Gonzalo Zamorano: ”Los islandeses se están tomando muy en serio el fútbol”

Gonzalo Zamorano: ”Los islandeses se están tomando muy en serio el fútbol”

Gonzalo Zamorano León (11/06/1995, Madrid) descuelga el teléfono en su casa de Ólafsvík, al oeste de Islandia. Tras pasar por clubes madrileños como el Atlético de Pinto, el Trival Valderas, el Leganés o el Pozuelo, ahora vive una etapa diferente. Con temperaturas realmente frías y bajo la nieva, Gonzalo Zamorano golea ahora en Islandia. En la previa del Arsenal – Atlético de Madrid charla con Underground Football para hablar largo y tendido sobre su experiencia en el fútbol islandés.

*La entrevista se realizó el jueves 26 de abril de 2018.

¿Qué tal por Islandia?

La verdad es que muy bien. Estos primeros dos meses de la temporada muy bien, pese al frío. La pretemporada ha ido bien, mejor de lo que me esperaba. Hicimos buen torneo de pretemporada, que es mezcla de equipos de Primera y Segunda División, y, personalmente, en cinco partidos hice seis goles. Así que muy bien.

También estuvimos diez días en Pinatar Arena, en Murcia. Fuimos a entrenar y la verdad es que nos ha venido muy bien. Nos ayuda a desconectar, tener una mejor climatología… Así que genial.

¿Cómo es Ólafsvík? Porque de Islandia -en muchos casos- solo conocemos Reikiavik, la capital. Ólafsvík es un pueblecito de apenas 1.000 personas. 

Es cierto que Reikiavik es la ciudad más conocida de Islandia. Olafvsik es un pueblo pequeño que está relativamente cerca de la capital, a dos horas en coche. Parece lejos pero no lo es. Por ejemplo, la segunda ciudad más grande, que es Akureyri, está a unas cinco o seis horas de la capital.

En nuestro caso, sí es un pueblo pequeño pero muy acogedor. Tiene buenas instalaciones, ahora están cambiando el césped –natural por artificial-, que es algo que están haciendo muchos equipos aquí en Islandia, porque obviamente es mejor debido al clima. Aquí nos conocemos todos y, la verdad, es que me gusta mucho. Es muy, muy acogedor.

”Ólafsvík es un pueblo pequeño pero muy acogedor. Aquí nos conocemos todos y, la verdad, es que me gusta mucho”

Y… ¿Hace tanto frío como parece?

Sí, sí. Ahora mismo, por ejemplo, está nevando. Estamos a cero grados y hace frío, aunque el principal problema, más que los grados, es la sensación térmica. El verano es mucho mejor. También es verdad, que yo le comento mucho a la gente que tengo la sensación de que aquí el sol calienta mucho más que en España. Si hace diez grados pero cae el sol, parece que hay 18 grados.

Embed from Getty Images

¿Y cómo llevas el asunto de la luz? 

Uff… En invierno se tienen muy pocas horas de luz pero ahora empieza lo contrario. Suele amanecer sobre las cinco de la mañana y anochece a las once de la noche. Pero conforme se vaya acercando el verano las horas de luz son en torno a 21 o 22 horas al día. Dormimos con la persiana cerrada o con antifaces, no hay más.

¿Cómo son tus vecinos islandeses?

Son gente muy, muy trabajadora. Prácticamente el 90-95% de la gente apta para trabajar, trabaja. Hay muy poco paro. Más que nada porque hay trabajo para todo el mundo y todo el mundo quiere trabajar. Es una sociedad muy trabajadora y eso, si lo extrapolamos al fútbol, es una de las bases de su éxito. La selección nacional está ahí gracias a su trabajo, gracias al conjunto. Más allá de Sigurdsson no tiene individualidades que destaquen. Es un bloque trabajador.

”Los islandeses son gente muy trabajadora. Prácticamente el 90-95% de la gente apta para trabajar, trabaja. Hay muy poco paro. Más que nada porque hay trabajo para todo el mundo y todo el mundo quiere trabajar”

Y oye, la información que yo tengo es que el nivel de vida allí es bastante alto… No es barato salir a tomar una cerveza, por ejemplo.

Es un nivel de vida alto, sí, pero va en comparación a los sueldos, que son muy altos. Por ejemplo, aquí vas al supermercado y no existe la marca blanca. Aquí únicamente hay productos de primera calidad. Otro ejemplo es que en un bar una cerveza te puede costar diez euros. Y te hablo de un bar de Olafsvik, en Reyjkavic es más caro todavía. Pero también es cierto que los sueldos son más altos. Un pescador, por ejemplo, gana dos millones de coronas al mes, que son unos 17.000 euros. Es una locura. Es cierto que es un trabajo que produce mucho dinero, que ellos trabajan muchas horas, pero te habla del nivel de vida que hay aquí.

Embed from Getty Images

Pero… ¿Cómo acaba en Islandia un futbolista que ha pasado por el Atlético Pinto, Trival Valderas, Leganés B o Pozuelo? De hecho, incluso hiciste la pretemporada con el primer equipo del Leganés hace un par de temporadas, ¿no?

Bueno, la verdad es que al firmar con el Leganés todo iba muy bien. Hice incluso la pretemporada con el equipo pero no tuve las oportunidades que creía que merecía. Fue entonces cuando decidí irme al Pozuelo. Allí termine de conocer a Álvaro Montejo, que ya lo conocía de vista y es otro jugador que ahora está también en Islandia, y me surgió la oportunidad de venir aquí a otro equipo en el que él ya había estado. Y me lo tomé como una buena oportunidad para cambiar de aires, que era algo que quería hacer, y para crecer futbolísticamente en este país. Por suerte tuve buena temporada el año pasado y esta temporada he subido una categoría. La idea es subir a Primera el año que viene.

¿Cómo te convencieron de que Islandia era una buena idea?

Álvaro Montejo ya había estado allí y me lo vendió como lo que es: una gran oportunidad. Había estado temporada y media en ese equipo (Huggin) y había estado muy cómodo. Además, las condiciones eran buenas. Yo me lo tomé como una etapa para madurar, convertirme en mejor futbolista y mejor persona, y la verdad es que estoy muy contento. Es algo que puedo recomendar a muchos jugadores que estén en una situación de descontento en Segunda División B o Tercera. Salir de España, de tu zona de confort, es algo que yo recomiendo a todo el mundo para que pueda seguir creciendo.

”Venir a Islandia es algo que puedo recomendar a muchos jugadores que estén en una situación de descontento en Segunda División B o Tercera. Salir de España, de tu zona de confort, es algo que yo recomiendo a todo el mundo para que pueda seguir creciendo”

Pero… ¿Te hubieras ido a Islandia si no hubiera hecho la pedazo de Eurocopa que hizo?

Puede ser que sí, puede ser que no. No lo sé, la verdad. Si me hubieran dicho de irme a Noruega, que no hizo el papel de Islandia en la Eurocopa, seguramente también lo había hecho. Era lo que necesitaba, ¿no? Cambiar de aires. Yo no venía a vivir la experiencia y retirarme, como hacen algunos jugadores veteranos que se marchan a China o estos países. Yo venía aquí a competir y hacerme mejor futbolista.

Tú que has pasado por clubes de Tercera División… ¿Qué diferencia encuentras entre la estructura del fútbol modesto español y el fútbol islandés?

Bueno, la diferencia está en los sueldos. Aquí son muchos mejores. Evidentemente no ganas millones, pero aquí si puedes vivir de ello, cosa que en Tercera División o Segunda B de España es muy difícil. Aquí si estás viviendo del fútbol. Es cierto que ellos saben que viven de los extranjeros. El fútbol islandés vive de nosotros, los españoles, de africanos que vienen… Porque ellos no tienen el nivel todavía porque no son suficientes. Para que te hagas una idea, es que Islandia tiene la misma población que Móstoles. Pero ellos lo saben y ellos lo cuidan bien.

Por ejemplo, si un jugador no cobra se sanciona al club con puntos o con descensos. Por eso aquí no sueles tener problema. Por ejemplo, a nosotros nos pagan la casa, la comida, el coche… Las comodidades son muy buenas si las comparamos con las divisiones que me mencionabas de España. Evidentemente hay campos en Segunda B o Tercera que no hay aquí. Pero es que aquí no hay gente. No van a construir un gran estadio porque es imposible que lo llenen. En Olafsvik viene más del 50% de la población de la localidad pero serán unas 600 personas. Entonces, bueno, es diferente…

Embed from Getty Images

¿Y los jugadores islandeses se dedican profesionalmente al fútbol?

No, no. En Primera División, por ejemplo, hay muchos jugadores que trabajan al mismo tiempo. A nosotros, el club nos ha ofrecido trabajar para ganar más dinero. Porque aquí hay trabajo, ya sea por parte del club o por parte de la ciudad. El entrenador no quiere que trabajemos jornada completa porque tendríamos problemas para rendir pero si podríamos trabajar un horario más reducido.

Y en el caso de los jugadores locales lo suelen combinar. No a tiempo completo, como te comentaba, pero sobre todo aprovechan la duración de la temporada, que es corta. Ellos trabajan de septiembre a abril y de abril a agosto paran para la temporada. Suelen compaginarlo bien.

”En Primera División, por ejemplo, hay muchos jugadores que trabajan al mismo tiempo. A nosotros, el club nos ha ofrecido trabajar para ganar más dinero”

¿Cómo fue tu fase de adaptación al fútbol islandés? Hay muchos futbolistas que lo pasan mal al cambiar de país.

Sí, es verdad que hay muchos jugadores que les cuesta adaptarse. Y es entendible. Pero en mi caso no me ha afectado, la verdad. Si hace frío, pues hace frío. Me pongo un abrigo y a entrenar. Si hace calor, pues hace calor. Es obvio que estás aquí solo y tienes días mejores y días peores, pero está claro que nadie me tiene aquí obligado, apuntándome con una pistola. Yo estoy aquí porque quiero. Me he adaptado bien y estoy muy cómodo.

