Edoardo Vergani, el próximo emperador de Milán

Edoardo Vergani, el próximo emperador de Milán

El Europeo sub 17 realizado en Inglaterra hace unas semanas ha tenido una gran acogida. Las mejores canteras europeas su pusieron a prueba para dar pequeñas pinceladas de las futuras estrellas nacionales. La anfitriona cayó en semifinales ante Holanda, quien más tarde se coronaría campeón. El torneo cerró precisamente con dos selecciones que no pasan por su mejor momento, Italia y la propia Holanda. Ambas se han quedado fuera del Mundial de Rusia y esta competición auguraba mucho talento futuro. Aunque la moneda cayó del lado neerlandés en la lotería de los penaltis.

Pero esta vez el foco no se centra sobre Holanda. Porque Italia hizo un torneo muy sólido y se colgó el cartel de favorita en la fase de grupos. Un equipo que despertó ilusión en el país transalpino. Y destacaron varios nombres del plantel como el de Alessio Riccardi, sobre el que recae el peso creativo del equipo y que además anotó en la final, o Nicolo Armini, líder de la zaga italiana. Aunque Edoardo Vergani (17) sería quien acabaría siendo el futbolista más determinante del plantel.

Un chico que nació en Segrate, un municipio de Milán de no más de 34.000 habitantes distanciado de la ciudad en unos 16 kilómetros. Allí fue donde comenzó a darle toques al balón, con tan solo 5 años. Con 13 años de edad pasó a la cantera del Inter de Milán. El equipo nerazzurro lo fichó procedente del Monza 1912 Giovanili, un humilde club de la zona lombarda. Ya presumía de mostrar dotes para el fútbol y esto se acrecentó en la academia del Inter de Milán.

”El fútbol es muy importante para mí, es para lo que vivo” – comentó Vergani a los medios del club

Como cualquier futbolista con cualidades suficientes para liderar un equipo, Edo -como le llaman dentro del vestuario- tuvo que aprender a ser más solidario con sus compañeros. Pecaba de ser un futbolista individual pero cuando recibió el brazalete de capitán, todo cambió. Desarrolló su físico en los centros de entrenamiento de los Nerazzurri y mejoró sus prestaciones para ser un delantero centro total. ”Edo es un jugador muy técnico, con una gran potencia física. Es una gran promesa porque es un futbolista que hace muchos goles y nosotros tenemos esperanzas puestas en él”, señaló Andrea Zanchetta, ex futbolista y entrenador de Vergani en el equipo sub 17.

Y como su propio míster define, esas son las mejores condiciones de Edoardo Vergani. Con 1’86 metros es capaz de jugar de espaldas a la portería pero sus grandes dotes técnicas también hacen que invente una jugada de donde no hay nada. Más allá de ser un ‘9’ de área, busca los opciones en carrera y tiene buen manejo de ambas piernas. Se ha convertido en la gran esperanza del Inter de Milán y entre los aficionados recuerda a Mauro Icardi.

En su segundo año ya fue nombrado capitán

Embed from Getty Images
Pero al igual que otras jóvenes promesas es un chico con carencias. El propio Zanchetta comentó que ”es un chico muy tímido y eso a veces se traslada al terreno de juego, lo cual no le ayuda a él. Es una de las parcelas donde debe mejorar, necesita jugar con más entusiasmo y ganas cuando no está involucrado en el juego”.

En el Europeo sub 17 llegó su saltó al panorama continental. Pese a salir como suplente en el primer partido del combinado italiano, tardó solo cinco minutos en ver puerta y hacer el 2-0 final ante Suiza. Desde entonces cogió la camiseta inicial con el ‘9’ a la espalda y no la soltó hasta el final del torneo. Hizo un segundo tanto ante Israel en la jornada final de la fase de grupos y en los cuartos de final, anotó el único tanto de su escuadra ante Suecia para pasar a las semifinales. Para repetir hazaña ante una de las mejores canteras europeas, Bélgica, Edo firmó el 2-1 que metía a Italia en la final. Pero la historia no acabó con un final feliz. Con el 2-2 final, Edoardo Vergani lanzó el segundo lanzamiento de penalti para el combinado transalpino y erró. Un fallo que le impidió levantar un Europeo donde fue capocannoniere con 4 goles. Un contratiempo del que Vergani deberá resarcirse para confirmar el nacimiento de un nuevo bomber italiano.

Fuente imagen principal: UEFA.

