El Chino de sus ojos

El Chino de sus ojos

Luis Suárez, Ronaldo e Ibrahimovic les dieron muchísimo a sus respectivos equipos de la Eredivisie. Primero sobre el campo y más tarde dejando muchísimo dinero en las arcas neerlandesas. Pero más les dieron a millones de niños de sus países que comprobaron que dar el salto a Europa y triunfar no era tan difícil como creían.

“El PSV disputa la Liga de Campeones, una competición que veía en Uruguay por la televisión. Ahora estoy aquí y voy a jugarla. Vi que otros como Romario o Ronaldo estuvieron aquí y eso también me motivó”.

Gerardo Pelusso fue quien le hizo debutar en Primera división con Nacional de Montevideo. Antes de sentarse en el banquillo del Parque, siempre fue un aficionado más, y como tal veía jugar a las categorías inferiores de su club. Gastón Pereiro ahora mismo mide 1,88m, y no es que diese el estirón tarde. “Normalmente, los jugadores más altos no son los más habilidosos. Este era una excepción. Esperaba que le dieran la pelota cerca del área, gambeteaba a dos o tres y hacía goles. Como si jugase en el barrio. Con muchísima clase. Lo mirabas y te rompía los ojos”.

Continuaba Pelusso explicando cómo era ese Gastón Pereiro adolescente: “Su defecto era el defecto de los más virtuosos. Estaba acostumbrado a jugar sin correr. Yo le dije que quería que jugara por la derecha en un 4-2-3-1. Como extremo. Podía desbordar perfectamente, no porque fuera rápido sino porque era potente y tenía una gran zancada. Hacía como Messi: tiraba la diagonal de derecha a izquierda, escondía la pelota y la colocaba en el segundo palo con el efecto que le dan los zurdos. Le puse una única condición: que corriera la banda de banderín a banderín. Lo hizo sin ningún problema”.

En el primer equipo de Nacional coincidió con Álvaro Recoba. El Chino era su ídolo, algo que explicaba en cierta manera lo que explicaba Pelusso sobre su estilo de juego. Compartir vestuario con la leyenda uruguaya le marcó hasta tal punto de tatuarse en el antebrazo derecho su rostro. “¡Gracias por hacerme con pelo!”, bromeó Recoba al verse reflejado en el brazo de su compañero.

“Recoba es un genio, un grande ente los grandes. No encontré mejor manera de homenajear a mi ídolo que llevándolo conmigo a todos lados para siempre”.

Aunque maduró futbolística y personalmente viendo a Uruguay ganar la Copa América de 2011, poco tiene de parecido al típico futbolista charrúa. No tiene garra, no salta al campo a comerse al rival, no es la bestia competitiva que es el uruguayo de hoy en día. Cocu dice que cuando no tiene la pelota tiende a desenchufarse de los partidos. Sin duda, no será otro de los cientos de extremos reconvertidos en laterales que han invadido el fútbol en este siglo.

“Tengo unas características diferentes a las de la mayoría de los jugadores uruguayos que se asientan en Europa. No tengo tanta marca, ni soy tan aguerrido. Pero yo siempre trato de corregir eso porque es un punto débil. Para seguir mejorando incluso los habilidosos tienen que saber defender. Todavía soy chico y tengo mucho por corregir”.

Embed from Getty Images
Parece que la Eredivisie es una liga echa a su medida, sin un gran desgaste físico para su pobre compromiso defensivo y con multitud de espacios para aprovechar su técnica y su gran zancada. Desde luego, en el PSV cayó de pie. Lejos de poder acercarse a los 33 goles de la primera temporada de Ronaldo, sí pudo igualar los 14 de Suárez en mil minutos menos, cifras que le permitieron al PSV revalidar el título de liga.

“Hasta que fui profesional jugué como media punta. Ahí es donde más me gusta jugar porque es donde tienes más salidas, por izquierda o por derecha. Desde que llegué al PSV me están utilizando por derecha. Casi siempre me queda el balón para enganchar para el medio y con el perfil zurdo trato de rematar o meter el pase interior. Lo intento hacer seguido. El entrenador me dice que cuando reciba tengo libertad”.

