Ahora, con su fichaje por el Tottenham, el titular que sale fácil es el de “el jugador que hace un año estaba en segunda y ahora ficha por el Tottenham”. Por esa frase, podríamos pensar que todo ha ido muy rápido para Janssen y que sus últimas temporadas han sido un paseo para él. Y sí, todo ha ocurrido demasiado rápido, hasta el propio jugador lo reconoce, pero ha tenido que tomar decisiones duras, aguantar la presión y saber manejar la repentina fama como lo ha hecho.

Llegó a la cantera del Feyenoord en 2009, y en los campos de Varkenoord, la ciudad deportiva del Feyenoord, coincidió con algunos futbolistas como Vilhena, Boëtius, Karsdorp, van Beek, Kongolo o Nathan Ake. De estos siete hombres mencionados, los entrenadores vieron potencial de primer equipo a todos ellos excepto a uno, quien, con 19 años, tuvo que hacer las maletas y buscarse un nuevo destino para seguir luchando por sus sueños.

Si después de cuatro años demostrando tu valía en la cantera de uno de los clubes más prestigiosos de tu país te echan, no es fácil mantener la calma y pensar que es solo un tropiezo en una carrera de fondo. Y menos si todavía no eres más que un adolescente. Pero Vincent tuvo la suerte de haber sido hijo de Annemarie Verstappen, nadadora profesional y medallista olímpica con la selección de los Países Bajos. En su propia madre tenía a un ejemplo como deportista que seguro que le enseñaría que no hay que rendirse en los malos momentos ni sobreestimarse a uno mismo en los buenos. Que los grandes logros no se consiguen de un día para otro y que hay que ganárselos a base de esfuerzo y sacrificio. Parafraseando al cholismo, que si se cree y se trabaja se puede y que con una cabeza bien amueblada y una pizca de talento se pueden hacer grandes cosas, En definitiva, lo que es el deporte de élite.

Tuvo ofertas de equipos de la Eredivisie, pero claro, estos clubs de tan alto nivel no podían ofrecerle demasiados minutos a un descarte de la cantera del Feyenoord. En vez de elegir jugar en un Primera, sabiendo que no sería demasiado importante en el equipo pero que ya llegaría su oportunidad, prefirió bajar el nivel hasta un Segunda donde le asegurasen una mayor presencia en los partidos y, entonces sí, demostrar su olfato goleador.

“Quería un club en el que me pueda desarrollar como jugador en paz, con gente de confianza que pueda apoyarme. Mi objetivo era dar el salto a la Eredivisie en dos años”, declaraba Janssen 

Y así lo hizo. Eligió al Almere City, y allí encontró al que sería su maestro primero a nivel de clubes y después a nivel de selección. Fred Grim le esperaba para hacer de él uno de los delanteros más prometedores del fútbol mundial.

En Almere fue mejorando sus registros fijándose en otros delanteros como Huntelaar o Luuk de Jong. Así mejoró su destreza con la diestra y la colocación, y así estar siempre preparado para rematar de cabeza. Su entrenador decía esto de él: “Janssen tiene todas las cualidades adecuadas para ser delantero centro: juega bien de espaldas a la portería, sabe cómo colocarse, es rápido y se mueve bien, trabaja duro sin balón y presiona muy fuerte. Es importante destacar que es ambidiestro, lo que hace que sus movimientos sean difíciles de predecir dentro del área. Puede ir por la derecha o por la izquierda. La mayoría de delanteros solo pueden definir bien con una pierna, y así son mucho más fáciles de marcar”.

Después de marcar 32 goles en las dos temporadas en el Almere City, era la hora de dar el siguiente paso. La Eredivisie era la siguiente etapa y varios equipos le esperaban con los brazos abiertos. Entre ellos, el Utrecht con uno de los proyectos deportivos más ilusionantes del país o el Heerenveen. Pero el AZ era el que mejor sistema tenía para el juego de Janssen y las conversaciones con quien más tarde sería su entrenador, John van den Brom, que contactó con él varias veces personalmente, sobre la idea de fútbol que quería implantar en el AZ y su rol en el equipo le terminaron por convencer.

