No hace tanto frío como cabría esperar de un día tres de diciembre. Es mediodía y el sol se alza alto. Anoche era diferente y Vallecas apenas superaba los cinco grados. El campo presenciaba partido de Copa y Zhang Chengdong, o Dudú, debutaba con la camiseta franjirroja. De esta forma se convertía en el primer futbolista de nacionalidad china en jugar en el fútbol español tras Shang Yi, que ya jugó en el Xerez, dejando atrás etapas en su país natal, Portugal o Alemania. Incluso una muy breve en Italia, cuando solo contaba con catorce años. De todo aquello, de Jémez, de Camacho, de Manzano y del fútbol chino en general charlamos con él durante ese mediodía tan atípico de diciembre.

Debutaste ayer, ¿lo esperabas?

Si, ya llevaba esperando mucho tiempo, unos 130 días más o menos han pasado desde que llegué aquí, pero estoy muy contento por haber debutado y por ser el primer futbolista chino en jugar aquí, en España. Por poder demostrar mi calidad, mi ambición. Yo quiero seguir mejorando.

Te ovacionaron ayer cuando debutaste en Copa…

Sí, me siento apoyado. Me ovacionan cuando toco la pelota, cuando disparo o cabeceo, ellos me animan mucho. Es un espectáculo esto.

¿Cómo sienta ser el primer futbolista chino en jugar en España?

Estoy muy contento, mucho. Es un momento espectacular. Las noticias, todo el mundo está alegre en China porque que yo esté aquí es histórico para el fútbol chino. Soy el primero. Nunca había pasado esto. Es historia.

¿Qué tal te adaptaste al fútbol español?

Bien, jugué en Portugal y es muy parecido a España. Cultura, lengua…. Además, Zé Castro, Bebé o Manucho me han ayudado con el idioma. La adaptación ha sido buena porque además pude viajar a China para jugar con la selección, tres veces. Ha pasado rápido todo.

¿Y Vallecas?

Vivo a dos minutos en coche de la ciudad deportiva. Esta zona (Ensanche de Vallecas) es más tranquila, no hay tanta gente pero, por ejemplo, al lado de mi casa hay una cafetería y cuando todos los días voy a tomar café hablamos sobre el Rayo Vallecano.

En la selección china coincidiste con Camacho, que llegaba como seleccionador. ¿Qué os aportó como entrenador?

Si, intentó cambiar el fútbol chino pero eso es muy complicado, mucho. Y por China han pasado muchos entrenadores extranjeros pero es complicado por la mentalidad de China. Allí es ‘mentalidad y cordura de chinos’, muy diferente a Europa. Yo he jugado aquí en Europa y es muy diferente todo. Por eso hay tan pocos jugadores chinos jugando fuera.

¿Por eso triunfan tan poco los futbolistas chinos fuera de China?

Generalmente, el jugador chino no conoce el verdadero fútbol. Ellos entrenan pero no compiten. No tienen ese afán de superación, no piensan en mejorar. No piensan en entrenar más fuerte, ganar experiencia. No tienen competitividad.

¿Qué grandes diferencias has encontrado entre el fútbol europeo y el chino?

Aquí la táctica es mucho mejor. Paco Jémez tiene una táctica mucho más avanzada que la de China. Alli solo dos clubes juegan bien al fútbol. Beijing Guoan, mi ex club, con Manzano, y el Guangzhou Evergrande, que hace poco fue campeón de la Champions de Asia.

Y estuviste en el AC Milan cuando eras un crío…

Si, cuando yo estaba en el colegio, con catorce o quince años, el Milan organizó un torneo. Yo jugué en ese torneo y me seleccionaron, en Shanghái. Y me fui para Milan, para aprender con ellos un par de semanas.

Y la etapa con Manzano, ¿cómo fueron aquellos dos años?

Esos dos años fueron espectáculo. Ganamos muchos partidos, el míster era muy buena gente, siempre con paciencia, enseñando a los jugadores, ensenándonos táctica y mentalidad española. Jugamos muy bien y casi ganamos el campeonato. El primer año quedamos segundos luchando hasta la última jornada.

Cambias el fútbol chino por la segunda división portuguesa, ¿cómo ocurre eso?

En China yo tenía problemas de cobro y contrato con el club. Me querían renovar cinco años, además, y yo me negué. Entonces mi agente me ayudó y me llevó hasta Portugal. Experimenté y le gusté al técnico.

Y le marcaste un hattrick al Sporting CP….

Si, en la Taça de Portugal. Fue hace mucho, cuando yo jugaba de extremo izquierdo.

Y ayer mira, jugaste de lateral izquierdo.

Si, hace muchos años yo jugué en muchas posiciones salvo portero o central. En Portugal jugué en casi todas las posiciones, yo jugaba bien e iba cambiando.

¿En China se ve mucho fútbol español? Aquí se ha cambiado el horario de los partidos para que el mercado asiático pueda disfrutar de ellos.

En China hay mucha afición al fútbol español. Real Madrid, Barcelona tienen muchos aficionados allí… La liga se ve, hay televisiones con derechos y se televisa allí en China.

Y ahora muchos empresarios chinos han llegado al fútbol español. Al Rayo Vallecano mediante patrocinio, al Atlético de Madrid, al Espanyol… ¿Por qué se produce esto?

Si, en China creemos que esta es la liga con más calidad del mundo. Es por eso que muchas compañías quieren comprar clubes españoles, quieren mandar jóvenes a aprender, también entrenadores.

Un país muy poblado pero que no destaca por su fútbol, ¿por qué?

Depende todo de la formación. Como dices, en China hay mucha gente pero no tienes mucha gente para jugar al fútbol. Ese es el problema, no tienes niños que jueguen al fútbol. Y eso que ahora está empezando a mejorar todo. La formación es lo más importante, los clubes de china no deben de pagar mucho dinero para traer un jugador famoso. Tienen que cuidar la formación, gastar el dinero en eso, ayudar a jóvenes, a niños. Ellos son el futuro. Se puede comprar, sí, pero hay que destinar parte del dinero a potenciar la cantera.

¿Qué te ha hecho cambiar como futbolista Paco Jémez? ¿Crees que has mejorado?

Me ha ayudado mucho, sí. Tácticamente, los movimientos, todo es nuevo, es diferente a China, es mucho más avanzado. El míster me enseña como marcar a un atacante del otro equipo, el 1v1, cuando organizamos la línea de defensa. Estoy aprendiendo muchas cosas.

Qbao entró esta temporada a patrocinar al Rayo Vallecano y eso acabó provocando tu llegada. Se habló mucho de ello en prensa, incluso Jémez en rueda de prensa. ¿Te afectó?

Sí, me molestó. En China también hay gente que piensa eso. Felipe Miñambres (el director deportivo del Rayo Vallecano) me trajo aquí por ellos pero yo tengo calidad para jugar aquí y cuatro años atrás, cuando yo estaba en Portugal, Felipe viajó muchas veces para verme jugar y estuve cerca de fichar por el Rayo entonces. Por aquel entonces no había nada de Qbao. Y cuando Qbao entra con el Rayo llegan al acuerdo de que un futbolista chino tiene que llegar al Rayo Vallecano. Felipe recibe una lista con cientos de jugadores chinos y no la mira. Dice que si tiene que venir un jugador chino que sea Dudú.

Fuente: Gonzalo Arroyo Moreno (Getty Images)

*Zhang Chengdong durante su etapa en el Rayo Vallecano.

Share This

Compartir

Share this post with your friends!