Alberto de La Bella (Santa Coloma de Gramanet, 1985) ha regresado a la Real Sociedad. Tras un año en Olympiacos donde pudo comprobar lo que se siente al lograr títulos, ha vuelto al sitio donde más y mejor ha rendido a lo largo de su carrera. En Underground Football, charlamos con él acerca de su trayectoria, compañeros, entrenadores y cuáles son sus objetivos de cara a la temporada que acaba de arrancar. 

¿Cómo se presenta la temporada al cambiar de equipo? ¿Cambio de objetivo?

Sí, es muy diferente el objetivo. Estando en Grecia iba a ser entrar en Champions e intentar ganar la Liga y la Copa y ahora, volver a la liga española para mi es una ilusión nueva, nuevos retos en un club que ya conozco y afrontar tres competiciones. Hay mucha ilusión en torno al club por disputar la Europa League y tenemos una plantilla muy grande para afrontar las tres competiciones con garantías.

”Estando en Grecia iba a ser entrar en Champions e intentar ganar la Liga y la Copa y ahora, volver a la liga española para mi es una ilusión nueva, nuevos retos en un club que ya conozco y afrontar tres competiciones”

¿Y a nivel personal, supongo que muy ilusionado por tu retorno a San Sebastián?

Sí, muy ilusionado, aparte los aficionados me tienen mucho cariño y lo estoy notando ya en estos primeros días de mi vuelta y mi objetivo es estar siempre disponible para cuando el míster me necesite, rendir bien y ayudar al equipo en los logros que queremos alcanzar esta temporada.

Cuando salió Yuri en dirección al PSG, ¿te esperabas esta llamada o creías que la Real ya era un tren pasado?

Yo ya no pertenecía a la Real, entonces una vez que salió Yuri sabía que tenían que fichar a alguien pero era muy difícil que yo volviera. Me preguntaron algunos amigos y yo pensaba que era muy complicado porque el mercado es muy amplio y podían pensar en cualquier otro, pero no fue así y pensaron en mi y al final entre todos hicimos fuerza para que se hiciera realidad.

Saliste con Eusebio en el banquillo y regresas con él aún dirigiendo el equipo. ¿Qué ha cambiado en este año fuera?

Bueno yo creo que Eusebio el año pasado cuando hablamos para que yo saliera había una situación diferente donde Yuri estaba empezando a despuntar, había un chico joven en la cantera como Héctor Hernández por el que apostaban. Este año es totalmente diferente, Yuri ya no está y Héctor ha salido cedido primero al Granada y ahora al Alavés, por lo que ahora estoy yo y otro chico joven como Kévin Rodrigues, que es internacional sub-21 con Portugal. Es un chico con mucho potencial, tiene que aprender mucho, pero yo he venido para ayudarle también con mi experiencia y para crearle una competencia que es buena para los dos y para el equipo.

Embed from Getty Images

¿En el arranque de temporada ha comenzado jugando Kévin, pero como tu dices llegas dispuesto a darle guerra, no?

Como filosofía de club es entendible también, tienen que dar oportunidad a la gente joven que viene apretando porque el futuro del club está ahí. Ahora bien, yo voy a intentar ganarme el sitio, jugar el máximo de partidos y posibles y bueno, habiendo tres competiciones creo que va a haber partidos para todos.

Como hemos comentado, stuviste en Olympiacos la última temporada. Háblanos de la Superliga Griega. ¿Cómo es a nivel de competitivad, seguimiento, estadios, etc…?

Bueno es una liga en la que tienes 4-5 equipos fuertes que te disputan un poco el título, hay una gran rivalidad, se vive todo de una manera muy apasionada y luego a nivel de estadios, está claro que es una Liga menor pero, gracias a Dios, nuestro estadio es impresionante, es nuevo y tiene todos los condicionantes para hacer buen fútbol y nosotros lo aprovechamos cada vez que jugamos en casa.

Lo que sí está claro es que es muy caliente con multitud de incidentes. ¿Cómo se vive todo eso?

