Es viernes y en Madrid hace sol. Me presento pronto en las instalaciones de Isla de Tabarca, una de las dos en las que se asienta el Unión Adarve. El primer ascenso de su historia a Segunda División B no ha provocado ninguna revolución. Los murales con el escudo del club están exactamente igual. Los campos, vacíos por la época de verano. El bar, con dos o tres clientes. Uno de ellos Luis Gómez, el presidente del club.

*Entrevista realizada a principios del mes de agosto.

Primero de todo felicidades por el ascenso, que no parecía fácil.

Para un club de nuestras características es un sueño, algo impensable. Por un lado la llevábamos rondando un tiempo, cuando uno juega cuatro playoffs con el paso del tiempo va viendo que eso no está tan lejos, que no está tan lejos de tu alcance. Visto lo ocurrido fue realmente difícil. Tuvimos ese grado de suerte que todo equipo debe tener.

Si, sobre todo tal y como fue el partido de ida con sus goles en el 88 y en el 92.

Si, visto ya con perspectiva si de ese partido salimos con el 0-0 en la vuelta no teníamos nada que hacer. Era un equipo superior, con jugadores que habían jugado en Primera División. Ya nos dijeron que era el mejor filial (Málaga) de toda la Tercera División […] una buena generación con jugadores extranjeros también. Era el mejor filial y creo que visto lo visto, era un equipazo.

El cambio de ascender de Tercera a Segunda B debe haber sido tremendo con respecto al anterior ascenso desde Preferente a Tercera.

Si, nosotros llevamos seis años en Tercera. Cuando ya subimos a Tercera se nos avisó de que era difícil y que “no pintábamos nada”, nosotros somos un club más de cantera. El primer año todos nos señalaban como firme candidato al descenso y quedamos a mitad de tabla. El segundo año también y nos metimos en playoff. En los cinco últimos años hemos jugado cuatro playoffs, en los últimos años ya nos consideraban un firme candidato al playoff, nos lo ganamos. En Tercera sobrevivimos bien con nuestras características, éramos uno de los presupuestos más bajos de la Tercera madrileña. Ahora se repite la historia, solo que el paso de 3º a 2ºB no tiene nada que ver, no es una escala.

Claro, y más aún con las características del grupo madrileño. Compacto, desplazamientos mínimos. Ahora ya hay que ir a Galicia…

La diferencia es que nosotros en 3º no teníamos ningún presupuesto para desplazamiento, los jugadores iban en sus coches. Ahora estamos ante un presupuesto de desplazamiento entre 50.000 y 70.000 euros. Y no es solo eso, un árbitro cobra el triple en 2ºB. Hablando en números redondos, podríamos decir que los gastos se triplican, y para una economía débil como la nuestra siempre es un problema. Pero vamos a tratar de solventarlo con nuestras circunstancias, sabemos que vamos a ser el presupuesto más bajo de 2ºB con claridad pero vamos a pelearlo. Somos el primer candidato al descenso, lo sabemos y lo asumimos.

¿Los planes para subir a 2ºB empiezan desde que regresasteis a Tercera o coincidió con la llegada del míster Víctor Cea?

Fue más que nada un sueño que se fue labrando con el paso del tiempo y con la propia ambición de los jugadores. Sin su ambición deportiva no habría sido posible. Nosotros como club no teníamos un objetivo estratégico de subir a 2ºB, era algo que nos superaba, pero decidimos acompañar su ambición. Cuando tienes una plantilla estable y llega un entrenador con un estilo de juego claro entras en una dinámica. Si tienes un equipo con una dinámica ganadora y buen ambiente, el equipo crece y aspira a todo, ascenso incluido, aunque el objetivo del club siempre era salvar la categoría. El “objetivo oculto” era impuesto por la plantilla y el entrenador, y era subir. Al final cuando te ves ahí todos queremos subir.

”El ascenso a Segunda B fue más que nada un sueño que se fue labrando con el paso del tiempo y con la propia ambición de los jugadores. Sin su ambición deportiva no habría sido posible”

De hecho, si no me fallan las cuentas, todo esto vino “casualmente” cuando cambiasteis Ganapanes por el Estadio Vicente del Bosque.

