La irrupción de Emmanuel Dennis

La irrupción de Emmanuel Dennis

Está claro que los miembros del staff técnico de la selección de fútbol de Nigeria tienen puesto un ojo cada fin de semana en la liga belga. En la última convocatoria estuvieron William Troost-Ekong (ex KAA Gent) o Wilfried Ndidi (ex Genk), así como Uche Agbo (Standard Liége) o Henry Onyekuru (Anderlecht), y en fechas internacionales anteriores estuvieron Kingsley Madu (Zulte Waregem) o Moses Simon (KAA Gent). Además, futbolistas como Samuel Kalu (KAA Gent) o Dennis (Club Brugge) están en la lista para futuros llamados. Precisamente, Emmanuel Bonaventure Dennis (15.11.1997) es el protagonista de este artículo.

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A la Premier League de Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país. ”Veloz y agresivo. Si me piden describirle en dos palabras utilizo esas dos. Su paso por Ucrania no ha sido del todo fácil. Al llegar, tuvo sus faltas disciplinarias, que le llevaron a entrenar y jugar más de dos meses con el segundo equipo del Zorya Lugansk. Ante la falta de jugadores de ataque, y de gol, volvió al primer equipo. En su vuelta tardo otros dos meses en afianzarse como jugador titular. Muy inquieto, su toma de decisiones fue más que discutible. Aspecto en el que aún debe mejorar mucho. Como finalizador tampoco destacó muchísimo en todo el tiempo que jugo en Ucrania. Marco goles, pero su hiperactividad le cuesta goles cuando encara la portería rival”, explica Abraham Campomar, periodista y analista para la televisión ucraniana, a Underground Football. ”En lo que demostró poder ser un jugador con enorme futuro, ha sido los desmarques y primeras presiones. Ahí sí que es un jugador muy destacable. La espalda de la defensa para el es un pastel en la puerta de un colegio. Pica siempre tirándose a la banda izquierda, para sacar el disparo con la derecha. Su movilidad en punta saca siempre a los centrales de posición. Físicamente es un toro, y cuesta chocar contra él. Le gustó y se gustó jugando con el equipo más estirado. En la asociación no es muy bueno, pero busca apoyos y los da”, añade.

Con su llegada, el Club Brugge esperaba fichar un proyecto de futuro pensando en volver a pelear por el título de liga aquella misma temporada, pero, sobre todo, asentando las bases para ganar de forma repetida en las próximas campañas. Sin embargo, desde el primer momento destacó. Así presentaba Sergiy Serebrennikov, ex futbolista del Club Brugge e internacional por Ucrania, al joven talento nigeriano en su presentación como nuevo fichaje del equipo flamenco: ”Dennis es un jugador con mucho potencial. Hizo un gran progreso en poco tiempo y semanalmente demostró ser uno de los mejores jugadores de la liga. Es un atacante muy rápido que puede romper con una acción individual y que es impredecible. Es ambicioso y ya demostró ser un ganador. Fue muy importante para su equipo en la lucha por un billete europeo. Muchos equipos estaban interesados ​​en él”.

Embed from Getty Images

Especialmente impactantes fueron sus primeros partidos con la camiseta del Club Brugge. Con apenas 19 años se presentaba como el futbolista más desequilibrante de un frente de ataque que ya empezaba a buscar el reemplazo de José Izquierdo. Y parecía haberlo encontrado, aunque en un perfil diferente, en la persona de Dennis.

Marcó un gol en el partido de ida de la previa de Champions League ante el Istanbul Medipol Basaksehir, con un gran disparo desde la frontal. Tres días después hizo doblete en la primera jornada de liga (0-4 vS Lokeren), con dos tantos donde demostró su capacidad para romper a las defensas aprovechando su velocidad y destrozando a los centrales con balones al espacio o a la espalda de los mismos. En la jornada tres marcaría y asistiría, en la jornada cuatro volvería a marcar. Únicamente una lesión, que lo tuvo ausente varias semanas de los terrenos de juego, pudo frenar su meteórico ascenso.