Caleta-Car, siguiente producto de la factoría Red Bull

Caleta-Car, siguiente producto de la factoría Red Bull

El universo Red Bull es una fábrica constante de talento joven, ya sea en Austria, Alemania, Estados Unidos, Ghana o Brasil. Con una excelsa red mundial de ojeadores van captando desde edades muy tempranas a futbolistas con potencial y les van puliendo poco a poco, sin prisas y sin presión para que desarrollen todo su talento. Sin ir más lejos, el Red Bull Salzburg es al actual campeón de la UEFA Youth League, la Champions juvenil.

En ese contexto ha crecido Duje Caleta-Car, el magnífico central croata del Red Bull Salzbug. El FC Liefering, equipo satélite del RB Salzurg, lo captó en 2014 del FC Pasching de Tercera Divisón de Austria a donde llegó del HNK Sibenik de su ciudad natal. En el HNK llegó a debutar en Segunda División croata con tan sólo 16 años.

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa

En la misma temporada de su llegada, ya debutó en Bundesliga con el primer equipo, pero fue la temporada 15/16, de la mano de Óscar García, cuando se asienta en el RB Salzburg disputando 31 partidos de liga enteros. Su magnífico rendimiento le llevó a renovar su contrato hasta el año 2020, pero todo el mundo sabe que no estará en Austria hasta esa fecha.

Con la salida de Upamecano en dirección Leipzig en el mercado invernal de la temporada pasada, Duje pasó a ser desde entonces el jefe de la defensa y es pieza indispensable para Marco Rose en la excelente campaña del RB Salzbug, camino de su quinto doblete nacional consecutivo. Pero sin duda, donde han dado un salto es en Europa, plantándose en cuartos de final de la Europa League tras deshacerse de forma brillante de la Real Sociedad y el Borussia Dortmund y sin perder ni un solo encuentro. Caleta-Car sólo se perdido 5 partidos en todas las competiciones, tres de ellos por sanción, lo que habla a las claras de fortaleza física.

Embed from Getty Images

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa. Hablamos de un central muy alto (1,92 m), que juega en un equipo de toque, ofensivo, con laterales de largo recorrido que muchas veces dejan a los dos centrales como únicos defensores, sobre todo en los partidos de casa. Ahí asume grandes responsabilidades que maneja bien, debido a su inteligencia y comprensión del juego. Además, su envergadura le permite dominar el juego aéreo, en las dos áreas, aunque por el contra, le resta agilidad y sufre ante delanteros rápidos y móviles. Como Gerard, sabe sacar el balón jugado desde atrás con una alta eficacia en el pase y, aunque es diestro, sabe manejar ambos perfiles.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán, de hecho, para mucha gente fue una sorpresa que no se uniera en el pasado mercado estival a los Naby Keita, Ilsanker, Upamecano o Sabitzer que ya han recorrido ese camino.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán

Antes de todo eso, en la mente de Caleta-Car está el mundial de Rusia. A sus 21 años ha recorrido todas las categorías inferiores de la selección ajedrezada, pero aún no se ha debutado con la absoluta aunque sí fue convocado en octubre de 2015 para los partidos de clasificación de la Euro 2016 ante Bulgaria y Malta. Una Euro a la que se quedó a las puertas de acudir ya que estuvo en la preselección de 26 jugadores de la que se cayó a última hora junto a Halilovic y Livakovic. Aunque Zlatko Dalic tiene el equipo bastante definido, Caleta-Car sueña con meterse en la lista definitiva por delante de Jedvaj o Matej Mitrovic toda vez que Lovren, Vida y Corluka parecen fijos. Si no es en Rusia, será en Qatar, porque Duje Caleta-Car está llamado a marcar una época en su selección

Fuente imagen principal:  Stuart Franklin (Bongarts/Getty Images)

De Ligt gracias a Sofía

De Ligt gracias a Sofía

Aunque solo era la jornada 5 de la fase de clasificación al Mundial de Rusia, ya aparecían los primeros pesimistas. Pesimistas con razón, por otra parte, ya que el decepcionante empate del primer partido ante Suecia podía comprometer las opciones finales de clasificarse, lo que supondría el segundo fracaso consecutivo tras quedar fuera de Francia 2016. Un Danny Blind desesperado por dar con la tecla llamó a Matthijs de Ligt, con 17 años y solo un mes de titular en el Ajax, para ser su central en Sofía por delante de Hoedt, Veltman o Viergever. Un adolescente no puede quedar señalado en su debut con la selección absoluta, pero si de un treintañero se tratase no hubiese vuelto a vestir la Oranje.