Empezó como mediapunta, explotó en el PSV como extremo derecho, llegó a jugar de delantero y ahora se desempeña entre el interior y la mediapunta en los nuevos sistemas que está probando Phillip Cocu esta temporada. En cualquier posición, no reprime su instinto y busca siempre el regate y la portería contraria.

Con 2-1 en el marcador del curioso campo de De Koel, el club revelación de la temporada pretendía poner en jaque la primera plaza de los de Eindhoven, a cinco puntos de Ajax y Feyenoord. Era una salida complicada y la situación se había puesto aún más complicada, pero poco a poco se fue escondiendo en la izquierda hasta que recibió el balón. Con una facilidad realmente sorprendente, supo salir de una encerrona de tres defensores locales y colocarla en la base del poste más lejano.

“Me genera mucha alegría que me quieran, no he hablado con mi representante últimamente, yo me mantengo ajeno y sólo pienso en entrenar y jugar. Me gustaría jugar en las grandes ligas de Europa, llegué a Holanda con 20 años y ahora tengo 22. Si me llega la oportunidad bienvenida será”.

Por supuesto que llegará, y Pereiro espera su momento con los brazos abiertos. Las grandes noches europeas también lo esperan a él.

Pincha aquí para leer todos los artículos de Jong Talent.

Foto de portada: EFE | Stanley Gontha

Amin Younes, el regate de Ámsterdam

Amin Younes, el regate de Ámsterdam

Cuando Amin Younes llegó al Ajax en el verano de 2015 era prácticamente un desconocido. Un chico que en su día despuntó en el primer equipo del Borussia Mönchengladbach, llegando a debutar en Bundesliga con solo 18 años. Ahora llegaba de una temporada muy irregular en la categoría de plata del fútbol germano, en la que solo fue titular en siete partidos de liga.

Mientras, en el ArenA, una nueva promesa estaba saliendo a la luz. Se trataba de Ricardo Kishna, puro talento en bruto. Su eléctrica conducción y regate entraba por los ojos de cualquier aficionado y su aportación en 20 de los goles ajacied de la temporada, repartidos en 7 tantos y 13 asistencias, de cualquier base de datos. Quizá esto mismo, ser tan diferencial en Eredivisie, le hacía tener los días contados en los Países Bajos. Dos semanas después de la llegada del alemán, Kishna fichó por la Lazio.

Un desconocido de la segunda alemana tenía que hacer olvidar a la última perla de la cantera

Le esperaba un escenario complicado y, como cabría esperar, necesitó tiempo para adaptarse. No tanto para encontrar su hueco en el once, ya que con la primera oportunidad que le brindó Frank de Boer ante el Celtic se lo ganó, pero sí para encontrar su juego. Nadie discutía su titularidad pero sí dejaba algo frío al espectador. Y entonces llegó De Klassieker, con casi 20 puntos por encima del Feyenoord pero con la obligación de ganar para al rival histórico no despegarse del PSV, que había conseguido la primera plaza tras dos jornadas consecutivas del Ajax pinchando.

A pesar de la mala racha con la que llegaba el Feyenoord, encadenando cinco partidos consecutivos perdiendo, el partido no podía dar más respeto. Y el respeto se transformó en miedo cuando Toornstra cruzó desde la frontal un disparo al que no llegó Cillessen. El minuto 13 era uno demasiado temprano para que las cosas se torciesen. Entonces apareció Younes, como el héroe que el partido necesitaba. Tiró una pared con Klaassen para superar a Karsdorp, con un recorte sobre la línea de fondo sentó al goleador visitante, regateó a Botteghin al borde del área pequeña y ajustó su disparo tanto al palo que por poco no se sale de la portería paralelo a la línea de gol.