Sí, tiene unas aficiones muy pasionales, los aficionados son fanáticos de su equipo, viven por y para el club. En nuestro caso, nosotros sentimos su apoyo aunque fuera de casa no pueden viajar ya que las aficiones rivales tienen prohibida le entrada en todos los estadios. Es una manera que optaron para que no hubiera peleas y creo que es acertada porque es muy bonito disfrutar del fútbol pero sin violencia.

”En Grecia tienen unas aficiones muy pasionales, los aficionados son fanáticos de su equipo, viven por y para el club”

Y que tus propios aficionados se presenten en el entrenamiento tras perder en Copa. ¿Notáis esa presión?

Sí, al final Olympiacos es un club exigente, nuestros aficionados nos exigen ganar todos los partidos ya sean contra rivales menores o rivales de entidad alta. Al final los jugadores sentimos esa presión de tener que ganar, de saber el escudo que defendemos y ellos nos lo hacen saber por si alguno se olvida de que tenemos que defender siempre esta camiseta con el máximo esfuerzo posible.

Sin embargo luego, en las celebraciones del título también deben ser muy agradecidos. ¿Cómo viviste tu primer título profesional al ganar la pasada liga griega?

Ha sido una experiencia muy buena porque era salir de España por primera vez y he podido ganar la Liga con una buena celebración. Parece que están acostumbrados porque era la séptima Liga seguida que se ganaba en El Pireo pero cada año va a ser más difícil porque los demás rivales también quieren ganar títulos y seguro que cada año nos van a poner las cosas más difíciles.

Embed from Getty Images

Tú te formaste en la Gramanet donde llegaste a jugar con el primer equipo. Supongo que una ilusión debutar en el equipo de tu pueblo.

Sí, sí. Yo me he ido marcando objetivos, sueños, poco a poco. Cuando era pequeño y me estaba formando en el equipo de mi ciudad mi objetivo era llegar al primer equipo, una vez que lo conseguí tuve la suerte de saltar a los filiales del Espanyol, el Villarreal y el Sevilla y esa etapa de formación me vino muy bien para ganar experiencia, para tener una primera toma de contacto con jugadores de primera división y hasta que no llegué a la Real Sociedad pues no pude debutar en Primera Divisón que era el máximo sueño que yo tenía.

De eso precisamente te quería hablar, como tú has dicho has pasado por los filiales de Espanyol, Villarreal y Sevilla, por lo que eres una voz más que autorizada para saber cómo funciona la cantera en España.

Siempre se le da oportunidades a los chicos de abajo. Sí que es verdad que tienes que aprovechar luego la oportunidad y estar en el sitio adecuado en el momento oportuno porque cualquier fin de semana se puede lesionar alguien y tú tienes que estar en un buen momento para aprovechar esa oportunidad, esa confianza que te puede dar el entrenador del primer equipo y, partir de ahí, seguir trabajando y no bajar los brazo una vez que tienes el premio de debutar y pensar que ya lo tienes todo hecho sino que ese es el momento que hay que trabajar más para asentarse y formar parte del primer equipo.

Tú último año en los filiales es, seguramente, la peor experiencia en un Sevilla B deshauciado que baja a 2ªB.

Sí, sí, fue un año malo porque ya la planificación no fue buena desde un principio. Sufrimos mucho en una categoría que igual nos venía algo grande y desde el principio ya vimos que el equipo no funcionaba nada bien. Pero bueno, trata de quedarte con lo bueno, yo jugué muchos partidos en una categoría como la segunda división que es una categoría fuerte también y me abrió las puertas para ir a un club como la Real.

Eso te iba a decir, que no hay mal que por bien no venga y Loren te ve en un Sevilla B – Alavés donde marcas un golazo y te ficha para la Real.

