivo Cancha y el segundo para Fox Sports. Hermosillo, mundialista en dos ocasiones con el ‘Tri’, consideró que “en un futuro no muy lejano vamos a tener una selección de jugadores no nacidos en México”, situación “vergonzosa” para un país tan futbolero. Pineda, seleccionado en Alemania 2006, fue aún más crítico: “Es triste ver que a veces hay más mexicanos iniciando en el Porto que en Monterrey, y eso me parece muy triste, creo que hay que revisar esa regla”. Muchos de los comentarios negativos sobre la regla 10/8 suenan lógicos a primera vista. Sin embargo, es necesario contrastar las cifras existentes para poder hablar de los supuestos efectos que genera su implementación en el fútbol mexicano.

EXTRANJEROS EN OTRAS LIGAS

Para ofrecer una dimensión del problema es útil conocer la situación de ligas similares a la mexicana en cuanto a extranjeros se refiere. Tanto Argentina como Colombia destacan por permitir la menor cantidad de extranjeros por plantel, con cuatro, de los cuales solo tres pueden estar al mismo tiempo en la cancha. En el caso de Brasil se permite tener a cinco foráneos en la plantilla, pero solo a tres jugando al mismo tiempo, mientras que Chile hace poco tiempo realizó modificaciones al reglamento. Tras esto, los conjuntos andinos pueden contratar a cinco extranjeros y utilizar a cuatro en la cancha para efectos del año futbolístico 2016-17; pasado este periodo, el límite será de cuatro fichajes, los cuales podrán participar al mismo tiempo en un partido. La MLS estadounidense maneja un sistema particular. Se repartieron 160 cupos disponibles para extranjeros entre los 20 equipos participantes en la temporada 2016, con la posibilidad ser intercambiados por los clubes, de manera similar a las selecciones de Draft en otros deportes americanos. Lo anterior permite que los equipos tengan más de ocho o menos de ocho extranjeros de acuerdo a los acuerdos logrados.

LIGA ¿MX?

El formato de torneos cortos obliga a los clubes a buscar resultados rápidos y los proyectos a largo plazo se vuelven difíciles de establecer. Por ende los equipos realizan constantes cambios en sus plantillas y la continuidad se vuelve una cualidad poco vista en el fútbol mexicano. Sumado a ello, la participación de ‘promotores’ como intermediarios en los fichajes lleva a algunos conjuntos a añadir a jugadores que no son prioridad por cuestiones de negocios.

[pullquote]En los últimos 5 torneos la cantidad de extranjeros ha aumentado de manera considerable[/pullquote]

En los últimos 5 torneos la cantidad de extranjeros ha aumentado de manera considerable, primero por la libertad para añadir naturalizados y después por la eliminación del límite en fichajes del exterior. Del Clausura 2015 al Clausura 2017 el número pasó de 144 a 202 foráneos, con un notable incremento a partir de la Regla 10/8.

Extranjeros Liga MX en los últimos cinco torneos. El crecimiento es considerable. Elaboración propia.

[pullquote]El presente torneo ha registrado la mayor cantidad de foráneos en la historia del fútbol mexicano[/pullquote]

El presente torneo ha registrado la mayor cantidad de foráneos en la historia del fútbol mexicano. Casos como el de Veracruz o Chiapas, que cuentan con 20 y 19 extranjeros, respectivamente, dan muestra de lo fácil que es para los cuadros aztecas añadir jugadores como si de barajas se tratara. La media de extranjeros para los equipos es de 11.2, con solo cinco equipos debajo del promedio, incluyendo a las Chivas del Guadalajara, cuya filosofía consiste en utilizar solo jugadores mexicanos.

Argentina es el país con mayor cantidad de embajadores en México, con 76 repartidos en 17 clubes, seguido de Colombia, Uruguay, Chile y Paraguay. La situación de Estados Unidos resulta particular; aunque existen alrededor de 15 mexico-americanos jugando en el país (varios seleccionados norteamericanos), la Liga MX solo tiene registrados a seis jugadores por la configuración de la Regla 10/8. Si bien Sudamérica es el principal destino para que los equipos mexicanos fichen, existen algunos países ‘exóticos’ de donde también llegan jugadores. Para el Clausura 2017 participan seis jugadores de naciones poco comunes, como Cabo Verde, Ghana, Portugal, Francia, España y Honduras.

Extranjeros divididos por nacionalidad en el Clausura 2017. Elaboración propia.

¿Y LOS JÓVENES?

Una de las principales objeciones a la Regla 10/8 es que su llegada impedirá el desarrollo de las fuerzas básicas, mermando la disponibilidad de jugadores para la Selección Mexicana. Aunque con ciertas consideraciones, la estadística señala que esto no es del todo cierto.