Asentado en el 1-3-4-1-2 de Ivan Leko, Dennis ha demostrado ser un delantero totalmente complementario a sus compañeros. Sobre todo a Wesley Moraes, su acompañante en el frente de ataque. Wesley es un delantero centro al uso, tradicional. Un portento físico que fija a los centrales y abre espacios a Dennis gracias a su lucha sin fin con los hombres que lo marcan. Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba.

Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba

A día de hoy (4.12.2017) las cifras de Dennis (once goles y dos asistencias en 20 partidos) son notables y han generado el interés de numerosos clubes europeos en su fichaje, además del pensamiento generalizado de, porqué no, participar en la próxima Copa del Mundo con Nigeria si mantiene el alto nivel en el equipo que más opciones tiene de levantar el título en la liga belga.

Fuente imagen principal: Belga Photo News.

Samuel Kalu y Moses Simon, dos nigerianos en Gante

Samuel Kalu y Moses Simon, dos nigerianos en Gante

Pocas cosas positiva se pueden sacar de la temporada 2017/18 del KAA Gent. Tras más de 20 millones gastados desde enero de 2017, el equipo flamenco sufre por entrar en el Play Off por el título y ha tenido que destituir a Hein Vanhaezebrouck –el mejor técnico de su centenaria historia- para remontar el vuelo. Sin embargo, entre tantos tonos grises y un fútbol que remonta poco a poco en calidad, hay dos figuras que destacan jornada tras jornada. Y ambas comparten nacionalidad. Son Moses Simon y Samuel Kalu.

Moses Simon (12.07.1995, Jos, Nigeria) llegó al KAA Gent en enero de 2015. Los belgas habían pagado 650.000 euros al Trencin eslovaco por un futbolista que apenas superaba los 20 años y que únicamente era internacional sub20 con Nigeria. Dos meses después ya había debutado con la absoluta. Jugó nueve partidos de fase regular con números espectaculares (seis goles y cuatro asistencias) que lo colocaron en el foco de la atención mediática.

‘’Cuando llega a Bélgica (Simon) fue una sensación absoluta. Nadia podía pararle. Louwagie (Director técnico del KAA Gent) declaró después de un triplete contra el Lokeren que vale 20 millones de euros, y fue el gran detonador del sprint final del Gent hasta el título. Solo Stergos Marinos (Sporting Charleroi), con la ayuda de su entrenador, Felice Mazzù, pudieron pararle aquel año’’, declara Guillaume Gautier, periodista belga de Sport Foot Magazine.

Embed from Getty Images

No tardaron en aparecer por un Ghelamco Arena que celebraba el primer título de liga de su historia clubes de grandes ligas europeas interesados en Moses Simon. Premier League, liga francesa, Bundesliga… Y entre todos ellos destacaba un AS Monaco que se había caracterizado por fichar talento joven y jugadores rápidos, habilidosos y autosuficientes con el balón en los pies. Era la definición exacta de un Moses Simon que progresaba partido a partido y aprendía tácticamente de un Vanhaezebrouck que había ganado la liga desde la pizarra, con un 3-5-2 que reventó la liga belga.

Exactamente dos años después, en enero de 2017, aterrizaba en Gante Samuel Kalu (26.08.1997, Abia State, Nigeria), también desde el AS Trencin eslovaco y por una cifra algo superior a la de Moses Simon: un millón de euros. Con Vanhazebrouck todavía en el banquillo, Kalu aterrizó con un impacto similar al de su compatriota: dos goles y tres asistencias en los ocho últimos partidos de fase regular previos al Play Off por el título, llegando Kalu a debutar en Europa League ante el Tottenham Hotspur.

‘’A mi me gusta mucho Kalu. Tiene una capacidad de desborde tremenda, su uno contra uno es previsible pero funciona gracias a su gran velocidad. Su mejor versión es la de extremo derecho, con desborde y centro al área, lo que hace con una gran precisión y una buena elección de la trayectoria. Asociado a un gran rematador, podría ser un jugador con 10 asistencias por temporada, sin problema. No le falta gol, pero su posición en el campo (no a pie cambiado) no le ayuda para sumar goles’’, explica Guillaume Gautier.

