En plena previa de uno de los partidos más importantes en la historia del Red Bull Salzburg, su técnico, Óscar García Junyent, atiende a Underground Football para hablarnos del proyecto Red Bull, de sus métodos y sus aspiraciones. También nos desarrolló su visión del fútbol en general y de la liga austriaca en particular.

Una delicia hablar con uno de los técnicos emergentes de nuestro fútbol, influenciado también por el embrujo de Johan Cruyff, en un tono pausado, amable, pero con las ideas muy claras.

El martes visitáis Zagreb en la ida del playoff de acceso a la fase de grupos de la Champions League. A pesar de perder a piezas como Marko Pjaca, sigue teniendo jugadores del nivel de Ante Coric y Marko Rog. ¿Estáis preparados?

La verdad es que hemos estado centrados en el partido de liga ante el Ried porque no hemos empezado del todo bien y no nos podemos distraer, aunque sabemos del potencial del Dinamo Zagreb. No tenemos una plantilla como para competir al más alto nivel en todas las competiciones, por lo que tenemos que hacer rotaciones para que los jugadores estén bien y eso en la liga lo estamos acusando un poco.

¿Sois conscientes de que puede ser un hito histórico para el club?

Sí, nuestro primer objetivo, competir en Europa, ya se ha conseguido de momento en la Europa League, y sabemos la importancia que tiene esta eliminatoria para hacer historia en el club.

¿Cuán importante crees que es la clasificación para el proyecto de Red Bull en general y del Salzburgo en particular?

Es un objetivo que van persiguiendo año tras año, incluso no todos los año se consigue entrar en Europa League. Te puedes imaginar lo importante que es para el club y para los jugadores hacer historia entrando en Champions, ya que como has dicho antes nunca se ha conseguido.

Háblanos del modelo de Red Bull. Su metodología de trabajo, objetivos…

Bueno, la filosofia ha cambiado un poco respecto al año pasado o al anterior. Ahora, se opta por jugar con chicos muy jóvenes para desarrollarlos y después venderlos o que se vayan al Leipzig, que acaba de subir a la Bundesliga alemana. En la actualidad se está optando más por esa vía que por fichar jugadores más veteranos como pasó en épocas anteriores.

”La filosofia del RB Salzburg ha cambiado un poco respecto al año pasado o al anterior, ahora se opta por jugar con chicos muy jóvenes para desarrollarlos y después venderlos o que se vayan al Leipzig”, explica Óscar García

Tú triunfaste en el juvenil A del Barcelona logrando un triplete histórico en el club (Liga, Copa del Rey y Copa de Campeones). Supongo que para ti debe ser un reto muy estimulante dotar al club de un estilo de juego reconocible y hacer progresar a los nuevos talentos.

Sí, sí. Siempre me ha gustado trabajar con gente joven, ver su progreso. Son gente que siempre quiere aprender, mejorar, que tiene muchas aspiraciones. Y bueno, es importante para nosotros ayudarles en ese tránsito hasta llegar al fútbol de más alto nivel.

Por contra también debe ser un poco duro tener que reinventarse cada verano por las salidas de los mejores jugadores. ¿Este hecho, te hace crecer como entrenador?

Sí, me hace crecer como entrenador aunque a nivel de equipo es un poco duro que se vayan cada año los mejores jugadores. Pero bueno, eso la parte positiva que tiene, que cada año es un reto. Para nosotros ha sido un gran mérito clasificarnos para esta eliminatoria teniendo un equipo muy muy joven. Siempre estamos jugando con cuatro, cinco o seis jugadores menores de veinte años y eso le da mucho más mérito a lo conseguido el año pasado y a lo que estamos consiguiendo ahora.

A ti particularmente, ¿cómo te gusta que jueguen tus equipos?

Hombre, me gusta que seamos proactivos, un equipo que tenga balón en campo contrario, que esté bien colocado para, en caso de pérdida, recuperar el balón lo antes posible. Un equipo que sea agresivo de cara a gol, que tácticamente se vea que está bien posicionado en todas las transiciones. Más o menos ese es el perfil de equipo que me gusta.

¿Imagino que un poco influido por el modelo Cruyff que, además de ser entrenador tuyo en el Barça, también pudiste desempeñarte como ayudante suyo en la selección catalana, no? Además, no sólo tú, si no Guardiola, Koeman, Sergi, Ferrer, Amor o Laudrup también han pasado a los banquillos tras estar a sus órdenes. ¿Tanto os marcó su figura?

Un poquito no, un mucho. Cuando te entrena Johan es como recibir una lección magistral cada día y yo creo que no es casualidad de que muchos de los que hemos estado a sus órdenes al final hayamos sido entrenadores. Johan ha tenido una gran influencia. En el momento en el que estábamos jugando no pensábamos tanto en ello pero está claro que nos han influido mucho y para mi, personalmente, ha sido una de las partes principales por las que me he hecho entrenador.

”Cuando te entrena Johan es como recibir una lección magistral cada día y yo creo que no es casualidad de que muchos de los que hemos estado a sus órdenes al final hayamos sido entrenadores”.

¿El estilo de juego que quieres implantar en el Red Bull Salzburg encaja con la filosofía del club?

Bueno, es una filosofía de una presión más alta. Ellos querían mejorar con el balón porque la intensidad ya la tenían adquirida de años anteriores y en ello es en lo que estamos trabajando.

¿Y ese estilo se aplica a toda la Academia y a los equipos categorías inferiores o dan libertad a cada categoría?