Embed from Getty Images

En la segunda parte, solo tuvo que soltarle el balón en la frontal a Bazoer para que él hiciese lo suyo. A partir de entonces, estuvo seis semanas consecutivas asistiendo. Pero los números eran lo de menos. Con un mediapunta como Klaassen, del cual se podrían destacar mil cualidades pero ninguna sería la de la verticalidad y la visión de juego, Younes aportaba esa chispa que hacía encender la llama de los goles. El hombre que rompía el molde, que desplazaba contrarios y generaba espacios. Por supuesto que no todos los goles pasaban por él, pero gran parte se debía a las fiestas que montaba en su banda izquierda.

Y esta luz que se le encendió a principios de 2016 no se le ha vuelto a apagar, aunque haya titilado algunas veces. Se ha convertido en un hombre de referencia en la Eredivisie y pronto lo será de Europa. La temporada pasada ya destacó en Europa League y en la Copa Confederaciones, una actuación la de Rusia que le ha permitido estar en las dos listas definitivas que ha dado Joachim Löw a partir de entonces.

Desde mediados de su primera temporada en el Ajax, se ha convertido en un jugador diferencial

Es obvio que no tiene un 100% de éxito en el regate, pero quién lo tiene. Es un jugador que no para de intentarlo, la mayor parte del partido se lo pasa encarando rivales con ese tren inferior que caracteriza su conducción, tan similar a la de Eden Hazard. No engaña a nadie y aporta la seguridad de que no se esconderá en momentos complicados por el miedo a fallar. Su falta de gol es lo que asusta, de eso no cabe ninguna duda.

La Serie A ya le ha tanteado en alguna ocasión, y a este ritmo de progresión, con 24 años, el próximo mes de julio será un objetivo de mercado claro para muchos clubes Champions.

Pincha aquí para leer todos los artículos de Jong Talent.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images Europe

Lucas Tousart, la nueva joya lyonesa

Lucas Tousart, la nueva joya lyonesa

Con tan sólo 17 años, Lucas Tousart ya era un fijo en el once inicial del Valenciennes en Ligue 2. David Le Frapper lo tuvo claro nada más hacerse cargo del equipo y le dio la batuta sin importarle la edad. Tampoco le tembló el puso a Patrick Gonfalone para llamarle a la selección francesa sub-17 a pesar de ser dos años menor, formando parte del combinado que disputó el Europeo de la categoría en Grecia en el verano de 2015.

Ese verano cambió la carrera de Tousart, pues al finalizar el campeonato, el Olympique de Lyon desembolsó 2,5 millones de euros por hacerse con sus servicios. Veían en él al futuro sustituto de Maxime Gonalons en el pivote del equipo de Ródano-Alpes, pero el chico ha derribado la puerta mucho antes de lo esperado. Pivote posicional, Tousart ha ido evolucionando en su juego y ya no es sólo un recuperador de balones sino que se está soltando y llegando más al área. Tácticamente perfecto, está siempre bien colocado y da una salida limpia del balón. Con 20 años recién cumplidos ha demostrado una madurez impropia para su edad y en el partido de Europa League ante el Besiktas, en el infierno del Vodafone Arena, lideró a su equipo hacia una histórica clasificación hasta las semifinales de la Europa League donde ya les espera el Ajax.

“Es un jugador modesto, un joven trabajador que sabe lo que quiere. Su perfil cuadra con el centrocampista de contención moderno; hábil y físicamente fuerte. Es un gran jugador de equipo que reúne todo lo que queremos transmitir en este club, con humildad y entusiasmo” – Explicó Joel Frechet, entrenador del Lyon Sub 19.

Sin embargo, le costó entrar en los planes del equipo, pues la temporada pasada, su primera en el cuadro lyonés, tan sólo disputó un partido con el primer equipo lastrado por las lesiones y la feroz competencia en el centro del campo del Olympique. A Tousart, habitual del equipo reserva, le costó digerir el cambio: “Caer en el anonimato fue un tanto extraño después de ser titular en el Valenciennes”, admitió el propio jugador.