Embed from Getty Images

Con experiencia en la posición de carrilero, ambos futbolistas han ganado en consistencia defensiva de la mano de Vanhaezebrouck. Sin embargo, ahora, con Vanderhaeghe, son los extremos –cada uno en una banda- de un KAA Gent que habla nigeriano, pues también Anderson Esiti (centrocampista) es de nacionalidad ngieriana.

‘’Creo que a Simon le falta regularidad para ser considerado como un jugador clave de la liga, pero tiene las cualidades. Pero para el día a día competitivo, Kalu me parece más fiable que Simon, que queda en un hombre de apariciones puntuales’’, sentencia Gautier. Esta temporada (a 20.11.2017) Kalu suma cuatro goles y dos asistencias en once partidos; mientras que Moses Simon ha anotado tres tantos y dado una asistencia en doce apariciones. Únicamente el japonés Yuya Kubo está a su altura en la aportación goleadora al equipo flamenco.

Tras la marcha de Vanhaezebrouck y las ventas de Laurent Depoitre, Matz Sels, Sven Kums o Kalifa Coulibaly –las cuatro por un total de 27 millones- parece evidente que las próximas grandes ventas del club de Gante serán Moses Simon y Samuel Kalu, dos nigerianos que aportan regate y velocidad a la liga belga.

Fuente imagen principal: BELGA PHOTO.

ConIFA, el mundial de los olvidados

ConIFA, el mundial de los olvidados

La lista de invitados está completa. Para algunos será la primera vez que participen en un evento de esta talla, otros repiten participación. El título no es obsesión para la mayoría de los competidores, que tienen como objetivo principal disfrutar al máximo la experiencia. 2018 será un año inolvidable para todos ellos, en la máxima fiesta de su fútbol.

El escenario de esta fiesta no será Rusia, ni serán 32 los participantes. 16 selecciones que representan a naciones, regiones y poblaciones minoritarias participarán en la tercera edición de la Copa Mundial ConIFA, a celebrarse del 31 de mayo al 10 de junio en Londres, lejos de los reflectores y el impacto mediático que atrae la Copa del Mundo de la FIFA.

La Copa Mundial ConIFA se celebra del 31 de mayo al 10 de junio en Londres, lejos de los reflectores y el impacto mediático que atrae la Copa del Mundo de la FIFA

La Confederación de Asociaciones de Fútbol Independiente (ConIFA, por sus siglas en inglés) es la federación de fútbol que desde 2013 agrupa a las asociaciones no reconocidas por la FIFA, entre las que se encuentran naciones, naciones de-facto, regiones, poblaciones minoritarias y territorios que se encuentran aislados del deporte. A través de su labor, la ConIFA tiene como objetivo construir puentes entre los pueblos, las naciones, las minorías y las regiones aisladas de todo el mundo a través de la amistad, la cultura y la alegría de jugar al fútbol”.

El precedente de la ConIFA lo sentó la Non-FIFA Board (N-F Board), organización nacida en 2003, como iniciativa de Christian Michelis y Jean-Luc Kit para dar espacio a los territorios que la FIFA no aceptaba como miembros. Uno de los principales logros de la N-F Board fue la VIVA World Cup, celebrada en cinco ocasiones, donde selecciones de los diversos territorios y poblaciones tuvieron la oportunidad de disputar una competición internacional por primera vez.

La Confederación de Asociaciones de Fútbol Independiente (ConIFA, por sus siglas en inglés) es la federación de fútbol que desde 2013 agrupa a las asociaciones no reconocidas por la FIFA

Sin embargo, la N-F Board se deshizo en 2013 debido a conflictos internos, al mismo tiempo que ConIFA ganó prestigio y reconocimiento. Para Sascha Düerkop, secretario general, la meta principal de la organización es dar lugar en el escenario global a los “forasteros” del fútbol. A través de este espacio, los jugadores de las diversas selecciones pueden jugar fútbol a nivel internacional de forma regular o por primera vez, e incluso en algunos casos permite cumplir el deseo de representar a otra nación, a pesar de jugar para un país reconocido por la FIFA.

