Boureima Hassane Bandé (30.10.1998, Ouagadougou) brilló desde el primer momento en el que se enfundó la camiseta del histórico KV Mechelen. Se habían jugado 76 minutos de partido y el equipo flamenco perdía 0-1 en casa ante el recién ascendido Royal Antwerp. Era la cuarta jornada de Jupiler Pro League 2017/18. En el minuto 86, el Mechelen dispone de un saque de banda izquierda. Varias combinaciones en dicha banda, cambio de juego de Rob Schoofs a la contraria, para Tim Matthys, centro que toca en un defensa y el balón queda muerto en área pequeña. El primer gol como profesional de Bandé no fue el más bonito, sí el más eficaz. Por unos minutos el Mechelen rascaba un punto, al menos hasta el descuento, momento en el que Faris Haroun se llevó los tres puntos para Amberes.

Con tan solo 18 años, Bandé suma seis goles en siete partidos –sumando liga y copa- en la presente temporada, y eso que es un futbolista que parte siempre desde banda izquierda. Sin duda, estamos ante una de las perlas incipientes del futbolista belga, aterrizado este verano desde Burkina Fasó y con el único proceso de adaptación de una temporada rápida y con muchos partidos, lo habitual en Bélgica, pues la temporada empieza en el mes de julio.

Con tan solo 18 años, Bandé suma seis goles en siete partidos –sumando liga y copa- en la presente temporada, y eso que es un futbolista que parte siempre desde banda izquierda

‘’Había jugado bien contra equipos pequeños en pretemporada. Aun así estuvo en el banquillo en las primeras jornadas. Nunca había estado en un entorno profesional, pero vimos un gran potencial en él. Y él ha demostrado tenerlo. ¡Cinco goles en cinco partidos es fantástico! Nos alegra que esté con nosotros’’, comentaba Yannick Ferrera, entrenador del KV Mechelen, en rueda de prensa tras la victoria por 2-0 ante el STVV, con doblete del futbolista africano.

Embed from Getty Images

Partiendo desde banda izquierda pero con predilección para chutar con la derecha, Bandé ha demostrado sentirse muy cómodo dentro del área. De hecho, todos sus goles –salvó el que anotó ante el Anderlecht- han llegado desde dentro de la misma. Siempre en el lugar indicado o llegando con mucha potencia desde atrás para finalizar jugada. Es un extremo que ha iniciado una relación de amor a primera vista con el gol.

‘’Desde el primer entrenamiento todos vimos que este chico tenía mucho potencial. Es un niño dulce y tranquilo, y se lleva bien con sus compañeros de equipo. Es importante para un chico tan joven que se mantenga tranquilo y evolucione poco a poco. Él está en un buen club para hacerlo’’, explica Rob Schoofs, compañero de vestuario. Y es que Schoofs sabe de lo que habla. Él estuvo en el Saint Truidense con Yannick Ferrera –precisamente actual entrenador del Mechelen- y coincidió con una hornada de jóvenes talentos que revolucionaron la liga hasta que el entrenador belga abandonó el Stayen y firmó por el Standard Liége. Aunque con resultados distintos –peores, por el momento- Ferrera está volviendo a crear una base joven en Mechelen con futbolistas de calidad como Elias Cobbaut (19), Andy Kawaya (21), Silvere Ganvoula (21), Ahmed El Messaoudi (22), Glenn Claes (23), Mats Rits (24) o el propio Rob Schoofs, de 23 años.

Bandé es un futbolista valiente, que no duda en encarar a su marca y a los contrarios que se interpongan en su camino hacia el área partiendo desde la izquierda, buscando siempre finalizar con su pierna diestra, pero también mostrando capacidad de asociación con sus compañeros. Aun así, no es únicamente una baza ofensiva para Ferrera: ‘’A nivel defensivo tiene un enorme valor. Tiene los pulmones para correr y correr. Tiene la cabeza bien amueblada, y en banda puede tener un buen desempeño. Debemos tratarlo con cuidado, y mejorará”.

Bandé es un futbolista valiente, que no duda en encarar a su marca y a los contrarios que se interpongan en su camino hacia el área partiendo desde la izquierda, buscando siempre finalizar con su pierna diestra

Queda poco para que cumpla los 19 años y el ejemplo de Bakkali nos demuestra que hay que tener paciencia con los futbolistas tan jóvenes. Brilla y tira del carro en un Mechelen al que le falta seguridad en defensa y más eficacia en punta de ataque. Queda mucho para saber si será un gran jugador pero, de momento, los destellos los está dejando sobre el césped.

Fuente imagen principal: Karl van Dessel (KVMechelen.be)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!