Las películas americanas muestran masas estudiantiles enamoradas de quarterbacks y triplistas pero el deporte universitario en EE.UU. va mucho más allá. El soccer, nuestro fútbol, también se cuela entre el verde que rodea a lugares tan mitificados como Wake Forest, Notre Dame, Duke y Stanford. Y es ésta última precisamente, la universidad de Palo Alto en California, la que durante las últimas tres temporadas se ha alzado con el título de campeón universitario. El responsable de este éxito es Jeremy Gunn, entrenador inglés de los Stanford Cardinal, con el que en una larga entrevista hemos podido filosofar sobre fútbol, formación y el futuro del de la selección de EE.UU.

Stanford ha resultado campeón universitario los últimos tres años, ¿cómo de orgulloso se siente de ello el entrenador de los Stanford Cardinal?

Estoy muy orgulloso de lo que el programa ha conseguido pero siempre tengo la vista puesta en el futuro y estoy ilusionado pensando en el siguiente desafío. Igual cuando tenga 70 años estaré orgulloso de lo que hemos logrado pero ahora mismo sigo pensando en el futuro

En 2017 el equipo femenino de Stanford también se alzó con el campeonato universitario, ¿qué tiene Stanford para haberse convertido en la referencia nacional del fútbol universitario?

Es la primera vez que una misma universidad gana ambos títulos en la misma temporada. Fue algo muy ilusionante para los dos programas. No sabría decirte si este resultado ha tenido o no impacto en el fútbol universitario en Estados Unidos pero para Stanford ha sido algo excepcional. Tanto para el cuerpo técnico como para los jugadores ha sido una gran satisfacción porque hemos trabajado conjuntamente muy duro para lograrlo

En 2017 la Universidad de Stanford se ha alzado con los campeonatos nacionales de fútbol masculino y femenino

La Universidad de Stanford es conocida mundialmente por sus logros académicos (hogar de varios ganadores del Premio Nobel), ¿cómo lográis compatibilizar el proceso de selección de estudiantes brillantes con la necesidad de contar también con buenos jugadores de fútbol?

En mi opinión el camino que lleva al éxito es muy similar en el fútbol, en el estudio y en los negocios. Considero que los mismos valores aplican en todos estos campos. Si una persona es muy competitiva, muy exigente, como estudiante o como hombre de negocios, entonces ese mismo gen competitivo está presente como jugador de fútbol. Obviamente luego está el hecho de la calidad pero creo que la cultura de la exigencia es importante en cualquier cosa que hagas. En Stanford nosotros contamos con gente que trabaja duro y que además tiene una buena actitud hacia el fútbol

Embed from Getty Images

¿Hasta qué punto la voluntad y el esfuerzo diario marcan la diferencia entre los equipos ganadores y aquellos que no lo son?

Considero que ambas cualidades son fundamentales. Por supuesto que las capacidades y la técnica requerida en el fútbol son muy distintas de aquellas que aplican en clase. Si bien, los valores del trabajo duro, del compromiso, de la perseverancia y el hecho de rendir cuentas por lo que se hace, siempre deben tener un papel importante sin importar la tarea que se esté haciendo.

“Las cualidades técnicas son importantes pero el trabajo duro es en todo caso fundamental”

También das charlas motivacionales en empresas de Silicon Valley, ¿son los valores que hacen a un equipo ganador los mismos que llevan a una empresa al éxito?

Lo creo totalmente. Mucha gente en el mundo del deporte tiene un talento innato pero la mayoría de los logros vienen de maximizar tus capacidades y de mejorarlas. Cuando tengo un buen jugador de fútbol, pienso que se puede convertir en un gran jugador a través del trabajo duro y cuando dispongo de un buen equipo, también pienso que se puede convertir en un gran equipo creando la cultura adecuada. En mi opinión, esto aplica de igual manera en los negocios que en el fútbol.

Tus jugadores dicen de ti “él se asegura de que hacemos bien las cosas pequeñas” y una de tus afirmaciones más conocidas es que “sólo tienes que marcar un gol más”, ¿son estas sentencias un claro ejemplo de lo que esperas de tus equipos?

Sí. Pienso, que sin importar cuál es la historia que hay detrás o cuál fue el último resultado, tienes que volver al trabajo tan duro como te sea posible, tan simple como eso. Nosotros ganamos el Campeonato Nacional y en la vuelta a los terrenos de juego trabajamos tan duro como pudimos y eso nos permitió ganar un segundo y un tercer título. Así qué, no te alegres o te entristezcas demasiado por el pasado, sólo céntrate en lo que tienes delante en este mismo momento.