Al respecto, Sarhank Nader, jugador de la selección de Kurdistán y también seleccionado de Irak, compartió para Al-Jazeera su sentir acerca de la oportunidad que brinda ConIFA: “Cuando juego para la selección de Iraq me siento un poco extraño. No siento que estoy representando a mi nación sino a un estado compuesto. Pero cuando juego por mi pueblo, me siento tan emocionado como si estuviera a punto de casarme”.

Incluso en algunos casos permite cumplir el deseo de representar a otra nación, a pesar de jugar para un país reconocido por la FIFA

La ConIFA cuenta en la actualidad con 47 miembros, ocho más que la N-F Board a su final, y los divide en seis zonas continentales: África, Asia, Europa, Latinoamérica, Norte América y Caribe y Oceanía. Además de regir los juegos amistosos y celebrar el Campeonato Mundial ConIFA cada dos años, la organización, con sede en Suecia, organiza la Copa Europa de Fútbol ConIFA; la intención a largo plazo es realizar más campeonatos continentales, además de incrementar los torneos internacionales e incluso dar pie a la creación de equipos femeniles y juveniles.

El órgano rector de los forasteros se financia a través de patrocinios y donativos, así como de lo recolectado en los torneos que organiza, y sus miembros participan de forma voluntaria. La Copa Mundial no otorga beneficio económico e incluso su realización llega a representar pérdidas económicas, pero ni eso logra hacer mella en los organizadores y los participantes.

Dada la naturaleza de varios de los representativos, mantener la neutralidad política puede ser difícil para los jugadores y para la organización. Tal ha sido el caso de presiones recibidas por parte de Georgia y Azerbaiyán, ante la realización de la Copa del Mundo 2016 en Abjasia, territorio en el norte de Georgia, o de China ante la participación del Tíbet en la edición de 2018. Ante estos escenarios, Düerkop asegura que ConIFA hace todo lo posible por dejar lo político atrás, enfocándose en la parte deportiva y cultural.

LA COPA MUNDIAL ConIFA

La primera edición del torneo se llevó a cabo en 2014, teniendo como anfitrión a Laponia, en Östersund, Suecia. A la par del evento se llevó a cabo un evento con el fin de promover la diversidad cultural de los 12 participantes, ocho de los cuales ya habían disputado la Viva World Cup.

Los invitados al evento inaugural fueron el Kurdistán iraquí; Padania (región del norte de Italia); Laponia (representante del pueblo Sami de Suecia, Finlandia, Noruega y Rusia); la selección del Condado de Niza (Francia); el Pueblo Arameo (Asia); la república de Nagorno-Karabaj (población de mayoría armenia en Azerbaiyán); la región de Occitania (Francia, Italia y parte de España); Osetia del Sur (Georgia), Abjasia (parte de Rusia y Georgia); Darfur (región oeste de Sudán); la selección de Ellan Vannin (Isla de Man) y el representativo de Tamil Eelam (diáspora Tamil de Sri Lanka).

El título de la edición 2014 se lo llevaría el Condado de Niza, tras derrotar en penales a la selección de Ellan Vannin. El cuadro de honor lo completaría el Pueblo Arameo, que derrotó a Osetia del Sur en la lucha por el primer puesto.

El siguiente anfitrión sería Abjasia, en 2016. Por primera vez se llevó a cabo un sistema de calificación al Mundial, donde los partidos y torneos amistosos servirían como parámetro para otorgar los lugares. En este torneo hicieron su debut las selecciones de Armenia Occidental, Chipre del Norte, Islas Chagos (archipiélago en el Océano Índico), Punjab (diáspora punjabi), Recia (parte de Suiza), Somalilandia (región autónoma de Somalia), País Székely (etnia húngara en Rumania) y Coreanos Unidos en Japón (diáspora coreana), sumándose a Abjasia, Kurdistán, Laponia y Padania.

