‘’He elegido el Genk porque habrá menos presión y el entrenador me ha asegurado minutos. Me siento muy bien por este fichaje y sé que será un buen paso en mi carrera’’, aseguraba Omar Colley a la BBC tras firmar con el Genk. Los de Limburgo pagaban dos millones de euros al Djugardens IF por el central gambiano, buscando tapar el agujero que había dejado varias temporadas antes Kara Mbodji con su marcha al Anderlecht. Y lo taparon. Vaya que si lo taparon.

La carrera de Omar Colley en Europa comienza en 2013 cuando, tras quedar campeón de la liga de Gambia con el Real de Banjul, firma por el KuPS de Finlandia. El KuPS presentó a Omar Colley con la siguiente descripción: ‘’KuPS y el defensor Omar Colley han firmado hoy un contrato que une al futbolista por dos años, hasta el final de 2014. Colley todavía no ha debutado con la absoluta de Gambia pero es uno de los futuribles para el equipo nacional. Mide 1,90 centímetros, es defensor y durante el periodo de prueba ha demostrado ser un jugador muy versátil, que puede jugar tanto de central como de pivote defensivo’’. La cosa no pintaba mal. Allí jugaría dos temporadas y no pasaría desapercibido para los ojeadores europeos en la Veikkausliiga. Estuvo a prueba en varios clubes de la 2.Bundesliga y el Arminia Bielefeld llegó a ofertar por él, sin éxito. En su despedida, el presidente del KuPS declaró que había sido uno de los mejores fichajes extranjeros de la historia del club.

El destino de Colley era el Djurjardens sueco, con quien ya tenía firmado un precontrato desde el mes de agosto. Tres temporadas que no llegaría a cumplir en Estocolmo. El interés desde fuera de Suecia no paraba de llegar y clubes como el Espanyol o el Hertha de Berlín intentaron hacerse con los servicios del ya consolidado internacional gambiano. Pero el Genk se llevó la palma. Y no sin polémica. Colley se ausentó de un entrenamiento previo a un partido ante el Elfsborg para viajar a Bélgica y pasar reconocimiento médico con el club flamenco. El club sueco condenó dichos actos y se negó a vender a su defensa. Sin embargo, poco después, ambos clubes hacían oficial el traspaso.

”Omar Colley fue uno de los zagueros de la Allsvenskan debido a su exuberante físico y carácter. Siempre que el DIF necesitó de él, Omar agarró la pelota y se puso a conducir. O a subir al córner como si supiese de antemano que iba a marcar. De chilena o de cabeza. Así era Omar Colley” – Me explica Miguel Sanz, experto en fútbol nórdico, cuando le pregunto por Omar Colley y su etapa en el fútbol sueco

Con tan solo 24 años se ha adaptado a las mil maravillas al fútbol de la Jupiler Pro League. Lo ha jugado todo (43 partidos) y se ha consolidado junto a Jakub Brabec como una de las grandes parejas de centrales del campeonato belga. Por fin el Genk tiene una defensa a la altura de su ataque. Omar Colley destaca por su poderío físico, su buen juego aéreo y su gran zancada. Es un central impulsivo que se compenetra a la perfección con su compañero de zaga, el checo Brabec, también internacional y más sobrio y reflexivo, un central más fino con más bagaje táctico que el africano pero menos capacidad de corte y cuerpo a cuerpo con el delantero.

Es cierto que el equipo, con los mismos jugadores, adolecía de serios problemas defensivos durante la etapa de Peter Maes, en la primera parte de la temporada. Sin embargo, tras la llegada de Albert Stuivenberg, la solidad defensiva se reforzó y los cuatro hombres de atrás (Castagne – Brabec – Colley – Uronen) se consolidaron como fijos en el once del técnico neerlandés.

Charlé con Guillaume Gautier, periodista belga de Sports Foot Magazine, sobre Omar Colley: ”Colley… La verdad es que me impresiona mucho cada vez que lo veo jugar, quizás el central el mas completo de la liga. Muy potente en el juego aéreo, lo que es muy importante en la liga belga, pero también con una velocidad que le permite defender lejos de su portería, no hay muchos delanteros que pueden ganarle en carrera. Con el balón, le gusta jugar pases largos hasta el delantero, pero también busca al centrocampista entre lineas. No se contenta con pasar a Malinovsky, el centrocampista más cercano, también busca mucho a Pozuelo. Y su conducción de balón es interesante, no hay muchos centrales en Bélgica que avancen con la pelota en campo contrario, y él no tiene miedo de hacerlo. Pienso realmente que Colley es mejor que Kara (quizás Kara sea superior en el juego de cabeza, pero Colley me impresiona más en todos los otros aspectos del juego)”

Su agente ya habló el pasado noviembre con ESPN para explicar el interés de clubes como el Southampton en su cliente. Y no era el único, Premier League y Bundesliga siguen atentos la progresión de un central que, seguramente, no tardará en salir de la Jupiler Pro League.

Fuente imagen principal: JASPER JACOBS/AFP/Getty Images.

Omar Colley celebra un gol con el Genk en la Europa League ante el Gent.

Artículo relacionado: El Genk de Alejandro Pozuelo.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!