En los últimos cinco torneos disputados debutaron 108 jugadores. Para esto se tomó en cuenta solo a 17 equipos, dejando de lado a los ascendidos y descendidos durante ese periodo (UdeG, Dorados y Necaxa). Atlas y Pachuca destacan como los equipos con mayor cantidad de debutantes, haciendo honor al prestigio del que gozan como dos de las instituciones que más visibilidad otorgan a los jóvenes. A continuación sorprenden Monterrey y América, equipos conocidos por su fuerte desembolso económico pero que en los últimos años han dado oportunidad a más canteranos. El ejercicio realizado toma en cuenta a jugadores que participan por primera vez en la Liga MX, lo que incluye a algunos que iniciaron su carrera en el extranjero. De la misma forma, incluye casos de jugadores que realizan su debut tarde, como Luis Reyes, con 25 años, o Aarón Fernández, con 30.

Debutantes en los últimos 5 torneos de Liga MX. Elaboración propia.

Aunque los 108 debuts podrían parecer muchos si se considera la cantidad de extranjeros, lo cierto es que son pocos los futbolistas que han logrado continuidad en el máximo circuito, no necesariamente con el equipo que los debutó. Destacan casos como el de Jesús Gallardo, Orbelín Pineda, Érick Aguirre, Edson Álvarez o César Montes, quienes se han afianzado en equipos importantes de la Liga MX a su corta edad.

A pesar de la Regla 10/8, el Apertura 2016 ha sido el torneo que más debutantes ha tenido en los últimos 5 años, con 27. De esos, cinco se han afianzado para el Clausura 2017 con sus equipos, e incluso dos de ellos, Edson Álvarez y Luis Reyes, fueron convocados por Juan Carlos Osorio para el reciente amistoso que México disputó contra Islandia.

¿CUÁL ES EL PANORAMA?

[pullquote]Para la temporada 2017-18 se planea que la Regla 10/8 pase a ser 9/9, lo que podría limitar ligeramente la cantidad de foráneos[/pullquote]

Para la temporada 2017-18 se planea que la Regla 10/8 pase a ser 9/9, lo que podría limitar ligeramente la cantidad de foráneos. Esto puede evitar que ocurran situaciones como la reportada por el sitio MedioTiempo, donde se señalaba que tras seis jornadas disputadas, 40 extranjeros no habían tenido un solo minuto en el Clausura 2017; además, de esos 40, 29 no habían sido siquiera convocados dentro de los 10 extranjeros permitidos.

Un problema a considerar es que muchos refuerzos llegan cerca de que finalice el periodo de transferencias, en este caso ocurrido el 31 de enero. Para dicha fecha ya habían transcurrido cuatro jornadas de liga y dos de copa, lo que dificulta su integración al plantel y en muchas ocasiones es excusa para echarlos un semestre después, con el argumento de que les faltó ‘ritmo’. El nivel de los fichajes también es algo cuya aportación se puede debatir. Pocos son los extranjeros que permanecen más de un año en la Liga MX, debido a que el nivel que muestran no les permite competir. En muchos casos, estos jugadores llegan a ocupar el espacio de algún jugador mexicano, que tiene que buscar oportunidades fuera, ya sea en la Liga de Ascenso o en ligas como las centroamericanas o la MLS.

En el aspecto de los debuts, la mayoría de los debutantes que se han afianzado destacan por ser de vocación defensiva, lo que siembra la duda sobre qué puede ocurrir con el futuro del ataque en el ‘Tricolor’. El problema se agrava si se considera que desde el 2011 no se corona un mexicano como campeón de goleo y que solo tres de los 18 centros delantero titulares son mexicanos.

“Tratar, dentro de nuestras posibilidades económicas y financieras, de tener a los mejores futbolistas que se puedan para que ayuden a tener un mejor espectáculo para el aficionado y para que, con su calidad, enseñen a las fuerzas básicas. Los jugadores mexicanos van a tener que luchar, van a tener que ser mejores y esto se va a reflejar en la Selección Nacional.” Estas fueron las palabras de Enrique Bonilla, actual presidente de la Liga MX, a Univisión al ser cuestionado sobre la Regla 10/8. En el papel, la idea no parece mala, y de momento la polémica parece ser mayor a los efectos causados. A pesar de ello, habrá que dar un poco más de tiempo para ver si la apertura a los extranjeros en el fútbol mexicano no termina por generar más problemas que espectáculo.

Fuente imagen principal: JULIO CESAR AGUILAR/AFP/Getty Images.

Gignac e Iturra pugnan por un balón durante un Tigres-Necaxa del Apertura mexicano de 2016.

*Toda la información fue obtenida del sitio de la Liga MX, livefutbol.com, soccerway.com y Transfermarkt.