Pero Tousart supo ser paciente mientras mostraba su talento en la UEFA Youth League y cogía ritmo de competición en el segundo equipo con vistas a su segundo campeonato de Europa sub-19, el de 2016. El nuevo técnico bleu le dio la capitanía del equipo y Tousart comandó a los M’Bappé, Ludovic Blas, Augustin o Issa Diop al título, llegando incluso a anotar un gol en la final ante Italia. El título les valió la clasificación para el Mundial sub-20 que se disputará este mes de mayo, pero habrá que ver si Tousart lo puede jugar ya que coincide con la final de la Europa League. “Lucas es un chico que necesita un entorno de confianza sobre él”, reconoció Ludovic Batelli, seleccionador de Francia Sub 19, tras levantar el trofeo de campeones.

Esa confianza la encontró con la llegada de Bruno Génésio al banquillo del Olympique de Lyon. Desde el primer momento tuvo claro que Tousart sería importante en el equipo y lo está demostrando con hechos. Indiscutible en las eliminatorias de la Europa League, llegó a debutar en Champions ante el Dinamo de Zagreb y es pieza básica en Ligue 1 donde ha disputado 19 partidos dando relevos de calidad a Gonalons, Ferri, Tolisso o Sergi Darder. Su nombre ya está en la agenda de los grandes de Europa, especialmente el del Manchester United, aunque Tousart tiene los pies en el suelo, “Lucas es un chico inteligente. No es una cuestión de dinero o minutos asegurados”, dijo su agente, Samir Fodil, a Le Progres. “Aún siendo su prioridad la de quedarse en el Lyon, estaremos atentos a otras propuestas”.

Ya internacional sub-21, de seguir con esta progresión tiene altas probabilidades de llegar al Mundial de Rusia con la selección absoluta dentro de un año. Una nueva joya se está puliendo en Lyon.

Fuente imagen principal: JOHN THYS/AFP/Getty Images.

Tousart celebra con Tolisso un gol anotado ante el AZ Alkmaar el 16 de febrero de 2017 en la Europa League. 

Artículo relacionado: El momento de Corentin Tolisso

Los niños de Ámsterdam

Los niños de Ámsterdam

La historia habla. La cantera del Ajax es una de las más famosas del mundo del fútbol, incluso en pleno siglo XXI cuando los mejores jugadores –a excepción de Messi- son Cristiano Ronaldo, Neymar o Griezmann y no canteranos como Totti, Raúl o Gerrard. Incluso cuando sus últimas grandes aportaciones a la élite europea han sido Ibrahimovic, Eriksen o Suárez, futbolistas fichados desde otros clubes en su adolescencia. Porque la historia habla, pero la actualidad le da la razón.

La semana pasada, Peter Bosz acabó un partido de cuartos de final de una competición europea, ante el Schalke 04, club de una liga superior a la Eredivisie, con un once con una media de edad de 21,6 años. Y ganando 2-0. En esta edición de la UEFA Youth League, junto al FC Salzburg, fue el único club que llegó a cuartos de final por la ruta de los campeones nacionales. Y este lunes ganaron en la final al Bayern de Múnich la Future Cup, competición a la que asistieron canteras como la del Arsenal, PSG, Anderlecht, Benfica o Juventus. Y seguramente el logro más importante: el Jong Ajax, filial, juega en la segunda división del país y, aunque no puede ascender, a falta de tres jornadas para el final de la liga regular, ocupa la segunda posición. Los niños de Ámsterdam.

ANDRÉ ONANA (Portero – 21 años – Contrato hasta el 30/06/2018)

De los cameruneses criados en la cantera de Eto’o en su país natal, fichó por el Ajax en el verano de 2015 y fue el titular indiscutible con el Jong Ajax toda la temporada. Con la marcha de Cillessen, Bosz se vio obligado a confiar en él para el inicio de temporada hasta que Krul volviese de lesión. El meta neerlandés no tuvo más remedio que salir cedido en enero, André ya era indiscutible. Arriesga muchísimo con los pies, seguramente demasiado, y ya ha costado puntos muy importantes para la lucha por el título de liga. Pero, por supuesto, también suma con balón. Y más en el Ajax. De hecho, ya ha dado una asistencia, algo de lo que pocos porteros pueden presumir. Parar, para, pero es el típico portero que tiene el mismo número de paradas salvadoras que de goles encajados que dejan la sensación de que podía haber hecho algo más.

