Un dieciséis de octubre de 1993 nacería en Accra, una enorme ciudad costera de Ghana, Frank Opuku Aechampong. Hoy en día le conocemos por dos razones: el magnífico Mundial Sub20 que hizo con su selección en 2013 y por ser miembro de la plantilla del Anderlecht. Y digo solo miembro porque a sus veintidós años, el bueno de Acheampong ha podido vivir etapas donde era indispensable y etapas donde apenas contaba para el entrenador. En total, ochenta y cinco partidos oficiales con el primer equipo del Anderlecht y cinco con la selección de Ghana. Adentrémonos en su historia.

Acheampong comenzó su carrera profesional a los 16 años, jugando en el King Faisal Babes, un club de Kumasi. Allí solo estuvo una temporada, pues el Berekum Chelsea, uno de los clubes importantes del país, que se inspiró en el Chelsea inglés para su fundación y del que cogió prestado nombre y colores, lo fichó. Es curioso lo que viene ahora, un alto cargo del gobierno de los Emiratos Arabes Unidos invitó a Acheampong a probar sus habilidades en el Manchester City, en la base que el club inglés había establecido en Abu Dhabi tras la adquisición del club por parte del jeque. Él accedió y allí fue observado no solo por los empleados del equipo inglés, si no también por otros clubes.

En febrero de 2011 le llegó una oferta de la primera división tailandesa, concretamente del Buriram United. Solo tenía diecisiete años y se marchaba a jugar muy lejos de casa, a una liga totalmente desconocida incluso para el público más parabólico. Allí disputó cincuenta y séis partidos en los cuales anotando diecisiete goles. Es curioso, por sus habilidades y características físicas los aficionados tailandeses empezaron a hablar de él como un pequeño Messi en potencia y él mismo reconoció que siempre enfocó su juego a ser como el astro argentino: ”Desde pequeño, yo quería ser como Messi. Es un fantástico futbolista. Tiene calma con la pelota y lo hace fácil para anotar. Yo espero poder jugar contra él algún día. Ese es mi sueño’. Además, fue elegido mejor jugador del último campeonato que disputó allí, con tan solo dieciocho años y jugando como extremo, sobre todo en la izquierda. Sus buenas actuaciones le valieron la convocatoria con Ghana, debutando en 2012 con el primer equipo del combinado nacional. Además, el verano de 2013 participó en el Mundial Sub20 de Turquía cuajando una gran actuación y anotando 2 goles.

Fue un año ajetreado para Acheampong. Entrando en el invierno fue invitado por el Celtic para hacer unas pruebas con el histórico club escocés pero, finalmente, en enero de 2013 se oficializó su cesión al RSC Anderlecht. Durante esa media temporada el ghanés solo disputó partidos con el Sub21 del Anderlecht, tanto en la liga local como en la Next Gen Series, antigua UEFA Youth League, donde se recuerdan sus dos goles ante el AC Milan que les dieron el pase a siguiente ronda. Incluso se habló por aquel entonces de que el Milan se había interesado por él. Finalmente su traspaso se cerró a finales de abril por 1M de euros. Acheampong era nuevo jugador del Anderlecht de forma completa.

Con el tiempo se hizo un hueco en el primer equipo, ganándose la titularidad en la banda izquierda ya fuera como lateral o como extremo. Además, es un futbolista que aporta al entrenador la capacidad de sorprender desde el banquillo gracias a su electricidad y desborde. Algo que ya demostró en su primer año con el equipo capitalino. En su gol ante el KAA Gent, el primero con la camiseta del Anderlecht, se puede apreciar su punta de velocidad y la potencia de su tren inferior.  Además, ha debutado con la selección absoluta de Ghana, anotando en su segundo partido oficial con ellos.

Acheampong ha declarado ser fan incondicional de Usain Bolt, lo que ya ha provocado las primeras comparaciones entre los aficionados del equipo malva. Además, también ha confirmado haberse adaptado muy bien a Bélgica… ”Tras 2 temporadas en Tailandia puedo decir que me encantaba la comida talindesa. También me he adaptado bien a Bélgica, me encanta su comida. Sobre todo las patatas fritas, sé que para un deportista no es lo mejor pero es la verdad”. Parece que todo marcha sobre ruedas en el plano personal aunque, sin embargo, en lo deportivo se ha estancado un poco teniendo menos minutos esta campaña. Calidad y potencial tiene, desde luego, pero la irregularidad está siendo el principal hándicap de Acheampong desde que llegó al Anderlecht. Eso si, tiene tiempo de sobra para relanzar su carrera…

Fuente imagen principal: ISSOUF SANOGO (AFP/Getty Images)

Share This

Compartir

Share this post with your friends!