El fútbol mexicano ha vivido a lo largo de los últimos años a la espera de que aparezca el jugador que por fin le permita dar el salto a nivel internacional. Dos títulos mundiales en la categoría Sub-17, en 2005 y 2011, y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 alimentaron como nunca antes la expectativa de la afición; no obstante, en la Copa del Mundo de Brasil 2014, México volvió a quedarse atascado en los octavos de final, como ha sucedido en los últimos seis mundiales. Los posibles guías del fútbol mexicano a la gloria han desfilado, algunos con más pena que gloria, en los últimos 11 años. La ‘generación dorada’ que se coronó en Perú 2005 jamás dio el salto de calidad que se esperaba; de dicho plantel, Carlos Vela y Gio dos Santos pintaban para ser los estandartes aztecas en Europa, pero ni en sus clubes ni en la selección han demostrado lo que se esperaba de ellos.

Hoy día, las principales esperanzas mexicanas provienen de un mismo club: Pachuca.

A pesar de ello, hoy las principales esperanzas provienen de un mismo club. Pachuca, reciente campeón del Clausura 2016, ha desarrollado una academia de fuerzas básicas que sobresale a nivel nacional. De ella destacan tres nombres clave en la obtención del título: Rodolfo Pizarro, Érick Gutiérrez e Hirving Lozano, siendo éste último el jugador más destacado de la cantera del club ‘tuzo’.

Lozano forma parte de la selección que actualmente disputa la Copa América Centenario. En el partido en el que México derrotó 3-1 a Uruguay, el ‘Chucky’, como apodan a la joven promesa, ingresó al terreno de juego al minuto 54 y fue fundamental para romper el empate momentáneo, al participar en los dos goles que darían el triunfo al ‘Tri’, lo que le valió el reconocimiento de propios y extraños. Con 11 años, Lozano llegó a las categorías inferiores del Pachuca. En el club hidalguense completó los procesos en todas las categorías, donde dio muestras de su atrevimiento con el balón, hasta debutar con solo 18 años, primero en la Copa MX y posteriormente en liga. Durante su paso en las inferiores del club ‘tuzo’ destacó en la Manchester United Premier Cup, torneo juvenil de clubes donde el Pachuca sub-15 cayó 3-1 en la final frente a su similar del Barcelona, que contaba en sus filas con jugadores como Sandro, Hector Bellerín y Keita Baldé.

El debut en primera división no pudo ser mejor para el ‘Chucky’ pues ingresó de cambio frente al América en el imponente Estadio Azteca; con siete minutos por jugarse, tomó el balón en medio campo, condujo hacia el área, encaró al defensa americanista y tras deshacerse de la marca soltó un disparo de zurda que dejó parado al arquero y se coló al fondo de las redes, para darle el triunfo por 0-1 al Pachuca.

Lozano fue clave en la consecución del campeonato CONCACAF 2015 con el sub20 mexicano, ganando la Bota de Oro con cinco goles.

Con Enrique Meza se ganó un lugar en el once titular, jugando como extremo derecho o delantero, y tras la llegada de Diego Alonso se volvió fundamental en el esquema del uruguayo, donde comenzó a jugar como extremo izquierdo. De la misma forma, en la selección Sub-20 fue vital para la obtención del campeonato de CONCACAF en 2015, en el que se llevó la Bota de Oro con cinco goles, compartida con Romain Gall de Estados Unidos. Su primer partido oficial con la selección mexicana, ocurrido este año, fue también de ensueño. En partido de la eliminatoria a Rusia 2018, Lozano marcó el 0-2 parcial frente a Canadá y a partir de ese momento se volvió habitual en las convocatorias de Juan Carlos Osorio, quien se refiere a Hirving como ‘’un jugador extraordinario’’.

Marco Garcés, director deportivo del Pachuca, declaró que la subida de Lozano en las categorías inferiores fue difícil por sus condiciones físicas endebles; a esto se sumaba la actitud revoltosa del ‘Chucky’, lo que cambió cuando se convirtió en padre a los 18 años, un par de meses antes de su debut; el mismo jugador afirma que su familia, su esposa y su hija son quienes le hacen poner los pies en la tierra. Entre las cualidades de Lozano destacan su velocidad y desequilibrio al atacar por la banda. Al encontrar un espacio abierto es letal frente a su marcador y no duda en encarar para deshacerse del rival; de igual forma, destaca su capacidad de elegir encarar, sin abusar de la gambeta, o apoyarse en un compañero para jugar fácil, además de su buen disparo.

Tras ser pieza clave en el campeonato del Pachuca, donde colaboró con ocho goles y seis asistencias en 23 partidos, Lozano fue llamado para conformar el plantel que disputa la Copa América y existe la posibilidad de que también forme parte del equipo que buscará refrendar el oro olímpico en Río 2016. Ambas competencias son una vitrina para que el ‘Chucky’ dé el salto a Europa, que parece inminente. Entre los equipos que han mostrado interés se encuentran el PSV Eindhoven, el Schalke 04 y el Porto, aunque el Manchester United parece ser quien lleva mano, al grado de que diarios ingleses han hecho eco de la posible llegada del mexicano; en entrevistas Lozano ha declarado que de jugar en Europa, la liga inglesa sería su primera elección.

Tras conseguir el título con Pachuca, Hirving Lozano cumplió el primer objetivo de su prometedora carrera.

Tras conseguir el título con Pachuca, Hirving Lozano cumplió el primer objetivo de su prometedora carrera. Con el ‘Tricolor’ intentará obtener su primer título en selección mayor, con el deseo de que esto le permita cumplir el sueño de jugar en el Viejo Continente. A pesar de su juventud, el ‘Chucky’ ha demostrado una madurez envidiable; lo anterior, sumado a su calidad técnica, brinda la esperanza de que deje atrás los fantasmas de las promesas que nunca fueron y se convierta en la realidad que comande a México a nivel internacional.

Fuente imagen principal: YURI CORTEZ (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!