Ahora, está claro que se nota el frío. A veces puede resultar complicado jugar. Yo me acuerdo que cuando vine en enero para conocer a la gente y empezar la adaptación, recuerdo que jugamos un partido, estaba nevando y notabas la garganta muy seca… Pero es cierto que estaríamos a -10º o así. Un frío horrible. Llevabas noventa minutos corriendo y estabas congelado. Pero lo que te comentaba, más allá de eso la adaptación ha ido bien y estoy muy contento.

Y… Tenéis mucho tiempo libre los jugadores extranjeros en Islandia por lo que me has comentado alguna vez. ¿Qué hacéis para que el día a día no sea monótono?

Por las mañanas solemos ir al gimnasio o a la piscina. Entrenamos sobre las cinco, llegas a las instalaciones donde comes y te relajas antes de la hora del entrenamiento. Luego te vas a casa y hasta el día siguiente. Está bien, la verdad. Yo estoy contento con el día a día, no se me hacen pesados.

¿Y qué ligas europeas se siguen desde allí?

Aquí lo que más se ve es la Premier League, aunque es cierto que también se sigue mucho el Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Por ejemplo, hoy hemos quedado para ver el Arsenal – Atlético de Madrid unos compañeros de equipo, que es cierto que aquí muchos son del Arsenal también. Pero la verdad es que aquí se sigue mucho, mucho fútbol. Y encima que ahora viene el Mundial con Islandia en su primera participación.

Embed from Getty Images

¿Y qué tal ha sido la experiencia de vivir la fase de clasificación para la Copa del Mundo in situ?

Sí, sí. Se para el país. Para ellos se para el mundo cuando juega la selección. Antes del deporte rey aquí era el balonmano pero ahora es el fútbol. Y se nota. Si están trabajando piden permiso, el empresario, su jefe, les da permiso para ver los partidos. La verdad es que están muy cerca de la selección, se crea muy buen ambiente, un ambiente muy cercano con la gente.

Desde el extranjero se habla mucho de la preparación y evolución del fútbol islandés en los últimos años. La formación de los entrenadores, la creación de campos de entrenamiento donde entrenar aún cuando hace frío, formar a las categorías inferiores desde muy jóvenes… En primera persona, ¿cómo es ese proceso?

Es cierto que se están tomando muy en serio el fútbol. Van a por todas. El fútbol aquí está creciendo a pasos agigantados. Es cierto que les falta que un equipo islandés llegue a competición europea, aunque creo que este año lo podrían conseguir. Hay un equipo islandés que juega previa de Champions League y dos que juegan previa de Europa League. Y entrar en fase de grupos de una gran competición europea sería algo increíble.

Y, en este tema, a mi algo que me gusta mucho es la igualdad que hay entre fútbol masculino y femenino. Ambos están creciendo mucho porque le dan la misma importancia a los dos. Tanto a salarios, como a infraestructuras están equiparados. Y eso es algo que llama mucho la atención, o que me llama a mi porque en España no hay esa igualdad.

”A mi algo que me gusta mucho es la igualdad que hay entre fútbol masculino y femenino. Ambos están creciendo mucho porque le dan la misma importancia a los dos. Tanto a salarios, como a infraestructuras están equiparados”

Pero bueno, hablemos de ti… Tu primer equipo en Islandia es el Huggin. Magnífica temporada en la Tercera División islandesa la que firmas.

La verdad es que fue fantástica. Me adapté muy bien y siempre estaré muy agradecido a ellos, porque me han tratado muy bien. Acabamos cuartos al final y tuvimos mala suerte por temas de lesiones pero estuvimos ahí, cerca del ascenso. En lo particular, fue una temporada muy buena. Hice 16 goles en 22 partidos, me nombraron segundo mejor jugador de la liga, fui el segundo mejor jugador… En lo individual fue muy bueno.

Y entre Huggin y Vikingur, juegas en el CD Él Alamo de Tercera División de Madrid. Explícame esto.

Cuando acabé la temporada con el Huggin yo sabía que iba a tener ofertas e iba a volver a Islandia para jugar en una categoría superior. Lo que hice fue hablar con el CD El Álamo, que estaba en Tercera, es mi pueblo, donde me he criado, aunque mis padres son de Almadén. Y justo, fue una buena oportunidad para no parar y no perder la forma. Estuve muy agosto y me vino genial. Ellos sabían que iba a volver a Islandia y me dieron permiso para hacerlo. No hubo nunca ningún problema.

¿Y cómo llega el interés del Vikingur?

Es un equipo que, aunque es muy pequeño el pueblo, el año pasado estaba en Primera, el anterior también. Bajó con un poco de mala suerte pero es un buen equipo. Y ellos contactaron conmigo por Facebook tras pedir referencias mías al Huggin… Las condiciones eran buenas, me gustaron. Quizás tenía mejores ofertas pero en lo deportivo está era buena, la mejor. Y yo me quería guiar más por lo deportivo que por lo económico. Y así fue.

Embed from Getty Images

Y ahora en Segunda División. Has empezado goleando en Copa de la Liga. A unos días de empezar la temporada también en Liga, ¿cuál es el objetivo que os marcáis en el club? ¿Y personalmente?

En primer lugar, hay que dejar claro que la Copa de la Liga es un torneo amistoso donde cada equipo inscribe sus jugadores antes de empezarlo. No puede jugar cualquiera pese a que sea un torneo de pretemporada. Y, como decías, la verdad es que ha ido bien. Ahora, empezamos en nada la liga, ya empezamos la Copa tras ganar 0-5. Así que oficialmente hemos empezado.

En cuanto a objetivos, el club se ha marcado llegar lo más lejos posible en Copa y volver a Primera División. Para eso está hecha la plantilla y si las lesiones no lo permiten quizás podamos quedar primeros o segundos, que son los que suben.

”En cuanto a objetivos, el club se ha marcado llegar lo más lejos posible en Copa y volver a Primera División. Para eso está hecha la plantilla y si las lesiones no lo permiten quizás podamos quedar primeros o segundos, que son los que suben”


Por último… ¿Hay intención de volver al fútbol español o se está bien fuera?

De momento la intención, aunque suene a tópico, es ir temporada a temporada. Yo sé que se está hablando de mi en el país, que hay varios equipos siguiéndome, y esto me lo ha dicho mi entrenador. Así que quiero afianzarme en el país. Es cierto que me gustaría volver a España pero únicamente para dedicarme a esto. Porque mi objetivo es vivir de esto y para eso estoy cada día trabajando.

Así que lo te comentaba. El objetivo del club es ascender y el mío, en lo personal, me he marcado la meta de anotar 20 goles. Así que aquí queda apuntado.

Fuente imagen principal: Facebook Gonzalo Zamorano.

Jeremy Gunn: “La exigencia lleva al éxito”

Jeremy Gunn: “La exigencia lleva al éxito”

Las películas americanas muestran masas estudiantiles enamoradas de quarterbacks y triplistas pero el deporte universitario en EE.UU. va mucho más allá. El soccer, nuestro fútbol, también se cuela entre el verde que rodea a lugares tan mitificados como Wake Forest, Notre Dame, Duke y Stanford. Y es ésta última precisamente, la universidad de Palo Alto en California, la que durante las últimas tres temporadas se ha alzado con el título de campeón universitario. El responsable de este éxito es Jeremy Gunn, entrenador inglés de los Stanford Cardinal, con el que en una larga entrevista hemos podido filosofar sobre fútbol, formación y el futuro del de la selección de EE.UU.

Stanford ha resultado campeón universitario los últimos tres años, ¿cómo de orgulloso se siente de ello el entrenador de los Stanford Cardinal?

Estoy muy orgulloso de lo que el programa ha conseguido pero siempre tengo la vista puesta en el futuro y estoy ilusionado pensando en el siguiente desafío. Igual cuando tenga 70 años estaré orgulloso de lo que hemos logrado pero ahora mismo sigo pensando en el futuro

En 2017 el equipo femenino de Stanford también se alzó con el campeonato universitario, ¿qué tiene Stanford para haberse convertido en la referencia nacional del fútbol universitario?

Es la primera vez que una misma universidad gana ambos títulos en la misma temporada. Fue algo muy ilusionante para los dos programas. No sabría decirte si este resultado ha tenido o no impacto en el fútbol universitario en Estados Unidos pero para Stanford ha sido algo excepcional. Tanto para el cuerpo técnico como para los jugadores ha sido una gran satisfacción porque hemos trabajado conjuntamente muy duro para lograrlo

En 2017 la Universidad de Stanford se ha alzado con los campeonatos nacionales de fútbol masculino y femenino

La Universidad de Stanford es conocida mundialmente por sus logros académicos (hogar de varios ganadores del Premio Nobel), ¿cómo lográis compatibilizar el proceso de selección de estudiantes brillantes con la necesidad de contar también con buenos jugadores de fútbol?

En mi opinión el camino que lleva al éxito es muy similar en el fútbol, en el estudio y en los negocios. Considero que los mismos valores aplican en todos estos campos. Si una persona es muy competitiva, muy exigente, como estudiante o como hombre de negocios, entonces ese mismo gen competitivo está presente como jugador de fútbol. Obviamente luego está el hecho de la calidad pero creo que la cultura de la exigencia es importante en cualquier cosa que hagas. En Stanford nosotros contamos con gente que trabaja duro y que además tiene una buena actitud hacia el fútbol

Embed from Getty Images

¿Hasta qué punto la voluntad y el esfuerzo diario marcan la diferencia entre los equipos ganadores y aquellos que no lo son?

Considero que ambas cualidades son fundamentales. Por supuesto que las capacidades y la técnica requerida en el fútbol son muy distintas de aquellas que aplican en clase. Si bien, los valores del trabajo duro, del compromiso, de la perseverancia y el hecho de rendir cuentas por lo que se hace, siempre deben tener un papel importante sin importar la tarea que se esté haciendo.