Bueno, la academia sigue trabajando con la misma filosofía de los últimos años y les está dando muy buenos frutos porque están sacando muchos jugadores.

Como has comentado antes, el RB Leipzig es un poco la punta del iceberg del proyecto, ¿cómo se lleva eso de tener un hermano mayor al que irán destinados los mejores jugadores como Gulacsi, Ilsanker, Bruno, Sabitzer o Naby Keita?

Pues aceptándolo y siendo conscientes de que Leipzig trabajó muy bien el año pasado y consiguió subir. Ahora este año tienen el objetivo de quedar entre los diez primeros de la Bundelisga y, por ello, somos conscientes de que el paso normal de todos los jugadores que se desarrollen bien aquí será para ir allí.

El último en salir fue Naby Keita, lo que le ha dado la oportunidad a Bernardo en el doble pivote. ¿Que potencial le ves?

Bernardo ya jugó muchos partidos el año pasado en esa posición, es un jugador que el Red Bull lo fichó de Brasil siendo central y lo hemos adaptado a esa posición: es una de las grandes sorpresas para la gente que no lo conoce. Le vimos potencial desde el primer minuto y creo que esa es su mejor posición para rendir y la verdad es que lo está haciendo muy bien.

El propio Bernardo en sus inicios estuvo cedido en el Red Bull Brasil ¿De alguna forma os aprovecháis de la red de scouting de todo el grupo Red Bull o cada equipo va por separado?

Siempre hay un poco de colaboración pero cada equipo tiene su red de scouts y su mercado. Aunque cuando hay algún fichaje tiene que pasar por muchas manos y muchas opiniones para ver si encaja en el grupo.

Bajo vuestro paraguas está el FC Liefering, equipo con la plantilla más joven en el fútbol profesional con jugadores como Upamecano, Luan, Schlager, Harida, Tetteh o Megrim Berisha. ¿También estás al día de estos talentos?

Sí, lógicamente. Upamecano está entrenando siempre con nosotros, Samassekou también, Samuel Tetteh ha entrenado alguna vez con el grupo. Sí, tenemos muchos jugadores. El año pasado Konrad Laimer también disputó la segunda parte de la Bundesliga con nosotros cuando se había pasado los últimos tres meses en el filial. Sabemos que nos tenemos que abastecer de estos jugadores que están en el Liefering para seguir el orden de la cadena comentada anteriormente.

Además de jóvenes valores, el equipo también tiene jugadores ya muy asentados en el equipo como Jonathan Soriano. ¿Qué significa para el equipo el delantero español, algo así como el toro del escudo, no?

Sí, es el emblema del equipo, el jugador más querido por la afición y por el club. Lleva muchos años aquí siempre estando a un nivel muy alto. Y además es el capitán, lo que le da mucha influencia.

¿Y cómo va su compenetración con Dabbur?

No llevamos demasiado tiempo trabajando juntos, Dabbur viene de otra liga, de otro estilo de juego y se está adaptando poco a poco pero es un jugador que nos puede aportar muchas cosas.

”La liga austriaca es muy física, más parecida a la Championship aunque sin tener su nivel”.

¿Cuál es el nivel de la Bundesliga de Austria? ¿Qué diferencias le ves con Israel o la Championship inglesa donde también has estado?

Aquí es una liga muy muy física, más parecida a la Championship aunque sin tener su nivel mientras que en Israel se juega un fútbol mucho más pausado, más técnico y no se abusa tanto del físico como aquí.

Más allá del Rapid y el Austria de Viena, ¿cuáles son los rivales para el título, crees que el Rheindorf Altach puede aguantar arriba o se quedará en la sorpresa del inicio?

Bueno, esta es una liga que sobre todo fuera de casa es muy difícil, todo el mundo te puede ganar, y no es nada fácil ganar a domicilio. Cada año se demuestra. El Altach ha empezado muy bien ante equipos muy fuertes, se ha reforzado muy bien y no es descabellado pensar en que puede aspirar a algo más.

El padre del proyecto del Red Bull Salzburg fue Ralf Rangnick, que luego trajo a Roger Schmidt para desarrollar su idea. De aquello prácticamente no queda nada, pero ¿se sigue notando su influencia en el club?

Sí, sí, porque Rangnick sigue estando en el Leipzig y se nota su influencia aquí y en la compañía.

”Yo lo que quiero es ser mejor entrenador cada día y voy donde siento que puedo mejorar como entrenador”.

¿Estar en Austria es un paso previo a ligas más competitivas o esperas asentarte en el proyecto Red Bull?

La verdad es que tuve propuestas para entrenar en España antes de venir aquí y elegí venir a Austria, por lo que no me marco ninguna meta. Yo lo que quiero es ser mejor entrenador cada día y voy donde siento que puedo mejorar como entrenador.

De las ligas donde has estado ¿cuál crees tú que se adapta mejor a tu idea de fútbol, o te adaptas tú a las ligas?

Yo intento coger lo mejor de cada liga para ser mejor entrenador, eso es lo que me interesa. No es que haya una liga que se adapte más o menos, soy yo, más bien, el que se tiene que adaptar.

Para finalizar, supongo que entrenar en la fase de grupos de la Champions sería un premio que os haría crecer tanto a la compañía como a ti.

Sí, significaría que nos lo hemos merecido. No es fácil jugar tres eliminatorias y ya te digo que este club nunca ha jugado la Champions y no siempre juega la Europa League. O sea, que estamos muy contentos de lo que hemos conseguido y ahora intentaremos luchar para llegar lo más arriba posible.

Fuente imagen principal:  Alexander Hassenstein (Bongarts/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!