Artículo relacionado: La magia del fútbol mexicano

La ascensión de César Montes

La ascensión de César Montes

Tras perder ante Corea del Sur, la selección olímpica de México quedó eliminada de Río 2016 y terminó con las esperanzas de repetir el oro conseguido cuatro años antes frente a Brasil en Wembley. A pesar de las expectativas, el equipo, comandado por Raúl Gutiérrez en el banquillo y Érick Gutiérrez, Hirving Lozano y Rodolfo Pizarro en el campo, no pudo hacer valer su condición de campeón y sucumbió después de un amargo empate con Alemania y un pésimo primer tiempo contra Fiji. Si bien es cierto que el equipo mexicano no llegaba la misma fortaleza en el plantel como en Londres 2012, tanto prensa como afición mantenían la esperanza de que algunos jugadores sacaran a flote a la oncena tricolor. Para decepción de muchos, el Chucky Lozano no hizo valer los elogios que se había ganado a lo largo del semestre y desapareció en los momentos clave, al grado de iniciar como suplente el duelo decisivo contra Corea; la fortuna tampoco acompañó a Oribe Peralta, medallista en 2012, y a Rodolfo Pizarro, piezas importantes que abandonaron el torneo por lesión frente al equipo oceánico.

Dentro del mal papel del ‘Tri’, hubo un jugador que se ganó los elogios por sus buenas actuaciones. Con solo 19 años, César Montes dejó ver a nivel internacional que su gran paso con el Rayados de Monterrey no era cuestión de suerte y dio muestra de su calidad como defensa central, conteniendo la mayoría de los embates en su zona y luchando con gallardía por el balón. El cachorro ha tenido un ascenso meteórico a pesar de su corta edad. Inició jugando en su natal Hermosillo, Sonora, y tras un partido donde su equipo de tercera división enfrentó a su similar de Rayados fue llamado por Nicolás Martellotto, director de fuerzas básicas del club regio, para unirse a sus filas.  Montes accedió, avanzó en las divisiones inferiores y el momento de su debut resultó soñado.

El 2 de agosto del 2015 se inauguró el Estadio BBVA, nueva casa del club regio; Monterrey enfrentaba al Benfica y tras 45 minutos no había goles en el marcador. El central sonorense inició en la banca y entrevista al programa Pasión Futbolera confesó que no pensó en tener minutos en ese partido dada la magnitud. Para su sorpresa, el técnico Antonio Mohamed lo llamó en el descanso y para el complemento ingresó al campo, participando por primera vez con el primer equipo. El primer pase que dio lo falló debido al nerviosismo, pero solo tres minutos le bastaron para grabar su nombre en la historia del estadio; tras un centro de Pablo Barrera el defensa se adelantó a su marcador y conectó un certero cabezazo para marcar el primer gol en la historia del BBVA. La reacción en las tribunas fue de júbilo pero también de sorpresa al no reconocer al anotador, que portaba el número 286 en la camiseta. Las dudas sobre quién era César Montes se disiparon pronto, al adueñarse de la titularidad en la zaga ‘rayada’, superando a Hiram Mier, medallista de oro en Londres y cuya promisoria carrera se ha visto cortada por las lesiones.

Con solo 35 partidos en la Liga MX, Montes ha demostrado sus cualidades con enormes. En el primer derby que disputó le tocó marcar a André-Pierre Gignac, el temible delantero de los Tigres; aunque el marcador terminó 3-1 a favor de los felinos, el central albiazul dejó ver su toque preciso al poner una asistencia milimétrica  desde su área hasta el área rival para que Rogelio Funes Mori marcara el 0-1 parcial.

Gracias a su 1.91 de estatura el central es una garantía en los balones por aire, tanto frontales como por los costados, y en los duelos cuerpo a cuerpo. Su gran ubicación le permite cortar los avances rivales por arriba, aunque también destaca su lectura del juego rival que evita con recorridos precisos; además cuenta con un gran control de balón y con una seguridad poco vista a su edad.

En los duelos fraternales contra Tigres es donde Montes ha brindado algunas de sus mejores exhibiciones, sobre todo en el último torneo, en el que Rayados enfrentó en liga y eliminó en liguilla a su eterno rival. El joven defensa no se achicó ante la presión, mantuvo contenido a Gignac, salvó varias jugadas de peligro y, como cereza en el pastel, marcó el gol que le dio el pase a su equipo. A la postre, el zaguero rayado fue incluido en el Once Ideal del torneo y ganó el Balón de Oro a Mejor Novato de la Liga MX.

Las comparaciones no han tardado en aparecer y muchos consideran que el sonorense es el sucesor del histórico Rafael Márquez, a quien el mismo Montes considera su ídolo, con algunas similitudes tanto técnicas como en el camino de sus carreras. Tanto Montes como Márquez se consolidaron en sus clubes con 19 años; en ese mismo torneo cayeron en la final, el primero frente a Pachuca en el Apertura 2016 y el segundo frente a Toluca en el Verano 1999; y ambos tuvieron la oportunidad de participar y destacar en torneos internacionales a corta edad.

Después de su gran paso en la Copa América 1999, Márquez dio el salto al Monaco, donde fue campeón y se convirtió en líder del equipo, para después vivir su mejor momento en el cuadro catalán, al mismo tiempo que se convirtió en una de las leyendas del fútbol mexicano. Con 19 años y tras su gran papel olímpico, César Montes aspira primero a la consolidación con Rayados, pero tiene definido su futuro: seguir los pasos de su ídolo tanto en Europa como con la camiseta de México.

Fuente imagen principal: JULIO CESAR AGUILAR (AFP/Getty Images)