“Las cualidades técnicas son importantes pero el trabajo duro es en todo caso fundamental”

También das charlas motivacionales en empresas de Silicon Valley, ¿son los valores que hacen a un equipo ganador los mismos que llevan a una empresa al éxito?

Lo creo totalmente. Mucha gente en el mundo del deporte tiene un talento innato pero la mayoría de los logros vienen de maximizar tus capacidades y de mejorarlas. Cuando tengo un buen jugador de fútbol, pienso que se puede convertir en un gran jugador a través del trabajo duro y cuando dispongo de un buen equipo, también pienso que se puede convertir en un gran equipo creando la cultura adecuada. En mi opinión, esto aplica de igual manera en los negocios que en el fútbol.

Tus jugadores dicen de ti “él se asegura de que hacemos bien las cosas pequeñas” y una de tus afirmaciones más conocidas es que “sólo tienes que marcar un gol más”, ¿son estas sentencias un claro ejemplo de lo que esperas de tus equipos?

Sí. Pienso, que sin importar cuál es la historia que hay detrás o cuál fue el último resultado, tienes que volver al trabajo tan duro como te sea posible, tan simple como eso. Nosotros ganamos el Campeonato Nacional y en la vuelta a los terrenos de juego trabajamos tan duro como pudimos y eso nos permitió ganar un segundo y un tercer título. Así qué, no te alegres o te entristezcas demasiado por el pasado, sólo céntrate en lo que tienes delante en este mismo momento.

“No te alegres o te entristezcas demasiado por el pasado, céntrate en el presente”

En relación con la pregunta anterior es muy interesante conocer el modo en que tu equipo prepara las tandas de penaltis. Sin portero y todo el equipo mirando al lanzador, ¿por qué?

Bueno, soy inglés así que crecí sabiendo que Inglaterra siempre perdía en los penaltis…De hecho, cuando estaba en Charlotte perdimos tres tandas de penaltis seguidas así que visto lo visto tomé la decisión de estudiar en detalle el proceso del lanzamiento de penalti para así ayudar a mis equipos a ser más exitosos. Da igual que estés intentando ganar un campeonato universitario, el Mundial o la Eurocopa, siempre puedes tener que enfrentarte a una tanda de penaltis. Por ello, y porque considero que se trata de un lance del juego que se puede entrenar de una forma muy diferente al resto de lo que afecta a un partido, trabajamos mucho los penaltis.

Nosotros no queremos llegar a los penaltis, ten eso claro, pero si llegamos a ellos, si el partido es igualado, nosotros queremos pasar y a día de hoy mis equipos llevan una racha de tres partidos en Charlotte y cinco en Stanford donde han vencido en los penaltis, lo que significa que lo estamos haciendo bien. Mi preparación consiste en pedir al lanzador que no se fije en el portero cuando va a lanzar ya que no puedes controlar lo que el portero hace y lo único que puedes asegurar es el golpeo. En teoría, también estaría bien preocuparse por lo que hace el portero, pero en los momentos importantes hay que buscar hacerse la vida tan fácil y libre de complicaciones como sea posible, así que no añadas variables. La acción de tirar un penalti, si eliminas variables, se reduce a lograr el mejor lanzamiento posible. Es como entrenar el gol perfecto o un tiro libre en baloncesto

“En un penalti sólo puedes asegurar el golpeo, no lo que hace el portero”

Entre 1991 y 1994 Bruce Arena ganó 4 títulos universitarios con Virginia antes de convertirse en un exitoso entrenador en la MLS y en seleccionador nacional, ¿cuándo veremos a Jeremy D. Gunn en la MLS?, ¿te marcas este potencial cambio como un objetivo?

Siempre estoy interesado en ponerme retos pero tengo un trabajo maravilloso así que no tendría prisa por dejar Stanford. ¿Si tengo interés en afrontar nuevos retos llegado el momento? Definitivamente sí, pero para ello tienen que alinearse todos los factores. Si la oportunidad adecuada surgiera en el momento oportuno, la consideraría, pero no tengo que andar buscando eso ahora mismo. Entrenar en la universidad es una cosa única, es muy especial y es posible que no encuentre nada parecido en el fútbol profesional. ¿Sería excitante entrenar contra el Tata (Martino) delante de setenta mil personas en Atlanta? Eso sería un privilegio pero como entrenador universitario tienes que enseñar y formar a jugadores mientras que en el fútbol profesional algunas veces es más gestión que formación y a mí me gusta hacer ambas cosas.

En los últimos años Stanford ha dado a la MLS grandes jugadores como Jordan Morris, Brandon Vincent y Thomas Hilliard Arce (segunda elección en el draft 2018), ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes del modelo del fútbol universitario como paso intermedio hacia el mundo profesional?, ¿cómo valoras este modelo en comparación con el modelo europeo que está esencialmente basado en “sólo fútbol” desde edad temprana?

Podría hablar horas sobre esto…hay ventajas e inconvenientes en cada sistema. Estar 100% centrado en el fútbol tiene grandes beneficios pero estar en la universidad también tiene sus ventajas. Creo que en EE.UU. el deporte universitario es muy especial y único. Para el resto del mundo sus modelos tienen sentido, pero en América considero que el deporte universitario tiene un papel muy importante que jugar. En España y en Inglaterra las universidades no gastan millones de dólares en deporte tal y como lo hacen en EE.UU. Aquí tenemos universidades que muchas veces tienen instalaciones increíbles y personal médico de primer nivel y todo para apoyar el deporte. En cierta medida, no sería inteligente no utilizarlas. En los deportes americanos, en baloncesto, en fútbol americano, en beisbol, el sistema universitario funciona increíblemente bien y en parte se debe a que se trata de un ambiente que podemos definir como aislado del resto del mundo. El problema con el fútbol en EE.UU. es que si los equipos domésticos no firman pronto a los jugadores, éstos pueden irse a Europa. Por ello, aunque me encantaría que el fútbol universitario se integrara más en la pirámide del fútbol en EE.UU., entiendo que los equipos profesionales tienen que proteger sus activos saltándose el paso por la universidad.

“Los equipos profesionales protegen sus activos haciendo que los jugadores no pasen por la universidad”

Habiendo dicho esto, yo sigo creyendo que para los jugadores estar en un ambiente universitario es a menudo muy beneficioso ya que a veces les permite madurar de una manera diferente a la que les correspondería si fueran sólo jugadores profesionales. En mi opinión los jugadores pueden mejorar como jugadores de fútbol de muchas manera incluso cuando no están en el terreno de juego. Entender otras áreas de la vida les ayuda a ser mejores jugadores. Yo entiendo que no es válido para todo el mundo pero el fútbol universitario tiene un carácter único dentro de América y, aunque creo que es bueno que los entrenadores americanos vayan fuera a formarse, también pienso que el resto del mundo puede aprender algo de América a partir del fútbol universitario. Los jugadores que van a la universidad viven un ambiente increíble y en ocasiones, como he comentado, esto les hace más maduros. Cuando a la edad de 16 tomamos decisiones sobre un futuro jugador profesional, quizás estamos saltándonos el último escalón de su formación

En tus declaración muestras mucho orgullo por lo que Jordan Morris está haciendo en la MLS. ¿Será Jordan Morris uno de los líderes de la selección de EE.UU. en su camino a Qatar 2022?

No es mi trabajo decidirlo pero si me preguntas si puede serlo, sin duda sí. Él es un jugador excelente y para entonces será un jugador todavía más experimentado así que tiene la puerta abierta para lograrlo. Jordan tiene las capacidades para ser uno de esos jugadores líderes pero el tiempo lo dirá. Fue rookie del año hace dos temporadas y aunque este año ha tenido problemas con las lesiones yo espero de él que se convierta en uno de los futbolistas más importantes de Estados Unidos. A día de hoy él está en camino de ser uno de ellos pero, de nuevo, muchas cosas cambian de un año para otro (la entrevista tuvo lugar con anterioridad a que Jordan Morris se lesionara y dijera adiós a la temporada en la MLS)

Embed from Getty Images

Este verano la selección de EE.UU. no estará en el Mundial y me gustaría saber cuál es tu opinión sobre este fracaso. ¿Fue sólo mala suerte en el último partido en Trinidad y Tobago o fue el resultado de debilidades estructurales del fútbol en EE.UU?

Al 100% te diría que no es el reflejo de debilidades del sistema. Para ganar un Mundial el sistema del fútbol en EE.UU. puede tener que cambiar pero clasificarse dentro de la Concacaf no depende de ello. En el fútbol, como en cualquier otro deporte tienes altibajos y este fracaso fue una de esas cosas que a veces pasan. En absoluto es mi intención criticar a Jurgen Klinsmann, Bruce Arena o a los jugadores ya que se trata sólo de resultados. Si miras alrededor, esto mismo les ha pasado a otros muchos países pero aún así no debería haberle sucedido a EE.UU. Otro aspecto que pienso no ayudó a la selección fue el momento por el que pasaban las carreras de algunos de sus principales jugadores. Ellos estaban en la fase final de sus vidas deportivas habiendo superado ya el momento álgido de las mismas. Tim Howard, Jozy Altydore, Clint Dempsey…hace diez años estaban hambrientos pero ahora están en sus últimos años y eso no ayudó.

“Muchos de los jugadores de la selección de EE.UU. no estaban tan hambrientos como hace diez años”

Gestionar cambios generacionales en una plantilla siempre es muy difícil y el que mejor ha sabido hacerlo es Sir Alex Ferguson. En el Manchester United gestionó cuatro o cinco grupos diferentes y siempre tuvo éxito. Él supo entender que cuando el rendimiento de un jugador empieza a bajar, aunque a veces éste se estabilice temporalmente, siempre acaba por terminar bajando más y más. Él parecía saber exactamente cuándo prescindir de jugadores incluso a pesar de que la afición no entendiera sus decisiones. Sabía cuando era el momento correcto para incorporar nuevos jugadores hambrientos y con la selección nacional deberíamos haber hecho eso mismo. España en el Mundial de Brasil es un claro ejemplo, había tenido el mejor equipo que el mundo hubiera visto pero para cuando llegó este campeonato los jugadores ya empezaban a estar en declive

Podemos discutir durante horas sobre qué debería haber cambiado en la selección pero para ser honesto, no hay que hace grandes cambios para volver atrás en el tiempo y obtener un buen resultado en Trinidad y Tobago. Y eso mismo aplica para aquellos otros partidos que se tenían que haber ganado y no se hizo. La no clasificación no significa que todo estuviese mal. Jurgen Klinsmann y Bruce Arena hicieron un trabajo fantástico pero desafortunadamente el resultado no fue el esperado

¿Dónde ves a la selección de EE.UU. y al fútbol Norteamérica en el medio plazo?