El propio club de Alkmaar también se había fijado en él antes. La hermana de uno de los ojeadores del AZ conocía a la madre del futbolista. Y como si de un chiste surrealista se tratase, allí acudió a observar al hijo futbolista de la amiga nadadora olímpica de su hermana para quedar maravillado con su juego. Lo que vio aquel día le dejaría tan impresionado que consiguió convencer a la directiva de que pagasen medio millón de euros por ese chaval de 21 años que estaba despuntando en Segunda. Además, a van den Brom también le venía bien un nuevo delantero antes las inminentes salidas de Aron Jóhansson al Werder Bremen y Steven Berghuis al Watford.

Comenzó la temporada con el AZ y no todo fue como hubiese querido ni él, ni el club, ni los aficionados, a pesar de haber ayudado a clasificarse para la fase de grupos de la Europa League en la previa contra el Istanbul Basaksehir interviniendo con un gol y una asistencia en los únicos dos goles que hubo en el partido. Comenzó la liga como titular, también la fase de grupos de Europa League, pero el gol no terminaba de llegar. Hasta el 4 de octubre (es decir, la jornada 8) no pudo marcar su primer gol. Rompió el hielo con un doblete contra el Twente, sentenciando el partido en el minuto 73.

Pasó 2015 y era comprensible que los aficionados se preguntasen a qué se debía tanta confianza en Janssen, si había llegado a noviembre habiendo marcado solo tres goles. Los goles no llegaban, es cierto, pero se veía que tarde o temprano llegarían. Se movía bien en todas las jugadas de ataque y lo intentaba, pero no tenía ocasiones claras de gol. Se tenía que conformar con disparos desde fuera del área o en mala posición para poder probar puntería. Por ello, van den Brom le siguió dando su confianza, y este le respondió como mejor sabe hacerlo.

Noviembre ya fue un gran mes para él a nivel individual, siendo importante en las victorias ante el Vitesse y el Heerenveen y logrando ver puerta, por fin, en los grupos de la Europa League. Pero solo fue el aperitivo de la locura que sería 2016. El dato es abrumador: de los diecisiete partidos que ha jugado de liga este año, ha marcado al menos un gol en todos ellos excepto en tres. En dos de ellos hizo un doblete, en otro un hat trick –precisamente ante el Feyenoord, los mismos que decidieron dos años atrás que ese chico ‘no valía’- y un póker de goles ante el PEC Zwolle.

Su gran temporada obligó a Danny Blind a convocarle para la selección absoluta después de haber marcado seis goles en cinco partidos de clasificación para la Eurocopa sub-21. Las expectativas en él no eran pocas, tenía que ser el relevo generacional de los dos máximos goleadores de la selección neerlandesa. Van Persie ya se quedó fuera de la convocatoria, y Huntelaar no jugó ningún partido de este primer parón al que acudió Janssen. Los intentos de Dost y De Jong por ser el 9 de la Oranje no habían logrado resultado, y ahora era su turno. En el primer amistoso contra Francia solo pudo jugar nueve minutos, pero en el segundo ante Inglaterra anotó un gol y asistió a Narsingh en el segundo para batir a los anfitriones por 1-2. El chico no tenía respeto por nada, llegaba a Wembley –donde jugará la Champions este año con el Tottenham- con 21 años y conseguía remontar un gol de Jamie Vardy, el delantero de moda del fútbol mundial, a una de las favoritas para la Eurocopa de Francia de unos meses después.

