El Benfica se presenta en Europa con un joven aparentemente desconocido. Llama la atención de los cazatalentos de Manchester, y un maletín lleno de billetes hace acto de presencia en Lisboa. Esta sinopsis puede pertenecer al traspaso que llevó a Victor Lindelöf al Manchester United, pero sin embargo es posterior a este suceso. La historia la escribe, en esta ocasión, la última perla de la cantera de las águilas, llamada Ruben Dias. Pero antes de hablar de lo que puede depararle el futuro, se han de exponer los antecedentes más inmediatos. para poder dibujar los paralelismos entre ambos futbolistas y componer un rápido perfil del tipo de jugador que tiene Rui Vitoria entre manos. Precisamente, el técnico del Benfica fue de los primeros en pronunciarse ante los rumores de un posible trapaso:

“Ruben Dias es un joven que, como otros que tenemos en el club, está teniendo una progresión inmensa, y evoluciona de forma significativa. Cuando hacen dos o tres partidos, los jóvenes muestran signos de una evolución evidente. Él tiene aún 20 años. Va a crecer mucho y queremos que se quede muchos años con nosotros, porque todo ello viene de la formación que está experimentando, y queremos que esta continúe. Sobre su futuro, no puedo decir nada, porque no es mi área” – Rui Vitoria, entrenador del Benfica

Con Victor Lindelöf, el Benfica ganó un proyecto de futbolista que le llevaba a ser entusiasta con el presente e ilusionarse con el futuro. Desde su llegada en 2012, hasta el momento de su marcha en 2017, se cocinó lentamente un jugador determinante sobre el campo, que más allá de su nivel futbolístico, daba a su equipo un empuje en la faceta mental. El sueco era el primero que daba voces a sus compañeros para que se colocasen como era debido y el que más coraje le ponía a cada salto a balón parado. En definitiva, un líder. Y esto, tratándose de un chico que empieza a despuntar en todo un histórico como el Benfica, compartiendo puesto con Luisao, una institución del club, tiene un mérito muy grande.

Embed from Getty Images

Por todo ello, sabiendo lo que cuesta volver a dar con otro jugador de la proyección del sueco, la irrupción de Ruben Dias es aún más especial si cabe. Las características que le definen guardan similitud con las de Lindelöf. Ha pasado por todas las categorías inferiores del Benfica, y su adaptación ha sido rápida, respondiendo satisfactoriamente ante el reto que supone hacer suya esa plaza de central titular, y mantener el nivel que se espera de él. Es rápido, fuerte, y siempre contundente en sus acciones. Nunca duda a la hora de ir al corte, y en caso de hacerlo, no se complica ni un ápice. Si se siente presionado o falto de apoyos, la juega en largo sin dudarlo.

El abanico técnico y físico de Ruben Dias se complementa con su fuerza mental. Si bien era mencionado anteriormente el carácter enérgico de Lindelöf, en el caso de Ruben Dias no es muy diferente. No acostumbra a tener desconexiones durante el partido, y rara vez se ve superado por una situación adversa. Esto escribió sobre él Tomàs Martínez, periodista de MarcadorInt, tras verle jugar con Portugal en la EURO Sub 19, celebrada en Alemania ese mismo año: “En el primer partido, en el que Portugal salió a jugar con cierta apatía y se vio sorprendida por Austria por un gol muy tempranero, Ruben Dias fue uno de los pocos futbolistas que salió a relucir su carácter en los momentos complicados. Contundente en los cruces y poderoso en el juego aéreo, siempre estaba preparado para salir a la ayuda de sus compañeros”.

Las comparaciones entre Ruben Dias y Lindelöf son inetivables. Pero, por mucha coincidencia que exista, Ruben Dias está dispuesto a escribir su camino

Una primera impresión que resulta ser la mejor radiografía que puede hacerse del canterano del Benfica. Porque cuando le ves jugar, es la percepción más inmediata que capta cualquier retina. La de un líder. Por esta cualidad, y por todas las anteriores, además de otras más superficiales y no mencionadas, como puede ser que coinciden en estatura o pie, las comparaciones entre Lindelöf y él son inevitables. Pero, por mucha coincidencia que exista, Ruben Dias está dispuesto a escribir su camino. El brazalete de capitán aguarda mientras el joven sigue creciendo.

Fuente imagen principal: CARLOS COSTA (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!