Soy inglés pero he vivido la mayoría de mi vida en EE.UU, se trata de mi país de adopción, así que quiero que ganen tanto la selección de Inglaterra como la de EE.UU. Para que EE.UU. se convierta en una gran potencia será necesario todavía más crecimiento del fútbol en EE.UU pero soy optimista. El resto del mundo generalmente mejora y el fútbol es cada vez mejor pero en EE.UU. el fútbol crece más rápido que en el resto del mundo. En España o en Inglaterra todo los jugadores y aficionados han jugado al fútbol o saben de fútbol y seguro que todos han crecido con fútbol en la TV. Sin embargo, ésta es la primera generación en EE.UU. en la que el fútbol ha sido accesible para los jugadores jóvenes. Los padres juegan al fútbol y los niños ven fútbol en la TV así que, en mi opinión, las perspectivas de crecimiento son mayores en EE.UU ahora mismo que en cualquier otro lugar del mundo. Y esto ayudará al fútbol más que cualquier cambio en la estructura del sistema.

En ocasiones has sido crítico con el esquema de liga cerrada de la MLS en la que no hay ni ascensos ni descensos, ¿consideras que este modelo limita de alguna forma el crecimiento del fútbol en EE.UU.?

Pienso que de alguna manera puede hacerlo y, además, creo que no contar con ascensos y descensos limita algo la emoción de la temporada. Si bien, EE.UU. es un país enorme y por ello cuenta con algunas limitaciones geográficas que dificultarían implementar el sistema de ascensos y descensos. En EE.UU., por ejemplo, sería muy duro para el fútbol perder en la MLS a una gran ciudad y reemplazar a ésta por un equipo más pequeño de otra localidad. Yo estoy a favor de los ascensos y los descensos pero creo que es difícil llevar a cabo esto en EE.UU. De nuevo vuelvo al mismo argumento, EE.UU. no puede copiar a otros países en todo porque se trata de un país diferente. Si piensas cómo funcionan las federaciones de fútbol, verás que en algunos países los jugadores jóvenes viajan a concentraciones de la selección incluso semanalmente y esto es imposible en EE.UU. Aquí conducir de una punta a otra del país lleva cuatro días y es por eso que tiene sentido cómo funciona la MLS. Añadir ascensos y descensos puede que a fin de cuentas no sea financieramente razonable para el desarrollo del fútbol en EE.UU.

Tu familia en Inglaterra apoya al Leeds United, ¿cuándo veremos a los de Ellan Road de vuelta en la Premier League?

Sobre esto te puedo contar una anécdota. Hasta que llegué a Palo Alto con 40 años, nunca en la vida me había puesto una camiseta roja (en referencia al Manchester United). La gente de países pequeños entiende este tipo de cosas perfectamente pero EE.UU. es de nuevo diferente. Aquí tú puedes tener un equipo favorito de fútbol americano, un equipo de beisbol, un equipo de baloncesto e incluso puedes apoyar a una universidad en diferentes deportes mientras que en el resto del mundo tienes un único equipo favorito y a menudo incluso no lo has elegido tú, es un asunto de familia. Yo siempre he sido seguidor del Leeds pero desafortunadamente, o afortunadamente diría, ahora no paso mucho tiempo viendo jugar al Leeds. Disfruto más viendo la Premier League y el gran fútbol que se juega allí. El Leeds va de un problema a otro e incluso ahora, con mayor estabilidad financiera, se les ocurre sacar un nuevo escudo que resulta del todo inapropiado…es terrible. No lo sé, me preguntó por qué el Leeds no es comprado por otro inversor que ayude al equipo a volver a estar arriba.

Alejandro Barbaro, un argentino al otro lado de Siberia

Alejandro Barbaro, un argentino al otro lado de Siberia

Ya habréis oído hablar del SKA de Jabárovsk. Juanvi Safont radiografió al milímetro a un equipo que no solo vive alejado en la clasificación de la Premier Rusa, sino también a miles de kilómetros de todos sus rivales. «Mi familia está en Buenos Aires y hay 13 horas de diferencia con ellos. Cada vez que quiero hablar con mi hijo se me complica, solo puedo hablar dos veces al día porque cuando aquí es de mañana, en Argentina todavía no han hecho la cena del día anterior. Es mucha diferencia, pero siempre veo el lado positivo de todo».

Alejandro Barbaro (20 de enero de 1992, Lomas de Zamora, Argentina), jugador argentino del SKA, ilustra la dificultad de jugar al otro lado del mundo. Con experiencia en clubes como Banfield o Nacional de Montevideo, llegó a Rusia con la expectativa de poder lucirse y llegar a alguna de las grandes ligas europeas tras curtirse en Sudamérica. «En Nacional pude coincidir con Abreu, Eguren, Fucile, Seba Fernández… Grandes jugadores de los que he aprendido un montón. El mismo Nacho Fernández ha jugado en todos lados y eran una referencia para mí. Nos quedamos con la espina de perder contra Boca y no poder ganar la Libertadores, que es un gran sueño para todos en Uruguay, pero sentir la exigencia de un grande como Nacional y el cariño de toda su gente fue una experiencia maravillosa».

El equipo de Alejandro Barbaro recorre medio continente en cada una de las 15 salidas que marca el calendario liguero desde un rincón bastante ajeno al mundo occidental

El relato de Barbaro resultaría increíble si no tuviéramos un mapa en la mano. Su equipo recorre medio continente en cada una de las 15 salidas que marca el calendario liguero desde un rincón bastante ajeno al mundo occidental. «Tengo dos compañeros que hablan inglés y con ellos tengo más relación, pero para todo lo demás tengo que ir con un traductor al lado que me ayude a relacionarme. Es complicado, pero son sacrificios que uno tiene que hacer».

Fuente: Undergroundfootball.com

A falta de ocho jornadas para el final del campeonato, el colista visitaba esta semana la casa del equipo más en forma del torneo, la del Spartak de Moscú. Sin Barbaro en el once, la estrella fue el veterano portero del SKA, Alexander Dovbnya. Con once paradas, entre ellas un penalti detenido, dejó a los suyos muy cerca de la victoria. «Hay muchos partidos que perdemos por detalles, en los últimos minutos» advertía Barbaro en la entrevista antes del partido. Es el principal mal de «un club grande, con unas instalaciones magníficas que no se ven en todas partes en Sudamérica». Como si de una premonición se tratara, Fernando pondría una falta inalcanzable ya en el tiempo de descuento que dejaría al SKA sin puntos y con una salvación bastante complicada.

«Jugar aquí es difícil. Es otra cultura, otro idioma, otro clima… Incluso otra forma de ver el fútbol. Muchas veces jugamos con cinco defensas y para un delantero a veces es complicado. Pero es una liga que paga bien, con buen nivel y que puede abrirte una puerta a jugar en las grandes ligas. De momento está bien, en verano veremos qué pasa», concluye nuestro protagonista de esta semana.

LA PELEA POR LA LIGA

Fue un partido denso de un Spartak que cerca estuvo de pinchar, en una semana donde Krasnodar y Zenit volvieron a facilitar al Lokomotiv su camino hacia el título con sendos empates a cero ante Dinamo y Rostov. Tan solo el CSKA pareció dar la cara ganando en Chechenia ante el Akhmat Grozny para homenajear a los gemelos Berezutski, que la pasada semana anunciaron su retiro de la selección nacional.

Desde Rusia con Balón, todos los lunes en Underground Football.

Foto de portada: Amurmedia.ru

Aitor Núñez: “La charla del descanso nos hizo soñar ante la Real Sociedad”

Aitor Núñez: “La charla del descanso nos hizo soñar ante la Real Sociedad”

Aitor Núñez (Madrid, 1987) se ha recorrido media España a lo largo de su trayectoria en 10 clubes diferentes y ha jugado como visitante en la otra media. Empieza a ser un veterano tras conocer de primera mano las tres primeras categorías del fútbol español. Actualmente está viviendo una de las época de mayor foco mediático dentro de su carrera merced a la machada del Lleida en Anoeta y a su indispensable participación en esta con el gol que comenzaría la remontada.

Te tocó marcar contra la Real en Copa. ¿Fue uno de los mejores momentos de tu carrera?

Estaba en ese momento algo enfadado porque íbamos perdiendo la eliminatoria, y veía que habíamos hecho cosas mal, errores que nos había llevado a tener la eliminatoria casi imposible. El gol nos dio reacción y nos demostró que teníamos fútbol para dar un susto a toda una Real Sociedad. Uno de los mejores momentos y sin duda el gol más importante también.

Ahora parece que estáis en la cresta de la ola, pero has tenido momentos complicados. ¿Cómo se vive un playoff de descenso como el que jugaste con el Eldense?

En el fútbol se viven situaciones muy cambiantes en apenas 3 o 4 semanas, pues imagínate de una temporada a otra. Es mi única experiencia cerca de un descenso en Segunda B, pero la recuerdo con mucho cariño. Me abrieron la puerta en Elda cuando salí por la puerta de atrás del Hércules. Y nuestra lucha por seguir en la categoría la recordaré siempre porque hicimos un vestuario de grandes amigos con muy pocos recursos económicos, y gracias a Ruben Albés, el entrenador de aquel equipo que nos metió a todos en la cabeza que íbamos a lograr el objetivo. No lo recuerdo tampoco como una etapa de mucho sufrimiento. Disfruté mucho esa etapa aunque era una situación cerca del descenso.