“No te alegres o te entristezcas demasiado por el pasado, céntrate en el presente”

En relación con la pregunta anterior es muy interesante conocer el modo en que tu equipo prepara las tandas de penaltis. Sin portero y todo el equipo mirando al lanzador, ¿por qué?

Bueno, soy inglés así que crecí sabiendo que Inglaterra siempre perdía en los penaltis…De hecho, cuando estaba en Charlotte perdimos tres tandas de penaltis seguidas así que visto lo visto tomé la decisión de estudiar en detalle el proceso del lanzamiento de penalti para así ayudar a mis equipos a ser más exitosos. Da igual que estés intentando ganar un campeonato universitario, el Mundial o la Eurocopa, siempre puedes tener que enfrentarte a una tanda de penaltis. Por ello, y porque considero que se trata de un lance del juego que se puede entrenar de una forma muy diferente al resto de lo que afecta a un partido, trabajamos mucho los penaltis.

Nosotros no queremos llegar a los penaltis, ten eso claro, pero si llegamos a ellos, si el partido es igualado, nosotros queremos pasar y a día de hoy mis equipos llevan una racha de tres partidos en Charlotte y cinco en Stanford donde han vencido en los penaltis, lo que significa que lo estamos haciendo bien. Mi preparación consiste en pedir al lanzador que no se fije en el portero cuando va a lanzar ya que no puedes controlar lo que el portero hace y lo único que puedes asegurar es el golpeo. En teoría, también estaría bien preocuparse por lo que hace el portero, pero en los momentos importantes hay que buscar hacerse la vida tan fácil y libre de complicaciones como sea posible, así que no añadas variables. La acción de tirar un penalti, si eliminas variables, se reduce a lograr el mejor lanzamiento posible. Es como entrenar el gol perfecto o un tiro libre en baloncesto

“En un penalti sólo puedes asegurar el golpeo, no lo que hace el portero”

Entre 1991 y 1994 Bruce Arena ganó 4 títulos universitarios con Virginia antes de convertirse en un exitoso entrenador en la MLS y en seleccionador nacional, ¿cuándo veremos a Jeremy D. Gunn en la MLS?, ¿te marcas este potencial cambio como un objetivo?

Siempre estoy interesado en ponerme retos pero tengo un trabajo maravilloso así que no tendría prisa por dejar Stanford. ¿Si tengo interés en afrontar nuevos retos llegado el momento? Definitivamente sí, pero para ello tienen que alinearse todos los factores. Si la oportunidad adecuada surgiera en el momento oportuno, la consideraría, pero no tengo que andar buscando eso ahora mismo. Entrenar en la universidad es una cosa única, es muy especial y es posible que no encuentre nada parecido en el fútbol profesional. ¿Sería excitante entrenar contra el Tata (Martino) delante de setenta mil personas en Atlanta? Eso sería un privilegio pero como entrenador universitario tienes que enseñar y formar a jugadores mientras que en el fútbol profesional algunas veces es más gestión que formación y a mí me gusta hacer ambas cosas.

En los últimos años Stanford ha dado a la MLS grandes jugadores como Jordan Morris, Brandon Vincent y Thomas Hilliard Arce (segunda elección en el draft 2018), ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes del modelo del fútbol universitario como paso intermedio hacia el mundo profesional?, ¿cómo valoras este modelo en comparación con el modelo europeo que está esencialmente basado en “sólo fútbol” desde edad temprana?

Podría hablar horas sobre esto…hay ventajas e inconvenientes en cada sistema. Estar 100% centrado en el fútbol tiene grandes beneficios pero estar en la universidad también tiene sus ventajas. Creo que en EE.UU. el deporte universitario es muy especial y único. Para el resto del mundo sus modelos tienen sentido, pero en América considero que el deporte universitario tiene un papel muy importante que jugar. En España y en Inglaterra las universidades no gastan millones de dólares en deporte tal y como lo hacen en EE.UU. Aquí tenemos universidades que muchas veces tienen instalaciones increíbles y personal médico de primer nivel y todo para apoyar el deporte. En cierta medida, no sería inteligente no utilizarlas. En los deportes americanos, en baloncesto, en fútbol americano, en beisbol, el sistema universitario funciona increíblemente bien y en parte se debe a que se trata de un ambiente que podemos definir como aislado del resto del mundo. El problema con el fútbol en EE.UU. es que si los equipos domésticos no firman pronto a los jugadores, éstos pueden irse a Europa. Por ello, aunque me encantaría que el fútbol universitario se integrara más en la pirámide del fútbol en EE.UU., entiendo que los equipos profesionales tienen que proteger sus activos saltándose el paso por la universidad.