Para la edición 2016 se llevó a cabo por primera vez un sistema de calificación al Mundial, donde los partidos y torneos amistosos servirían como parámetro para otorgar los lugares

La Copa no contó con la participación del campeón reinante, Niza, debido a recomendaciones de no viajar a Abjasia por seguridad. El título se definió de nueva cuenta en penales, coronándose la nación anfitriona frente a la selección de Panjab, mientras que Chipre del Norte ocupó el tercer lugar.

Para la edición a disputarse en 2018 el cupo aumentó a 16 equipos, calificándose mediante el sistema de ranking por puntos a través de partidos amistosos. El anfitrión será la diáspora somalí (Barawa), pero el torneo se llevará a cabo en Londres por cuestiones de seguridad. Abjasia y Padania participarán por tercera vez, con Tamil Eelam, Armenia Occidental, Punjab, Ellan Vannin, Coreanos en Japón y el País Székely teniendo su segunda oportunidad.

Las selecciones que participan por primera vez serán los Barawa, en su papel de anfitriones; Cabilia (norte de Algeria); Matabelilandia (oeste de Zimbabwe); Felvidék (minoría húngara en Eslovaquia); el Tíbet; Cascadia (región de Estados Unidos y Canadá) y Kiribati (estado soberano en el Océano Pacífico), destacando la participación de estos últimos como primeros invitados de Norteamérica y Oceanía, respectivamente

El cupo aumentó a 16 equipos para la Copa Mundial ConIFA 2018, calificándose mediante el sistema de ranking por puntos a través de partidos amistosos

Con los 16 invitados ya definidos, el sorteo de los grupos se hará en las próximas semanas, quizá a la par del sorteo para Rusia 2018. Competir con un evento de esa magnitud claramente no está en los planes, pero los objetivos a futuro están bien definidos. El glamour, los millones en juego y las asistencias multitudinarias no son prioridad. Para la ConIFA, lo importante es que sus miembros sientan que hay lugar para ellos en el mundo del fútbol.

Fuente imagen principal: ConIFA.

Soñar con Ken Sema

Soñar con Ken Sema

Fueron 200.000 euros, una cantidad grande pero que todavía se puede expresar sobre el papel con un lenguaje matemático sin que nos bailen los ceros. Es poco, y es extraño encontrar un jugador disputando competición europea que haya costado ese dinero. También nos choca que esos 200.000 euros hayan ido a parar a un club de la tercera división sueca; es mucho. Es lo que pagó el Östersunds por Ken Sema (30.09.1994, Norrköping, Suecia) al Lujungskile.

Entre esos dos planetas distanciados casi que por un sistema planetario se ha venido moviendo el Östersunds en su propio viaje a la Luna. Fueron ordenados y empezaron por el barro. De ahí surgió Sema. Se le puso el ojo hará un tiempo en uno de los tantos partidos a los que solía acudir Graham Potter tras dedicar más horas a conducir que a ver el partido. No porque fuese un parabólico sin nada que hacer un domingo de selecciones en Suecia, sino porque el club para el que trabajaba no tenía los suficientes recursos para disponer de unos ojeadores. Aquel club era el Östersunds y Graham su entrenador.

Graham Potter: ”Todos nos conocían y pensaban “estos idiotas han venido desde Östersund””

Se empieza a soñar despierto, y mientras lo estuvo a Graham Potter también le dio por visitar un campo de quinta división sueca. Fue a rascar al Svedjevallen y se acabó encontrando con Curtis Edwards jugando para el Ytterhogdal. Este julio lo fichó. Titular en San Mamés.

Cuco Ziganda sobre Sema: ”Es un jugador muy bueno”

Ambos (Sema y Edwards) son jugadores claves para el paradigma del técnico inglés, pero la luz propia con la que brilla Sema nos impide mirar hacia otro lado. El que es el flamante internacional sueco está hiriendo de muerte a cada una de las defensas a las que se enfrenta. Es un puñal. Su última víctima ha sido el Athletic Club, al que pudo herir de muerte.