MATTHIJS DE LIGT (Defensa central – 17 años – Contrato hasta el 30/06/2019)

Este armario tiene edad para estar jugando UEFA Youth League -y ligas juveniles-, pero ya ha debutado como titular en partido oficial con la selección absoluta. Su progresión en los últimos ocho meses ha sido increíble, desde formar parte de la primera plantilla hasta debutar con el primer equipo, para más tarde asentarse como tercer central titular por delante de Riedewald. Tiene cuerpo, tiene velocidad y pocas veces se la juega si no lo ve muy claro. Le queda mucho camino por recorrer, pero ahora mismo apunta a lo más alto.

DAVINSON SÁNCHEZ (Defensa central – 20 años – Contrato hasta 30/06/2021)

Este verano estuvo a un solo paso de firmar por el Barcelona, pero no quiso aceptar el hecho de jugar, al menos el primer año, en el Barça B. Ahora todos se dan cuenta de que deberían haberle ofrecido un puesto en el primer equipo. Hábil con la pelota en los pies pero ninguna locura digna de la escuela para la que juega, desde el primer momento se impuso a Riedewald en el once titular. Es el líder de la defensa, y eso que la comparte con el segundo jugador más veterano del once y con el ídolo de la afición Joël Veltman. Seguramente, la próxima gran venta de la Eredivisie.

DONNY VAN DE BEEK (Mediocentro – 20 años – Contrato hasta el 30/06/2020)

Ya han salido los primeros rumores que le vinculan al Barcelona, y aunque esto no significa nada, sabiendo de su nivel no extraña lo más mínimo. No es titular porque el nivel del centro del campo del Ajax es bastante alto, pero se espera que a partir de verano lo sea: el riesgo de alinearle es nulo. No solo cumple siempre, sino que cumple con creces, demostrando una polivalencia y madurez impropia de su edad. Klaassen puede estar orgulloso de su remplazo generacional.

ABDELHAK NOURI (Mediapunta– 20 años – Contrato hasta el 30/06/2020)

La magia y la pausa de De Toekomst. Como Ziyech, de la gran cantidad de jóvenes neerlandeses de ascendencia marroquí, pocos jugadores se pueden lucir más en un vídeo de highlights de Youtube. Regatea sin querer, casi humillando al rival, golpea al blaón con una calidad tremenda y ve el fútbol como nadie. Sin haber demostrado nada en el primer equipo, está en el pódium de las promesas del filial. Siendo semifinalista, le valió para estar en el equipo ideal del Europeo sub-19 del verano pasado junto a Mbappé, Meret o Harit.

VACLAV CERNY (Extremo – 19 años – Contrato hasta el 30/06/2020)

Fue partícipe de una de las grandes ‘frankdeboeradas’ del antiguo técnico del Ajax, dando el triunfo en Celtic Park marcando el 1-2 en el minuto 88 con 18 años. La velocidad de De Toekomst, su juego no se entiende sin el regate. Sin ser extremadamente imaginativo en él, el cambio de ritmo le vale para ir eliminando rivales y asistir o mirar a puerta. Puede jugar en ambas bandas y, aunque esta temporada Justin le ha adelantado sin que pudiese decir nada, el talento del año de 2015 es la esperanza de República Checa.

JUSTIN KLUIVERT (Extremo – 17 años – Contrato hasta el 30/06/2019)

Sin duda, la gran aparición de la temporada en la Eredivisie junto a Kasper Dolberg. Desde el primer día que se le dio la primera oportunidad no ha defraudado ni una sola vez, aportando siempre frescura y descaro al ataque ajacied. Diestro por la derecha, no es el típico jugador de banda de línea de fondo. Si la pisa es para llegar a la frontal del área pequeña y dar el pase de la muerte. Su conducción es totalmente diagonal hacia la portería y le caracteriza su electricidad encarando, pero su gran virtud es el golpeo de balón. Este chico tiene un don para centrar y dar asistencias.