Sin embargo, lejos de suponerle un trauma, terminó la -histórica- temporada del Ajax en Europa y demostró a cualquiera que dudase de él que era uno de los centrales más prometedores del país, y no pensaba dejar de serlo por un mal partido. En verano se sucedieron los rumores sobre un hipotético traspaso al Barcelona. Aunque cuando el río suena es muy difícil obviar que agua lleva, Matthijs lo está haciendo en cada declaración. Sabe lo que su afición quiere escuchar, aunque ambas partes sean muy conscientes de la dificultad de que el chico cumpla la veintena entre canales.

“Hablé con Carel Eiting antes del partido. Sergio Ramos suele hacerlo, llegar a la frontal y entrar al área para esperar el remate: voy a hacerlo. El balón de Ziyech fue muy bueno”, comentó después de su último gol este fin de semana. El central del Real Madrid es un referente para él, un Sergio Ramos al que también eligió en su ‘cinco ideal’ de la historia del fútbol, junto a Neuer, Beckenbauer, Messi y Cruyff. Las diferencias con el capitán madridista son evidentes, desde el momento en el que ves el cuerpo de uno y de otro. Aunque Ramos también tiene un físico envidiable, De Ligt es un verdadero animal. Las espaldas que tiene no son normales, mucho menos para un chico de su edad.

Siempre ha sido un precoz. Debutó en Segunda con 16 y en Primera con 17, años con los que marcó su primer gol, su primera internacionalidad, su primer MVP en un partido de competición europea… A su edad lo normal sería ser irregular, en cuanto a titularidades y rendimiento se refiere, como hace su compañero Justin Kluivert. Incluso en su vida privada. Pero De Ligt rompe con todos esos esquemas y desde hace tiempo es el primer central del equipo, ya sea acompañando a Wöber o a Frenkie de Jong. Nadie duda de su titularidad porque jamás ha dado un motivo para ello.

Artículo relacionado: Kluivert milenial

Como buen canterano (desde los 9 años), tiene el fútbol del Ajax metido en sus botas y en su cabeza. Uno no se explica la técnica y la capacidad de pase que tiene, teniendo en cuenta, además, su corpulencia, con la que puede subir controlando el balón mientras impone con su conducción. Un cuerpo que le ayuda a llevar a cabo las dos acciones que podrían definirle: la carga y el tackle. Son muchos los orgullos que ha herido tirando al suelo con un mero empujón al delantero de turno que se acercase al área de Onana. Su carrera impresiona como lo hizo en su día la de Raphaël Varane, sin acercarse a su increíble nivel, y su fuerza queda fuera de toda duda. Gracias a esta velocidad destaca también por su acierto a la hora de buscar el balón (70% según Opta), clave para cortar los contragolpes que tanto sufre el Ajax tras sus característicos ataques en estático. Sí bien es rápido corriendo, no tanto en movimientos, donde le falta muchísima agilidad para, especialmente, moverse en el área.

Además, a pesar de ser solo un niño, entiende el juego como un adulto. Según los datos que recoge ajaxlife.nl, es el jugador con más intercepciones del equipo esta temporada (49) y el tercero de la Eredivisie (Mattheij 56 y Pierie 51). Como se puede comprobar en el mapa situado bajo estas líneas, la mayoría se producen a más de diez metros del área, evitando, así, jugadas de peligro y no corrigiéndolas.

Intercepciones de Matthijs de Ligt esta temporada. (Fuente: ajaxlife.nl)

Lejos de ser un producto del marketing o elevado al estatus de titular por falta de calidad en la posición, todos los récords que lleva en su mochila se los ha ganado él, al igual que haberse hecho un nombre en Europa siendo solo un chaval. Nunca es fácil elegir el destino del próximo paso, pero a diferencia de otros jóvenes talentos a los que se les recomienda un escalón intermedio, a De Ligt ya hay ganas de verle en un grande de Europa. Es difícil dudar de su cabeza, por lo que solo queda que alguien apueste por él y demuestre su verdadero nivel en la élite europea. Sofía le ayudó a madurar.

Pincha aquí para leer todos los artículos de Jong Talent

Foto de portada: Voetbal International / Getty Images
Kluivert milenial

Kluivert milenial

Ha elegido el número 45 porque cuatro más cinco es igual a nueve, el número que llevó su padre. Un padre que se nos viene rapidísimo -casi tanto como él- a la cabeza cuando le ves el nombre que lleva encima de ese número más propio de la NBA que del fútbol europeo: ‘KLUIVERT’.

