Está claro que los miembros del staff técnico de la selección de fútbol de Nigeria tienen puesto un ojo cada fin de semana en la liga belga. En la última convocatoria estuvieron William Troost-Ekong (ex KAA Gent) o Wilfried Ndidi (ex Genk), así como Uche Agbo (Standard Liége) o Henry Onyekuru (Anderlecht), y en fechas internacionales anteriores estuvieron Kingsley Madu (Zulte Waregem) o Moses Simon (KAA Gent). Además, futbolistas como Samuel Kalu (KAA Gent) o Dennis (Club Brugge) están en la lista para futuros llamados. Precisamente, Emmanuel Bonaventure Dennis (15.11.1997) es el protagonista de este artículo.

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país

En julio de 2017, el Club Brugge pagaba millón y medio de euros por el joven atacante nigeriano al Zorya Luhansk ucraniano. A la Premier League de Ucrania había llegado en 2016 y los seis tantos anotados en la máxima división del fútbol ucraniano le hacían valedor de consolidarse como uno de los grandes talentos extranjeros del país. ”Veloz y agresivo. Si me piden describirle en dos palabras utilizo esas dos. Su paso por Ucrania no ha sido del todo fácil. Al llegar, tuvo sus faltas disciplinarias, que le llevaron a entrenar y jugar más de dos meses con el segundo equipo del Zorya Lugansk. Ante la falta de jugadores de ataque, y de gol, volvió al primer equipo. En su vuelta tardo otros dos meses en afianzarse como jugador titular. Muy inquieto, su toma de decisiones fue más que discutible. Aspecto en el que aún debe mejorar mucho. Como finalizador tampoco destacó muchísimo en todo el tiempo que jugo en Ucrania. Marco goles, pero su hiperactividad le cuesta goles cuando encara la portería rival”, explica Abraham Campomar, periodista y analista para la televisión ucraniana, a Underground Football. ”En lo que demostró poder ser un jugador con enorme futuro, ha sido los desmarques y primeras presiones. Ahí sí que es un jugador muy destacable. La espalda de la defensa para el es un pastel en la puerta de un colegio. Pica siempre tirándose a la banda izquierda, para sacar el disparo con la derecha. Su movilidad en punta saca siempre a los centrales de posición. Físicamente es un toro, y cuesta chocar contra él. Le gustó y se gustó jugando con el equipo más estirado. En la asociación no es muy bueno, pero busca apoyos y los da”, añade.

Con su llegada, el Club Brugge esperaba fichar un proyecto de futuro pensando en volver a pelear por el título de liga aquella misma temporada, pero, sobre todo, asentando las bases para ganar de forma repetida en las próximas campañas. Sin embargo, desde el primer momento destacó. Así presentaba Sergiy Serebrennikov, ex futbolista del Club Brugge e internacional por Ucrania, al joven talento nigeriano en su presentación como nuevo fichaje del equipo flamenco: ”Dennis es un jugador con mucho potencial. Hizo un gran progreso en poco tiempo y semanalmente demostró ser uno de los mejores jugadores de la liga. Es un atacante muy rápido que puede romper con una acción individual y que es impredecible. Es ambicioso y ya demostró ser un ganador. Fue muy importante para su equipo en la lucha por un billete europeo. Muchos equipos estaban interesados ​​en él”.

Embed from Getty Images

Especialmente impactantes fueron sus primeros partidos con la camiseta del Club Brugge. Con apenas 19 años se presentaba como el futbolista más desequilibrante de un frente de ataque que ya empezaba a buscar el reemplazo de José Izquierdo. Y parecía haberlo encontrado, aunque en un perfil diferente, en la persona de Dennis.

Marcó un gol en el partido de ida de la previa de Champions League ante el Istanbul Medipol Basaksehir, con un gran disparo desde la frontal. Tres días después hizo doblete en la primera jornada de liga (0-4 vS Lokeren), con dos tantos donde demostró su capacidad para romper a las defensas aprovechando su velocidad y destrozando a los centrales con balones al espacio o a la espalda de los mismos. En la jornada tres marcaría y asistiría, en la jornada cuatro volvería a marcar. Únicamente una lesión, que lo tuvo ausente varias semanas de los terrenos de juego, pudo frenar su meteórico ascenso.

Asentado en el 1-3-4-1-2 de Ivan Leko, Dennis ha demostrado ser un delantero totalmente complementario a sus compañeros. Sobre todo a Wesley Moraes, su acompañante en el frente de ataque. Wesley es un delantero centro al uso, tradicional. Un portento físico que fija a los centrales y abre espacios a Dennis gracias a su lucha sin fin con los hombres que lo marcan. Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba.

Dennis cae a banda, baja a recibir al centro del campo, tira desmarques… Es un delantero centro que aporta movilidad y desequilibrio al equipo, sentenciando a las defensas rivales cuando tiran el fuera de juego demasiado arriba

A día de hoy (4.12.2017) las cifras de Dennis (once goles y dos asistencias en 20 partidos) son notables y han generado el interés de numerosos clubes europeos en su fichaje, además del pensamiento generalizado de, porqué no, participar en la próxima Copa del Mundo con Nigeria si mantiene el alto nivel en el equipo que más opciones tiene de levantar el título en la liga belga.

Fuente imagen principal: Belga Photo News.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!