Aitor Núñez, sobre su temporada en Majadahonda: “Nadie hubiera apostado por nosotros ni casi para mantener la categoría”.

Vienes de jugar un playoff para ascender con el sorprendente Rayo Majadahonda. ¿Cómo viviste aquello? Debió ser doblemente especial debido a tu pasado en el club.

Llegue en mi segunda etapa al club gracias a la confianza de Antonio Iriondo, que sigue manteniéndola y es mutua. Es un gran entrenador. No estábamos en las quinielas previas ni cerca del playoff. Nadie hubiera apostado por nosotros ni casi para mantener la categoría, pero el míster y el cuerpo técnico confiaban mucho en su idea atractiva de fútbol y su mensaje desde el comienzo de la temporada es que podíamos ser hasta campeones si creíamos en ese fútbol. La muestra es nuestro playoff y la marcha del Rayo Majadahonda esta temporada que es magnífica. Yo me considero canterano del Rayo Majadahonda y ese club es también mi casa, así que jugar allí un playoff fue algo estupendo.

Llegaste a jugar en el Guadalajara tras su descenso administrativo. ¿Cómo era el ambiente dada la situación que estaba padeciendo el club?

En mi temporada no se notaron demasiados problemas económicos. Ahora mismo sí que viven muchos problemas y parece que les está costando enderezar el rumbo a la directiva. Aprovecho para mandar un saludo y muchos ánimos a la afición alcarreña porque siempre me han tratado con cariño y sé que sufren mucho por ver a su club en esta situación.

Aitor Núñez: “Cuando rueda el balón te centras en tu trabajo y el fútbol es igual en todas las categorías”.

Llegaste a vivir incluso un debut en Primera jugando varios partidos. ¿Cómo lo recuerdas?

Lo recuerdo perfectamente. Debuté en un Tenerife – Athletic que además vencimos 1-0 en la isla. Creo que nunca he pasado más nervios que en las horas previas a ese partido sabiendo además que iba a jugar, me lo dijo el entrenador días antes. Pero es verdad que ya en el calentamiento y cuando rueda el balón te centras en tu trabajo y el fútbol es igual en todas las categorías, solo que el rival es mejor y tienes que estar más concentrado. Mi debut en primera con el Rayo Vallecano también lo recuerdo, porque fue contra el Barça de Messi y Guardiola.

¿Cómo es el tu día a día siendo jugador de 2ºB?

Yo tengo la suerte de haber jugado en Primera, Segunda y Segunda B. Pero en la división de bronce me considero como un futbolista profesional. Es muy parecido todo a cualquier compañero que está en primera, salvo por el salario claro (risas). Pero el futbolista, sea cual sea la división vive casi 24 horas por y para el fútbol. Me hace gracia la gente que se piensa que ser futbolista es fácil, no ven todo el esfuerzo y el día a día. Está claro que somos unos privilegiados porque nuestro hobby es nuestra profesión, pero de verdad tiene sacrificios que sólo los familiares, nuestras parejas y gente muy cercana puede ver.

Has estado en varios equipos de la categoría. ¿Cómo es estar en el Lleida en comparación?

El Lleida tiene una estructura de club grande. Con un estadio de superior categoría sin duda, y unos buenos recursos. Creo que puede estar al nivel de cualquier equipo de Segunda B y preparado sin duda para un ascenso. Lo que más me gusta y más me trasmite es la ambición. Es un club que no quiere excusas y que es muy exigente.

El Lleida ha sido un club con problemas económicos estas últimas temporadas. ¿Ahora mismo ves la situación saneada? Al menos por la parte que te toca.

Hace años tocó una muy mala época no solo para el Lleida Esportiu, si no para muchos equipos de Segunda B. Incluso muchos han bajado de categoría o desaparecido que es peor. Al final los clubes con la nueva AFE tienen que pagar porque de lo contrario se meterían en problemas. Este año en el aspecto económico está siendo tranquilo y el club da un aspecto de estar saneado.

Aitor Núñez, sobre el recibimiento de la Real como rival: “Nos llevamos una pequeña desilusión […] pero al final nos tocó el gordo”.

Cuando os toca la Real en Copa, ¿se recibe con ilusión o con la espinita de haberos podido enfrentar a uno de los grandes?

Sin mentirte, nos llevamos una pequeña desilusión. Queríamos uno gordo y nos tocó quizás el que teníamos último en preferencia. Pero al final nos tocó el gordo, vivimos un momento mágico en Anoeta y pudimos lograr una machada muy difícil de ver.

El descanso en Anoeta marcó un punto de inflexión en el partido. ¿Seguíais motivados a pesar del resultado o fue trabajo del míster seguir haciéndoos creer?

Yo creo que durante algún momento del partido más de uno pensamos en que no nos metieran muchos más goles. En el descanso Gerard Albadalejo estuvo muy bien. Dijo que nos planteáramos hacer un gol y ganar la segunda parte. Toda la eliminatoria olvidada para ganar un minipartido de 45 minutos. Esta charla y el marcar dos goles tan seguidos nos hizo soñar.

Ahora os toca el Atlético de Madrid. ¿Era el rival que se quería en el vestuario? Personalmente sería tu rival predilecto dado que tienes pasado allí.

Del vestuario tengo constancia que era uno de los favoritos. Nada más hay que ver cuando salió en el sorteo que todos aplaudimos y nos pusimos muy contentos. Yo quería el Real Madrid o el Atleti, muy por encima del Barça por ejemplo. El Atleti tiene todos los alicientes para mi. Uno de los cinco mejores equipos del mundo, un exequipo mío donde empecé a ser profesional, jugar en el Wanda que debe ser el mejor estadio de España ahora mismo… Imagínate.

Llegados a este punto, ¿os ponéis metas más altas en esta Copa o con la experiencia de haber llegado a octavos es suficiente?

Nada es imposible, y menos con la experiencia de Anoeta. Cuando esté muy complicado algún momento en el fútbol, me acordaré de que no creo que me encuentre una situación peor que en el descanso en Anoeta. Nosotros nos planteamos la eliminatoria para disfrutarla, para ver nuestro campo lleno hasta la bandera, pero este Lleida Esportiu solo sabe disfrutar compitiendo en un partido de fútbol, y sabemos que un tanto por ciento de opciones de pasar claro que tenemos.

¿Cómo ves el nivel del Grupo III?

Desde hace varios años es el grupo más difícil con diferencia. Echas un vistazo a los equipos que hay y antes del comienzo ves que hay por lo menos 10 equipos que su objetivo es hacer playoff. Mallorca, Elche, Hércules, Atlético Baleares, Lleida, Llagostera…. Equipos que están en playoff siempre o que han estado en Segunda hace menos de cuatro años. Además los filiales como Villarreal o Valencia son muy fuertes y siempre se cuelan sorpresas como Cornellà o este año Ontinyent. Es un grupo superigualado.

Aitor Núñez: “Da un poco igual el grupo que tengas que en los playoffs tienes que ser también el mejor de los 80 equipos”.

Habiendo estado el año pasado en el Grupo II, ¿difiere mucho del III? Ya sea en calidad de equipos, instalaciones, estado y tipo de césped, etc.

Cada grupo tiene características diferentes. Yo he jugado en todos los grupos y ya llevo bastante años en esto…En el Grupo III como te decía hay mucha competitividad, mucho nombre de clubes que están casi obligados a ascender a una categoría que “le corresponde”. Son equipos muy completos. Creo que en el Grupo IV, quizás por características de la zona, Andalucía sobre todo, se ven más individualidades. El Grupo II era difícil. La Comunidad de Madrid está creciendo mucho en los últimos años, las últimas temporadas los madrileños somos un ejemplo de cómo hacer crecer un club. Alcorcón o Leganés están asentados en el fútbol profesional, más los grandes que estaban ya como Real Madrid o Atleti por supuesto pero también Rayo Vallecano y Getafe. Y ahora vienen fuertes también Fuenlabrada y Rayo Majadahonda, por ejemplo. Además en este grupo estaban los vascos que son muy competitivos y quitan puntos a cualquiera. Conozco todos bien y podría analizar incluso cómo han ido variando en los últimos 10 años. Recuerdo el grupo I cuando jugaba precisamente en el filial del Atlético de Madrid que estábamos encuadrados aparte de con los madrileños con los gallegos y asturianos y con nada menos que 7 equipos canarios. Ahora han decrecido mucho ese número y cada año las Islas Canarias cuentan con un solo representante o ninguno. Cada grupo se caracteriza por una cosa, pero la Segunda B es tan difícil porque además, luego tienes que jugar unos playoff aún más difíciles. Da un poco igual el grupo que tengas que en los playoff tienes que ser también el mejor de los 80 equipos.

Mirando la tabla parece que estáis en tierra de nadie, pero un par de partidos buenos o malos y la situación cambiaría drásticamente. ¿Miráis hacia arriba o de momento solamente pensáis en salvaros del descenso?

Hemos tenido unos últimos meses malos en cuanto a resultados. Yo veo que somos un equipo competitivo, incluso superiores a muchos de nuestros rivales. Es verdad que hemos empatado demasiado y no sumar de 3 en 3 te deja en tierra de nadie. Pero en un grupo tan igualado todavía hay mucho que decir. Ahora no te voy a decir que vamos a terminar en playoff, nuestro objetivo es exactamente lo que dices, ganar dos o tres partidos seguidos. Dentro de un mes quizás estemos otra vez de lleno en la pelea por el playoff, o lo mismo en abril estamos también metidos en esas posiciones o muy cerca. De momento queremos enderezar el rumbo y ganar los partidos más próximos de liga, y el objetivo te lo vuelvo a responder cuando me vuelvas a preguntar dentro de un par de meses.