“Justin es más pequeño y ligero, cualquier comparación no tiene sentido”, comenta de Volkskrant. Pero evidentemente, se les va a comparar. El propio Ajax tuiteó la diferencia en el debut de padre e hijo: Justin lo hizo siendo 167 días más joven que Patrick. Pero como bien apunta la prensa neerlandesa, las diferencias entre uno y otro son mucho más profundas. El chico prefiere jugar en la banda, y parece que ha madurado viendo vídeos de Ronaldinho o Neymar por la forma de conducir, encarar y driblar contrarios.

Sus inicios fueron espectaculares. Preferiblemente por la banda derecha, debido a la salida de El Ghazi, la grandísima temporada de Younes, el lento despertar de Neres y la capacidad de Traoré de jugar en punta, Justin deslumbró con sus regates, controles y la calidad que muestra cada vez que toca el balón. Pero, especialmente, en sus primeros partidos en la élite, lo que mostró fue su golpeo de balón, lo que podría convertirle en el jugador diferencial del que todos creen que será.

Artículo relacionado: El regate de Ámsterdam

Artículo relacionado: David Neres, samba holandesa

El centro no es más decisivo que el remate, pero evidentemente es un aspecto que influye. Kroos, Koke, Beckham… especialistas en el centro que agradecen sus compañeros. Por lo general, este tipo de futbolistas con buen golpeo de balón suelen jugar en una posición más cercana al centro del campo. Sin embargo, con Justin sería una locura encorsetarle ahí. Porque su golpeo le vale para asistir, pero esta temporada ha descubierto que también para ser el protagonista.

Mientras que en la 2016/17 pasada solo pudo hacer dos goles, en esta 2017/18 ya acumula siete. Por supuesto, y aparte de la experiencia y la presión que desaparece tras el debut, la clave de ello está en el cambio de posición. Comenzó siendo titular por la banda derecha, donde mostraba ser un gran jugador pero sin ser diferencial. Además, David Neres estaba comenzando a explotar y mantenerle como titular en esa banda, por muy canterano, ídolo y joven que fuese no resultaba lógico. Por suerte para él y desgracia para el alemán, Younes se lesionó la rodilla y la puerta de la banda izquierda se le abrió. Entró, echó el cerrojo y ahora no hay nadie que se atreva a llamar al timbre.

Su hat trick ante el Roda dio la vuelta al mundo. Volvió a hacerse viral, y cuando esto ocurre varias veces con un jugador joven en una liga menor, no tarda mucho en sonar para los grandes de Europa. El Manchester United, aunque como él mismo ha comentado, “no creo que sea un paso lógico”. También los gigantes españoles: “El Barcelona está en mi corazón, pero ¿quién soy yo para decir ‘no’ al Real Madrid”. Incluso él se coloca en los grandes proyectos: “Inglaterra me atrae: el Arsenal, el Tottenham, el Chelsea o el Manchester United son clubes agradables en los que me veo jugando en unos años…”.
Embed from Getty Images

Aunque en palabras del propio Justin “mi padre no interfiere, sabe que no quiero eso”, Patrick, quien trabaja como comentarista para BeIN Sports en España, comentó hace unos días: “Creo que tiene que jugar en el Ajax un año o más para crecer física y mentalmente. Hay que tener calma, se siente bien y tiene confianza, el gran traspaso vendrá de forma natural”.

Artículo relacionado: Patrick Kluivert y su maldición naranja

El dilema está claro. No es ni el primero ni será el último que tenga que tomar una decisión de la que no esté del todo seguro. Quedarse para madurar y rezar para que el tren no pase solo una vez por su vida o atreverse a la aventura.

“Ahora mismo ya podría firmar por un club más grande que el Ajax, pero en este momento no veo que haya sitio para mí ahí. Coutinho ha fichado por el Barcelona por 160 millones. Quiero alcanzar la cima, pero sin saltarme ningún paso. Y convertirme finalmente en uno de esos jugadores que fichan por 160 millones por el Barça, el Madrid o un club así de importante”.

Su desparpajo e impertinencia con el balón en los pies puede hacerle convertirse en un gran jugador o en un simple regateador más. Marcarle al Atlético de Madrid de Simeone en Europa está bien, pero seguro que Kluivert no firmaría tener la carrera de Viktor Fischer. De momento aspira a jugón, y el privilegio de tener un padre que lo ha sido todo podría favorecerle a la hora de mantener los pies en el suelo. Viendo lo que ha mostrado este primer año en el primer equipo del Ajax, es imposible no creer en su futuro.

