Habían pasado nueve minutos de la vuelta de semifinales de Copa Libertadores entre el Atlético Nacional y el Sao Paulo, cuando el equipo brasileño marcó el 0-1 en el Atanasio Girardot de Medellín. Aunque los colombianos mantenían ventaja en el global gracias al 0-2 obtenido en el Morumbí, el gol tempranero abría la puerta para una posible remontada y hacía sufrir a la afición ‘verdolaga’. Al minuto 16, Orlando Berrío filtró un pase en tres cuartos de cancha para el número 23 del Nacional, que con un sprint dejó atrás a su marcador. El atacante ingresó al área y con un potente cruzado de zurda el balón se incrustó en el arco brasileño, para brindar calma dentro y fuera de las tribunas verdiblancas y disminuir al mínimo la esperanza del Sao Paulo.

Miguel Ángel Borja llegó a las filas del Nacional oficialmente el 1 de julio de este año, 2016. Su primer partido con el ‘Rey de copas’ fue la ida en el Morumbí, donde el delantero de 23 años fue la figura del partido al marcar el doblete que otorgó la ventaja al Nacional; para la vuelta de nueva cuenta dio muestra de su calidad, al anotar el 1-1 parcial que daba tranquilidad a su equipo, y posteriormente el 2-1 definitivo.

A pesar de su juventud, Borja ha formado parte de diversos equipos, dentro y fuera de Colombia. Con apenas 18 años debutó en el América de Cali, con una participación mínima, lo que lo llevó al Cúcuta Deportivo, donde tampoco encontró continuidad; su siguiente destino fue Cortuluá en la segunda división colombiana, donde tuvo un mejor paso. Del conjunto tulueño pasó a La Equidad, donde marcó cuatro goles en dos partidos, suficiente para que el Livorno lo fichara; no obstante, su estadía en el Viejo Continente no fue muy exitosa y volvió a Sudamérica, específicamente al Olimpo argentino. Tras una campaña regresó a su país natal con el Independiente de Santa Fe, donde fue relegado por el técnico Gerardo Pelusso.

La carrera de Borja parecía estar estancada con 22 años, a pesar de haber tenido un buen paso con la Selección sub-20 y de haber jugado en Europa a su corta edad.

La carrera de Borja parecía estar estancada con 22 años, a pesar de haber tenido un buen paso con la Selección sub-20 y de haber jugado en Europa a su corta edad. Sin embargo, su carrera dio un giro tras salir del Santa Fe y volver al Cortuluá de cara al Tornero Apertura 2016. Con el ‘Equipo Corazón’, Miguel Borja explotó por fin las habilidades que había mostrado en destellos. Aunque corpulento, el nacido en Tierralta, Córdoba, se caracteriza también por una gran zancada y una pegada’ de calidad con ambas piernas, lo que quedó de manifiesto con los 19 goles que marcó en el Apertura para hacerse con el título de goleo, con los que rompió el récord de goles en un torneo corto, ostentado por Jackson Martínez con 18 tantos.

Su gran temporada fue vital para que el Cortuluá alcanzara las semifinales del fútbol colombiano, donde caería en penales frente al Independiente de Medellín, a la postre campeón. El paso demoledor que tuvo con los tulueños provocó que varios equipos comenzaran a cortejarlo, aunque finalmente fue el Atlético Nacional el que se hizo con sus servicios.

Madurez, perseverancia y humildad caracterizan a Miguel Borja.

De Cortuluá salió como líder de goleo y segundo goleador histórico del club. Para Oscar Martán, presidente del equipo, el momento que vive Borja obedece a una madurez que ha alcanzado con los tropiezos vividos en su carrera, que solamente provocaron que el jugador se exigiera más a diario para mejorar. Utileros del club hacen mención también a la perseverancia y humildad que muestra el 23 del Nacional, además de la fe que profesa de forma constante, dentro y fuera del campo.

A pesar de todos los elogios, Borja mantiene los pies en el piso y afirma que sin la calidad de sus compañeros y sin la ayuda de Dios sería imposible estar donde está. Hoy Nacional está a dos partidos de ganar un título que se le niega desde 1989; tras una campaña fenomenal, la Copa Libertadores puede volver a las vitrinas ‘verdolagas’, y muchas de las esperanzas del equipo se mantienen puestas en los botines de Miguel Borja.

Fuente imagen principal: RAUL ARBOLEDA (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!