El universo Red Bull es una fábrica constante de talento joven, ya sea en Austria, Alemania, Estados Unidos, Ghana o Brasil. Con una excelsa red mundial de ojeadores van captando desde edades muy tempranas a futbolistas con potencial y les van puliendo poco a poco, sin prisas y sin presión para que desarrollen todo su talento. Sin ir más lejos, el Red Bull Salzburg es al actual campeón de la UEFA Youth League, la Champions juvenil.

En ese contexto ha crecido Duje Caleta-Car, el magnífico central croata del Red Bull Salzbug. El FC Liefering, equipo satélite del RB Salzurg, lo captó en 2014 del FC Pasching de Tercera Divisón de Austria a donde llegó del HNK Sibenik de su ciudad natal. En el HNK llegó a debutar en Segunda División croata con tan sólo 16 años.

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa

En la misma temporada de su llegada, ya debutó en Bundesliga con el primer equipo, pero fue la temporada 15/16, de la mano de Óscar García, cuando se asienta en el RB Salzburg disputando 31 partidos de liga enteros. Su magnífico rendimiento le llevó a renovar su contrato hasta el año 2020, pero todo el mundo sabe que no estará en Austria hasta esa fecha.

Con la salida de Upamecano en dirección Leipzig en el mercado invernal de la temporada pasada, Duje pasó a ser desde entonces el jefe de la defensa y es pieza indispensable para Marco Rose en la excelente campaña del RB Salzbug, camino de su quinto doblete nacional consecutivo. Pero sin duda, donde han dado un salto es en Europa, plantándose en cuartos de final de la Europa League tras deshacerse de forma brillante de la Real Sociedad y el Borussia Dortmund y sin perder ni un solo encuentro. Caleta-Car sólo se perdido 5 partidos en todas las competiciones, tres de ellos por sanción, lo que habla a las claras de fortaleza física.

Embed from Getty Images

Salvando todas las distancias, Caleta-Car se asemeja en su fútbol a Gerard Piqué al que él mismo define como el mejor central de Europa. Hablamos de un central muy alto (1,92 m), que juega en un equipo de toque, ofensivo, con laterales de largo recorrido que muchas veces dejan a los dos centrales como únicos defensores, sobre todo en los partidos de casa. Ahí asume grandes responsabilidades que maneja bien, debido a su inteligencia y comprensión del juego. Además, su envergadura le permite dominar el juego aéreo, en las dos áreas, aunque por el contra, le resta agilidad y sufre ante delanteros rápidos y móviles. Como Gerard, sabe sacar el balón jugado desde atrás con una alta eficacia en el pase y, aunque es diestro, sabe manejar ambos perfiles.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán, de hecho, para mucha gente fue una sorpresa que no se uniera en el pasado mercado estival a los Naby Keita, Ilsanker, Upamecano o Sabitzer que ya han recorrido ese camino.

El futuro del croata está escrito y su siguiente paso debe ser el hermano mayor alemán

Antes de todo eso, en la mente de Caleta-Car está el mundial de Rusia. A sus 21 años ha recorrido todas las categorías inferiores de la selección ajedrezada, pero aún no se ha debutado con la absoluta aunque sí fue convocado en octubre de 2015 para los partidos de clasificación de la Euro 2016 ante Bulgaria y Malta. Una Euro a la que se quedó a las puertas de acudir ya que estuvo en la preselección de 26 jugadores de la que se cayó a última hora junto a Halilovic y Livakovic. Aunque Zlatko Dalic tiene el equipo bastante definido, Caleta-Car sueña con meterse en la lista definitiva por delante de Jedvaj o Matej Mitrovic toda vez que Lovren, Vida y Corluka parecen fijos. Si no es en Rusia, será en Qatar, porque Duje Caleta-Car está llamado a marcar una época en su selección

Fuente imagen principal:  Stuart Franklin (Bongarts/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!