 

Pincha aquí para leer todos los artículos de Jong Talent

Foto de portada: Dean Mouhtaropoulos / Getty Images
Sergiy Myakushko, la nueva perla ucraniana

Sergiy Myakushko, la nueva perla ucraniana

Cuando miramos a la Premier de Ucrania solemos fijarnos en Dynamo Kiev y Shakthar Donetsk y nos olvidamos de todo lo demás. No caemos en la cuenta de que es la séptima liga en el coeficiente UEFA por encima de otras mas hypeadas como la belga, la turca o la Eredivisie y que en ella habitan talentos que están bastante escondidos para el gran público. Salvo los dos gigantes, el resto de equipos no dispone de tanto capital para atraer a grandes jugadores foráneos, además por el tema de la guerra, éstos son cada vez mas reacios a recalar en Ucrania. Estos factores han hecho que se apueste por el producto nacional potenciando el fútbol base, lo que se está traduciendo en éxitos en las categorías inferiores de la selección.

En este entorno ha explotado esta temporada Sergiy Myakushko, el magnífico extremo del Karpaty Lviv. A punto de cumplir 25 años, está cuajando su mejor temporada en la élite y está confirmando todo lo bueno que apuntaba en el segundo equipo del Dynamo Kiev. Incluso llegó con el primer equipo en la temporada 15/16 donde disputó 4 encuentros. Debutó en la Premier con tan solo 18 años precisamente ante el Dynamo, equipo que lo tuvo cedido durante la temporada 11/12 en el Obolon Kiev, ahora prácticamente desaparecido por problemas económicos.

Es un jugador diestro pero juega en los dos perfiles ya que tiene salida hacia los dos lados y maneja muy bien las dos piernas. Desborda tanto por habilidad y calidad técnica como por potencia y tiene un gran disparo de media y larga distancia. Ese disparo le ha dado frutos al Karpaty, sobre todo a pelota parada, donde ha logrado dos golazos de falta directa con su golpeo plano y muy contundente. Físicamente fuerte, no rehuye el choque y no se desentiende en tareas defensivas.

Myakushko forma parte del futuro de su país junto a los Kovalenko, Matviyenko, Sobol, Tankovsky, Svatok, Petryak o Malinovsky

Todas estas cualidades no han pasado desapercibidas para otro mito como Andriy Shevchenko, seleccionador ucraniano, que le convocó e hizo debutar con la selección absoluta ante Eslovaquia el pasado mes de noviembre. Myakushko forma parte del futuro de su país junto a los Kovalenko, Matviyenko, Sobol, Tankovsky, Svatok, Petryak o Malinovsky. Su nombre ya está anotado en la agenda de clubes europeos y no tardará mucho en dar el salto de Ucrania o otra liga de más potencial. Es una apuesta segura.

Imagen principal vía goalsport.com

Cutrone, el caballero oscuro

Cutrone, el caballero oscuro

Se las prometían felices en Milan tras haber invertido en verano cerca de 200 millones de euros remodelando de principio a fin la plantilla. El club rossonero, ya en manos de sus dirigentes chinos y bajo la batuta en la dirección deportiva de Fassone y Mirabelli, las tenía todas consigo para retomar la cima del fútbol italiano y volver a luchar por campeonatos tal y como hicieran en un pasado no muy lejano. Pero las cosas no siempre se suceden como uno espera y prevé.

Tras 14 jornadas, con el equipo en la séptima posición, Vincenzo Montella era relevado en el banquillo milanista por Gennaro Gattuso. El equipo no se acercaba ni de lejos a lo que se esperaba ni en resultados ni en sensaciones, y el cambio de entrenador evidenciaba que la planificación no había sido todo lo acertada que se presumía en agosto cuando la competición comenzó.

Cambió el entrenador, cambiaron las formaciones, cambiaron las alineaciones, pero un miembro de la plantilla, con el que nadie contaba, se ha mantenido impasible desde el verano, sin importarle las oportunidades que le concedieran, materializando lo que mejor sabe hacer sobre el terreno de juego cada vez que la continuidad en el equipo se lo ha permitido: golear. Sí, se trata de Patrick Cutrone.

