El fútbol en Dinamarca no se puede entender sin los hermanos Laudrup. La importancia de Michael y Brian para que los escandinavos dieran un salto de calidad a nivel internacional es innegable; hijos de Finn Laudrup, seleccionado danés en la década de los Setenta, dieron muestras de su talento desde que debutaron en el Brondby IF.

Michael Laudrup, el mayor de los dos, tuvo una carrera prolífica en clubes europeos. Formó parte del dream team del Barcelona a principios de los Noventa, previo paso por la Lazio y la Juventus en Italia; tras jugar con el club blaugrana fichó por el Real Madrid y tras dos temporadas con los merengues llegó al Vissel Kobe japonés, para finalmente retirarse vistiendo la camiseta del Ajax.

Michael Laudrup tuvo una carrera prolífica. Jugó en clubes como el Barcelona, la Lazio, la Juventus o el Real Madrid

El menor de los Laudrup también jugó en clubes de renombre a nivel europeo. Bayern Munich, Fiorentina, AC Milan y Chelsea fueron algunos de los equipos donde participó, aunque fue en el Glasgow Rangers escocés donde vivió algunos de sus mejores momentos. Siguiendo los pasos de su hermano mayor, Brian culminó su carrera en el Ajax. Jugando como mediocampista ofensivo, Michael ganó rápido reconocimiento gracias a la calidad que demostraba con su visión de juego y sus pases milimétricos. Brian, por su parte, se desempeñaba como delantero y destacó por su velocidad y técnica.

Embed from Getty Images

La década de los Ochenta representó una transformación del fútbol danés a nivel de selecciones. Hasta ese momento Dinamarca solo había participado en un torneo internacional, la Eurocopa 1964; el regreso a la competición continental se dio en 1984 y con ello la convocatoria de Michael Laudrup apenas a sus 19 años. El mayor de los Laudrup también fue considerado para la primera participación danesa en un Mundial. México 86 fue el escenario; Dinamarca calificó como primer lugar de grupo, con Michael en gran forma, pero cayó en octavos de final al ser goleada por España.

Por curiosidades del destino, Brian debutó también a los 18 años con la selección danesa, en 1987. Cinco años después disputó su primer torneo internacional, la Eurocopa 1992, donde Dinamarca hizo historia al coronarse tras llegar como reemplazo de Yugoslavia; a pesar de no marcar, Brian Laudrup fue uno de los jugadores más destacados del cuadro escandinavo. Tuvieron que pasar 12 años para que Dinamarca volviera a una Copa del Mundo. Los daneses terminaron como primer lugar de su sector en la eliminatoria; sus rivales en Francia 98 serían el anfitrión, Sudáfrica y Arabia Saudita.

Por curiosidades del destino, Brian debutó también a los 18 años con la selección danesa, en 1987. Cinco años después disputó su primer torneo internacional, la Eurocopa 1992, donde Dinamarca hizo historia al coronarse tras llegar como reemplazo de Yugoslavia

Michael Laudrup estaba cerca del retiro, pero no dudó en aceptar la convocatoria para participar en el Mundial. Su hermano Brian también fue convocado: por primera vez los hermanos Laudrup compartirían vestidor en un torneo internacional con la selección danesa. La fase de grupos terminó con Dinamarca en segundo lugar del sector, aunque el desempeño dejó algunas dudas. Victoria por la mínima ante los árabes, empate a un gol contra los africanos y derrota 2-1 frente al anfitrión. Un gol de Michael ante Francia y una asistencia de Brian fueron el saldo para los Laudrup tras tres partidos.

Embed from Getty Images

En octavos el rival sería Nigeria. Las expectativas no eran altas para los daneses, pero de los botines de los hermanos Laudrup llegó la explosión. Apenas al minuto tres cayó el 1-0 por conducto de Moller, a pase de Michael Laudrup tras un control magistral; diez minutos después Brian aprovechó un rechace del arquero rival para ampliar la ventaja. Otra asistencia maravillosa del mayor de los Laudrup permitió a Ebbe Sand marcar al 60 y Thomas Helveg incrementó la cuenta al 76; Babangida descontó por los nigerianos para el 4-1 definitivo.

Brasil sería la siguiente prueba para los escandinavos. La presencia danesa en octavos ya era de por sí histórica, y ante ellos se presentaba la posibilidad de dar otra sorpresa. Contra todo pronóstico, Dinamarca tomó ventaja al inicio del juego por conducto de Jorgensen. Los brasileños se mostraban desconcertados por el mazazo inicial y los daneses soñaban con el triunfo. El cuadro sudamericano se sobrepuso pronto y remontó antes del descanso, en parte gracias a un Rivaldo que jugaba a su mejor nivel. A cinco minutos de iniciado el complemento, Brian Laudrup empató el partido y dio esperanza de nueva cuenta a Dinamarca, misma que Rivaldo se encargó de terminar al 60’ con el 3-2 final. El partido ante Brasil representó el fin de la carrera del mayor de los Laudrup.

Brasil sería la siguiente prueba para los escandinavos. La presencia danesa en octavos ya era de por sí histórica, y ante ellos se presentaba la posibilidad de dar otra sorpresa

El Mundial de Francia 1998 se convirtió en un recuerdo muy preciado para el fútbol danés, al alcanzar su mejor resultado en un Mundial hasta la fecha. La posibilidad de ver jugar juntos a Michael y Brian en selección cumplió el sueño de muchos, que disfrutaron la calidad de dos históricos. Cerca de concretar su clasificación a la siguiente ronda de Rusia 2018, los seleccionados daneses buscarán emular el recuerdo de los hermanos Laudrup.

Fuente imagen principal: Agencias.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!