DAVID NERES (Extremo – 20 años – Contrato hasta el 30/06/2021)

Descubierto en enero por doce millones más unos bonus que le podrían poner muy cerca sino convertirlo en el fichaje más caro de la historia del club, el impacto de David Neres en el Ajax ha sido espectacular. Llegó tarde, a mediados de febrero, por estar jugando el Sudamericano sub-20 con Brasil y le costó entrar en dinámica. Bosz defendía sus suplencias explicando que todavía no se había hecho al club. De momento: tres titularidades, tres goles. Típico extremo zurdo que juega por la derecha, le encanta buscar la diagonal y tiene un toque de balón muy generoso, al igual que su visión de juego. Pocos creían en él tras anunciarse que llevaría el 7. Ahora todos.

KASPER DOLBERG (Delantero – 19 años – Contrato hasta el 30/06/2021)

Poco antes de empezar la pretemporada con el primer equipo, cuando aún jugaba con los juveniles, se le comparaba con van Basten. Pocas comparaciones hubiesen podido ser más acertada. Ya todos le colocan como una de las grandes promesas europeas. Fino técnicamente, su gran activo es la definición. Puede batir al portero de cualquier forma posible. A pesar de su altura es muy ágil de movimientos y es lo suficientemente rápido para aguantarle una carrera a cualquier defensa. Desde luego, no llega al nivel del Cisne de Utrecht. Ni de lejos, claro. Pero su objetivo será acercarse al mito lo máximo posible y su potencial se lo permite.

Zeefuik debutó con el primer equipo el pasado domingo, Casierra fue fichado de Deportivo Cali este verano por una cifra cercana a los cinco millones, Sierhuis lleva 28 goles en 32 partidos, De Wit, Lang –quien marcó un golazo ante el Real Madrid en Valdebebas-, Carel Eiting y Frenkie de Jong -quienes también han debutado recientemente con el primer equipo- y Pasquali -fichado del Melbourne Victory- son las próximas promesas para el centro del campo ajacied. Esto no para.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images.

Los jugadores del Ajax, tras caer derrotados en la final de la Europa League 2016/17 ante el Manchester United en el Friends Arena de Solna. 

Los recursos de Leandro Trossard

Los recursos de Leandro Trossard

Cerraba la 2015/16 con Leandro Trossard como mejor futbolista del descendido OH Leuven. El belga, extremo de 21 años, con un fútbol vistoso e internacional sub21, hacía las delicias de los ojeadores extranjeros. Estaba cedido por el Genk, sí, uno de los grandes clubes de Bélgica, pero pasaban los años, se encadenaban las cesiones y el futbolista de Waterschei no terminaba de encontrar su lugar en el primer equipo. O sí. Peter Maes, el técnico del Genk, había intentado rescatarlo en enero de su cesión en Leuven, pero el club flamenco se aferró al contrato y lo retuvo hasta final de temporada. Trossard era clave en la pelea por la permanencia. Meses después, al acabar la temporada, llegaron los emisarios de las grandes ligas… ¿El primero en llamar a la puerta? El imperio Red Bull. La oferta sobre la mesa era tentadora: Primero foguearse en Austria para después recalar en la Bundesliga. ¿Respuesta? Trossard ampliaba contrato con el club de Limburgo hasta 2020 y recibía la promesa de Peter Maes de entrar en sus planes para con el primer equipo, sobre todo en vistas de la más que posible salida de Leon Bailey.

“Estas cesiones me han convertido en el futbolista que soy ahora. Me he vuelto más maduro y tengo mucha experiencia’’, comentaba Leandro Trossard en una entrevista con Voetbalbelgie.be. Desde que debutó con 17 años con el primer equipo, Trossard ha sido, junto a Schrijvers, el llamado a heredar el puesto que dejó vacante el que él confiesa es su ídolo, su referencia: Kevin De Bruyne. Una meta difícil de alcanzar.

