Es costumbre en Portugal que el futbolista crezca en suelo local y vaya formándose bajo la tutela de aquellos que más saben, educándose en valores y perfilando su manera de jugar hasta que esté totalmente preparado para algo más. Una vez llegado a este punto, encuentra un contexto favorable para sus intereses, pasando a formar parte de una competición que premia como nadie el descaro de los jóvenes. Por eso, el caso de Bruno Fernandes resulta ser tan especial, y a la vez anecdótico. Hay veces que toca abandonar el nido antes de tiempo para poder crecer.

Natural de Maia, Bruno creció futbolísticamente bajo el seno del Boavista, sin la fortuna de poder formar parte del primer equipo. Fue al cumplir 18 años, cuando se presentó ante él la oportunidad de ganar protagonismo y sentirse parte importante de algo, de un equipo que iba a dejarle aprender y equivocarse. Dicha llamada llegó desde la Serie B italiana, segunda máxima categoría del Calcio. Fue el Novara quien reclamó sus servicios y vio en él un chico de condiciones interesantes, con posibilidad de mutar en un jugador de una categoría de nivel mayor. Toda esta confianza fue correspondida con creces, y cuando Bruno Fernandes quiso darse cuenta, la Serie A estaba ahí, llamando a su puerta. Tan sólo en el tramo de un año. Los miembros del cuerpo técnico del Udinese quedaron prendados de sus capacidades, reclutándole durante tres temporadas. No hubo una cuarta, ya que a la conclusión de la tercera, decidió cambiar Údine por Génova y pasar su último año de “Erasmus” en Italia jugando para la Samporia.

Fue el Novara quien reclamó sus servicios y vio en él un chico de condiciones interesantes, con posibilidad de mutar en un jugador de una categoría de nivel mayor. Toda esta confianza fue correspondida con creces, y cuando Bruno Fernandes quiso darse cuenta, la Serie A estaba ahí, llamando a su puerta

Embed from Getty Images
Tras este repaso de su periplo en el extranjero, nos situamos en la actualidad, con Bruno Fernandes debutando en el fútbol profesional de su país natal a la edad de 23 años, exhibiendo su mejor fútbol y marcando la dirección del juego ofensivo de todo un Sporting. En su buen hacer, destaca el amplio número de recursos de los que dispone para contribuir a su equipo. Es un jugador fundamental en casi todas las facetas: cuando se trata de organizar el juego, Jorge Jesus puede confiarle una de las dos plazas del doble pivote sabiendo que la respuesta será positiva casi con total certeza. Pero si se trata de un escenario más exigente, el entrenador del Sporting puede optar por adelantar su posición y cubrirse con jugadores de un perfil más trabajador.

Es esta versión, la del Bruno Fernandes mediapunta, la más habitual de las dos posibles, en la que sus habilidades pueden ser explotadas más a fondo. Se mueve de maravilla en las inmediaciones del área y es bastante coherente a la hora de interpretar qué le pide cada momento cuando su equipo ataca, tanto si la mejor manera de acabar la jugada es con un disparo lejano, como si hay un compañero mejor ubicado para conectar el remate. Una inteligencia privilegiada que se extiende a las llegadas de segunda línea (ha firmado 6 goles en 16 partidos), y que mezcla con una gran destreza en el balón parado.

Bruno Fernandes tiene una inteligencia privilegiada que se extiende a las llegadas de segunda línea, y que mezcla con una gran destreza en el balón parado

No podría haber mejor noticia para una liga que ha perdido a algunos de sus iconos más representativos, como que Bruno decidiese seguir su carrera en Portugal y quitarse de encima esa espinita que hasta ahora tenía clavada. Lo tiene absolutamente todo para marcar diferencias a nivel nacional: la edad, la experiencia, el talento, las condiciones… Y es prácticamente un hecho que, si sigue irrumpiendo en el panorama futbolístico con esta fuerza, será alguien importante en la selección nacional a corto o medio plazo. La convocatoria para el Mundial de Rusia es una realidad.

Fuente imagen principal: PATRICIA DE MELO MOREIRA (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!