La cordillera de las Cascadas surge al sur de la provincia canadiense de British Columbia y se desplaza, ya en suelo de Estados Unidos, por los estados de Washington y Oregón. Como si de una columna vertebral se tratara, la cordillera de las Cascadas une sucesivamente las tres principales ciudades del noreste del Pacífico (Vancouver, Seattle y Portland) conformando lo que se conoce como región de Cascadia. Un territorio diferente, alejado del estereotipo americano hasta tal punto que en él, aunque de forma tímida y menor, hay cabida incluso para un embrión de movimiento independentista. La región de Cascadia es culturalmente especial y cuando toca hablar de deporte no podía ser menos.

Vancouver, Seattle y Portland son las principales poblaciones de la Región de Cascadia y sus habitantes, a pesar de pertenecer a países diferentes, comparten una identidad propia y muy arraigada

Dejándose llevar por la fiebre del fútbol que vivió Norteamérica en los 70, Vancouver, Seattle y Portland apostaron entonces por armar sus propios equipos de soccer. Desde entonces y hasta la actualidad, acompañando al crecimiento del fútbol en ambos países, la pasión por el deporte rey en estas tres ciudades no ha parado de aumentar. Hoy día fútbol y Cascadia viajan de la mano y lo hacen hasta tal punto que la rivalidad entre estas tres ciudades pasa por ser la más caliente de la Major League Soccer (“MLS”). Fruto de esta creciente rivalidad y avivada por el hecho de la proximidad, Seattle está sólo a tres horas en coche tanto de Vancouver como de Portland, surgió en 2004 el trofeo que se conoce como Cascadia Cup.

Embed from Getty Images

La Cascadia Cup es un trofeo singular en Norteamérica. Para empezar, al contrario que el resto de rivalidades en el mundo del fútbol, la Cascadia Cup implica no a dos sino a tres equipos. Como si de una liguilla se tratara, Vancouver Whitecaps, Seattle Sounders y Portland Timbers, compiten por sumar el mayor número de puntos posibles en los enfrentamientos directos que disputan durante la fase regular de la MLS. El equipo victorioso es quien se alza con este preciado trofeo y lo hace para alegría de unos aficionados que conceden a la Cascadia Cup un valor sentimental muy alejado del que cabría esperar de un título no oficial.

La Cascadia Cup es la rivalidad más intensa de la MLS. Alzarse con el trofeo es un objetivo prioritario para todos los aficionados de la Región

Sin embargo, la singularidad de la Cascadia Cup va mucho más allá de ser sólo una competición entre tres equipos vecinos. El carácter especial de este torneo reside en que se trata de un trofeo hecho por y para los aficionados. Su creación en 2004 no fue cosa de la dirección de estos tres equipos ni de la propia MLS, siendo fruto exclusivamente de una iniciativa conjunta de los principales grupos de animación de Whitecaps (Vancouver Southsiders), Sounders (Emerald City Supporters) y Timbers (The Timber Army). La Cascadia Cup es una competición de supporters, ajena a estamentos formales, y que permanece así a pesar del afán de la MLS por hacerla suya (esta iniciativa chocó con la oposición frontal de sus fundadores). Por ello, como no podía ser de otra forma, el trofeo del campeón no descansa en las vitrinas del club vencedor. Son los aficionados de éste quienes ejercen de orgullosos custodios del mismo hasta el fin de la siguiente edición. En Seattle, por ejemplo, quien quiera hacerse una foto con el trofeo tiene que acercarse al bar donde se juntan los miembros de los Emerald City Supporters

Embed from Getty Images

Hasta la fecha Vancouver Whitecaps es quien más veces se ha alzado con el trofeo, en un total de seis ocasiones, mientras Seattle Sounders y Portland Timbers lo han alcanzado sólo en cuatro temporadas cada uno. Sin embargo, aunque resulte paradójico, es entre estas dos últimas ciudades donde con mayor intensidad se siente la rivalidad de la Cascadia Cup. Tanto los partidos en Providence Park, donde la Timber Army a menudo adorna con espectaculares tifos el recibimiento a sus vecinos del norte, como los encuentros disputados en el CenturyLink Field, donde se han juntado más de 67.000 espectadores para ver un Sounders vs. Timbers, son posiblemente los partidos más intensos de la MLS y un destino futbolístico ineludible para quien quiera entender la pujanza del fútbol en Norteamérica.

Portland y Seattle son dos ciudades con muchas similitudes pero que aprovechan el fútbol para poner de relieve aquello que les diferencia. El deporte rey es su única vara de medir ya que las dos ciudades del sur de Cascadia no compiten al máximo nivel en ningún otro deporte profesional. La orgullosa Portland de finales del XIX y principios del XX se vio pronto superada en tamaño y riqueza por Seattle, la fiebre del oro tuvo mucho que ver con ello, y desde entonces lleva luchando por recuperar su posición de liderazgo en la región. La ciudad de Nike, Intel y Columbia contra la ciudad de Amazon, Microsoft y Starbucks, la ciudad que ganó su primera MLS Cup en 2015, frente a sus rivales de Seattle que un año después, como si no pudieran soportar verse superados por Portland, se alzaron también con su primera MLS Cup. Una rivalidad entre pares que curiosamente tiene a un tercero, Vancouver Whitecaps, como el equipo más exitoso cuando toca hablar de la Cascadia Cup.

Fuente imagen principal: Agencias.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!