El inicio de temporada fue difícil. Tenía un hueco en el primer equipo, sí, pero no como extremo titular. Leon Bailey era uno de los líderes del Genk en ataque y los galones de Buffel (el capitán) seguían presentes. Sin embargo, la venta del primero, los problemas personales del segundo y la marcha del entrenador acabaron abriéndole la puerta de la titularidad. Con ella, las buenas actuaciones y los rumores. Según Het Laatste Nieuws, el Borussia Mönchengladbach, el Borussia Dortmund y, de nuevo, el RB Leipzig habían preguntado por él joven extremo.

Con Albert Stuivenberg sumó minutos, titularidades y buenos partidos. Se colocó a la par en la rotación con Siebe Schrijvers (lesionado actualmente), Jean-Paul Boëtius, Thomas Buffel o José Naranjo (únicamente puede jugar en Jupiler Pro League pues ya jugó Europa League con el Celta), otorgando al esquema del técnico neerlandés descaro, movilidad y polivalencia en el frente de ataque (en el OH Leuven jugó en numerosas ocasiones como falso nueve o segundo punta) y buen disparo desde la frontal del área cuando rompe desde banda.

Con Stuivenberg todo es más fácil. El que fuera asistente técnico de Louis Van Gaal ha dotado al Genk de una regularidad que le anima a optar a algo importante en Europa y pelear por lograr el primer puesto en el Play Off II 2016/17. El Genk de Stuivenberg explota las bandas y exprime a Pozuelo al máximo en la posición de enganche. Si antes el sevillano era importante, ahora es capital. Todos los ataques pasan por él y Trossard y compañía, en la zona de ataque, han memorizado los movimientos y las líneas de pase de su timonel, haciéndole el trabajo más fácil con desmarques casi telegrafiados. No es de extrañar que Pozuelo sume 21 asistencias esta campaña.

Trossard gana con Pozuelo y Pozuelo gana con Trossard. Un futbolista que aporta esfuerzo defensivo además de velocidad y desborde en ataque. Y para valorar su importancia en el Genk 2016/17 únicamente hay que ver sus datos. Leandro Trossard ha anotado cinco goles y repartido cinco asistencias en 46 partidos, siendo el noveno futbolista con más minutos de la actual plantilla. Casi nada.

Fuente imagen principal: BRUNO FAHY/AFP/Getty Images.

Trossard, durante el partido de Europa League entre el Celta de Vigo y el Genk. 

Artículo relacionado: El Genk de Alejandro Pozuelo.

Mariscal Omar Colley

Mariscal Omar Colley

‘’He elegido el Genk porque habrá menos presión y el entrenador me ha asegurado minutos. Me siento muy bien por este fichaje y sé que será un buen paso en mi carrera’’, aseguraba Omar Colley a la BBC tras firmar con el Genk. Los de Limburgo pagaban dos millones de euros al Djugardens IF por el central gambiano, buscando tapar el agujero que había dejado varias temporadas antes Kara Mbodji con su marcha al Anderlecht. Y lo taparon. Vaya que si lo taparon.

La carrera de Omar Colley en Europa comienza en 2013 cuando, tras quedar campeón de la liga de Gambia con el Real de Banjul, firma por el KuPS de Finlandia. El KuPS presentó a Omar Colley con la siguiente descripción: ‘’KuPS y el defensor Omar Colley han firmado hoy un contrato que une al futbolista por dos años, hasta el final de 2014. Colley todavía no ha debutado con la absoluta de Gambia pero es uno de los futuribles para el equipo nacional. Mide 1,90 centímetros, es defensor y durante el periodo de prueba ha demostrado ser un jugador muy versátil, que puede jugar tanto de central como de pivote defensivo’’. La cosa no pintaba mal. Allí jugaría dos temporadas y no pasaría desapercibido para los ojeadores europeos en la Veikkausliiga. Estuvo a prueba en varios clubes de la 2.Bundesliga y el Arminia Bielefeld llegó a ofertar por él, sin éxito. En su despedida, el presidente del KuPS declaró que había sido uno de los mejores fichajes extranjeros de la historia del club.