La sangre es muy escandalosa, pero certera. Se es certero con Ken Sema afirmando que es más de lo que parece. Tras un primer vistazo se le esboza en nuestras cabezas como el típico jugador negro de ”dos metros” que corre mucho y siempre hacia portería. Pero mide 1.77m, y el resto no es mentira. Lo que ocurre es que más allá de estos prejuicios asoma la realidad con 21 intervenciones en goles siendo 16 de ellas con asistencias.

Embed from Getty Images

Como extremo izquierdo de un 4-4-2 o 3-4-3 se muestra como un jugador especial debido a que se adapta a todas las propuestas. A partir de su presteza daña tanto cuando su equipo tiene el balón como cuando no le dejan disponer de él. Tampoco se queda en que dañe con un ataque certero, sino que asombra con su número de intervenciones. Es un jugador pesado e igual de hiriente acercándolo al área como alejándolo. Se le ve disfrutar y hacer disfrutar tanto asociándose como corriendo al espacio. Que además no huye de ir al choque para recuperar el balón. Es un jugador sacrificado que siempre se implica en el juego, lo que es imprescindible para un bloque pragmático pero al que le gusta viajar con el balón. Se trata de disponer de dos jugadores en uno, de un imán de balones que podrían no llegar a nada. Potter ha hecho magia, no tiene que equilibrar la balanza poniendo en el otro extremo a un pelotero con un héroe de barro como el sueco. Teniendo a Ken Sema viajas a toda velocidad y además te llevas a todos contigo. 

No dispone ni del mejor control ni del mejor regate y tampoco del mejor físico, pero embauca verlo zafarse de los contrarios una y otra vez. Se trata del típico extremo insistente y consistente en el uno contra uno que tantos problemas soluciona en el fútbol actual. Increíblemente fiable. Una prueba es que los rivales tienden a ser cambiantes proponiendo una lucha física para pasar a una lucha técnica, y viceversa.

No dispone ni del mejor control ni del mejor regate y tampoco del mejor físico, pero embauca verlo zafarse de los contrarios una y otra vez

Su zurda tampoco aparenta ser la autora de 16 asistencias y 5 goles. No es el ejemplo del golpeo de balón más ortodoxo, pero se basta con que su pierna siempre le obedezca. Es una noticia fantástica disponiendo de una pierna tan musculada y potente en un cuerpo que todavía alcanza para ser ágil y fino. Está al límite, pero sus balones entran.

El  jugador sueco juega a otro ritmo. Su secreto es que corre y piensa más rápido que los demás. Y eso, eso permite soñar al Östersunds.

Fuente imagen principal: JONATHAN NACKSTRAND (AFP/Getty Images)

Bandé, la última joya africana

Bandé, la última joya africana

Boureima Hassane Bandé (30.10.1998, Ouagadougou) brilló desde el primer momento en el que se enfundó la camiseta del histórico KV Mechelen. Se habían jugado 76 minutos de partido y el equipo flamenco perdía 0-1 en casa ante el recién ascendido Royal Antwerp. Era la cuarta jornada de Jupiler Pro League 2017/18. En el minuto 86, el Mechelen dispone de un saque de banda izquierda. Varias combinaciones en dicha banda, cambio de juego de Rob Schoofs a la contraria, para Tim Matthys, centro que toca en un defensa y el balón queda muerto en área pequeña. El primer gol como profesional de Bandé no fue el más bonito, sí el más eficaz. Por unos minutos el Mechelen rascaba un punto, al menos hasta el descuento, momento en el que Faris Haroun se llevó los tres puntos para Amberes.

Con tan solo 18 años, Bandé suma seis goles en siete partidos –sumando liga y copa- en la presente temporada, y eso que es un futbolista que parte siempre desde banda izquierda. Sin duda, estamos ante una de las perlas incipientes del futbolista belga, aterrizado este verano desde Burkina Fasó y con el único proceso de adaptación de una temporada rápida y con muchos partidos, lo habitual en Bélgica, pues la temporada empieza en el mes de julio.