Cutrone debutó con el primer equipo del Milan el 21 de mayo de 2017, en la penúltima jornada de la Serie A, fecha en la cual el conjunto rossonero sellaría la clasificación para la Europa League de la presente temporada. El delantero sustituyó a Deulofeu a cinco minutos para el final del partido, y con el partido visto para sentencia -el Milan ganaba por 2-0 al Bolonia y acabaría aumentando a tres su diferencia tras su entrada- el debutante vio una amarilla dando de esta forma claras muestras de que la edad no le frena a la hora de demostrar su personalidad y su carácter.

Montella se vio obligado a hacer debutar al delantero de Como por los impresionantes números que atesoraba en el Primavera del equipo milanés, ya que anotó 19 goles en 22 encuentros siendo de este modo el segundo máximo goleador del torneo, sólo superado por los 20 tantos conseguidos por Aleandro Rosi, canterano de la Lazio que actualmente milita cedido en la Salernitana de la Serie B.

El chico (Cutrone) era una máquina de hacer goles y prometía hacerlos con el primer equipo, pero en verano se produce la revolución anteriormente citada en el mercado del club italiano que conlleva el desembarco en San Siro de André Silva, Nikola Kalinic o Fabio Borini

El chico era una máquina de hacer goles y prometía hacerlos con el primer equipo, pero en verano se produce la revolución anteriormente citada en el mercado del club italiano que conlleva el desembarco en San Siro de André Silva -por el que se pagan casi 40 millones de euros-, de Nikola Kalinic o de Fabio Borini -que a pesar de que actualmente no ocupa su misma posición sobre el campo, sí que ha sido delantero en anteriores etapas-.  La llegada de estos tres futbolistas, a pesar de que Lapadula o Bacca se marchan del equipo, se podría ver como un cierre de puertas a la emergente figura de Cutrone, pero el joven ariete de 20 años no desiste y durante la pretemporada sorprende al propio Montella al anotar un doblete al Bayern en la International Champions Cup disputada en Shenzen (China). A ello se le suma su gran rendimiento en las eliminatorias previas de la Europa League que el Milan disputa ante el Craiova y el Shkendija en las que anota dos goles en los cuatro partidos.

Embed from Getty Images

Tal es el impacto del precoz atacante, que, a pesar de la gran inversión realizada, Cutrone es titular en la primera jornada de la Serie A… y además de marcar, asiste. En la segunda jornada repite titularidad, y vuelve a mojar. Ya en la tercera, a pesar de comenzar el partido, no consigue ver portería y pierde su sitio en el once de Montella en detrimento de un Kalinic que llegó en los últimos días de mercado. Siempre es más fácil quitar al canterano del once tras su primer fallo. Aun así, Cutrone continúa goleando en la Europa League, en la que acumula cinco tantos en nueve partidos -contando los de las eliminatorias previas- competición en la que sí goza de la confianza del entrenador.

Lo cierto es que ni Kalinic, ni André Silva, ni el propio Montella funcionan y tras el cambio de entrenador, Gattuso comienza a contar con él de nuevo de inicio y a pesar de que no ve puerta con tanta facilidad, se mantiene firme en su apuesta. Esa continuidad que pedía a gritos y que Montella en un Milan con urgencias no era capaz de darle, es la que hace que el futbolista vuelva a tener claridad de cara a portería, se erija en héroe en la eliminatoria copera ante el Inter y anote tres goles en las últimas tres jornadas.

Cutrone no es un delantero que se involucre en demasía en el juego de su equipo, pero si por algo destaca a sus 20 años es por tener la inteligencia táctica y la visión de juego de un goleador consumado.

Cutrone no es un delantero que se involucre en demasía en el juego de su equipo, pero si por algo destaca a sus 20 años es por tener la inteligencia táctica y la visión de juego de un goleador consumado. Vestido de rossonero, recuerda sobre el césped a Pippo Inzaghi, ya que sabe estar siempre en el lugar adecuado para ponerse de cara al gol, cualidad muy valiosa para un delantero. Tanto es así, que, además de ser el único futbolista de la plantilla que ha anotado en todas las competiciones, suma cuatro goles más que Nikola Kalinic con apenas 15 minutos más disputados.

Cutrone ha demostrado ser, en un Milan ansioso por conseguir éxitos y acumular estrellas, recordando a la película Batman el Caballero Oscuro, “el héroe que el Milan merece, pero no el que necesita ahora”. Por más puertas que se le puedan cerrar, Patrik se ha reivindicado exigiendo con hechos un sitio en el once y dejando claro que, a sus 20 años, tiene argumentos y potencial suficientes para ser el ‘9’ de este Milan que aspira a reverdecer viejos laureles.

Fuente imagen principal: Marco Luzzani (Getty Images)