El destino de Colley era el Djurjardens sueco, con quien ya tenía firmado un precontrato desde el mes de agosto. Tres temporadas que no llegaría a cumplir en Estocolmo. El interés desde fuera de Suecia no paraba de llegar y clubes como el Espanyol o el Hertha de Berlín intentaron hacerse con los servicios del ya consolidado internacional gambiano. Pero el Genk se llevó la palma. Y no sin polémica. Colley se ausentó de un entrenamiento previo a un partido ante el Elfsborg para viajar a Bélgica y pasar reconocimiento médico con el club flamenco. El club sueco condenó dichos actos y se negó a vender a su defensa. Sin embargo, poco después, ambos clubes hacían oficial el traspaso.

”Omar Colley fue uno de los zagueros de la Allsvenskan debido a su exuberante físico y carácter. Siempre que el DIF necesitó de él, Omar agarró la pelota y se puso a conducir. O a subir al córner como si supiese de antemano que iba a marcar. De chilena o de cabeza. Así era Omar Colley” – Me explica Miguel Sanz, experto en fútbol nórdico, cuando le pregunto por Omar Colley y su etapa en el fútbol sueco

Con tan solo 24 años se ha adaptado a las mil maravillas al fútbol de la Jupiler Pro League. Lo ha jugado todo (43 partidos) y se ha consolidado junto a Jakub Brabec como una de las grandes parejas de centrales del campeonato belga. Por fin el Genk tiene una defensa a la altura de su ataque. Omar Colley destaca por su poderío físico, su buen juego aéreo y su gran zancada. Es un central impulsivo que se compenetra a la perfección con su compañero de zaga, el checo Brabec, también internacional y más sobrio y reflexivo, un central más fino con más bagaje táctico que el africano pero menos capacidad de corte y cuerpo a cuerpo con el delantero.

Es cierto que el equipo, con los mismos jugadores, adolecía de serios problemas defensivos durante la etapa de Peter Maes, en la primera parte de la temporada. Sin embargo, tras la llegada de Albert Stuivenberg, la solidad defensiva se reforzó y los cuatro hombres de atrás (Castagne – Brabec – Colley – Uronen) se consolidaron como fijos en el once del técnico neerlandés.

Charlé con Guillaume Gautier, periodista belga de Sports Foot Magazine, sobre Omar Colley: ”Colley… La verdad es que me impresiona mucho cada vez que lo veo jugar, quizás el central el mas completo de la liga. Muy potente en el juego aéreo, lo que es muy importante en la liga belga, pero también con una velocidad que le permite defender lejos de su portería, no hay muchos delanteros que pueden ganarle en carrera. Con el balón, le gusta jugar pases largos hasta el delantero, pero también busca al centrocampista entre lineas. No se contenta con pasar a Malinovsky, el centrocampista más cercano, también busca mucho a Pozuelo. Y su conducción de balón es interesante, no hay muchos centrales en Bélgica que avancen con la pelota en campo contrario, y él no tiene miedo de hacerlo. Pienso realmente que Colley es mejor que Kara (quizás Kara sea superior en el juego de cabeza, pero Colley me impresiona más en todos los otros aspectos del juego)”

Su agente ya habló el pasado noviembre con ESPN para explicar el interés de clubes como el Southampton en su cliente. Y no era el único, Premier League y Bundesliga siguen atentos la progresión de un central que, seguramente, no tardará en salir de la Jupiler Pro League.

Fuente imagen principal: JASPER JACOBS/AFP/Getty Images.

Omar Colley celebra un gol con el Genk en la Europa League ante el Gent.

Artículo relacionado: El Genk de Alejandro Pozuelo.