Así es, es lo que te digo que al final ese año me sirvió para aprender mucho, para seguir creciendo y yo llegué a la Real en el año del centenario, que llevaba dos años en segunda división y ese año que yo llegue tuvimos la suerte de ascender y, a partir de ahí, disfrutar muchos años en primera

A partir de ahí el equipo txuri urdin no para de crecer y tú con ellos. La temporada 12/13 es pletórica a nivel personal (juegas todos los minutos de la Liga excepto 10 ante el Madrid y dos por sanción) y el equipo queda cuarto y logra la clasificación para la Champions. ¿Es tu mejor temporada tanto a nivel personal como colectivo?

Sí seguramente, porque fue dar un salto grande de calidad al llegar a Champions y el equipo ese año rindió muy bien tanto en casa como fuera, consiguió muchísimos puntos y al año siguiente pudimos jugar la Champions que quién nos lo iba a decir tres años atrás cuando aún estábamos en segunda. Saltar a un campo con el himno de la Champions yo creo que nadie lo esperaba y lo disfrutamos muchísimo y seguramente será una de las mejores experiencias que me lleve del fútbol

Además con Montanier los laterales teníais gran protagonismo en el apartado ofensivo, tanto tú como Carlos Martínez. De hecho, se vio más de un gol a pase de uno y remate del otro. ¿Es con el entrenador que más has congeniado o has estado bien con todos?

Con todos he sacado cosas positivas, igual ese año él consiguió que todos rindiéramos a un nivel muy alto pero al final también es tener suerte, que se den los resultados, que el colectivo te acompañe, que tú formes parte de ese once, que te respeten las lesiones. Se tiene que juntar un poco todo y es verdad que ese año es lo que todo más a favor se me dio pero yo he disfrutado todos los años porque estar en primera división es para disfrutarlo.

”Montanier consiguió que todos rindiéramos a un nivel muy alto pero al final también es tener suerte, que se den los resultados, que el colectivo te acompañe, que tú formes parte de ese once, que te respeten las lesiones”

Embed from Getty Images

Teníais un gran equipo con Bravo, Illarra, Vela, Griezmann, Xabi Prieto.¿ El mejor equipo en el que has estado?

Sí, había jugadores de una talla que luego se ha visto cuando han dado el salto a grandes equipos. Algunos estaban empezando como Illarra, como Griezmann, com Íñigo Martínez y ahora ya están consolidados en grandes equipo y fue un gran placer jugar con ellos. Al final del fútbol también te queda todo eso, amistades que te quedan para siempre.

Sin embargo en Champions os costó. ¿Faltó experiencia en combinar dos competiciones o algo de ambición o es que la Champions de verdad es tan exigente como parece?

Pues un poco de todo. Al final es difícil, teniendo en cuenta que toda la plantilla excepto Xabi Prieto no habíamos jugado nunca en competición europea e igual nos pilló un poco de novatos y no estábamos preparados del todo. Lo disfrutamos pero nos hubiese gustado competir un poco más, seguro que sí.

Como la mayoría de laterales no te prodigas mucho de cara a gol, sin embargo has marcado en grandes estadios como Mestalla, Nou Camp o San Mamés. Se te da bien los grandes escenarios.

Sí, tengo buenos recuerdos porque he marcado en grandes estadios y más para un lateral que es difícil estar en la oportunidad de meter gol. Yo cada añito al menos me he llevado un gol y bueno el año ese de la Real que hablábamos antes metí tres y al final siempre está bien aportar en ataque. Hay que estar bien defensivamente pero si se puede aportar con goles, centros o asistencias pues mucho mejor.

Has vivido fases de ascenso a 2ª A con el equipo de tu ciudad, ascensos de Tercera a 2ªB con el Villarreal B, de 2ªA a primera con la Real Sociedad y has ganado una Liga con Olympiacos. ¿Cuál dirías que es tu mejor recuerdo o experiencia en el fútbol?

