Cuatro años de una regularidad consistente, sin zozobras. La notable evolución de Gabriel Mercado en el último tiempo hace que su salto a Europa llegue en el mejor momento de su carrera. Desde un lateral, se ha convertido en uno de los hombres más importantes de un equipo que logró hacerse de todos los objetivos internacionales por los que jugó. Después de sobresalir en muchas facetas del juego y erigirse en uno de los marcadores de punta más profundos del continente, el Sevilla de Jorge Sampaoli será su primer escalón en el Viejo Continente.

Dueño de un gran criterio en las proyecciones al ataque, sus desdobles son casi siempre productivos. Aporta una profundidad notable desde el costado derecho, ya sea desbordando o asociándose. Por caso, llegó a formar un dueto de élite con Carlos Sánchez en River, entre 2014 y 2015. Sin embargo, también destaca en sus acciones defensivas, al punto de cerrar su flanco. Un portento físico que se ha impuesto muchas veces en duelos individuales. Su seguridad defensiva se ha correspondido con la posibilidad de generar daño en metros finales, inmerso en un equipo que colocaba a ambos laterales simétricamente en campo rival.

De todas maneras, uno de los aspectos más fuertes del juego de Mercado tiene que ver con su capacidad para ganar en ambas áreas. Además de defender con acierto las acciones a balón parado en contra, ha anotado muchos goles importantes en el último tiempo en territorio enemigo. Ya sea venciendo a su marcador en primera instancia o sacando provecho de una segunda jugada, sus conquistas equivalieron a títulos o avances a las siguientes instancias de competición. Marcó -entre otros goles claves- en la final de Copa Sudamericana 2014, en semifinales de Libertadores 2015 y en el partido definitorio de Suruga Bank, días después de hacerse con el máximo trofeo continental.

“La intuición es clave para convertir en pelota parada. Y tratar de estar bien atento. Como defensor lo vivo en mi área, y eso me da una ventaja. Muchos piensan dónde va a caer la pelota y no se fijan tanto en el rebote, yo miro ambas cosas y trato de adelantarme a eso”. Mercado, en una entrevista con El Gráfico.

Su gran rendimiento en el fútbol sudamericano le brindó un lugar como titular en el seleccionado. En un puesto donde no abundan jugadores argentinos, Mercado ingresó y ya no salió. Fue convocado para el inicio de las Eliminatorias y también para la Copa América Centenario. Y también ha respondido con goles fundamentales, como los marcados ante Chile y Bolivia, que abrieron los marcadores en Santiago y Córdoba. Si bien es el mejor lateral derecho argentino de la actualidad y se ha hecho ahora de un lugar en el once inicial, su relación con el combinado nacional no ha comenzado recientemente. En 2006, fue sparring (equipo de entrenamiento) en el Mundial de Alemania. Cuatro años después, Diego Armando Maradona lo citó para un amistoso de jugadores de la liga doméstica ante Jamaica. Más acá en el tiempo, Alejandro Sabella lo colocó en la preselección de 30 nombres de cara a Brasil 2014. Tras una semana, fue desafectado del equipo principal. En combinados juveniles, inclusive, obtuvo el Mundial Sub 20 de Canadá en 2007, con compañeros como Sergio Agüero, Ángel Di María o Mauro Zárate.

Si bien actualmente es indudable que su demarcación natural es la de lateral derecho, puede actuar también como primer marcador central. Fue en esa posición donde debutó, en Racing hace nueve años, después de mutar considerablemente su lugar en divisiones formativas. Mercado se sumó al club de Avellaneda cuando tenía 10 años y era delantero o centrocampista por izquierda de JJ Moreno, un conjunto de Puerto Madryn, Chubut, en el sur de Argentina. Los jóvenes de Racing viajaron allí a una gira amistosa y volvieron con Gabriel en el micro. Un entrenador de la Academia, Germán Borges, habló con su familia y decidieron arroparlo en el club, a varios kilómetros de su tierra natal. Meses luego, una emergencia con el lateral izquierdo hizo que deba reemplazarlo y retrocediera aún más su lugar en la cancha. Tras reconvertirse y llegar a debutar como zaguero, destacó y llegó al óptimo nivel por la banda diestra. En partidos recientes, ha vuelto a partir como central, aunque no está acostumbrado a jugar a campo abierto y a defender con muchos metros por detrás.

En Estudiantes, hizo las veces de carrilero en un 3-5-2, recorriendo todo el costado, con Marcos Rojo por el sector opuesto. Obtuvo una liga nacional y recaló en River, cuando el equipo Millonario regresaba a Primera División. Era mirado de reojo principalmente, pero termina yéndose habiendo dejado una huella y con seis títulos en su haber. Clave en el conjunto de Marcelo Gallardo, Edgardo Bauza ya ha manifestado que no tocará la línea defensiva de la Selección, “porque ha mejorado mucho en ese sentido últimamente”.

Con Sampaoli, en su primera participación europea, puede actuar por la banda cualquiera sea el sistema táctico que implemente el casildense. Ya sea con un centrocampista por delante, o como carrilero en una línea de cinco volantes, Mercado ha experimentado y puede adaptarse. Sobrio, seguro defensivamente y productivo en terreno enemigo, da el salto a los 29 años. Luego de desestimar una oferta de Monterrey de México y del interés de Jurgen Klopp por llevarlo a Liverpool, recala en tierras sevillistas para sustituir al mítico Coke.

Fuente imagen principal: CRISTINA QUICLER (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!