“Los equipos profesionales protegen sus activos haciendo que los jugadores no pasen por la universidad”

Habiendo dicho esto, yo sigo creyendo que para los jugadores estar en un ambiente universitario es a menudo muy beneficioso ya que a veces les permite madurar de una manera diferente a la que les correspondería si fueran sólo jugadores profesionales. En mi opinión los jugadores pueden mejorar como jugadores de fútbol de muchas manera incluso cuando no están en el terreno de juego. Entender otras áreas de la vida les ayuda a ser mejores jugadores. Yo entiendo que no es válido para todo el mundo pero el fútbol universitario tiene un carácter único dentro de América y, aunque creo que es bueno que los entrenadores americanos vayan fuera a formarse, también pienso que el resto del mundo puede aprender algo de América a partir del fútbol universitario. Los jugadores que van a la universidad viven un ambiente increíble y en ocasiones, como he comentado, esto les hace más maduros. Cuando a la edad de 16 tomamos decisiones sobre un futuro jugador profesional, quizás estamos saltándonos el último escalón de su formación

En tus declaración muestras mucho orgullo por lo que Jordan Morris está haciendo en la MLS. ¿Será Jordan Morris uno de los líderes de la selección de EE.UU. en su camino a Qatar 2022?

No es mi trabajo decidirlo pero si me preguntas si puede serlo, sin duda sí. Él es un jugador excelente y para entonces será un jugador todavía más experimentado así que tiene la puerta abierta para lograrlo. Jordan tiene las capacidades para ser uno de esos jugadores líderes pero el tiempo lo dirá. Fue rookie del año hace dos temporadas y aunque este año ha tenido problemas con las lesiones yo espero de él que se convierta en uno de los futbolistas más importantes de Estados Unidos. A día de hoy él está en camino de ser uno de ellos pero, de nuevo, muchas cosas cambian de un año para otro (la entrevista tuvo lugar con anterioridad a que Jordan Morris se lesionara y dijera adiós a la temporada en la MLS)

Embed from Getty Images

Este verano la selección de EE.UU. no estará en el Mundial y me gustaría saber cuál es tu opinión sobre este fracaso. ¿Fue sólo mala suerte en el último partido en Trinidad y Tobago o fue el resultado de debilidades estructurales del fútbol en EE.UU?

Al 100% te diría que no es el reflejo de debilidades del sistema. Para ganar un Mundial el sistema del fútbol en EE.UU. puede tener que cambiar pero clasificarse dentro de la Concacaf no depende de ello. En el fútbol, como en cualquier otro deporte tienes altibajos y este fracaso fue una de esas cosas que a veces pasan. En absoluto es mi intención criticar a Jurgen Klinsmann, Bruce Arena o a los jugadores ya que se trata sólo de resultados. Si miras alrededor, esto mismo les ha pasado a otros muchos países pero aún así no debería haberle sucedido a EE.UU. Otro aspecto que pienso no ayudó a la selección fue el momento por el que pasaban las carreras de algunos de sus principales jugadores. Ellos estaban en la fase final de sus vidas deportivas habiendo superado ya el momento álgido de las mismas. Tim Howard, Jozy Altydore, Clint Dempsey…hace diez años estaban hambrientos pero ahora están en sus últimos años y eso no ayudó.

“Muchos de los jugadores de la selección de EE.UU. no estaban tan hambrientos como hace diez años”

Gestionar cambios generacionales en una plantilla siempre es muy difícil y el que mejor ha sabido hacerlo es Sir Alex Ferguson. En el Manchester United gestionó cuatro o cinco grupos diferentes y siempre tuvo éxito. Él supo entender que cuando el rendimiento de un jugador empieza a bajar, aunque a veces éste se estabilice temporalmente, siempre acaba por terminar bajando más y más. Él parecía saber exactamente cuándo prescindir de jugadores incluso a pesar de que la afición no entendiera sus decisiones. Sabía cuando era el momento correcto para incorporar nuevos jugadores hambrientos y con la selección nacional deberíamos haber hecho eso mismo. España en el Mundial de Brasil es un claro ejemplo, había tenido el mejor equipo que el mundo hubiera visto pero para cuando llegó este campeonato los jugadores ya empezaban a estar en declive