Eso fue una propuesta del entrenador. Ganapanes tiene sus limitaciones de espacio. Nos hicimos fuertes allí, era un campo inhóspito para nuestros rivales, nadie quería jugar allí. Es un campo largo, 105 metros de largo, pero es un campo estrecho. Es obliga a un juego de más intensidad, más directo. Nos adaptamos bien a eso y habíamos conseguido grandes resultados, pero Víctor Cea estaba insatisfecho con el juego del equipo y nos propuso dos cambios que han sido fundamentales: uno fue cambiar de campo y el otro entrenar por las mañanas. Ambos cambios fueron criticados por la afición atendiendo a ese dicho de “si algo está bien no lo toques”. Nos arriesgamos e inicialmente no salieron bien los resultados. En la jornada 7 estábamos en descenso sin ganar ningún partido, pero yo veía al equipo bien y al final los resultados fueron saliendo. Al final también se juntó que con las entradas gratuitas hubiera un aluvión de gente inesperado.

Eso era uno de los puntos que quería tocar. Os habéis desmarcado en el hecho de no cobrar entrada para ver al equipo. Con el sobrecoste que tiene la 2ºB, ¿vais a seguir igual esta temporada?

Eso se produce por una mezcla de dos situaciones. Nosotros siempre tuvimos una política de entradas muy baratas, a dos euros una temporada, un euro otra. La forma en la que pensamos que la gente de Madrid podría acostumbrarse a ver partidos de 3º división los domingos por la mañana era poner esos precios. Nos granjeó también la simpatía de las aficiones rivales. Venían a Ganapanes y por el precio de una caña y un bocata más esa pequeña entrada se gastaban menos dinero que en cualquier campo de Madrid. Eso nos dio cierto buen rendimiento porque así aumentamos el número de gente que venía. Al pasar al Vicente del Bosque y al ser esta una instalación municipal que está gestionada por la Junta ahí no está permitido cobrar entrada. Lo ofrecimos como contrapartida, que se pueda ver fútbol de 3º y ahora 2ºB en el centro de Madrid y en un buen campo como es el Vicente del Bosque. Eso estalló sobre todo al final de temporada. En 2ºB vamos a seguir igual, con entradas gratuitas. El único equipo en 2ºB que tendrá esa política. Queremos que la gente se enganche y nos parece una buena manera.

*El Unión Adarve confirmó oficialmente que las entradas en Segunda B serían gratuitas.

Entonces el tema de los abonos se desvanece. ¿Pensáis en algo diferente?

Si, como la figura del abonado en nuestro caso no tiene sentido vamos a tratar de sacar adelante una especie de carnet de simpatizante. Por una cantidad de dinero que estimemos seguramente le daremos la camiseta del equipo o algo similar. También queremos que ese carnet sirva en los comercios del barrio, que se use de manera efectiva y así realizar una sinergia entre el barrio y el equipo, volver a la figura del equipo de barrio que estaba ya en desuso.

¿Cómo veis el hecho de intentar ascender en un grupo como es el de Madrid con ciudades como Parla, Móstoles o Alcalá? Ciudades con muchos habitantes y muy potentes.

Hay una primera diferencia, y es que esos equipos que representan a ciudades del extrarradio de Madrid tienen el apoyo de su ayuntamiento, nosotros no. Esos equipos representan a esa ciudad. En Madrid no ocurre esto, los equipos que la representan son Madrid y Atlético, juegan finales de Champions. No nos podemos atribuir la representación de la ciudad. Lo que si representamos es el otro fútbol de la ciudad, su fútbol base. Que el Ayuntamiento de Madrid ayude a estos equipos es complicado. Estamos en ello y queremos que vean la realidad. Instalaciones deficientes y clubs que realizan una labor de supervivencia importante, tal y como hacemos nosotros y otros muchos clubes. Esa realidad la gente no la conoce. En medio está el Rayo Vallecano pero nosotros tampoco somos el Rayo, que se podría considerar un equipo de barrio, aunque creo que ya es algo más que un equipo de barrio. Nosotros tratamos de gestionar bien, de mantener una filosofía de no hacer nada que no podamos hacer, no tener deudas con nadie, acudir al mercado viéndolo de otra forma y buscando jugadores que aún no hayan despuntado pero que puedan hacerlo, tenemos que ser más imaginativos en ese sentido. También ser un club donde el jugador se sienta a gusto y se sienta importante. Un jugador que se sienta bien en el equipo siempre da mejor resultado que uno que está por el dinero. Afortunadamente el fútbol te permite eso, que no sea solo dinero, no gana siempre el favorito.

”En Madrid no ocurre esto, los equipos que la representan son Madrid y Atlético, juegan finales de Champions. No nos podemos atribuir la representación de la ciudad. Lo que si representamos es el otro fútbol de la ciudad, su fútbol base”

Visto el grupo en el que vais a jugar con gallegos, parte de Castilla y León, Toledo y Talavera, ¿en vuestro caso que sobrecoste hay por no haber jugado con vascos como estas últimas temporadas los madrileños?