“Ahora la gente me dice: “tienes que tener cuidado de que no vayas demasiado rápido”, pero, ¿qué es ir demasiado rápido? Voy rápido, pero no demasiado. Disfruto de cada momento” – Vincent Janssen para Panorama

Janssen acabó la temporada siendo el jugador más joven en marcar más de 25 goles en una Eredivisie desde, nada más y nada menos, que Ronaldo. Como no podía ser de otra manera, el Johan Cruyff Award for Young Talent of the Year fue suyo, un premio individual que tienen, entre otros, Robben, Sneijder, Seedorf o Bergkamp. Y en acierto de cara al gol, si lo comparamos con quien será su compañero de delantera este año, Harry Kane, también sale vencedor: Vincent marca el 23,7% de las veces que tira a puerta, a diferencia del inglés que lo hace solo el 20,5% de las veces.

Es el típico futbolista que gusta a todos los entrenadores. Sobre todo por lo más evidente, el gol, pero esto lo complementa sin negociar ni un ápice de esfuerzo en cada partido. Además, como hemos resaltado anteriormente, tiene una mentalidad muy ganadora y una personalidad propia de una estrella, que sabe dónde está, lo afortunado que es y difícilmente se perderá entre la fama y el dinero como les puede ocurrir a los futbolistas jóvenes que se ven en lo más alto demasiado pronto:

“Uno siempre tiene que disfrutar lo que hace, eso es lo más importante. Si vas a algún sitio de mala gana, nunca darás el 100% de ti mismo. Puede que vaya a hacer una comparación extraña, pero hay un montón de gente en este mundo que solo puede soñar con lo que tenemos. A veces no somos conscientes de la buena vida que tenemos en el mundo occidental. Tenemos un techo, algo de comer cada noche… Eso no es ‘normal’ en todas partes” – Vincent Janssen para Panorama

Llama la atención que teniendo ofertas de equipos como el PSG, por ejemplo, ya sin Ibrahimovic y sabiendo que podría tener minutos en uno de los mejores clubs del mundo la rechazase por jugar en el Tottenham, donde tendrá a Kane como un duro competidor por el puesto de 9. Desde que se reunió con Pochettino y la directiva en Londres en el mes de junio lo tenía claro: quería ser un Spur. El Tottenham tiene un equipo joven, Pochettino ha demostrado que sabe cuidarlos y facilitar su desarrollo, y además coincidirá con varios exjugadores de la Eredivisie como Michel Vorm, Alderweireld, Vertonghen o Eriksen que seguro que podrán ayudarle en su adaptación.

Como futbolista tiene todas las cualidades que se pueden esperar de los actuales grandes delanteros del mundo. En cambio, no responde al perfil del típico delantero holandés muy técnico. Es rápido, tiene buen pase, sabe regatear (47% de acierto en regate esta temporada) y además tiene el plus de ser ambidiestro: de sus 27 goles en Eredivisie, 15 son con la izquierda, 10 con la derecha y 2 de cabeza. Otro de sus fuertes es el juego de espaldas y su corpulencia a pesar de su escaso 1,80m de altura. Sabe utilizar su cuerpo y encontrarse los huecos necesarios para recibir de espaldas, darse la vuelta y encontrar el tiro a puerta.

Siempre nos queda la duda de cómo rendirá un chico recién salido de Holanda en una gran liga. ¿Será el nuevo Ruud van Nistelrooy o el nuevo Alfonso Alves? Eso nunca se sabe, pero hay motivos para creer. ¿Por qué no? ¿Por qué no iba a rendir tan ben como lo ha hecho con la selección, con el Almere City y con el AZ? Por sus características, si alguien puede seguir rindiendo al nivel que lo ha hecho también en las islas, es él. Después de que van Nistelrooy, Kuyt y Luis Suárez se convirtiesen en ídolos justo después de salir de Holanda, con Janssen esperamos encontramos ante un cuarto episodio de grandes ‘9’ made in Eredivisie. Una nueva esperanza.

Fuente imagen principal: Dean Mouhtaropoulos (Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!