Con tan solo 18 años, Bandé suma seis goles en siete partidos –sumando liga y copa- en la presente temporada, y eso que es un futbolista que parte siempre desde banda izquierda

‘’Había jugado bien contra equipos pequeños en pretemporada. Aun así estuvo en el banquillo en las primeras jornadas. Nunca había estado en un entorno profesional, pero vimos un gran potencial en él. Y él ha demostrado tenerlo. ¡Cinco goles en cinco partidos es fantástico! Nos alegra que esté con nosotros’’, comentaba Yannick Ferrera, entrenador del KV Mechelen, en rueda de prensa tras la victoria por 2-0 ante el STVV, con doblete del futbolista africano.

Embed from Getty Images

Partiendo desde banda izquierda pero con predilección para chutar con la derecha, Bandé ha demostrado sentirse muy cómodo dentro del área. De hecho, todos sus goles –salvó el que anotó ante el Anderlecht- han llegado desde dentro de la misma. Siempre en el lugar indicado o llegando con mucha potencia desde atrás para finalizar jugada. Es un extremo que ha iniciado una relación de amor a primera vista con el gol.

‘’Desde el primer entrenamiento todos vimos que este chico tenía mucho potencial. Es un niño dulce y tranquilo, y se lleva bien con sus compañeros de equipo. Es importante para un chico tan joven que se mantenga tranquilo y evolucione poco a poco. Él está en un buen club para hacerlo’’, explica Rob Schoofs, compañero de vestuario. Y es que Schoofs sabe de lo que habla. Él estuvo en el Saint Truidense con Yannick Ferrera –precisamente actual entrenador del Mechelen- y coincidió con una hornada de jóvenes talentos que revolucionaron la liga hasta que el entrenador belga abandonó el Stayen y firmó por el Standard Liége. Aunque con resultados distintos –peores, por el momento- Ferrera está volviendo a crear una base joven en Mechelen con futbolistas de calidad como Elias Cobbaut (19), Andy Kawaya (21), Silvere Ganvoula (21), Ahmed El Messaoudi (22), Glenn Claes (23), Mats Rits (24) o el propio Rob Schoofs, de 23 años.

Bandé es un futbolista valiente, que no duda en encarar a su marca y a los contrarios que se interpongan en su camino hacia el área partiendo desde la izquierda, buscando siempre finalizar con su pierna diestra, pero también mostrando capacidad de asociación con sus compañeros. Aun así, no es únicamente una baza ofensiva para Ferrera: ‘’A nivel defensivo tiene un enorme valor. Tiene los pulmones para correr y correr. Tiene la cabeza bien amueblada, y en banda puede tener un buen desempeño. Debemos tratarlo con cuidado, y mejorará”.

Bandé es un futbolista valiente, que no duda en encarar a su marca y a los contrarios que se interpongan en su camino hacia el área partiendo desde la izquierda, buscando siempre finalizar con su pierna diestra

Queda poco para que cumpla los 19 años y el ejemplo de Bakkali nos demuestra que hay que tener paciencia con los futbolistas tan jóvenes. Brilla y tira del carro en un Mechelen al que le falta seguridad en defensa y más eficacia en punta de ataque. Queda mucho para saber si será un gran jugador pero, de momento, los destellos los está dejando sobre el césped.

Fuente imagen principal: Karl van Dessel (KVMechelen.be)

Dodi Lukebakio, la última perla de Neerpede

Dodi Lukebakio, la última perla de Neerpede

El 29 de enero de 2016 Dodi Lukebakio (1997; Asse, Bélgica) partía de inicio en el Stayen para el partido de fase regular contra el Saint Truiden. A los dos minutos forzaba el penalti que luego transformaría Youri Tielemans. El congoleño disputó el partido completo y el Anderlecht acabaría ganando 1-2 en la localidad de Limburgo. Sin embargo, Lukebakio tuvo que esperar hasta el pasado 29 de julio de este mismo año para volver a jugar noventa minutos de forma ininterrumpida.

18 meses sin jugar un partido completo como futbolista profesional seguramente no sea un problema para un jugador de apenas 19 años. Pero Dodi Lukebakio no era únicamente un chaval que acababa de sobrepasar la mayoría de edad. Él había brillado con el primer equipo del Anderlecht y se había estrenado con la absoluta de República Democrática del Congo. Existía el riesgo de ser un juguete roto más. Un futbolista de talla normal ensalzado por la prensa y los aficionados antes de tiempo. Por suerte, él mismo se encargó de revertir la situación.