La diferencia serían unos 10.000 o 20.000 más. En el País Vasco no todos los partidos se podían hacer en el día, pero algunos sí. También cambia mucho porque los equipos vascos juegan en césped artificial y los gallegos en natural. Los vascos también son equipos muy duros –en el buen sentido de la palabra- con un juego más directo, al contrario que los gallegos. Madrid quería jugar con toda Castilla y León, Castilla-la Mancha, Navarra y País Vasco. No ha podido ser […] También es cierto que la 2ºB es hasta el día de hoy una categoría muy ruinosa.

Luego salir de la 2ºB hacia arriba es muy difícil, lo mismo para la Tercera.

Tras la experiencia de este playoff te puedo decir que son una salvajada. No puede ser que hasta finales de junio no sepas en que categoría vas a jugar. Te plantas con 15 días para planificar un equipo, estés en 2ºB o 3º, y con los jugadores machacados descansando 20 días cuando otros han tenido casi dos meses. Tiene que haber otro sistema, sé que es complejo… Partido único, sedes únicas… De alguna manera que en dos o tres semanas esté solucionado. Si llegas hasta el final es una barbaridad.

Ahora, con vuestro ascenso, ¿cómo ha cambiado vuestro presupuesto? El cambio debe haber sido brutal.

En nuestro caso tenemos cierta suerte ya que el 80% del equipo es el mismo. Sabíamos que no nos íbamos a volvernos locos y no íbamos a hacer una plantilla nueva. Eso nos da cierta tranquilidad y también en el ámbito presupuestario. Somos rigurosos en ese aspecto pero es complicado ya que no llegas a saber cuanto te corresponde por televisiones y demás. No tenemos ni tan siquiera un presupuesto aproximado, tenemos ahora más ayudas y patrocinadores. Estamos accediendo a una categoría casi profesional y querríamos que el comportamiento fuera también en esa línea, no puede ser que un club si sepa los gastos que va a tener pero no los ingresos que le corresponden.

Los sueldos irán por la misma línea. He visto que habéis fichado a un contrastado como Iván Mateo. 

Si, los sueldos igual. Iván Mateo ya es un jugador veterano, pero nuestras incorporaciones son jugadores jóvenes. Les damos una oportunidad de jugar en una mejor categoría. A la hora de negociar ofrecemos eso y pedimos a cambio que no nos pidan lo que pedirían a otros.

”Nuestras incorporaciones son jugadores jóvenes. Les damos una oportunidad de jugar en una mejor categoría. A la hora de negociar ofrecemos eso y pedimos a cambio que no nos pidan lo que pedirían a otros”

¿Ves también un extra de inversores y en el plano de la publicidad con el ascenso?

Nuestro final de temporada fue fantástico en el sentido de la publicidad. Tuvimos mucha cancha en los medios de comunicación, cuatro partidos televisados… Tuvimos mucha publicidad, y sobre todo positiva. Vieron en nosotros a un equipo modesto, con partidos gratuitos, equipo de barrio… Son valores que funcionan bien para atraer más patrocinadores.

El Adarve es un club que se conoce por sus categorías inferiores. El juvenil está siempre en División de Honor. ¿Se les da mucha importancia a esos jugadores?

Nosotros siempre hemos sido un equipo de cantera. Con la complicación que eso tiene teniendo en nuestro territorio, con dos equipos depredadores como son el Madrid y el Atleti. Sabemos que si sale un jugador muy bueno se lo van a llevar, no va a durar de alevines a juveniles. Tenemos que manejarnos con una clase media-alta de calidad, algo superior nos lo quitan enseguida. Si viene el Madrid, el Atleti, el Rayo, el Getafe, el Leganés ahora, el Alcorcón… Los chavales que funcionan bien miran más arriba, se mueven a un club que su primer equipo esté bien situado. Nosotros en cuestión de cantera tenemos a nuestros primeros equipos en las máximas divisiones posibles, y a los seguidos en la inmediata inferior. Aunque te pueda parecer petulante nos definimos como el cuarto equipo de Madrid. Aunque al cuarto seamos nosotros o sea otro, no lo conoce nadie.

De hecho ahora mismo sois ese cuarto al subir. Y si no me fallan las cuentas sois el sexto en haber jugado en 2ºB tras Rayo Vallecano, Colonia Moscardó, Santa Ana, Puerta Bonita, y luego ya vosotros.