Foto de portada: @Lleida_Esportiu
Emilio Vega: “Estaba seguro del rendimiento que iba a dar el ‘Cucho’ Hernández”

Emilio Vega: “Estaba seguro del rendimiento que iba a dar el ‘Cucho’ Hernández”

Emilio Vega (Bembibre, 1970) es una persona tranquila. Un hombre de fútbol que se toma el debate como algo pausado y a quien no le gusta la polémica. Una dilatada carrera como futbolista, en la que se desempeñó como lateral izquierdo en Salamanca, Córdoba, Murcia, Cacereño y Linares. Fue en la ciudad jienense donde, como él mismo nos contó, empezó su andadura en los despachos. Y esta faceta, la del traje y corbata, es la que centró nuestra entrevista. Su paso en distintas labores por clubes como el propio Linares, el Córdoba (por partida doble), el Celta de Vigo, el Real Betis Balompié, el Elche o el Huesca, donde trabaja actualmente, nos confirma que es un trabajador cotizado. Con su bagaje e intachable trayectoria, sabemos que se trata de un hombre con experiencia y destila pasión por lo que hace. Cuestión, esta última, que también desprende en sus palabras.

¿Siempre le llamó la atención lo de dirigir un club en los despachos o lo vio como una salida coherente tras finalizar su etapa como futbolista profesional?

Nunca me lo había planteado. El comienzo fue casual: era jugador del CD Linares, querían organizar el club y no había esa figura de Director Deportivo. Me lo ofrecieron y lo acepté, era una forma de seguir vinculado al fútbol, que es mi pasión.

Cuando usted empezó a moverse en los despachos, ¿existía la cantidad de cursos que hay ahora o estaba todo menos regulado?

Cuando yo inicié mi labor en Dirección Deportiva no había apenas nada. Cuando llevaba dos temporadas y llegué al Córdoba comenzaron con el Curso de Director Deportivo en la RFEF. Yo hice el Segundo, y ya van por el 23º.

Entiendo que en la era de principios de los 2000 existía un componente de más riesgo en cuestión de fichajes, ya que no había tanto material audiovisual ni tantos informes como ahora.

Así es, antiguamente no había las herramientas que existen ahora. Antes eran todo viajes para poder ver en directo a los jugadores, incluso había gente que no hacia ni eso y se firmaba por informes de otras personas o directamente por ofrecimientos de agentes. Ahora tenemos a nuestra disposición la posibilidad de ver cualquier competición del mundo en el ordenador.

Emilio Vega: ”Antiguamente no había las herramientas que existen ahora. Antes eran todo viajes para poder ver en directo a los jugadores, incluso había gente que no hacia ni eso y se firmaba por informes de otras personas o directamente por ofrecimientos de agentes”

 ¿Cómo ha experimentado usted la profesionalización de las labores de dirección deportiva? Supongo que, en primer lugar, usted tendrá mucha más gente trabajando a su alrededor que cuando empezó.

Si, todo cambia, aunque también la cantidad de gente depende de la categoría del club y el potencial del mismo. A mí, siempre que he podido, me ha gustado tener lo máximo posible. En mi primera etapa en el Córdoba hace diez años ya tenia cuatro o cinco personas. Ahora tengo casi el doble.

Embed from Getty Images

¿Cuánto terreno geográfico se abarca, en cuanto a seguimiento de jugadores, en un equipo de 2ª B, como el Linares, o el Córdoba al que usted llega en 2006? ¿Cómo se trabaja en esa categoría?

En el Linares, en mis comienzos, me centré en lo que conocía, que era el Grupo IV de Segunda B. Allí estaba prácticamente solo y no había recursos para mucho más. En el Córdoba el potencial era diferente y ya tenía scouts en Cataluña, Pais Vasco y Galicia, además de un Secretario Técnico.

¿Y ya en Segunda? Imagino que, a nivel presupuestario, habrá muchas diferencias entre dirigir a un equipo como el Betis que al Córdoba (incluso en el Córdoba que asciende con usted respecto al que llega de vuelta en 2015), al Elche o al Huesca.

Es diferente dependiendo de la categoría, sí. En el Betis y el Elche, que estaban en Primera, hay muchas mas posibilidades tanto de personas como de medios; se puede hacer seguimiento de ligas a nivel internacional, tanto en vídeo como en directo. En Segunda hay que priorizar las competiciones a seguir aunque, por mi filosofía en este trabajo, intento controlar la mayor cantidad de ligas y mercados mas allá de donde esté trabajando, ya que nunca sabes dónde lo harás mañana y hay que estar preparado.

Emilio Vega: “Hay gente que viene de la empresa y el fútbol no tiene nada que ver con eso. Existen otras variables, y cuando no se asume eso, vienen los conflictos.”

¿Hay alguna competición menos mediática a la que preste más atención o acuda para mirar talentos emergentes?

Estando en Segunda la mayor parte de las competiciones a seguir son poco mediáticas: seguimos las ligas nórdicas por ejemplo, que no tienen grandes figuras, y las segundas divisiones de otras ligas de mayor nivel.

Ha estado usted en clubes con propiedades y entornos complicados, como el Betis o el propio Córdoba. ¿Se ha encontrado con obstáculos desde dentro (ya sean por cuestiones económicas, peticiones desde el banquillo o desde la cúpula de los clubes…) para hacer su trabajo?

El mundo del  fútbol es complicado, y desde la llegada de las Sociedades Anónimas, mucho más. Hay gente que viene de la empresa y el fútbol no tiene nada que ver con eso. Existen otras variables, y cuando no se asume eso vienen los conflictos. En mi trayectoria destacaría cuando tuve de Presidente a Don Rafael Campanero. Era y es un hombre de fútbol, y por esa condición dejaba trabajar con toda confianza. Exigía y controlaba el aspecto económico mucho, pero daba libertad absoluta a los profesionales en lo deportivo, desde la cercanía y el liderazgo que él tiene. En cuanto a mi relación con los entrenadores siempre ha sido buena, yo no entiendo mi trabajo sin tener un feeling perfecto con ellos. Jamás he firmado un jugador que el entrenador no quisiera.

Emilio Vega, sobre el fútbol: “es un mundo complejo con muchos intereses, y la confianza (en el entorno) tiene que ser ciega.”

Embed from Getty Images

¿Cómo fue su experiencia en el Real Betis Balompié?

Para mi fue un orgullo trabajar en el Real Betis, es uno de los grandes de España sin duda, y te das cuenta de su dimensión cuando estás dentro. Estuve casi tres temporadas: las dos primeras todo fue perfecto. Creo que hicimos un buen trabajo en equipo dentro de la Secretaria Técnica, y gracias al gran trabajo de los jugadores y cuerpo técnico se consiguió la permanencia holgada después del ascenso*; La segunda, la clasificación para la Europa League; y en la tercera tuve desavenencias con el Director Deportivo durante el verano porque la filosofía de trabajo cambió y se produjo mi salida antes de comenzar la temporada. Esa temporada el equipo descendió.

*Emilio Vega llega al Betis en diciembre de 2010, con la temporada ya empezada. La primera en la que forma parte de la planificación desde el inicio es la 2011-2012.

Se ha llevado buenos amigos de sus diferentes etapas. En un entorno en el que contactas y te las tienes que ver con gente de todos los colores, es importante tener cerca siempre a personas de confianza, ¿no? ¿Tiene usted un grupo fijo de trabajo que le acompaña donde quiera que va, o se va acoplando a los equipos de trabajo de los clubes?

Sí, es cierto del futbol te deja buenos amigos. Para mí es obligado tener gente al lado muy preparada. En mi opinión, el pensamiento de tener miedo a la capacidad de las personas que tengas cerca es de mediocres, y es prioritario tener confianza en ellas. Es un mundo complejo con muchos intereses y la confianza tiene que ser ciega. Siempre tengo como condición al llegar a un club poder ir acompañado de, al menos, una persona, y por supuesto me encanta contar con gente que ya está en el club. Su implicación siempre es máxima, además del conocimiento del club. En este proyecto tengo a Ramón Tejada de Secretario Técnico, y está desarrollando un trabajo tremendo colaborando con el trabajo del primer equipo, coordinando el área de scouting y supervisando todo lo relacionado con el equipo filial y el Huesca B.

Pasando al Elche, usted llega para trabajar con Víctor Orta y llegan éxitos al conjunto ilicitano. Sin embargo, la deuda con Hacienda condicionó esos éxitos y condenó al equipo al descenso. Más allá de hablar de lo que pasó al final, entre Orta, usted, su equipo de trabajo y Fran Escribá armaron un equipo que funcionaba en Primera División. ¿Cómo fue ese año de trabajo para usted? ¿Le condicionó el tema de la deuda?

Fue un año increíble para mí. En lo deportivo fue espectacular. Descendimos administrativamente después de realizar una gran temporada, con mil problemas económicos. Estando todos los trabajadores (incluidos los jugadores) los últimos 4 meses sin cobrar, sin poder completar la plantilla por falta de dinero y aun así nos salvamos a falta de un mes de competición. En lo profesional y personal fue inolvidable, trabajaba con un referente para mí en esta profesión: Victor Orta. Cada minuto a su lado es un máster, acertó en todos los fichajes y eso es casi imposible. Aprendí mucho con él y me lleve también una amistad para toda la vida. Además, pude disfrutar también de trabajar con un entrenador top como es Fran Escribá, y su segundo Josep Alcacer. Fran para mí es un número uno en los técnicos españoles además de una gran persona, y fue una suerte poder conocerlo y estar día a día con él.

Embed from Getty Images

 Usted forzó su salida del Elche para recalar en el Córdoba. ¿Qué le hizo querer volver a Córdoba con esa convicción?

Yo al Córdoba lo considero mi casa, jugué más de 140 partidos con esa camiseta y he trabajado varios años después como Director Deportivo. Pensé que se podía lograr el ascenso y no me equivoqué: nos quedamos a un pasito en Girona

¿Y cómo ha pasado la SD Huesca de ser 12º hace dos temporadas, a 6º la pasada y, este año, a liderar la clasificación?

