El Olympique de Lyon lo tuvo claro este verano cuando dejó salir de su centro del campo a Gonalons, Tolisso y Sergi Darder. En su mente estaba darle galones a Lucas Tousart y hacerse con los servicios de Tanguy Ndombèlé para formar un doble pivote de lo más excitante que nos podemos encontrar por Europa. Los dos además de liderar el centro del campo del Olympique también conforman junto a Máxime López la medular de la selección francesa sub-21.

Nacido en Longjumeau, a la afueras de París, hace justo 20 años, el camino de Ndombèlé hacia la élite no ha sido fácil. Dio sus primeros pasos en el ESA Linas-Montlhéry, pero pronto pasó al centro de formación del EA Guingamp, de donde fue rechazado a los 17 años, hecho extraño teniendo en cuenta el buen ojo del conjunto bretón. El Amiens aprovechó el regalo y lo reclutó para sus categorías inferiores donde jugó dos temporadas. En ellas hubo problemas de adaptación, de sobrepeso, pero el Amiens tuvo paciencia con él sabedor que tenía una joya entre manos. “El camino ha sido largo,pero al final él entendió que debía trabajar para llegar al máximo nivel. Ahora está imbuido del valor del trabajo y ve al entrenador como un aliado en su progreso. Ha realizado un curso excepcional de madurez “, comenta Patrice Descamps director del centro de entrenamiento de Amiens.

”Él tiene una calidad mental extraordinaria. Tiene 20 años, juega en el Parque de los Príncipes frente a 50 000 personas e intenta lo mismo que hace en los entrenamientos. Tan pronto como vi a este jugador, me dije que nunca había tenido un jugador de éste nivel” – Christophe Pélissier, su ex técnico en Amiens

En octubre de 2016 firmaba su primer contrato profesional con el Amiens y pasaba a formar parte de la primera plantilla para la temporada 16/17, convirtiéndose en una pieza indispensable en el engranaje de Christophe Pélissier. Jugó 30 partidos en Ligue 2 ayudando de lograr un histórico ascenso a la máxima categoría del fútbol francés. Por primera vez en su historia el Amiens SC jugaría Ligue 1, aunque Ndombèlé volaría pronto. Jugó los tres primeros partidos con su equipo, entre ellos una exhibición en el Parque de los Príncipes antes el PSG, pero en el último día del mercado estival fue transferido al Olympique de Lyon por un cesión valorada en 2 millones de euros con opción de compra de 8 millones al final de la presente campaña.

Embed from Getty Images
El debut con su nuevo equipo fue, de nuevo, en París donde repitió exhibición. En la ciudad de la luz mostró todas su virtudes, dominando el centro del campo con una exhuberancia física imponente, estrelló un zapatazo en el larguero y el millonario conjunto de Unai Emery sólo pudo doblegar el Lyon cuando Tanguy abandonó el terreno de juego. en el minuto 72. Tras ello, llegaron los dos goles del PSG. Para Pélissier, su ex técnico en Amiens, todo esto no sorprende: “Él tiene una calidad mental extraordinaria. Tiene 20 años, juega en el Parque de los Príncipes frente a 50 000 personas e intenta lo mismo que hace en los entrenamientos. Tan pronto como vi a este jugador, me dije que nunca había tenido un jugador de éste nivel”.

Ndombèlé es un box to box muy dinámico, diestro, dotado técnicamente que lee muy bien el juego y sabe posicionarse muy bien para robar. Puede jugar de interior bien en 4-4-2 o en 4-3-3, pero no es pivote posicional pues le cuesta mantener la posición pero se entiende tan bien con Tousart, que es más fijo. De su sociedad con el canterano dijo recientemente. “Todo va bien, esto es solo el comienzo. Mis compañeros de equipo me han integrado bien, es gracias a ellos lo que me sucede. No me siento abrumado por los acontecimientos, sigo centrado en el fútbol. Lucas Tousart es un jugador más defensivo que me permite ser más libre y moverme más regularmente, nos llevamos bien “.Su potencia física le permite abarcar mucho campo y salir a presionar muy arriba y con mucha intensidad. Desde sus inicios se le compara con Paul Pogba y su juego se asemeja, aunque a Ndombèlé le falta gol. Ofensivamente no produce todo lo que debería ya que bate lineas con facilidad pero le cuesta encontrar los caminos del gol ya sea con disparos o con asistencias. Nada que no se pueda solucionar con la cultura del esfuerzo que le inculcaron en Amiens.

Fuente imagen principal: Getty Images

Share This

Compartir

Share this post with your friends!