No había hecho esa cuenta y me parece bien, pero nosotros siempre nos consideramos el cuarto equipo incluso antes del ascenso. Alguien tiene que ser el cuarto y podemos buscar formas diferentes de medir quien puede ser el cuarto. Alguien tiene que serlo, pero la desgracia es que nadie sabe quién es el cuarto. Somos otro mundo, ese que no se ve. Ahora se nos ve más con el ascenso, pero el club no ha cambiado. No hemos sido un club que hemos apostado todo al primer equipo, nosotros tenemos 35 equipos. Queremos que este ascenso ayude al club y a su visibilidad, no solo al primer equipo.

¿Y el tema scouting como se plantea en un club tan modesto como el vuestro? 

Nuestra estructura es muy pequeña. Al tener tal modestia económica no nos podemos permitir directores de nada, y tampoco creemos en ello. Cada uno de nuestros entrenadores tiene muchísima autonomía, desde Víctor Cea hasta cada uno de los de las categorías inferiores. Ellos hacen el equipo y tienen la obligación de ver partidos y buscar chavales de otros equipos para que vengan al club. Nos ha funcionado bien y no lo vamos a cambiar. Además Víctor Cea es entrenador y mánager del primer equipo. El sabe lo que se puede gastar y el ficha en función de eso. Me informa y me puede pedir una pequeña ayuda para dar un último empujón, pero el tiene toda la potestad para fichar.

”Cada uno de nuestros entrenadores tiene muchísima autonomía, desde Víctor Cea hasta cada uno de los de las categorías inferiores. Ellos hacen el equipo y tienen la obligación de ver partidos y buscar chavales de otros equipos para que vengan al club”

Ahora con la Segunda B como nuevo foco, colocar la marca Unión Adarve es vuestro objetivo junto con el otro primordial: la salvación. 

El objetivo primordial en Segunda B es salvarse por un lado y competir dignamente por otro. Es nuestro estilo de club, ser un equipo difícil de ganara. No tenemos un estilo de juego definido dentro del club, el cadete puede jugar diferente al juvenil, pero si tenemos una cultura de pelar hasta el final. Ser competitivos y con nuestro objetivo puesto en salvar la categoría. Si nos toca descender que sea compitiendo dignamente. El sueño sería adaptarnos a la categoría como pasó en Tercera, estabilizarnos en 2ºB y coger experiencia cada año. Si tenemos que bajar, bajaremos, y no sería una hecatombe.

Como sueño “superior”, ¿os planteáis para el futuro un escenario como lo que le ha ocurrido este año al Rayo Majadahonda, que tras un primer año complicado pero que se solventó al final juegan playoffs?

Es otro caso, el Majadahonda subió creo recordar que tres veces. A la tercera ya logró estabilizarse y han logrado el sueño de los playoffs. Su presidente me comentó que su primer año fue un infierno, últimos desde la primera hasta la última jornada, no salían de ahí. Eso es lo que no queremos, eso es muy duro, querríamos tener momentos de la temporada en los que estemos fuera del hoyo si estamos en ese caso de estar tan abajo. Ahora mismo la mentalidad es crear un buen equipo, competir y crear una buena dinámica. Si tienes eso vas a pelar y vas a estar ahí. Con el tiempo si eso funciona y sigue su curso el equipo al final acabará compitiendo por encima de las posibilidades que se le atribuían en un inicio.

Este año os estrenáis también en otra competición como es la Copa del Rey, supongo que habrá una ilusión tremenda por jugarla.

Si, este año es nuevo para muchas cosas y también estaremos ahí. Iremos sin ninguna exigencia y veremos que tal se nos da. Vamos sin ninguna presión y a disfrutarla. Si nos eliminan no pasa nada. Es una competición muy bonita y la vamos a disfrutar.

De hecho, pasar una sola ronda os daría un plus económico muy fuerte.

Si, una cosa positiva de la Copa es que está bien dotada económicamente. Es una competición bonita y muy rentable. Vamos a competir y a tratar de pasar eliminatorias, pero vamos a disfrutarla, sin duda.

Y se podría plantear el compaginar las dos competiciones si las cosas se dan bien y se pasan rondas, tener cuatro partidos más en las piernas.

Nosotros en eso no tenemos problema. Hay entrenadores que gustan de usar plantillas cortas pero a Víctor Cea le gustan las plantillas largas, es un entrenador que rota mucho. Estamos mejor adaptados a esa posible situación que otros equipos por ese motivo.

Fuente imagen principal: Facebook Unión Adarve.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!