Creo que es producto de un trabajo bien hecho, que viene haciendo el club hace muchos años, creciendo cada día. La temporada pasada fue histórica, y en esta hemos mantenido la base del equipo, que era muy bueno, y las incorporaciones están funcionando muy bien. Todo ello sumado al trabajo del míster y su cuerpo técnico, que son grandes profesionales. Aún no hemos hecho nada, pero estamos felices de la trayectoria hasta el momento.

Y todo con uno de los límites salariales más bajos de la categoría.

Sí, creo que somos el 17º presupuesto de la categoría. Pero al final, en esta competición, haciendo las cosas con cabeza y tranquilidad, suelen salir bien.

Emilio Vega: ”Creo que somos el 17º presupuesto de la categoría. Pero al final, en esta competición, haciendo las cosas con cabeza y tranquilidad, suelen salir bien”

En una liga tan apretada como la Segunda División, ¿se planifica la plantilla en base a objetivos como ascender o la permanencia, o es complicado marcarse ese tipo de metas a principio de temporada?

Creo que depende. Los tres equipos que descienden de Primera tienen un potencial económico, con la ayuda al descenso, que debe tener una exigencia mayor. El resto podemos pelear tanto por arriba como, si la cosa se tuerce, por abajo.

¿Cómo funciona la relación con las agencias de representación o representantes independientes? ¿Os ofrecen muchos jugadores o sois vosotros, desde el club, quienes los buscan a ellos para contratar alguno de sus representados?

Hay que escuchar y ver todo. La información es poder. Nos centramos en nuestro seguimiento de jugadores y nuestra base de datos, pero es cierto que hay informaciones que solo manejan los agentes. Hay jugadores que te pueden gustar, pero no sabes si pueden salir cedidos por ejemplo. Esa info solo te la puede dar directamente el agente del jugador. Tener buena relación con ellos es clave para mí. Son parte del negocio y su labor es clave en esto. Evidentemente, hay algunos más profesionales y otros menos, como en todos los ámbitos.

Embed from Getty Images

Una de las claves de su actual equipo es, sin duda, el fichaje de Juan Camilo Hernández. ¿Cómo se produce su fichaje? ¿Cuándo descubre Emilio Vega al ‘Cucho’ y se decide por incorporarlo? ¿Esperaba ese rendimiento?

Como he dicho antes, más allá del club donde esté me gusta ver todas las competiciones posibles. A Juan Camilo le venía siguiendo desde que estaba en Pereira de la Segunda Colombiana. No era normal para un jugador tan joven ser capitán de su equipo en una competición que tiene su dificultad, y llegando a quedar máximo goleador. Luego en el América mostraba mucha personalidad en una liga exigente, se le hizo seguimiento y, de acuerdo con el míster, nos decidimos. Tengo una buena relación con su empresa de representación y con Rafa Monfort, persona que trabaja para el Watford y, para mí, de los mejores profesionales a la hora de detectar talentos. Todo sumó para llegar a feliz término y traer a Cucho a Huesca, porque estaba seguro del rendimiento que podía dar. Estoy seguro de que llegara muy lejos.

Ya para acabar: ¿se moja con un pronóstico para el Huesca a final de temporada?

El objetivo es alcanzar los 50 puntos. A partir de ahí, veremos.

Fuente imagen principal: AJ GONZÁLEZ (Diario de Córdoba)

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Jacques Passy: “Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe”

Con apenas 261 kilómetros cuadrados, las islas de Saint-Kitts y Nevis ostentan el título del país más pequeño del continente americano. Poco más de 54 mil personas habitan en su territorio, independizado del Reino Unido hace apenas 34 años e históricamente usado como tierra de esclavos. Las condiciones de la isla no son las ideales para establecer una selección nacional de fútbol de primer nivel, pero para Jacques Passy (Ciudad de México, 1975) esto no ha sido impedimento.

El único técnico mexicano que dirige una selección nacional llegó al banquillo de los Sugar Boyz en 2015, después de una plática con el presidente de la federación de Saint-Kitts donde el click fue inmediato. Alcanzar el puesto 73 en el Ranking FIFA, amistosos en Europa y un reciente torneo en India son ejemplos de lo alcanzado en un país donde el fútbol se convierte en opción para salir de la pobreza.

En una charla a profundidad para Underground Football, Passy, quien también es presidente del Instituto Johan Cruyff en México, da los detalles de cómo ha llevado a Saint-Kitts a dar ese salto, habla de su filosofía como entrenador y comparte algunos detalles más acerca de su experiencia en el mundo del fútbol.

¿Qué lleva a Jacques Passy a elegir la dirección técnica?

Yo desde muy temprano me di cuenta que veía el fútbol con unos ojos muy distintos. Desde los once años exploraba con distintas áreas del fútbol. Alrededor de los 16-17 años, en la escuela donde estudié la preparatoria había unos torneos, resulta ser que el equipo no tenía entrenador y les empecé a hacer algunos comentarios a la gente de mi generación que jugaba y resultó ser que fueron muy atinados. Y de un día al otro me convertí en entrenador de mi colegio, de ahí se trasladó a dirigir fútbol rápido, fútbol 7, a los 22, 23 años ya estaba encaminada mi carrera a ser entrenador profesional, pero fue muy casual, algo que se fue gestando de forma muy natural, no había estudiado una carrera de entrenador, no tenía experiencia, tenía ojos de entrenador. Pero me salió muy bien y de ahí partió todo. Fue un click inmediato.

Con poca experiencia dirigiendo a nivel profesional das el salto a una selección, a Saint-Kitts, ¿qué te lleva a aceptar la oferta, sabiendo que es una selección caribeña, con un nivel limitado en distintos aspectos, que compite poco… ¿qué te convence de su proyecto?

Es verdad que no tenía muchos partidos dirigidos en el ámbito profesional. Lo que sí tenía eran 14 años dirigiendo el Instituto Johan Cruyff en México, muchos años como consultor, un proyecto profesional en Ecuador en 2012, en segunda división, experiencia también con Dorados de Sinaloa. Cuando a mí me ofrecen la selección nacional de Saint-Kitts, no cabe duda que hubo un entendimiento absoluto entre que yo era la persona indicada para dirigir Saint-Kitts y Nevis, y Saint-Kitts y Nevis era el proyecto indicado para que yo dirigiera.

¿Por qué razón? Porque Saint Kitts requería un técnico que le diera todo lo que tenía. Y por otro lado, a mí me ofertaba todo lo que yo necesitaba para poder innovar, experimentar, probar muchas cosas a mí mismo. Me daba la autoridad para controlar completamente el 100% de la parte deportiva de la selección, tenía la autoridad de nombrar lo que yo quisiera como yo quisiera, fui a implementar una filosofía de juego y había un gran talento. Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país. Entonces fue una oferta muy buena en todo sentido, y además el ritmo de dirigir a una selección nacional se presta muy bien a mi ritmo de vida. Se dio todo perfectamente bien.

“Lo que más me llamó la atención es la posibilidad de dejar un legado, una huella en St. Kitts de que se cambió el futbol para siempre en este país”

Llegas al fútbol caribeño, que en otras épocas era visto como un fútbol amateur, y en el que ha habido un claro salto de calidad en los últimos años, para ti que conoces la situación de primera mano, ¿cuáles han sido los motivos de esta mejoría?

Lo primero que te quiero decir es que en selecciones nacionales es más fácil cerrar la brecha entre selecciones grandes y selecciones chicas. Si tú mañana enfrentas al PSG contra el mejor club de Luxemburgo ¿cómo crees que quede?, ¿te gusta 15-0? Esas distancias normalmente en el fútbol de selecciones nacionales no existen. Han dejado de existir porque las selecciones compiten en términos generales bajo igualdad de circunstancias, en cuestiones de tiempo. Todas las selecciones trabajan en condiciones muy similares; entonces, aunque hay más talento en un lugar que en otro, no hay tantas ventajas competitivas como cuando tú comparas clubes.

Ahora, de cualquier manera el Caribe sí ha dado un salto de calidad que se basa predominantemente en tres razones. La primera razón es que hay entrenadores más capacitados dirigiendo a las selecciones. Te puedo nombrar al menos 10 selecciones caribeñas que han traído técnicos de carácter internacional, y sí hace diferencia por el profesionalismo que se le da a cada uno de los proyectos. Diría que un porcentaje arriba del 60% se debe a eso. El segundo tema es que la FIFA empezó a equilibrar mucho el dinero que se le mandaba a la federación, a partir de la gestión de Gianni Infantino. Esto ya iguala un poco las circunstancias, porque antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar. Y en tercer lugar, no cabe duda que hay una gama muy importante de jugadores caribeños que han salido del Caribe y le han dado un plus a las distintas selecciones. Estados Unidos se ha vuelto un lugar importante para que jugadores de diferentes selecciones tengan lugar en la MLS; diferentes ligas europeas tienen muchos jugadores del Caribe, y además muchos jugadores nacidos en Europa que tienen origen en las distintas islas caribeñas han decidido jugar para el Caribe.

¿Cómo es la infraestructura, en cuánto a estadios y facilidades de entrenamiento, y la infraestructura de la liga en Saint Kitts?

Muy mala la infraestructura. Un estadio bonito pero muy chico, que le caben 5, 6 mil personas. No hay otro lugar para entrenar mas que el mismo estadio. Hay otras canchas pero muy lejos, en las afueras de la capital (Basseterre). Poco material para entrenar, pelotas no tan nuevas. Lo normal que esperas de un país que no tiene los fondos para trabajar como en el primer mundo futbolístico. Actualmente se está construyendo un centro de alto rendimiento, en un nivel más reducido, con apoyo de la FIFA. La liga es de un nivel alto en agresividad y competencia, de un nivel bajo en táctica.

“Antes había federaciones que no tenían ni para pagar un amistoso en su propia cancha y se pasaban años sin jugar”

¿Cómo repercute el nivel de la liga y la infraestructura a nivel selección?

