El mundo de la tauromaquia, tan criticado como amado en nuestro país en la actualidad, ha tenido en no pocas ocasiones a lo largo de la historia lazos de unión con el del balompié. Hubo una época en la que las plazas de toros en España tenían mayor afluencia que los modestos estadios de fútbol y en la que futbolistas y toreros compartían protagonismo en las páginas de los principales periódicos del país.

Pero, al igual que hay futbolistas cuya influencia va más allá de los terrenos de juego y hay clubes cuya trascendencia sobrepasa lo deportivo, existieron y existen toreros que nunca renunciaron a los colores de su equipo de fútbol y cuya significación con la entidad rebasó a la del simple aficionado. Es el caso de Ignacio Sánchez Mejías… y su Betis. 

En primer lugar conviene ahondar en la figura de Ignacio Sánchez Mejías. Este torero, nacido en Sevilla el 6 de junio de 1891, fue más que un simple matador de toros. Hablan de él, y no me atrevo a rebatirlo, que era una grandísima figura en el toreo de aquella época, pero además de dedicarse a la tauromaquia, Sánchez Mejías era una persona con muchísimas inquietudes, ya que a lo largo de su vida escribió varios ensayos de teatro y se codeó con la Generación del 27, siendo mecenas de algunas de las reuniones que organizaron en Sevilla para conmemorar la muerte de Góngora. Además de interesarse por la literatura y la poesía, Sánchez Mejías fue también actor de cine, jugador de polo, presidente de la Cruz Roja y automovilista.

Sánchez Mejías granjeó una gran amistad con la Generación del 27

En 1928 aparece en su vida el Real Betis Balompié, un club de fútbol que, según él mismo comentaría, le generaba mucha simpatía al “haber coincidido en varias capitales de España, haciéndome pasar con sus actuaciones ratos muy agradables” . Sánchez Mejías, que ya por aquel entonces era una eminencia en Sevilla, era propuesto en los primeros meses del mismo año para tomar la presidencia del club a la que accede en mayo de 1928 tras la celebración de la asamblea de socios. 

  • Facebook
  • Twitter

Ignacio Sánchez Mejías. Fuente: EFE.

Eran los primeros años del profesionalismo y el Betis había conquistado a principios de año la primera Copa de Andalucía de la historia, el torneo de mayor repercusión de la época en la zona, teniendo en cuenta que la Copa del Rey no era disputada por todos los equipos y que todavía no se había comenzado a disputar el Campeonato Nacional de Liga, que arrancaría la temporada posterior con el conjunto verdiblanco partiendo desde la Segunda División y con el claro propósito de ascender cuanto antes a la máxima categoría.

Sánchez Mejías puso los cimientos del Betis subcampeón de Copa y del primer ascenso a Primera División del cuadro verdiblanco

El presidente-torero estuvo al frente del cuadro bético poco tiempo (abandonó la directiva del club en septiembre de 1929), pero sus decisiones al frente del club fueron de calado. Con Sánchez Mejías de presidente, el Betis inauguró el Campo del Patronato, conocido como Campo de las Tablas Verdes con un campo de entrenamientos anexo. Además trató de promover el deporte en la ciudad mediante el apoyo a las secciones de pedestrismo, ciclismo, frontón, esgrima, boxeo y náutica, consiguió que el Europa, club puntero de la época, disputara un partido en Sevilla ante el conjunto verdiblanco y planeó la construcción de un casino en el que únicamente tenían permitido el accesso los socios del Betis.

Sánchez Mejías era consciente de que el mundo del toro, que tanto le había dado, y el del fútbol, de popularidad creciente en la España de la época, se miraban con recelo, y para limar asperezas organizó una corrida en la Plaza de Toros de la Maestranza de Sevilla a la que sólo pudieran acceder socios del club que presidía por aquella época. 

  • Facebook
  • Twitter

El campo del Patronato, remodelado e inaugurado bajo la presidencia de Sánchez Mejías. Fuente: Manquepierda.com

Durante su época como presidente del Betis, destacó también por pelear contra varias instituciones en busca de la igualdad. Célebres son sus disputas con el Sevilla FC, club del que fue expulsado -era socio de ambos clubes, algo normal en la época-y con las federaciones andaluza -Federación Regional Sur en la época- y española.

Sánchez Mejías fue expulsado como socio del eterno rival por actos realizados en contra del Sevilla FC, acordándose por unanimidad

Curiosa es su relación con el eterno rival, puesto que hay quien afirma que en origen, Sánchez Mejías era sevillista y que reflotó al Betis como un favor a unos amigos. Bajo su presidencia, se llevó a cabo la inauguración por parte del club blanquirrojo del Estadio de Nervión con un partido entre Sevilla y Betis que se acabó llevando el club verdiblanco por 1-2. En la temporada 1928-29, primera del Campeonato Nacional de Liga en la que ambos estaban en Segunda División el Sevilla fue campeón de la categoría y consiguió el ascenso, mientras que el Betis finalizó la temporada en la sexta posición.

Tras abandonar la presidencia fue nombrado presidente de honor del club y tomó parte, ya desde la sombra, de las decisiones del club hasta 1931, año en el que comienza el curso en el cual el Betis consigue el ansiado ascenso a Primera División tras ser subcampeón por primera vez en su historia de la Copa del Rey.

Sánchez Mejías, que se había retirado del mundo del toro antes de tomar el mando del Betis, vuelve al ruedo y en 1934, en una corrida celebrada en Madrid en agosto, fallece tras una cornada. Siete meses después de su muerte, el Real Betis Balompié conseguiría su único título de Liga logrado hasta ahora.

Por su destreza sobre los ruedos, como literato, como persona solidaria, haciendo progresar al Betis o simplemente por su carácter polifacético, Sánchez Mejías sigue siendo recordado a menudo en la ciudad de Sevilla. Como ejemplo, paseando por la famosa Feria de Abril, se puede observar cómo una de las calles del recinto ferial recibe el nombre de este gran personaje de la primera mitad del siglo XX.

Fuente imagen principal: Diario AS. 

Fuente histórica principal:

Share This

Compartir

Share this post with your friends!