De padres congoleños, Dodi Lukebakio se formó en Neerpede, la prestigiosa academia del Anderlecht de la que tantos talentos (Lukaku, Tielemans o Dendoncker, por citar los últimos) han salido. Creció quemando etapas hasta llegar al juvenil y tras brillar en la UEFA Youth League dio el salto al primer equipo en 2015, con apenas 18 años recién cumplidos. Sus buenas actuaciones provocaron que se ganara un hueco en la plantilla que dirigía el técnico balcánico Besnik Hasi, e incluso que disputara minutos en el Play Off por el título. Sin embargo, la historia no duró más. Cambio de entrenador, caras nuevas y cesión. Sin embargo, el destino no fue el esperado. Ni mucho menos.

De padres congoleños, Dodi Lukebakio se formó en Neerpede, la prestigiosa academia del Anderlecht de la que tantos talentos han salido.

Sin continuidad en el Anderlecht, todos esperábamos una cesión a otro equipo de la liga belga. Un equipo menor, claro, que compitiera por mantener la categoría o afianzar su economía en mitad de la tabla. Sin embargo, hizo las maletas y cogió el pasaporte rumbo Francia. Se marchaba al Toulouse de Ligue 1. ‘’No fue fácil, pero el año pasado me ha servido para mi futuro. Finalmente, me di cuenta de que yo era un jugador profesional de fútbol. Doy gracias a Dios en primer lugar por poner a las personas correctas en mi camino. Igualmente agradezco a mis agentes que me trajeron el apoyo que necesitaba. Durante mi primer mes en Toulouse, tenía a alguien conmigo que me obligaba a levantarme a las 6 de la mañana todos los días. Era una locura para mí. (…) Fue muy difícil al principio. Pero sin ellos, nunca me habría mantenido’’, explica Lukebakio en una entrevista con Thomas Bricmont en Sport Foot Magazine.

Embed from Getty Images

Apenas seis partidos, poco más de 150 minutos con el Toulouse. Estaba claro que la cesión no había ido de la forma esperada. Todo iba demasiado rápido. ‘’Fue especialmente complicado para mi. Tal vez yo no estaba preparado para el fútbol profesional. Fue muy rápido todo, no estaba listo. Entrenaba con el primer equipo y de golpe estaba en la selección para jugar el próximo partido. Y me encontré con los medios de comunicación. Era demasiado, no estaba preparado’’, recuerda.

Por suerte, la segunda pretemporada con René Weiler ha sido más productiva y entrenador, jugador y club han entendido que las necesidades de Lukebakio son todavía las de un joven que necesita pulir su talento y avanzar paso a paso. La cesión al Sporting Charleroi le garantiza minutos, crecer junto a un entrenador de garantías como Felice Mazzu y competir por entrar en puestos europeos en una liga competitiva como es la belga, que además conoce a la perfección.

La cesión al Sporting Charleroi le garantiza minutos, crecer junto a un entrenador de garantías como Felice Mazzu y competir por entrar en puestos europeos en una liga competitiva como es la belga.

Con todas las facilidades puestas para brillar, Lukebakio cumple con su parte del compromiso. Es la gran atracción de un Sporting Charleroi que juega bien al fútbol y muestra garantías tanto en ataque como en defensa. Su verticalidad y desborde es ideal para un equipo que había perdido fuelle en banda con la veteranía de Clément Tainmont y la marcha la pasada temporada de Diumerci Ndongala. Lukebakio aporta un fútbol diferente, rompedor, capaz de ganar partidos con un regate o un disparo desde la frontal. Sus 1,87m lo convierten en un extremo atípico pero muy vistoso. Es rápido, con gran zancada, y su altura no le impide ser habilidoso con el balón. Es, sin duda, el último gran talento de Neerpede.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Getty Images for UEFA)

*Dodi Lukebakio en un partido de UEFA Youth League con el Anderlecht.