Tengo que manejarlo. Sí repercute mucho. Repercute en que los jugadores no tienen la capacidad de ser bien entrenados en equipos locales, repercute en que cuando llegan a la selección a veces tenemos que hacer cosas con los jugadores locales que normalmente no harías en una selección, como enseñar fundamentos del juego. He tratado de cambiar muchas cosas, en algunas he tenido éxito, en otras no. Hay algunos aspectos que dependen de mí, pero hay otras cosas que no, entonces hay niveles de exigencia que puedo tener, pero tampoco puedo excederme y llegar a un punto donde diga yo “o me tienes esto o me voy”, porque me voy a terminar yendo y amargando.

¿Cómo influye la parte cultural en tu manera de dirigir al equipo?

Parte del ADN “negativo” de la cultura, parecido al caso de México, es que están mucho más cómodos en la zona de confort que en probar nuevos horizontes. Esto he tratado de cambiarlo. El jugador de Saint Kitts cuando yo llegué, lo sacabas a una gira internacional y no estaba cómodo. Hay algunos aspectos culturales que están en la sangre. Por ejemplo, quitar la alegría en el juego sería verdaderamente estúpido si lo hago. Lo que tengo que hacer es añadir a la propia cultura algunos aspectos que ya son de mi cosecha que hacen que el equipo sea más completo.

Has tenido la oportunidad de disputar amistosos en Europa, una victoria contra Andorra, juegos contra Armenia, Estonia, Georgia. ¿Cómo fue la experiencia de llevar por primera vez a Saint Kitts a competir a ese nivel?

Muy satisfactoria la primera experiencia, cuando fuimos por vez primera en 2015. Jugamos en noviembre de 2015 y te puedo decir que fue un día memorable, un momento memorable porque independientemente de que ganamos el partido, lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope.

“Lo memorable fue ver a un equipo tan chico en perspectiva, tan chico en estructura, verlo competir en esos lugares, en donde vimos el primer mundo futbolístico a tope”

Y en el plantel, ¿cómo repercute en ellos la experiencia de salir y jugar en Europa?

Repercute sobre todo en el plano mental, ellos siempre se entendieron como jugadores locales; después de ese viaje a Andorra y Estonia dejaron de entenderse como jugadores locales, comenzaron a entenderse como jugadores que podían aspirar a dejar una zona de comodidad. Entonces mentalmente es un cambio dramático para ellos, dramático en cómo percibían sus propias aspiraciones.

Disputan un torneo histórico en agosto. Experiencia en India, primer rival asiático, primer rival africano. ¿Cuál es el saldo que deja para ti y para los jugadores?

Buenísimo, porque abrimos puertas internacionales como nunca se había hecho. A partir de la India han pasado dos cosas: uno, estamos teniendo una cantidad muy significativa de federaciones que nos están invitando a partidos amistosos, a intercambios, a experiencias, a muchas cosas más. Y dos, llama poderosamente la atención al haber empatado con selecciones africanas, contra selecciones asiáticas en Asia. India venía de nueve partidos consecutivos ganados y le rompimos una buena racha, a partir de ahí hay muchos jugadores de Saint Kitts que están llamando la atención en India, lo que es muy atractivo. En forma total es un saldo muy positivo porque Saint Kitts ya dejó de ser esa selección pequeña del Caribe, es una selección internacional que puede ser invitada a cualquier parte del mundo, y que va a competir, entonces creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales.

Hay varios jugadores con potencial, varios que están en divisiones inferiores, sobre todo en Inglaterra, ¿qué falta para que un jugador de Saint Kitts dé un salto de calidad para competir en un nivel más alto?

Hay dos aspectos. Uno, que haya una mejor preparación en casa, en las bases generales que tienen los jugadores respecto a cómo entrenan, respecto a los conceptos… como se trabaja en los equipos de Saint Kitts es de una manera muy rudimentaria. No existen fuerzas básicas, los jugadores juegan en el barrio, en canchas locales, a veces sin medidas reglamentarias, y son scouteados por equipos de la división más alta y son contratados. Entonces no hay una enseñanza inferior, es necesario crear estructuras más sólidas en los equipos. Y dos, el tema mental es un tema complicado porque el jugador de Saint Kitts, como el ciudadano de Saint Kitts, es una persona muy arraigada a su país, en ese espacio es donde siente su zona de confort. Hay que hacer un trabajo mental muy severo, pero además tienes que tener jugadores con mayores conceptos básicos.

“Creo que no hay una satisfacción más grande que saber que hiciste de un equipo local, un equipo con aspiraciones internacionales”

En tu forma de dirigir, ¿qué aspectos son primordiales en un proyecto para convencer a tus jugadores?

El primer aspecto que considero fundamental es que el entrenador tiene que tener injerencia en prácticamente todos los elementos y todas las instancias del proyecto. Yo creo que el éxito de un proyecto radica en un entrenador que tenga la capacidad de cuidar hasta el más mínimo detalle de la totalidad del proyecto y es por eso que creo mucho en el modelo del manager inglés. En segundo lugar el cuerpo técnico tiene un lugar preponderante. Una de las cosas más significativas que tiene un proyecto de fútbol es cómo gestiona un cuerpo técnico el DT y en esa gestión hay una muy buena parte del éxito.

Tercero, el profundo conocimiento de tus jugadores. El conocer los aspectos mentales, familiares, psicológicos, laborales, encontrar dónde tiene déficits, dónde tiene problemas, dónde tiene áreas de oportunidad. Es decir, conocer al jugador mucho más allá de lo que normalmente un entrenador conoce a un jugador. Y número cuatro, la fortaleza del entrenador en la parte estratégica y táctica. Tiene que haber un grado de especialidad muy alto en el entrenador. Hoy en día plantear un partido va mucho más allá de una formación o un sistema de juego. Representa tener en consideración múltiples escenarios, múltiples variables durante el partido. En la medida que puedas controlar esas variables y te especialices en planteamientos, reajustes, ajustes de partido, vas a tener una ventaja competitiva.

¿Qué opinión te merece el estado actual del periodismo deportivo en México?

Me parece que hay dos aspectos del periodismo deportivo actual que no concuerdo con ellos y que me parecen de bajo nivel. El primero radica en la falta de capacidad de investigación y la falta de cultura táctico-futbolera que tiene el periodismo actual. El periodista que cubre la fuente de fútbol tiene que conocer más de fútbol, hablar de fútbol, tener la capacidad de preguntarle a un técnico por qué cambió la formación a la mitad del partido, darte cuenta qué sucedió. Hay un periodismo muy barato, que trae respuestas muy baratas. Esto causa a su vez un problema: genera una afición inculta. Entonces la prensa tiene un rol muy importante, que es la educación al aficionado. El aficionado no se va a educar de los clubes, el aficionado sigue el radio, la tele, las redes sociales, los periódicos, de ahí obtiene conocimiento futbolístico el aficionado.

En segundo lugar me parece que hay un segmento del periodismo deportivo mexicano que vive del entretenimiento. Creo que ya está muy mal entendido que el aficionado mexicano lo que busca es entretenimiento en los programas deportivos; hay un parteaguas en los medios de comunicación donde las televisoras empiezan a darle un énfasis a comediantes, a hablar de la ciudad, a hablar de las peleas, de todo el desmadre que hay alrededor del fútbol. Y tenemos unos 20 años de un periodismo que privilegia todo lo que está alrededor del debate futbolero. Yo sostengo que hay espacio para ambas partes, aficionados que les interesa cada uno de estas partes.

Como presidente del Instituto Johan Cruyff en México, pudiste compartir con Johan, ¿cómo fue tu relación con él?

A partir de que traigo el instituto a México en 2002, y hasta su muerte, la relación con él fue maravillosa. Fue simplemente extraordinaria, todas las veces que lo vi, para mí fue un maestro de vida. A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá. Es la persona más completa en la historia del fútbol mundial, así de fácil.

“A Johan lo considero el Da Vinci del fútbol, un hombre que podía ser técnico, directivo, consultor, empresario, podía ser todo en el fútbol, porque conocía el fútbol como nadie en el mundo lo ha conocido o lo conocerá”

¿Como planes a futuro, dónde te ves? ¿Está dentro de tus planes buscar un puesto directivo, alguna oportunidad en selección, alguna DT en México?

Me veo en dos caminos. Uno es creciendo mi carrera de entrenador en selecciones de mayor envergadura, potencialmente en clubes, pero hoy mi mente está en selecciones nacionales. Mi sueño en el fútbol no es otro más que la selección nacional mexicana, pero la vida hay que llevarla con realidades. Eso es un sueño que no está al alcance hasta que no haya una selección intermedia entre Saint Kitts. Al mismo tiempo, mi carrera como consultor de proyectos de fútbol va caminando, entonces hay una dualidad en mi futuro dentro del fútbol, que tiene como prioridad la parte de entrenador, pero tiene como una segunda prioridad la consultoría.

A poco más de dos años de que llegas a la DT de Saint Kitts, ¿cómo valoras la experiencia? ¿cuál ha sido el saldo? Principales retos y futuros.

La experiencia la valoro como la experiencia más poderosa futbolísticamente en mi vida. Te puedo decir que el éxito te lo resumo en que nos mudamos de nivel en el contexto internacional. Hay selecciones en el mundo de nivel A, B, C, D, E. Cuando llegué Saint Kitts estaba en el E, hoy la veo en un D+ y eso es un éxito significativo. El reto sería trasladar todo lo que hemos logrado en llegar a un torneo de carácter internacional, háblese de una Copa Oro o un Hexagonal Final, ese sería el reto subsecuente para Saint Kitts

¿Ves factible Qatar 2022 o crees que el horizonte está hacia 2026?

Está hacia 2026 pero yo no voy a ser el técnico de Saint Kitts en ese momento. Pero si Saint Kitts sigue con esta estructura, filosofía y camino, va a estar en 2026.

Entrevista realizada vía telefónica en dos partes, el 7 y 11 de septiembre.

Fuente imagen principal: Twitter Jacques Passy.