Podemos discutir durante horas sobre qué debería haber cambiado en la selección pero para ser honesto, no hay que hace grandes cambios para volver atrás en el tiempo y obtener un buen resultado en Trinidad y Tobago. Y eso mismo aplica para aquellos otros partidos que se tenían que haber ganado y no se hizo. La no clasificación no significa que todo estuviese mal. Jurgen Klinsmann y Bruce Arena hicieron un trabajo fantástico pero desafortunadamente el resultado no fue el esperado

¿Dónde ves a la selección de EE.UU. y al fútbol Norteamérica en el medio plazo?

Soy inglés pero he vivido la mayoría de mi vida en EE.UU, se trata de mi país de adopción, así que quiero que ganen tanto la selección de Inglaterra como la de EE.UU. Para que EE.UU. se convierta en una gran potencia será necesario todavía más crecimiento del fútbol en EE.UU pero soy optimista. El resto del mundo generalmente mejora y el fútbol es cada vez mejor pero en EE.UU. el fútbol crece más rápido que en el resto del mundo. En España o en Inglaterra todo los jugadores y aficionados han jugado al fútbol o saben de fútbol y seguro que todos han crecido con fútbol en la TV. Sin embargo, ésta es la primera generación en EE.UU. en la que el fútbol ha sido accesible para los jugadores jóvenes. Los padres juegan al fútbol y los niños ven fútbol en la TV así que, en mi opinión, las perspectivas de crecimiento son mayores en EE.UU ahora mismo que en cualquier otro lugar del mundo. Y esto ayudará al fútbol más que cualquier cambio en la estructura del sistema.

En ocasiones has sido crítico con el esquema de liga cerrada de la MLS en la que no hay ni ascensos ni descensos, ¿consideras que este modelo limita de alguna forma el crecimiento del fútbol en EE.UU.?

Pienso que de alguna manera puede hacerlo y, además, creo que no contar con ascensos y descensos limita algo la emoción de la temporada. Si bien, EE.UU. es un país enorme y por ello cuenta con algunas limitaciones geográficas que dificultarían implementar el sistema de ascensos y descensos. En EE.UU., por ejemplo, sería muy duro para el fútbol perder en la MLS a una gran ciudad y reemplazar a ésta por un equipo más pequeño de otra localidad. Yo estoy a favor de los ascensos y los descensos pero creo que es difícil llevar a cabo esto en EE.UU. De nuevo vuelvo al mismo argumento, EE.UU. no puede copiar a otros países en todo porque se trata de un país diferente. Si piensas cómo funcionan las federaciones de fútbol, verás que en algunos países los jugadores jóvenes viajan a concentraciones de la selección incluso semanalmente y esto es imposible en EE.UU. Aquí conducir de una punta a otra del país lleva cuatro días y es por eso que tiene sentido cómo funciona la MLS. Añadir ascensos y descensos puede que a fin de cuentas no sea financieramente razonable para el desarrollo del fútbol en EE.UU.

Tu familia en Inglaterra apoya al Leeds United, ¿cuándo veremos a los de Ellan Road de vuelta en la Premier League?

Sobre esto te puedo contar una anécdota. Hasta que llegué a Palo Alto con 40 años, nunca en la vida me había puesto una camiseta roja (en referencia al Manchester United). La gente de países pequeños entiende este tipo de cosas perfectamente pero EE.UU. es de nuevo diferente. Aquí tú puedes tener un equipo favorito de fútbol americano, un equipo de beisbol, un equipo de baloncesto e incluso puedes apoyar a una universidad en diferentes deportes mientras que en el resto del mundo tienes un único equipo favorito y a menudo incluso no lo has elegido tú, es un asunto de familia. Yo siempre he sido seguidor del Leeds pero desafortunadamente, o afortunadamente diría, ahora no paso mucho tiempo viendo jugar al Leeds. Disfruto más viendo la Premier League y el gran fútbol que se juega allí. El Leeds va de un problema a otro e incluso ahora, con mayor estabilidad financiera, se les ocurre sacar un nuevo escudo que resulta del todo inapropiado…es terrible. No lo sé, me preguntó por qué el Leeds no es comprado por otro inversor que ayude al equipo a volver a estar arriba.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!