Bueno, ahora con el tiempo pues seguramente jugar la Champions porque es lo más grande a lo que puede aspirar un futbolista a nivel de club. Pero en cada momento seguro que lo disfruté al máximo y tengo muy buen recuero de todos ellos porque cuando era joven jugar una fase de ascenso a 2ªA o un ascenso con el Villarreal pues era una cosa que era muy bonita jugarla. Luego el ascenso a 1ª creo que me abrió las puertas al escaparate de la Liga española y el jugar competición europea ha sido magnífico para mí, el mejor recuerdo. Luego conseguir la liga con Olympiacos, parece que es fácil porque Olympiacos domina el fútbol griego pero hay que venir aquí, ganarla y tuvimos que sudar cada partido para conseguir los tres puntos.

”Conseguir la liga con Olympiacos… parece que es fácil porque Olympiacos domina el fútbol griego pero hay que venir aquí, ganarla y tuvimos que sudar cada partido para conseguir los tres puntos”

En relación a lo que comentas, este año tuvisteis una racha negativa con tres derrotas seguidas, que evidencia que no es tan fácil la Superliga griega.

Sí, tuvimos muchas dificultades, cambiamos de entrenador varias veces y, a pesar de que fuimos todo el año primeros, fue un año complicado y de todo se aprende y al final el premio de conseguir el título merece la pena.

También has vivido la cara amarga con el descenso del Sevilla B o cuando tuviste que abandonar la Real.

Pero esto es parte del fútbol también. Yo creo que hay más malos momentos que buenos por lo que los buenos hay que aprovecharlos, disfrutarlos al máximo porque no es fácil conseguir títulos o ascensos. Es una cosa que hay que pelear mucho y tener algo de suerte también y dentro de una carrera dilatada de muchos años es normal que haya piedras en el camino.

Embed from Getty Images

Estuviste cerca de la Selección en tu época realista. ¿Es un tema olvidado o uno siempre mantiene la ilusión?

Yo creo que cuando más cerca estuve fue en la 12-13 donde participé mucho, pero por aquella época también había grandes laterales, salió Jordi Alba y yo creo que ir a la Selección es un paso difícil de dar porque compites con jugadores que están a un nivel altísimo, en los mejores clubes de España o Europa y me quedo con que el fútbol español ha tenido mucha gloria en los últimos años y yo he disfrutado muchísimo viéndolos por la tele.

Donde sí has estado es en la selección catalana que te ha permitido compartir vestuario y equipo con grandes jugadores como Piqué, Xavi, Valdés, etc…

He disfrutado mucho también porque es bonito ser partícipe de un vestuario y de unos partidos así aunque sean amistosos una vez al año pero compartir camiseta con jugadores de esa talla siempre es bonito.

¿Real – Athletic u Olympiacos –Panathinaikos?

(risas) Son muy diferentes, la verdad es que no sabría decirte. En Grecia como no puede entrar la afición rival pierde un poco lo que es la esencia de derbi, pero sí es verdad que la afición que juega como local se entrega muchísimo.

 

Has hecho tus pinitos en el mundo de la moda. ¿Dónde te ves al finalizar tu carrera, ligado al fútbol?

(risas) El tema de la moda lo tengo muy olvidado. Me he sacado el título de entrenador nacional y seguiré ligado al mundo del fútbol ya sea como entrenador o en otra faceta pero todo lo que es el deporte, la educación me gusta mucho, así que por ahí irán los tiros.

”Me he sacado el título de entrenador nacional y seguiré ligado al mundo del fútbol ya sea como entrenador o en otra faceta pero todo lo que es el deporte, la educación me gusta mucho, así que por ahí irán los tiros”

De hecho organizas un campus internacional en tu ciudad en verano.

Sí, este año ha sido una pena no poder porque empezaba pronto la pretemporada pero bueno hicimos la primera edición el verano pasado y queda pendiente una segunda.

*Agradecimientos a Adrián Godoy, amigo común y que nos facilitó la entrevista.

Fuente imagen principal: Denis Doyle (Getty Images)

*Alberto de La Bella (Real Sociedad) en un partido del campeonato nacional de liga ante el Real Madrid en 2012.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!